Albert Pujols regresa a los Cardenales de San Luis

Italo verde (Caracas).- El torpedero dominicano Albert Pujols, llegó a un acuerdo de un año y 2.5 millones de dólares, con su primer amor y el equipo que lo vio nacer en la Grades Ligas, los Cardenales de San Luis, según fuentes relacionadas con el convenio, para poder disputar su temporada numero 22.

El primera base, y bateador designado de 42 años de edad, vuelve a casa después de 10 años que termino su contrato, que lo llevaría a firmar con los Ángeles de Anaheim en 2012 por Diez temporadas, con uno de los mejores contratos en ese momento en el Béisbol organizado, el cual terminaría el año pasado, siendo dejado en libertad.

Sin embargo, llegaría a un acuerdo con los Dodgers de los Ángeles, que lo mantuvo en el equipo por media temporada, logrando aportar 12 vuelacercas,  38 remolcadas, 48 hits en 85 juegos.

REGRESO A SAN LUIS 

Pujols, en 11 años con los Cardenales pudo conseguir un novato del año (2001) 3 premios MVP de la Liga Nacional (2005, 2008, 2009) y dos Series Mundiales en las temporadas 2006 y 2011. Los grandes momentos de su carrera los vivió en San Luis, y se pudo consagrar con el estatus de estrella en la Béisbol estadounidense.

En lo que será su temporada 22 en la MLB, el apodado «La Máquina», podrá seguir incrementado sus números y seguir logrando récords, ya que forma parte de los miembros de peloteros con +3000 hits, 10 veces seleccionado al juego de estrellas y que mejor forma que hacerlo en el que fue su casa y dónde es una figura importante en la ciudad.

Al regresar, se encontrará nuevamente con viejos conocidos como los son el receptor Yadier Molina y el lanzador Adam Wainwright quienes fueron con Pujols piezas importantes para lograr los títulos en esos años. En lo que sería un perfecto cierre de sus carreras para estos tres peloteros históricos del béisbol.

NUMEROS DE PUJOLS CON SAN LUIS

  • 2073 Imparables
  • 1291 carreras Anotadas
  • 455 Dobles
  • 445 Cuadrangulares
  • 1329 carreras remolcadas
  • .328 de Promedio de Bateo
  • .420 de OBP
  • 1.037 de OPS

Con esto, los Cardenales vuelven a tener quien fuera una de sus máximas figuras durante la primera década del siglo 21, y nuevamente se vuelven a unir para poder conseguir el título número 12 en la historia del club, y el futuro Salón de la Fama juegue una vez más en casa.

Cabe destacar, que Pujols no llega al equipo para ser titular, si no tener un rol mas secundario como se vio con los Dodgers, saliendo desde el banco y aportando con su experiencia a los mas jóvenes del equipo, pero esto no limitara al pelotero de conseguir la flamante cifra de los 700 jonrones en el mejor beisbol del mundo.

 

Foto: MLB

 

Avisaíl García la sacó del parque ante San Luis

Avisaíl García

MLB.- Avisaíl García disparó un jonrón y un doble para totalizar cinco impulsadas, y los Cerveceros de Milwaukee derrotaron el sábado 9-5 a los Cardenales de San Luis, quienes vieron cortada una racha de cuatro triunfos.

El jonrón de García produjo dos carreras ante el dominicano Carlos Martínez, para dar a Milwaukee la ventaja por 3-0 en el quinto acto. García gestionó un boleto con las bases llenas en el sexto y añadió un doble de dos anotaciones en el séptimo.

Su desempeño con cinco empujadas representó su mayor cifra desde que produjo 6 el 20 de mayo de 2017, cuando militaba en los Medias Blancas de Chicago.

Lee también: Eduardo Rodríguez regresó al montículo y se llevó la victoria

Adrian Houser (1-1), abridor de los Cerveceros, aceptó que al menos algún enemigo se embasara en cada uno de sus primeros cinco innings. Fue retirado tras obsequiar un boleto al puertorriqueño Yadier Molina en el inicio del sexto episodio.

Martínez (0-2) permitió tres carreras en cinco entradas. El derecho ha aceptado siete carreras limpias en 10 entradas durante la presente campaña.

Por los Cerveceros, los venezolanos Avisaíl García de 4-2 con dos anotadas y cinco empujadas, Omar Narváez de 4-2 con una anotada.

Foto: MLB

Los Cardenales sorprendieron a los Padres

MLB.- Paul Goldschmidt bateó un jonrón de dos carreras como parte de un racimo de cuatro anotaciones en el inning inicial y los Cardenales de San Luis vencieron el miércoles 7-4 a los Padres de San Diego, quienes vieron arruinado su regreso a los playoffs.

