LVBP: La temporada 2024-2025 comenzará el 15 de octubre y en honor a Víctor Davalillo  

Tony Cittadino (Madrid).- La temporada 2024-2025 de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP) ya tiene fecha de inicio. El martes 15 de octubre comenzará la nueva campaña, que se jugará en honor de Víctor Davalillo.

Así lo anunció este viernes el organismo de la pelota rentada desde México, donde se realiza la tradicional Convención Anual en la que se afinan los detalles de la venidera zafra.

Davalillo, que falleció el pasado 6 de diciembre en Caracas a los 84 años de edad, es el bateador con más hits conectados con 1.505 en 30 temporadas, en las que también ganó cuatro títulos de bateo: 1962-1963 (.400), 1963-1964 (.351), 1967-1968 (.395) y 1970-1971 (.379).

La jornada inaugural de la LVBP tendrá cuatro juegos, como de costumbre. Los actuales campeones, Tiburones de La Guaira, recibirá a Navegantes del Magallanes en el estadio Universitario, mientras que Leones del Caracas recibirá a Bravos de Margarita en el Estadio Monumental Simón Bolívar de la capital.

Por su parte, Caribes de Anzoátegui visita a Tigres de Aragua en el Estadio José Pérez Colmenares y Águilas del Zulia a Cardenales de Lara en el estadio Antonio Herrera Gutiérrez

SDC: La Guaira blanqueó a Licey para ganar su primera Serie del Caribe y octava para Venezuela

Tony Cittadino (Madrid).- El sueño se hizo realidad. Los Tiburones de La Guaira blanquearon a los Tigres del Licey en el loanDepot park de Miami, para ganar su primera Serie del Caribe y la octava para Venezuela.

Los Tiburones acabaron con una sequía para nuestro país de 15 años, pues el último título había sido de los Tigres de Aragua en 2009. Así los salados se unieron en la galería de campeones del Caribe a los Navegantes del Magallanes (1970, 1979), Águilas del Zulia (1984, 1989) y Leones del Caracas (1982, 2006).

Además el manager Oswaldo Guillén sumó otro título a su exitosa carrera y quebró otra sequía, tras ganar en las Grandes Ligas con los Medias Blancas de Chicago en 2005 tras 88 años y, en la pasada edición de la LVBP con La Guaira, tras 38 años.

“Con mente ganadora ustedes hicieron el trabajo, ustedes. Gracias a ustedes se logró todo lo que se ha logrado, especialmente los peloteros que vinieron de otros equipos, les damos gracias de corazón… Ahora vamos a Venezuela con la cabeza en alto”, dijo Ozzie durante la celebración.

Ricardo Pinto volvió a lucirse desde la lomita, al lanzar cinco innings y dos tercios sin permitir carreras, permitiendo cuatro hits y ponchando a seis. Así se llevó la victoria y selló el premio al Jugador Más Valioso de la Serie, luego de haberlo ganado también en la final de la LVBP.

Este encuentro marcó además un nuevo récord de asistencia en la Serie del Caribe, con 36. 677 fanáticos presentes en el estadio de los Marlins de Miami.

La Guaira abrió la pizarra en el cuarto inning, gracias a un elevado de sacrificio de Alcides Escobar y aseguró la victoria en la quinta entrada, con un triple de Hernán Pérez y un rodado dentro del cuadro de Odúbel Herrera.

“Esta alegría no la cambio por nada. De verdad que éste es ya el sueño hecho realidad. Lo logramos…. es la primera vez que los Tiburones quedan campeones de la Serie del Caribe», dijo Elías Saba, presidente de los Tiburones en declaraciones reseñadas por AP.

De esta manera, los salados cierran una temporada de ensueño y ahora será momento de celebrar, una vez más, junto a su pueblo en el estado Vargas, pero, ahora, como flamantes campeones del Caribe.

Foto: MLB

SDC: Ángel Padrón lanzó con Tiburones el primer no hit no run en la Serie del Caribe desde 1952

Nelson Medina Arnías / Juan Aguilarte Rosales (Prensa LVBP).- ¡Que los Ángeles digan amen! Ángel Padrón desayunó con la noticia que sería el lanzador abridor del encuentro de este miércoles, por los Tiburones de La Guaira, ante el conjunto de Nicaragua. El zurdo cambió su plan de trabajo, en principio se estaba preparando para ser relevista en el carreo. Se mentalizó sin saber que su mejor juego como profesional estaba a las puertas del loanDepot park, pues lanzaría un encuentro sin hits, ni carreras. Los escualos se llevaron el triunfo 9-0 para terminar como líderes de la ronda regular (5-1).

