Djokovic derrotó a Karatsev y jugará otra final en Melbourne

AS.- Novak Djokovic jugará su vigésima octava final de Grand Slam, novena en Australia, tras superar con comodidad al ruso Aslan Karatsev, gran revelación del torneo ‘aussie’, en tres sets por 6-3, 6-4 y 6-2, en una desangelada aunque ‘caliente’ Rod Laver Arena tras la vuelta del público a Melbourne Park una vez levantado el confinamiento de cinco días en la capital del estado de Victoria.

El duelo respondió a las expectativas, con un ‘Nole’ implacable al servicio merced a sus 17 ‘aces’ y su 68 por ciento de primeros saques, confirmando las buenas sensaciones que ya había ofrecido en la ronda anterior frente a Alexander Zverev, cuando consiguió 23 saques directos.

A ello hay que sumar que el balcánico, de 33 años, apenas cometió 14 errores no forzados -por 30 de su rival- y aprovechó 6 de sus 7 bolas de ruptura.

El número 1 mundial, sin rastro de la lesión que casi le obliga a retirarse en tercera ronda frente al estadounidense Taylor Fritz y puso en duda su participación en los siguientes duelos, no tuvo en definitiva que ofrecer su mejor versión ante un voluntarioso Karatsev que mostró por momentos el tenis que le ha llevado hasta unas semifinales de Grand Slam, convirtiéndose en el primer debutante en llegar tan lejos en la Era Open (desde 1968).

Ocho juegos tardó Djokovic en hincarle el diente a Karatsev, con un rotura de servicio en blanco, tras no disponer previamente de una sola bola de break. El serbio cerró finalmente la manga inicial con dos aces y ocho puntos seguidos, en 36 minutos de entretenido partido.

El segundo set sí fue, al principio, más parecido a lo que uno espera de un enfrentamiento entre el número 1 mundial y el 114 del mundo, con Djokovic quebrando por dos veces el saque a su rival, nuevamente en blanco, y colocándose 5-1, antes de conceder un ‘break’ que dio algo de emoción a la manga, aunque finalmente el serbio logró sacar adelanta este segundo set pese a que el ruso tuvo dos bolas de ruptura en el juego definitivo.

La manga definitiva fue más plácida, aunque Karatsev logró un segundo ‘break’ para igualar a dos antes de ceder los cuatro juegos siguientes. En total, el partido había durado una hora y 55 minutos, exigiendo muy poco al serbio en el plano físico.

Djokovic, que mañana conocerá a su rival en la final, que saldrá del partido que enfrentará este viernes al ruso Daniil Medvedev y el griego Stefanos Tsitsipas, buscará el próximo domingo su decimoctavo título de Grand Slam y su novena corona en otras tantas finales en Australia.

El serbio mantiene un cara a cara favorable con ambos jugadores: 4-3 con Medvedev y 4-2 con Tsitsipas.

De lograrlo, se situaría a sólo dos títulos de Roger Federer y Rafael Nadal, que encabezan la clasificación histórica con 20 entorchados.

Esta ha sido la victoria número 81 del tenista balcánico en Melbourne desde su debut en 2005, donde apenas ha perdido en ocho ocasiones. Federer tiene el récord de triunfos con 102 partidos ganados en el primer Grande de la temporada entre 1999 y 2020.

Foto: EFE

¿Te gustó el artículo? Compártelo en tus redes sociales

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario