MLB: Adrián Beltré, Joe Mauer y Todd Helton son los nuevos inmortales en Cooperstown

Anthony Castrovince (MLB.com).- Tres leyendas llegaron al Salón de la Fama. En resultados anunciados la noche del martes en MLB Network, el dominicano Adrián Beltré, Joe Mauer y Todd Helton fueron elegidos al Salón de la Fama de Cooperstown por la Asociación de Escritores de Béisbol Estados Unidos (BBWAA) como parte del grupo del 2024. Ellos se unirán a Jim Leyland, quien fue escogido por el Comité de la Era del Béisbol Contemporáneo, en una ceremonia de inducción que se llevará a cabo el 21 de julio en el Clark Sports Center en Cooperstown, Nueva York.

“Es algo que nunca soñé”, confesó Beltré, quien bromeó acerca de dejar que la llamada del Salón se fuera directamente al correo de voz cuando estaba recibiendo la noticia. “No puedo creer que vaya a estar en el mismo podio con esos muchachos”.

La elección de Beltré, miembro del Club de 400 Jonrones y uno de los mejores antesalistas defensivos de todos los tiempos, se consideraba un hecho consumado. Pero con varios jugadores que continuaban en ascenso y el destacado receptor de los Mellizos, Joe Mauer, también entre los elegibles por primera vez y desempeñándose bien en el seguimiento de las boletas publicadas, la posibilidad de un aumento en los exaltados estaba latente, añadiendo un flujo de intriga al proceso de votación de los escritores que solo había resultado en un total de dos nuevos elegidos a Cooperstown por los periodistas en los tres años anteriores (el dominicano David Ortiz en 2022 y Scott Rolen en 2023).

“Bien emocionado”, exclamó Mauer acerca de su elección. “Obviamente de cara a este día, uno reflexiona sobre toda la gente que tuvo un impacto en tu carrera y quién eres como persona. Muchas emociones. Ha sido un vendaval, eso es seguro”.

Helton tuvo que esperar un poco más, ya que su debut en la boleta fue en 2019. Chocó sus puños cuando la esperada llamada finalmente llegó.

“Estaba bien nervioso”, dijo Helton. “Realmente no pensé que el teléfono fuera a sonar. Cuando sonó, todavía estaba en shock”.

Beltré, quinto dominicano en Cooperstown

A los 44 años, Beltré, quien se convierte en el quinto jugador nacido en la República Dominicana en llegar a Cooperstown, era ampliamente considerado como el único candidato seguro en esta boleta, incluso teniendo en cuenta la penalización que algunos votantes aplican a los debutantes en ciertos casos.

Beltré construyó un caso impecable para el Salón de la Fama que, inusualmente, se centraba más en lo que hizo en sus 30 que en sus 20. Su potente bate y magnífico guante fueron constantes en una etapa de su carrera en la que muchos otros declinan, y eso lo dejó con números redondos, elogios y la reputación para ingresar fácilmente al Salón. Es el único infielder, aparte de Derek Jeter, en superar los 3,000 hits y ganar cinco Guantes de Oro.

Lee también: Resultados de las votaciones

“Siempre quise ser el mejor en lo que hacía”, destacó Beltré. “Disfrutaba jugar al béisbol y quería jugar duro. Eso me hizo acumular cosas que me pusieron en la posición en la que hoy me encuentro”.

En total, en 21 temporadas con los Dodgers, Marineros, Medias Rojas y Rangers, Beltré sumó 3,166 hits, 477 jonrones y la tercera marca más alta de WAR (93.5), según Baseball-Reference, de cualquier antesalista en la historia. Terminó entre los diez primeros en la votación para el Jugador Más Valioso seis veces, incluido un segundo lugar con los Dodgers en el 2004.

No fue hasta su campaña con 31 años en el 2010, en un contrato a corto plazo en Boston, que su caso para el Salón despegó. Había bajado su rendimiento al final de una estadía de cinco años en Seattle, pero reavivó su carrera con una campaña en la que ganó el Bate de Plata y lideró las Grandes Ligas con 49 dobles. Esto lo llevó a firmar por seis años como agente libre con los Rangers, donde se convirtió en un ícono de la franquicia y una pieza clave del equipo que llegó al Juego 7 de la Serie Mundial del 2011. Tres de sus cuatro apariciones en el Juego de Estrellas y cuatro de sus cinco viajes a la postemporada fueron con Texas.