El mánager Oswaldo Guillén le entregó la pelota a Padrón, aunque Luis Martínez era el otro en la lista de opciones, y no se equivocó. La estrategia del juego era que estuviera en el montículo por tres o cuatro entradas, pero el destino le tenía preparado un panorama totalmente diferente.

“El juego es especial para mí, porque Padrón me dio mucho para el juego de semifinal. Un cuerpo de relevistas con un día de descanso. No es muy conocido (Padrón), pero es un muchacho vital en lo que hemos conseguido como equipo”, comentó Guillén.

Padrón regaló boleto a Raudy Read, que le arrebató el juego perfecto en el inicio del octavo capítulo, para dejar en 21 los retirados de manera consecutiva. Situación que no lo sacó de concentración, se mantuvo enfocado y pudo culminar la hazaña que comenzó a susurrarle al oído después de la tercera entrada.

“En el cuarto inning me di cuenta que tenía al frente el mejor juego de mi vida, traté de mantenerme calmado, no pensar en ello. Aunque confieso que es imposible», confesó el lanzador, que en sus nueve años de carrera profesional nunca había lanzado más de seis entradas en un encuentro. “Creo que lo más difícil de hoy, fue levantarme y recibir la noticia que me tocaba abrir el juego. Porque siempre estuve mentalizado para venir desde el bullpen en cualquier situación. Tuve que cambiar el chip rápido, fue un primer ajuste antes de iniciar el duelo. Me dijeron que iría dos, tres, o máximo cuatro innings”, sonrió Padrón.

El lanzador sólo necesitó 88 lanzamientos para completar una rareza que no se ejecutaba desde el año 1952, cuando Thomas Fine la consiguió con el uniforme de Leones de La Habana ante Cervecería Caracas.

En este tipo de encuentros se producen jugadas a la defensiva, que contribuyen a darle el molde adecuado a la gloria que se está fraguando. El miércoles no fue la excepción. Ramón Flores, en su día de descanso, debió batear como emergente y tomar su guante para cubrir el jardín central, tras la lesión por un pelotazo a Franklin Barreto en el primer inning, y fue protagonista en dos jugadas clave para mantener viva la esperanza de la perfección.

En el cuarto inning tomó en gran forma un elevado de Benjamín Alegría y repitió en el cierre del séptimo, haciendo una jugada similar cuando bateaba Francisco Peguero.

“Fui a preguntarle tanto a Alexi Amarista como a Ramón Flores quien quería ir en lugar de Barreto, estaban juntos en el dugout. Les dije que hicieran un pare o none, Amarista se me escondió y Flores dijo ‘yo mismo soy’. Para que vean que bueno soy (como piloto), que traje el pelotero que haría el trabajo”, bromeó Guillén.

La ofensiva de los Tiburones, que este jueves se medirán a Curazao (4to clasificado), pisó el plato nueve veces y conectó un total de 18 imparables. El otro encuentro será entre los Federales de Chiriquí (Panamá) y los Tigres de Licey (República Dominicana), juego que se disputará a las 4:00pm.

Foto: CBPC

Gran Final LVBP: Las reacciones de los campeones por el octavo título de La Guaira

Tony Cittadino (Madrid).- Los Tiburones de La Guaira lograron el octavo título de su historia y primero en 38 años, al derrotar en cinco juegos a los Cardenales de Lara en la Gran Final de la temporada 2023-2024 de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP).

Los jugadores celebraron a lo grande en el terreno del estadio Antonio Herrera Gutiérrez de Barquisimeto y fueron entrevistados por nuestro reportero Carlos Colón.

Ricardo Pinto, Jugador Más Valioso de la final

“El premio es algo muy especial para mí, por recibirlo de Robert Pérez y más en mi segundo año completo, porque en los otros no había jugado mucho”.

“De verdad es lo más emocionante que me ha pasado en mi carrera. Le doy gracias al equipo por jugar duro y a Dios por mantenerme sano y demostrar lo que hice hoy y en mi salida anterior. Se lo debo a mi familia”.