El bullpen de San Luis se mantuvo firme después de que el abridor Kwang Hyun Kim flaqueó durante su debut en la postemporada, y los Cardenales se llevaron el primer juego de la serie de comodín de la Liga Nacional.

San Luis requiere otra victoria para eliminar a los Padres de los playoffs por cuarta ocasión desde 1996. Los Cardenales barrieron a San Diego en la serie divisional de 1996 y de 2005, además de imponerse por 3-1 en 2006, en lo que fue la última aventura de los Padres en la postemporada.

El segundo juego está agendado para este jueves.

Los Cardenales tuvieron la oportunidad de darse un respiro con dos días de descanso antes del comienzo de esta serie. San Luis cerró la temporada disputando 53 juegos en 44 días, incluidas 11 dobles carteleras con apenas un par de días libres.

El equipo vio suspendida su temporada por 14 juegos, de finales de julio a mediados de agosto, a raíz de que 10 peloteros y ocho empleados dieron positivo de COVID-19. A marchas forzadas, los Cardenales debieron ponerse a tono en el acondicionamiento físico durante la campaña.

El derecho Chris Paddack (0-1) no pudo dar a los Padres el impulso que necesitaban con urgencia después de que Mike Clevinger y Dinelson Lameto fueron excluidos del roster para la serie, por lesiones sufridas durante sus últimas aperturas de la temporada regular.

Paddack duró sólo dos innings y un tercio en la lomita, permitiendo seis carreras y ocho imparables. Ponchó a un rival y caminó a otro.

El mexicano Giovanny Gallegos (1-0) se llevó la victoria con una faena de una entrada y un tercio.

Alex Reyes sacó los últimos cuatro outs para acreditarse el salvamento. Cinco relevistas se combinaron para cubrir cinco episodios y un tercio, en los que permitieron tres imparables y una carrera sucia.

Por los Cardenales, el puertorriqueño Yadier Molina de 5-3 con dos anotadas y una empujada.

Por los Padres, los dominicanos Fernando Tatis Jr. de 4-1 con dos anotadas, Manny Machado de 5-1.

Foto: MLB

San Luis no tuvo piedad con Atlanta y clasificó a la Serie de Campeonato

Paul Newberr (AP).-  Los Cardenales convirtieron el SunTrust Park en una máquina gigantesca de pinball. Hicieron que la pelota rebotara por todos los rincones del diamante.

Y cuando los Bravos finalmente sacaron el tercer out de la entrada inicial, estaban ya condenados a un nuevo y descorazonador colapso en playoffs.

San Luis anotó 10 carreras, la mayor cantidad que se haya registrado en la historia durante el primer inning de un juego de postemporada, y apabulló el miércoles 13-1 a Atlanta en el quinto y decisivo juego de la Serie Divisional de la Liga Nacional.

“Fue una locura”, manifestó el dominicano Marcell Ozuna, uno de cinco peloteros que batearon dos veces en la primera entrada. “Tuvimos una buena oportunidad y la aprovechamos”.

Antes de que muchos espectadores se sentaran siquiera en sus butacas, los Cardenales estaban ya virtualmente instalados en la Serie de Campeonato de la Nacional, donde enfrentarán a los Nacionales de Washington en un máximo de siete encuentros, a partir del viernes.

Por la noche, los Nacionales eliminaron a los Dodgers. San Luis no avanzaba a la Serie de Campeonato desde 2014.

“Sabemos que podemos vencer a cualquiera en este momento”, aseveró Kolten Wong.

Peloteros y fanáticos de Atlanta tardarán mucho en digerir esta debacle.

Luego de lanzar siete capítulos en blanco para ganar el segundo juego, Mike Foltynewicz retiró apenas a un bateador antes de que los Cardenales lo vapulearan sin misericordia.

Freddie Freeman cometió un error que abrió la puerta a la catástrofe de los locales. Con el pie, golpeó una pelota, lo que impidió una doble matanza que pudo haber limitado el daño.

San Luis anotó su décima y última carrera del inning en un ponche –el lanzamiento descontrolado rebotó en la tierra y se le escapó al receptor Brian McCann.

“Sólo pudimos hilar varios estupendos turnos al bate”, consideró Wong.

Atlanta ha perdido 10 series seguidas de postemporada. Su último triunfo en una serie de playoffs se presentó hace 18 años.

Con ese número de series perdidas en fila, los Bravos han igualado la ignominiosa marca establecida por los Cachorros de Chicago de 1908 a 2003.

Portando camisetas y gorras conmemorativas, los Cardenales saltaron en el centro del cuadro y se reunieron en el montículo para tomarse una foto, frente a la pizarra del jardín central, que daba cuenta de la paliza.

Por 13ª vez en 21 postemporadas desde que se mudaron a Atlanta, los Bravos finalizaron el año con una derrota en casa.