“En ese entonces, estaba en mi último año de contrato, siempre tratando de encontrar motivación para poder tener un mejor desempeño”, manifestó Beltré. “Agradezco el hecho de que los Rangers me hayan dado la oportunidad de venir a su parque y a su ciudad y ser parte del gran equipo que ya tenían. La manera en que la gerencia y los jugadores me recibieron, fue una gran combinación de parte de ambos. Una vez que llegué ahí, me sentí bien cómo con la fanaticada. Me adapté bastante bien a Texas y a Arlington”.

Helton, poder en Colorado

Helton, de 50 años, jugó toda su carrera de 17 campañas con los Rockies, un hecho que le afectó en sus primeros años de elegibilidad para la boleta debido al entorno ofensivo notoriamente favorable a los bateadores en Coors Field. En su primera vez en la boleta en el 2019, su nombre fue marcado en apenas el 16.5% de las papeletas.

Pero con el tiempo, los votantes reconocieron que aunque Helton tuvo una asombrosa línea de .345/.441/.607 con 227 bambinazos en 4,841 visitas al plato en Coors, tampoco se quedaba atrás en la carretera. En 4,612 apariciones como visitante, dejó una línea de .287/.386/.469 con 142 vuelacercas. El OPS de .855 en la carretera es más alto que el de miembros del Salón de la Fama como Dave Winfield (.841), Eddie Murray (.838) y Tony Gwynn (.835).

“Es un tanto extraño en Colorado”, aseguró Helton. “Los pitchers se lastiman, y ellos dicen que no pueden lanzar en el aire ligero. Los jugadores se ven afectados negativamente por jugar en Colorado. No puedes escoger dónde jugar, y siempre quieres batear mejor en tu propio parque. No me siento avergonzado ni nada de eso acerca de mis números en casa y en gira.

“Batear fuera de casa después de jugar en Colorado es difícil. La bola rompe más, y es un enorme ajuste hacer esos cambios a mitad de temporada. Es un buen lugar para batear, pero existen algunas desventajas y dificultades acerca de ir ahí y jugar ahí”.

Como cinco veces All-Star y cuatro veces ganador del Bate de Plata, Helton también recibió elogios por su habilidad defensiva en la primera base, ganando tres premios Guante de Oro. Lideró las Grandes Ligas con un promedio de .372 en 2000. Tuvo temporadas consecutivas de 100 extrabases o más en 2000 y 2001. Y terminó su carrera con más bases por bolas (1,335) que ponches (1,175).

Helton se unirá a Larry Walker, quien fue elegido al Salón en el 2020 y exaltado en el 2021, como los únicos representantes de los Rockies en la venerada galería de placas de Cooperstown. Juntos, han superado la maldición de Coors en este sistema de votación.

“Creo que Larry Walker despejó el camino para mí”, expresó Helton. “Él hizo que los votantes tomaran más en serio a un jugador de posición en Colorado”.

Mauer, ídolo en Minnesota

Aunque su caso fue más complicado que el del también debutante Beltré, Mauer, de 40 años, logró la entrada al Salón como posiblemente el mejor receptor de su generación. Es apenas el tercer careta en ser exaltado en su primer año en la boleta, uniéndose al puertorriqueño Iván “Pudge” Rodríguez y a Johnny Bench.

“Admiro mucho a esos muchachos”, elogió Mauer. “Le tengo mucho respeto al Salón de la Fama, a los jugadores que ya están ahí y que hicieron grandes cosas. Estoy bien emocionado. No veo la hora de estar ahí y mostrarles a mis hijos algo de la historia de este bello deporte”.

El muchacho de St. Paul, Minnesota, fue tomado con la primera selección general del Draft de MLB del 2001 por los Mellizos de su ciudad natal para terminar siendo convocado seis veces al Juego de Estrellas, cinco veces ganador del Silver Slugger, tres veces campeón de bateo y el Jugador Más Valioso de la Liga Americana en 2009. Fue miembro de cuatro equipos de los Mellizos que ganaron su división.

Aunque su carrera como receptor se vio truncada por conmociones cerebrales y tuvo cinco temporadas esencialmente como un inicialista con un rendimiento promedio que complicó su caso para Cooperstown, Mauer tuvo suficiente impacto en su posición principal para estar entre los mejores detrás del plato. Su promedio de bateo de carrera de .306 está empatado en el sexto lugar más alto entre los receptores con al menos 3,000 apariciones en el plato, y su porcentaje de embasarse de .388 está empatado en el tercero. Es el único catcher con tres títulos de bateo, y su bWAR de 44.6 durante sus 10 años como el careta principal de los Mellizos del 2004 al 2013 fue, con mucho, el mejor en esa posición en ese período.

En su año de Jugador Más Valioso, Mauer lideró la Liga Americana en promedio (.365), OBP (.444) y slugging (.587) mientras conectaba una marca personal de 28 jonrones. Finalizó su carrera con 2,123 hits, 143 cuadrangulares, 428 dobles y 923 carreras impulsadas.

“Ser un muchacho originario de St. Paul y unirme a ese grupo de muchachos de St. Paul en el Salón de la Fama con Paul [Molitor] y Dave Winfield y Jack Morris”, resaltó Mauer, “realmente significa mucho para mí”.

Foto: MLB

Los Dodgers son los campeones de la Serie Mundial 2020

Luis Alvarado De Sousa (Caracas).- Se acabó la sequía. Luego de 32 años, los Dodgers de Los Ángeles se coronaron campeones de la temporada 2020 de las Grandes Ligas. Derrotaron tres carreras por una a los Rays de Tampa Bay en el sexto juego de la Serie Mundial para lograr el primer título de la franquicia desde 1988 y el séptimo de su historia.

Randy Arozarena abrió el juego con cuadrangular para darle la ventaja temprano a Tampa. A pesar de la gran actuación de Blake Snell en seis innings sin carreras permitidas, Kevin Cash retiró a su As, para darle paso al bullpen que no pudo mantener la ventaja del encuentro. Los Dodgers atacaron rápidamente por medio de Barnes y Mookie Betts para tomar la ventaja que no derrocharían en el resto del juego.

Betts de nuevo fue protagonista con cuadrangular para ampliar la ventaja y el mexicano Julio César Urias volvería al montículo en el noveno inning para cerrar el compromiso y la Serie Mundial para los Dodgers. También el mexicano, Víctor González sería el ganador del juego decisivo para Los Ángeles. Corey Seager fue nombrado como el Jugador Más Valioso de la Serie Mundial.

Por su parte, Brusdar Graterol es el único venezolano en ser campeón esta temporada. En este sexto juego lanzó dos tercios de inning con un hit permitido.

Foto: MLB

Los Dodgers a ley de una victoria

MLB.- A la brillante carrera de Clayton Kershaw le faltaban dos de los logros más satisfactorios: una victoria bien entrada la Serie Mundial y un anillo de campeonato.

El domingo subió a la lomita con los Dodgers de Los Ángeles conmocionados, y logró redirigir a su equipo con una dura labor que incluyó un lanzamiento al plato que se recordará durante mucho tiempo.

Ahora, con un triunfo más, los Dodgers podrían alzar su primer título desde 1988.

Kershaw derrotó a los Rays por segunda vez en seis días, saliendo de apuros en el cuarto inning con un tiro de rápida reacción para evitar un inusual robo del plato, y los Dodgers de Los Ángeles resistieron para apuntarse una victoria de 4-2 sobre Tampa Bay que les dio una ventaja de 3-2 en la Serie Mundial.

«Bueno, me ha pasado antes, al menos una vez que yo recuerde», comentó Kershaw. «Carlos Gómez lo intentó conmigo en Houston una vez. Saben, trabajo en eso con los hombres de primera base».

Max Muncy, atento en primera, estaba preparado.