“La clave estuvo en mantenerme siempre agresivo con los bateadores y confiar en mí. Pienso que es lo que me llevó al éxito. El slider, la sinker y la split siempre dieron mi arma en estas dos salidas”.

Lee también: Ricardo Pinto se alzó como el Jugador Más Valioso de la final

Brayan Rocchio, short stop

“Esto es para la fanaticada. Es un orgullo para nosotros, pero es para la fanaticada. Desde el primer día queríamos darle este título a la fanaticada y gracias a Dios lo pudimos cumplir”.

“Súper contento y emocionado. Siempre le voy a dar las gracias a la fanaticada por aceptarme y por confiar en mí”.

“Estaba enfocado en ayudar a ganar al equipo, fuese con el bateo o con el fildeo y se dieron las dos cosas. Mejor, imposible”.

“Miguel Rojas siempre busca la manera de ayudarme, de hacer el juego más lento. Siempre me dice cosas que me ayudan y se lo voy a agradecer por el resto de mi vida”.

Harold Ramírez, bateador designado

“No se pudo con los Leones del Caracas y ahora soy parte de La Guaira, pero me siento muy contento y muy feliz de haber roto la sequía de 38 años”.

“Ser parte de la historia es algo increíble. Todo el mundo lo va a recordar y me siento muy feliz de haber quedado campeón”.

“Nos enfocamos en la fe y la motivación que teníamos cada uno de nosotros, pero fue algo muy importante que nos ayudó a salir adelante”.

“Estoy muy emocionado, porque Oswaldo Guillén fue la persona que me trajo al equipo, me brindó toda su confianza y siempre voy a estar disponible cuando él lo necesite”.

Emilio Vargas, lanzador

“Gracias al equipo por la oportunidad. Gracias a Dios tuvimos el resultado que queríamos, que era ganar el campeonato. Es tremenda experiencia, porque vine a Venezuela por primera vez y conseguí este campeonato”.

Luis Torrens, catcher

“Agradecido con el equipo por esta oportunidad y ser parte de esto es muy especial. Esto es para todos los fanáticos que han estado ahí desde el día uno y gracias a Dios por esto”.

Yasiel Puig, jardinero izquierdo

“Estábamos dando lo mejor de nosotros. Estábamos arriba tres a uno, necesitábamos un juego, así que no había presión. Solamente teníamos que salir como familia y como equipo, que hemos sido siempre a dar lo mejor de nosotros y obtener la victoria que merecíamos”.

“Habíamos durado 38 años sin quedar campeón y aquí está el esfuerzo y el trabajo que han hecho los muchachos y toda la dirigencia”.

Ehire Adrianza, short stop

“Me siento bastante contento del equipo, de los compañeros, de la gerencia, de los dueños, que siempre trataron de poner el mejor equipo posible en el terreno y se demostró”.

“No tengo para palabras para saber qué sienten los fanáticos, pero han esperado demasiado, siempre apoyándonos año tras año y se nos dio la oportunidad de darles el título hoy”.

“Esta es la cereza del pastel. Siempre lo dije, quería venir para acá a quedar campeón con Tiburones y el sueño se hizo realidad”.

Gran Final LVBP: Ricardo Pinto se alzó como el Jugador Más Valioso de la final

Tony Cittadino (Madrid).- Ricardo Pinto fue electo como el Jugador Más Valioso de la final ganada por los Tiburones de La Guaira ante los Cardenales de Lara. El derecho no dio libertades desde la lomita y ganó en sus dos presentaciones para ser una pieza clave en el octavo título conquistado por los salados.

El derecho terminó la final con marca de 2-0, con 0.00 de efectividad, 14.0 innings lanzados, seis boletos y 11 ponches. Este domingo trabajó siete innings completos, en los que permitió seis hits, dio tres boletos y ponchó a cuatro, para guiar a los salados al título.

Sumó 31 votos de los periodistas y es el primer jugador de La Guaira en ganar el premio al Jugador Más Valioso, pues el galardón se comenzó a entregar en la campaña 1998-1999 y desde la campaña 2015-2016 lleva el nombre de Robert Pérez.

Lee también: Las reacciones de los campeones por el octavo título de La Guaira

“El premio es algo muy especial para mí, por recibirlo de Robert Pérez y más en mi segundo año completo, porque en los otros no había jugado mucho”, dijo el escopetero en plena celebración en declaraciones ofrecidas a nuestro periodista Carlos Colón.

