¿A dónde va la pelota?

Luis Alvarado De Sousa | Foto: The Washington Post.-


Nuevos tiempos se avecinan para el béisbol. Como todo en esta vida, se cierran etapas y se inician otras nuevas, esta vez le tocó a nuestro querida pelota. La MLB ha empezado a usar su reciente asociación con la Liga del Atlántico como un conejillo de indias, para buscar nuevas alternativas, en la empecinada búsqueda de agilizar y perfeccionar el juego para las nuevas generaciones de fanáticos.

En primer lugar, tenemos la modificación a la regla del robo de la primera base. Dos venezolanos, Anderson de la Rosa y Alejandro Chacín sufrieron y fueron testigos de este histórico suceso. En segundo lugar, la inclusión de la tecnología a la hora de cantar bolas y strikes. Los umpires tendrán una precisión exacta de cada lanzamiento con unos audífonos que dictarán las sentencias.

No obstante, creemos que los cambios en estas reglas dificilmente puedan agilizar un espectáculo que ha cautivado a millones de fanáticos por 150 años. Muchos se preocupan por la vejez de los espectadores del béisbol en la TV, pero no se han dado cuenta que esta nueva generación de fanáticos ya no está pegada a la televisión para ver a sus ídolos. Plataformas como YouTube es la televisión de la juventud y es ahí a donde deben apuntar las Grandes Ligas para recuperar la batuta en el espectáculo.

Hace un año, un intento con Facebook no fue próspero, no obstante la nueva alianza de la Gran Carpa con Google ha traído sus réditos.  MLB y YouTube hicieron una alianza para transmitir un partido semanal y en exclusiva para esta plataforma. Sólo la primera emisión de esta nueva iniciativa dejó una marca de más de 200 mil espectadores conectados en todo momento al compromiso que disputaron los Dodgers de los Ángeles y los Phillies de Filadelfia.

De igual forma, los videojuegos son uno de los grandes ganchos con los que cuenta la liga para atrapar a nuevos fanáticos. «MLB The Show 2019» cuenta con un realismo que hace dudar si estamos viendo una transmisión televisiva o es un videojuego.

Entonces nos preguntamos: ¿El problema es el juego o es la forma de hacer llegar el juego?. A nuestro entender, hay iniciativas por un lado como las del «robot-umpire», que pueden traer justicia a los compromisos a costa de la emoción en las discusiones acaloradas por el conteo con los principales. Por otro lado, encontramos los cambios de reglas que quieren forzar a como dé lugar, una agilización que puede terminar desnaturalizando la esencia del juego que tanto queremos.

En cualquier caso, lo importante es que los responsables de llevar a cabo la transición del béisbol a esta nueva era, lo hagan con cuidado a la esencia que siempre ha caracterizado a este deporte.

¿Te gustó el artículo? Compártelo en tus redes sociales

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

  • director@tonycittadino.com