«Tuve la suerte de ver a uno o dos hombres salir corriendo, de modo que sabía qué esperar cuando lanzó», dijo Muncy. «Salí corriendo hacia Kersh y dije ‘¡Plato! ¡Plato! ¡Plato!».

May sacó cinco outs y el mexicano Víctor González retuvo a un par de corredores en la octava para retirar al cubano Randy Arozarena y a Brandon Lowe con elevados.

Blake Treinen lanzó el noveno episodio para llevarse el primer salvamento en postemporada de su carrera.

«Mucho mérito es de Kersh por lo que han podido hacer en esta Serie Mundial», dijo Treinen. «Hay mucha presión sobre él. Es un pitcher fantástico en el escenario más importante».

Treinta de los 46 equipos anteriores en ganar el quinto juego de la serie para ponerse 3-2 arriba se llevaron el título, aunque en los últimos 14 casos sólo seis de esos equipos ganaron el anillo. Los Astros de Houston, el año pasado, están entre los equipos que desperdiciaron ventajas de 3-2 en la Serie Mundial.

Los Rays confiarán en el zurdo Blake Snell para el sexto partido el martes por la noche. Los Ángeles no ha anunciado un abridor.

El derecho de 26 años Walker Buehler, que ha sustituido a Kershaw en la mano de los Dodgers, espera en la recámara por si se produjera un séptimo juego.

Foto: MLB

Los Rays reaccionaron y empataron la serie

Luis Alvarado De Sousa (Caracas). – Apoyados por dos jonrones de Brandon Lowe y la buena labor monticular de Blake Snell, los Rays de Tampa Bay se llevaron el segundo juego de la Serie Mundial 2020 con pizarra final de seis carreras por cuatro ante los Dodgers de Los Ángeles. Está empatada la serie a una victoria por lado.

Lowe salió del bache ofensivo que arrastraba en postemporada y recibió al abridor de los Dodgers, Tony Gonsolin, con cuadrangular en la primera entrada del compromiso. Castigó una recta de 95 millas y la envió de vuelta entre el jardín izquierdo y central del Globe Life Field. Tampa Bay agregaría dos rayitas más a la pizarra en la alta de cuarto episodio con un tubey de Joey Wendle que remolcó a Margot y Choi. Brandon Lowe en la siguente entrada despachó su segundo estacazo de la noche con un hombre en circulación para poner el marcador, cinco rayitas por cero.

Snell, que había trabajado en blanco por cuatro episodios y dos tercios, permitió un cuadrangular de dos carreras de Chris Taylor para recortar distancias. Kevin Cash decidió sacarlo temprano en el compromiso para darle paso al bullpen. Anderson, a pesar de permitir un cuadrangular de Will Smith, supo mantener bajo control a la ofensiva de Los Ángeles. Wendle volvería a remolcar con un elevado de sacrificio, la sexta rayita de los Rays.

A pesar de acercarse peligrosamente por intermedio de sendos jonrones solitarios de Smith y Seager, no fue suficiente para los Dodgers. De esta manera, los Rays empatan la Serie Mundial a un triunfo para cada uno. Ambos ahora tienen la mira puesta en el tercer juego de la serie en el que se enfrentarán Walker Buehler por Los Angeles y Charlie Morton por Tampa Bay, el próximo viernes a las 8:08 hora venezolana.

Voces de los protagonistas

Manager de los Rays, Kevin Cash:

«Nick Anderson es muy valioso para nosotros, sabe localizar sus pitcheos alto en la zona y sabe ejecutar lo que le pedimos. ha sido consistente con lo que le pedimos. Randy Arozarena seguirá arriba en el linup y está haciendo ajustes para seguir bateando. Estamos impresionados con su disciplina en el plato. El descanso del bullpen por el juego de ayer, nos ayuda para mantener los brazos frescos. Aaron Loup siempre ha lanzado muy bien, sabe lanzar strikers con rectas y lanzamietos quebrados».