Pinto volvió a ser determinante este domingo en el quinto juego de la Gran Final. Trabajó siete innings completos, en los que permitió seis hits, dio tres boletos y ponchó a cuatro.

“De verdad es lo más emocionante que me ha pasado en mi carrera. Le doy gracias al equipo por jugar duro y a Dios por mantenerme sano y demostrar lo que hice hoy y en mi salida anterior. Se lo debo a mi familia”, sostuvo Pinto, que participó en su cuarta campaña en la LVBP (2016, 2018, 2022 y 2023), todas con los Tiburones.

“La clave estuvo en mantenerme siempre agresivo con los bateadores y confiar en mí. Pienso que es lo que me llevó al éxito. El slider, la sinker y la split siempre dieron mi arma en estas dos salidas”, agregó el lanzador, que en la final de la zafra pasada había caído ante los Leones del Caracas.

Pinto dijo que estará disponible para disputar la Serie del Caribe en Miami.

Foto: Prensa Premio Robert Pérez

Gran Final LVBP: La Guaira rompió la sequía y se proclamó campeón después de 38 años

Tony Cittadino (Madrid).- Atrás quedaron 38 años de sufrimiento, decepciones y tristezas. Los Tiburones de La Guaira tienen motivos para celebrar, porque son los nuevos campeones de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP). Los salados vencieron a los Cardenales de Lara tres carreras por cero, en el quinto juego de la Gran Final en el estadio Antonio Herrera Gutiérrez de Barquisimeto.

El título no podía llegar de otra forma. Parecía un guión de película, porque lo lograron, quizás, con el referente más emblemático que tienen los salados: Oswaldo Guillén. Ozzie, que ya lo había hecho como pelotero y estuvo en el último título en 1986, pasará a la historia como el manager que le devolvió la alegría a La Guaira y, el que, además, también había roto la racha de los Medias Blancas de Chicago en 2005.

Para entonces, los patiblancos tenían 88 años sin ganar. Hoy, Guillén, que llegó al equipo el 4 de diciembre tras la salida de Edgardo Alfonzo, se puede sentir satisfecho de ser el primer manager venezolano en titularse en la LVBP y la MLB y vaya de qué forma.

En tanto, para Luis Sojo fue su sexto título en la LVBP y primero como gerente deportivo del equipo, tras hacerlo como jugador con Lara (1990-1991, 1997-1998, 1998-1999 y 2000-2001) y, luego, como manager con los Navegantes del Magallanes (2012-2013).

Lee también: Las reacciones de los campeones por el octavo título de La Guaira

Los salados volvieron a aplicar los fundamentos básicos del beisbol y les dio resultado. Buena defensa, bateo oportuno y buen pitcheo. Aprovecharon el mal corrido de bases de Cardenales en el primer tercio del juego y los castigaron al abrir la pizarra en el quinto inning con un sencillo de Leonardo Reginatto, que impulsó a Harold Ramírez.

La Guaira volvió a sacar provecho del descontrol de los lanzadores de Lara y anotaron dos más en la sexta entrada. Primero por un pelotazo recibido por Yasiel Puig con las bases llenas, que llevó a la goma a Alcides Escobar y, luego, Danry Vásquez se embasó por jugada de selección con un rolling al campocorto, que le permitió pisar el plato a Luis Torrens.

Pinto no dio libertades

Ricardo Pinto se alzó como el Jugador Más Valioso de la final, al lanzar otro juegazo para ganar su segundo encuentro de la final, ambos por blanqueo. Trabajó siete innings completos, en los que permitió seis hits, dio tres boletos y ponchó a cuatro.

El derecho terminó la final con marca de 2-0, con 0.00 de efectividad, 14.0 innings lanzados, seis boletos y 11 ponches.

La derrota fue para Jhoulys Chacín (0-2) y Arnaldo Hernández salvó su segundo juego de la serie decisiva.

A la ofensiva, Reginatto destacó al irse de 4-2, con impulsada y ponche.