“Nos quedamos en shock, más que nada”, dijo Josh Donaldson. “No esperas que pase algo así, sobre todo con lo bien que habíamos jugado toda la temporada”.

Dexter Fowler, el primero en el orden de los Cardenales, había visitado tres veces la caja de bateo antes de que la parte baja del orden de Atlanta viera pasar el primer pitcheo. Y los Cardenales realizaron varias sustituciones tras el tremendo ataque que montaron en el comienzo del duelo.

Tal vez haya sido la primera vez que un club realiza una serie de cambios defensivos antes de que su rival llegara siquiera al bate.

No había motivo para buscar más carreras ni para preocuparse por lo que hicieran los rivales ante Jack Flaherty, quien logró una de las mejores segundas mitades de campaña que se hayan visto por parte de un abridor en la historia.

El derecho de 23 años no había tolerado más de tres carreras en 15 aperturas desde la pausa por el Juego de Estrellas, con una efectividad de 0.91. De ningún modo iba a permitir que esta ventaja colosal se le escapara, pese a que Donaldson –tal vez durante su último juego con los Bravos– dio a los fanáticos al menos un motivo de festejo, con un jonrón por todo el jardín central en la cuarta entrada.

El manager Mike Shildt permitió que Flaherty realizara 104 pitcheos a lo largo de seis entradas, en las que aceptó cuatro imparables y esa única carrera, para llevarse la primera victoria en postemporada durante su incipiente carrera.

Flaherty permitió que las bases se llenaran en el quinto acto, tras golpear al venezolano Ronald Acuña Jr. con una recta. Sin embargo, obligó a que Freeman bateara una roleta que sentenció el final del inning.

Pero este juego quedará en la memoria por lo que ocurrió antes de que Flaherty subiera a la lomita.

Por los Cardenales, el dominicano Ozuna de 4-1 con dos anotadas y una remolcada. El puertorriqueño Yadier Molina de 5-0 con una anotada. El cubano Randy Arozarena de 1-0.

Por los Bravos, los venezolanos Acuña Jr. de 2-0, Rafael Ortega de 1-0.

.

Matt Carpenter hizo historia con tres jonrones en la victoria de San Luis

AP.- Matt Carpenter conectó tres jonrones y dos dobles en sólo seis entradas, empatando el récord de extrabases en un partido de Grandes Ligas, y los Cardenales de San Luis aplastaron el viernes 18-5 a los Cachorros de Chicago.

Carpenter se fue de 5-5 y produjo siete carreras en el Wrigley Field. Inició el partido con un cuadrangular y fue retirado luego de añadir un bambinazo de tres carreras en la sexta.

Carpenter se convirtió en el décimo cuarto jugador con cinco extrabases en un juego, y el primero en hacerlo para los Cardenales.

Abajo 15-1 luego del tercer jonrón de Carpenter, los Cachorros utilizaron a tres jugadores de posición para lanza el resto del camino: el jugador de cuadro Tommy La Stella, el receptor suplente puertorriqueño Víctor Caratini y el versátil Ian Happ. La Stella y Caratini concedieron cuadrangulares. Los Cachorros se convirtieran en el primer equipo desde los Cerveceros de Milwaukee en 1979 en utilizar tres jugadores de posición en el montículo en un encuentro.

Los Cachorros, líderes de la División Central de la Liga Nacional, perdieron apenas por cuarta vez en sus últimos 17 partidos.

Carpenter se unió a la estrella de los Cachorros Kris Bryant como los únicos jugadores en la historia de las mayores en batear tres jonrones y dos dobles en un juego. Bryant también jonroneó en este partido, lo mismo que su compañero, el venezolano Willson Contreras.

Carpenter ha pegado vuelacercas en cuatro partidos consecutivos. Durante el lapso, está de 16-9 con seis cuadrangulares, tres dobles y 10 producidas.

El bambinazo para abrir el encuentro fue el sexto de Carpenter en la temporada –récord del equipo– y vigésimo primero de su carrera, igualando la marca del club que pertenece al miembro del Salón de la Fama, Lou Brock.

Carpenter dio un jonrón de dos carreras en el segundo inning ante Jon Lester (12-3). El abridor de los Cardenales Jack Flaherty (4-4) lanzó cinco episodios en los que permitió una carrera y dos hits, mientras ponchó a nueve y dio cuatro bases por bolas.

Por los Cardenales, los dominicanos Francisco Peña de 1-0 y Marcell Ozuna de 3-1 con una producida y una anotada. Los puertorriqueños Yadier Molina de 3-0 con una anotada y Yairo Muñoz de 1-1 con dos impulsadas y una anotada.

Por los Cachorros, los boricua Caratini de 2-0 y Javier Báez de 5-1 con una anotada. El venezolano Contreras de 4-1 con una remolcada y una anotada.