El pitcher Blake Snell:

«Tuvimos un buen plan de juego pero tenemos que seguir mejorando. Estoy buscando la zona de strike e ir trabajando desde ahi. Hice un gran trabajo, aunque sigo teniendo problemas con los boletos tengo que seguir atacando la zona. En el quinto inning estaba frustrado con la cuenta, no estaba molesto con (Kevin) Cash. Estoy feliz con tener a mi familia en el estadio. Ser capaz de verlos cerca, me llena de alegría que me puedan ver jugar, es especial para mi. Los muchachos estan trabajando bien, nuestro bullpen está puesto a prueba en situaciones apremiantes y hacen el trabajo».

Brandon Lowe, segunda base de los Rays:

«Todos estamos felices, no pensamos en el individualismo, pensamos en que gane el equipo»El lineup siempre cambia, no espero esta en un solo sitio, solo prodicir donde me pongan. Voy día a día, a pesar de que me vaya de 5-5 o de 5-0, cada día es nuevo cuando te paras en la caja de bateo»

Foto: MLB.com

Mookie Betts lideró la victoria de los Dodgers en el primer juego de la Serie Mundial

Luis Alvarado De Sousa (Caracas).- El Globe Life Field de Arlington se vistió de gala para recibir la Serie Mundial entre Los Ángeles y Tampa Bay. En el primer juego del clásico de octubre, los Dodgers se llevaron la victoria por pizarra final de ocho carreras por tres ante los Rays. Apoyados por una sólida actuación del As, Clayton Kershaw, sumado a los bates encendidos de Mookie Betts y Cody Bellinger, los Dodgers lograron dar el primer golpe en la serie.

El enfrentamiento entre Clayton Kershaw y Tyler Glasnow no decepcionó. pero la mejor parte se la llevó el veterano abridor de los Dodgers. En tres entradas y media, ambos abridores trabajaron sin daño que reflejar en la pizarra. Sin embargo, el abridor de los Rays, Glasnow fue castigado en la parte baja de la cuarta entrada. Cody Bellinger cazó una recta y la envió lejos por el extenso jardín central del parque de los Rangers.

En la siguente entrada, a pesar de permitir un cuadrangular de Kiermaier, Kershaw se mantuvo firme desde el morrito. No pasó lo mismo en el caso de Glasnow, que permitió dos rayitas más de Los Ángeles y salió del compromiso con más trabajo del que debió haberle permitido el manager, Kevin Cash, conocido por su buena gestión de los brazos. Los Dodgers igualaron un récord en este inning, ya que es la primera vez, desde 1912, que un equipo roba tres bases en una misma entrada.

Chris Taylor y Kike Hernández sumaron dos rayitas a la pizarra para Los Ángeles con sendos indiscutibles. Ya la ventaja se hacía más dificil de alcanzar para Tampa Bay. En la sexta entrada, Mookie Betts con cuadrangular y Muncy con tubey ampliarían la ventaja a ocho carreras. Betts hizo historia al ser el primer jugador en el largo recorrido de las Series Mundiales en despachar cuadrangular, robar dos bases y anotar en dos ocasiones en un mismo encuentro.

Tampa Bay hizo un intento de rebelión en la séptima entrada, al sumar dos carreras más para ellos en el marcador, pero el derecho mexicano Víctor González decapitó cualquier intento de regreso de los Rays. De esta forma, se cerraría el juego de pelota. Clayton Kershaw consiguió la victoria 12 de su carrera. Está empatado con Roger Clemens en el quinto lugar de los lanzadores con más victorias en postemporada de todos los tiempos. También se ubica en el segundo puesto en la lista de lanzadores con más abanicados en la postemporada. 

Este miércoles continúa la Serie Mundial a las 8:08 p.m hora venezolana.

Foto: MLB.com

Dodgers superaron a los Bravos y están en la Serie Mundial

MLB.- Los Dodgers de Los Ángeles empezaron a celebrar cuando Cody Bellinger envió la pelota hacia lo más profundo de la noche en Texas. Bellinger lanzó el bate a un lado y trotó hacia la línea de primera base.

Todo el camino hacia la Serie Mundial.

Bellinger rompió un empate con un jonrón solitario en el séptimo inning y los Dodgers avanzaron al Clásico de Otoño por tercera ocasión en cuatro años, tras derrotar 4-3 el domingo a los Bravos de Atlanta en el séptimo juego de la serie por el campeonato de la Liga Nacional.