Tiburones, finalmente, se consagró campeón 37 años después y en el cielo lo deben estar celebrando, tal como lucía una camisa de Ozzie, Pedro Padrón Panza, Marco Antonio “Musiú” Lacavalerie, Carlos “Café” Martínez, Gustavo Polidor, Pompeyo Davalillo y Graciano Ravelo, además recordamos a los empedernidos guaristas, José Ignacio Cabrujas y Teodoro Petkoff y a las miles de personas que se marcharon con el deslave de Vargas en 1999.

La Guaira, llegó el momento de celebrar y, ahora, a pensar en romper otra sequía: la de Venezuela en la Serie del Caribe, pues el último campeonato lo ganaron los Tigres de Aragua en 2009.

Foto: Edgar Basalo Mussa (LVBP)

 

Gran Final LVBP: La Guaira le dio otro golpe mortal a Lara y quedó a un paso del ansiado título

Tony Cittadino (Madrid).- La cuenta regresiva para un título de los Tiburones de La Guaira está por terminar. Los salados vencieron este jueves a los Cardenales de Lara siete carreras por cinco, para liderar la Gran Final tres juegos por cero y quedar a 27 outs de sumar su octavo campeonato en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP).

Los salados abrieron la pizarra en el segundo inning, gracias a un doble de Brayan Rocchio que impulsó a  Yasiel Puig y a Luis Torrens. Los Tiburones volvieron a la carga en el tercer capítulo, con soberbio cuadrangular por el centro de Puig, que consiguió a Wilson García  en circulación y aumentar la ventaja a cuatro por cero.

Los visitantes pisaron el plato tres veces más en la quinta entrada, para encaminar el triunfo que terminó con dramatismo, porque Lara anotó cuatro de las cinco carreras en el último tercio del duelo.

Puig se fue de 5-3, con cuadrangular, un doble, dos impulsadas, dos anotadas y un ponche, además de Rocchio de 4-1, con tubey, par de remolcadas y dos ponches y Maikel García de 5-3, con anotada.

La victoria fue para Emilio Vargas (1-0), la derrota para Max Castillo (0-1) y el salvado para Arnaldo Hernández (1).

Este viernes hay jornada de descanso y la final se reanuda este sábado en Barquisimeto. La Guaira buscará liquidar la serie y barrer en el Antonio Herrera Gutiérrez, mientras que Lara no tiene mañana. Está obligado a ganar los cuatro juegos para titularse y evitar que sean barridos como en final de la campaña 2020-2021 ante Caribes de Anzoátegui.

Además el manager de los crepusculares, Henry Blanco, cayó en la pasada final con La Guaira ante los Leones del Caracas.

La cuenta regresiva de Tiburones está cerca de finalizar y permitir a Oswaldo Guillén coronarse en Venezuela por primera vez, tras haberlo hecho en la Serie Mundial de 2005 con los Cachorros de Chicago y haber sido el primer latino en lograrlo en las Grandes Ligas.

Foto: Prensa La Guaira

Gran Final LVBP: La Guaira ganó el duelo ofensivo y barrió los dos juegos en el Universitario

Tony Cittadino (Madrid).- Los Tiburones de La Guaira ganaron el segundo juego de la Gran Final, en un juego marcado por la polémica arbitral, en el que dos veces se vaciaron las bancas y hubo una trifulca. Un jonrón de Maikel García y otro de Wilson García en la baja del octavo, guiaron la victoria de 12 carreras por 10 ante los Cardenales de Lara, para viajar a Barquisimeto con la serie a favor 2-0 y quedar más cerca del título de la temporada 2023-2024 de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional.

El juego fue un toma y dame, en el que La Guaira dio 13 hits y Lara 18 y asistieron 20.602 personas. Tuvo episodios de alta tensión, que comenzaron a manifestarse en el cuarto inning, cuando Luis Torrens recibió un pelotazo del lazador Rodrigo Benoit, quien expulsado, junto al manager Henry Blanco, por árbitro principal Ray Valero.

El turno de la noche llegó para García, quien en el octavo capítulo conectó largo cuadrangular por el centro con Brayan Rocchio en circulación, para regresar la ventaja en la pizarra a los Tiburones y ahora ponerlos a ganar 10 carreras por 8.

La airada celebración del jugador de La Sabana no gustó en Cardenales y, una vez que recorrió el cuadro y pisó el plato, se volvieron a vaciar las bancas y se provocó una lamentable trifulca. El jugador fue expulsado apenas conectó el cuadrangular, por lanzar el bate hacia el dugout de Lara.

Una vez reanudado el compromiso, García extendió la ventaja litoralense, con vuelacerca dantesco por  la derecha de dos rayitas con el que remolcó a Alcides Escobar y La Guaira ya ganaba 12 por ocho.

Reacción insuficiente

Cardenales se acercó en el noveno inning con un jonrón solitario de Carlos Narváez y un rodado dentro del cuadro de Rangel Ravelo, pero no fue suficiente para revertir el resultado.

El cerrador Arnaldo Hernández se llevó la primera victoria de la final, al lanzar un inning y un tercio, en los que permitió tres hits, uno de ellos jonrón, dos carreras y ponchó a uno. La derrota fue para Silvino Bracho (0-1), quien fue bateado en el octavo tramo.

Torrens lideró la ofensiva, al irse de 4-2, con dos jonrones, dos impulsadas y tres anotadas. García de 4-1, con cuadrangular, dos fletadas, una anotada y un boleto;  García de 5-3, con vuelacerca, par de impulsadas y otro par de anotadas y Rocchio de 3-2, con triple, tres impulsadas, dos anotadas y un boleto.

Por Cardenales, a Odubel Herrera le faltó un doble para conectar la escalera. Se fue de 4-3, con jonrón, triple, dos remolcadas, tres anotadas, boleto y ponche.

De acuerdo al estadista Raúl De La Cruz, ahora Tiburones tiene marca de 9-7 de por vida en el segundo juego de la final, mientras que Lara quedó con registro negativo de 9-10.

La serie se muda esta noche a Barquisimeto. El estadio Antonio Herrera Gutiérrez recibirá el tercero de la final, en un ambiente que promete estar al rojo vivo. Cardenales está obligado a ganar, al menos, dos juegos para que la serie regrese a la capital, mientras que Tiburones buscará liquidar en la carretera.

Foto: Prensa Tiburones

Gran Final LVBP: Lara y La Guaira comienzan la batalla por el título en el estadio Universitario

Tony Cittadino (Madrid).- Los Cardenales de Lara y los Tiburones de La Guaira disputarán desde esta noche una final inédita en el estadio Universitario, para definir al campeón de la temporada 2023-2024 de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP).

Cardenales llega a la final inspirado, tras remontar un inicio de 0-4 en el inicio del Round Robin y liderar la ronda regular con balance de 33-23, mientras que Tiburones se planta con el cartel de favorito a su segunda final consecutiva. Los salados se convirtieron en el primer equipo en clasificar a la final con récord de 10-1 y finalizaron el “todos contra todos” con balance de 12-4.

Será un duelo en el que se enfrentará el mejor bateo colectivo ante el mejor pitcheo colectivo. Lara lideró el bateo con promedio de .314, seguido por La Guaira con .297, mientras que los litoralenses tuvieron la mejor efectividad con 3.94, escoltados por los pájaros rojos con 4.22.

La final también pondrá frente a frente a dos managers que buscarán su primera corona. Henry Blanco estará en su segunda final consecutiva, tras caer el año pasado con La Guaira ante los Leones del Caracas. Es el primer estratega en llegar a dos finales seguidas con equipos diferentes.

Por su parte, Lara estará jugando su sexta final en las últimas ocho camapañas. Ganó en las zafras 2018-2019 (Caracas 4-1) y 2019-2020 (Caribes 4-3) y perdió en las contiendas 2016-2017 (Zulia 4-1), 2017-2018 (Caribes 4-2) y 2020-2021 (Caribes 4-0).

Por su parte, Oswaldo Guillén dirige a sus amados Tiburones, club que busca su primer título desde la campaña 1985-1986, cuando era jugador.

De acuerdo al periodista Jean Carlos Arias, la serie directa entre Cardenales y Tiburones en postemporada está a favor de los crespuculares con balance de 23-20. Los larenses también dominaron la temporada regular, al ganar seis de ocho compromisos, mientras que en el Round Robin dividieron en cuatro duelos.

Refuerzos caraquistas

Ambos equipos se reforzaron con un jugador del Caracas de cara a la Gran Final. La Guaira sumó al jardinero colombiano Harold Ramírez y Lara al lanzador derecho Jhoulys Chacín.

“Fue una decisión bastante discutida. Teníamos en principio la idea de escoger a un lanzador que no se inscribió en el Draft y para nosotros Harold es un bateador grandeliga, con deseos de jugar y más de 400 turnos con Tampa Bay la temporada anterior, era difícil dejarlo pasar. También nos puede resolver tanto en el outfield con una defensa plus, como en el infield”, dijo el gerente general de los Tiburones, Alberto Díaz, en declaraciones reseñadas por el departamento de prensa de la LVBP.

Ramírez bateó para promedio de .316 (38-12) en nueve juegos con los melenudos en el Round Robin, con cinco carreras impulsadas y cinco anotadas.

“Todo indica que el abridor número uno de la rotación será Jhoulys Chacín, a la espera de que el cuerpo técnico así lo confirme. Más allá del orden, que ya será decisión técnica, los nombres que conformarán la rotación son los de Chacín, José Luis Bravo, Máximo Castillo y Anderson Espinoza. También contamos con Fabián Blanco, Raúl Rivero y Brayan Pérez. Todos están en la mezcla de alternativas”, informó el gerente general de Cardenales, Carlos Miguel Oropeza.

Chacín abrió cuatro juegos en la semifinal y dejó marca de 1-0, con 4.05 de efectividad. Ponchó a 13 en 20 innings completos y es un brazo de experiencia en la liga, que jugará su segunda final en fila.

Así se jugará

La final se jugará al mejor de siete juegos, comenzando hoy y mañana con La Guaira como home club en el estadio Universitario.

El jueves 25, la serie se muda al estadio Antonio Herrera Gutiérrez de Barquisimeto y el viernes 26 será fecha de descanso. El cuarto de la final se jugará el sábado 27 y, de ser, necesario el domingo 28 el último juego en Barquisimeto.

Si la situación lo amerita, la serie regresará a Caracas el lunes 29 para el sexto choque y la final terminaría a un máximo de siete duelos el martes 30.

 

 

Round Robin LVBP: Lara aseguró un juego extra y Caracas respondió en Maracay  

Tony Cittadino (Madrid).- Los Cardenales de Lara lograron una agónica victoria para asegurar un juego extra para clasificar a la Gran Final de la temporada 2023-2024 de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP), mientras que los Leones del Caracas ganaron en Maracay y siguen con vida, pero no tienen margen de error.

Bravos 6, Lara 7 (13 innings)

Cardenales tuvo que venir de atrás para derrotar a unos corajudos Bravos de Margarita siete carreras por seis en 13 innings, en el estadio Antonio Herrera Gutiérrez de Barquisimeto.

El resultado eliminó a Bravos del Round Robin y dejó a Lara más cerca de la final. Sólo los sacará un juego extra, que sería con Leones el lunes en Barquisimeto. Los crepusculares pueden clasificar con una derrota del Caracas en uno de los dos juegos que le quedan, o ganar estar tarde ante Bravos, sin importar lo que hagan los capitalinos.

Hernán Pérez definió el juego con un elevado de sacrificio a la derecha, que le permitió anotar a Yojhan Quevedo para desatar la locura en Barquisimeto y concretar la novena victoria del “todos contra todos”.

Pérez terminó de 6-1, con remolcada, anotada y ponche.

El triunfo fue para Diego Moreno (1-0) y el revés para Henry Centeno (0-1).

Caracas 8, Aragua 4

Caracas doblegó a los Tigres de Aragua ocho carreras por cuatro en el estadio José Pérez Colmenares de Maracay, para ganar su séptimo juego y nivelar su récord en .500.

Los melenudos, que conectaron 16 hits, atacaron desde temprano a los felinos, al anotar la primera rayita, gracias a imparable de José Rondón, que remolcó a Harold Castro.

El Caracas aumentó la ventaja en la tercera entrada, con tres rayitas más y volvió a pisar el plato en el quinto, sexto y octavo tramo.

Harold Ramírez se fue de 6-3, con un triple, dos impulsadas, una anotada y un ponche, mientras que Rainel Rosario ligó de 5-1, con tres fletadas y un ponche.

La victoria fue para José Mujica (2-1) y la derrota para José Martínez (0-2).

Juegos para hoy

Esta tarde se disputarán dos juegos claves en la carrera por llegar a la final. La Guaira recibe al Caracas en el Universitario y Bravos repite con Bravos en Barquisimeto.

Foto: Daniel Sosa (Prensa Cardenales)