«Este es nuestro año», dijo el mánager Dave Roberts.

Bellinger conectó un inning después de que Kiké Hernández se convirtiera en el primer bateador emergente con un cuadrangular que igualara o rompiera un empate en un juego que decidiera la serie. Su jonrón empató la pizarra a 3 y, como el de Bellinger, llegó en el octavo lanzamiento del turno de bateo.

«En defensa, pitcheo, juegos, planificación, todo… Hemos peleado todo el camino en esta serie», dijo el campocorto Corey Seager, nombrado Jugador Más Valioso de la serie tras conectar un récord de cinco vuelacercas. «Estamos encantados de haber ganado».

Los Dodgers disputarán el martes el primer juego de la Serie Mundial contra los Rays de Tampa Bay, campeones de la Liga Americana.

Mookie Betts, que está en su primer año de un contrato de 12 con los Dodgers, hizo otra jugada increíble al privar a Freddie Freeman de un jonrón solitario en el quinto.

El mexicano Julio Urías (2-0), el quinto pitcher de los Dodgers, retiró a los últimos nueve bateadores para llevarse su cuarta victoria en cuatro apariciones de la postemporada. El derecho de 24 años, que ya está en su cuarta postemporada, tiene un promedio de efectividad de 0.75 en estos playoffs.

Foto: @Dodgers

Los Dodgers fuerzan el séptimo juego ante los Bravos

MLB.- Corey Seager bateó un nuevo jonrón, Walker Buehler resolvió seis innings en blanco y los Dodgers de Los Ángeles forzaron a un séptimo juego en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, al imponerse el sábado 3-1 sobre los Bravos de Atlanta.

Los Dodgers evitaron la eliminación por segunda vez en menos de 24 horas. Ahora, disputarán un encuentro decisivo, en busca de lo que sería su tercer boleto de Serie Mundial en cuatro años.

La última vez que Los Ángeles conquistó el Clásico de Otoño fue en 1988.

Max Fried sufrió su primera derrota del año por Atlanta, que trataba de festejar el cumpleaños número 65 de su manager Brian Snitker con una victoria que colocara al club en la Serie Mundial por primera vez desde 1999.

El joven zurdo laboró hasta la séptima entrada sin aceptar otra carrera después de las tres que consiguieron los Dodgers en el primer acto.

Este domingo se llevará a cabo el séptimo duelo. El derecho Tony Gonsolin abriría por los Dodgers, enfrentando a Ian Anderson, derecho novato de 22 años, quien ha lanzado 15 innings y dos tercios sin aceptar anotación durante tres aperturas de playoffs.

Justin Turner conectó también un jonrón por los Dodgers, campeones de la División Oeste de la Liga Nacional, mientras que Kenley Jansen resolvió el noveno inning apenas en seis pitcheos y se acreditó su 18vo salvamento de por vida en la postemporada.

Fue apenas la primera oportunidad de rescate de Jansen en cinco apariciones desde que fungió como taponero en el primer triunfo de los Dodgers durante estos playoffs, dentro de la ronda de comodines. El viernes, en la victoria por 7-3, ponchó a sus tres rivales mediante 12 lanzamientos.

Fried toleró sólo dos vuelacercas en sus 11 aperturas y ostentó una foja de 7-0 durante la temporada regular. Sin embargo, los Dodgers le desaparecieron dos pelotas detrás de la cerca en tres pitcheos.

Seager disparó un jonrón monumental por todo el jardín derecho, ante una curva de 73 mph. Turner encontró un sinker a 93 mph y catapultó la esférica a 418 pies del plato, por todo el bosque central.

Max Muncy gestionó un boleto y anotó tras sencillos consecutivos de Will Smith y Cody Bellinger.

Seager, quien había bateado un par de cuadrangulares el viernes, en el cuarto juego, posee ahora los récords de la Serie de Campeonato de la Nacional, con cinco vuelacercas y 11 remolcadas. Y todavía le falta un encuentro por disputar.

Sus seis palos de cuatro esquinas constituyen ya una marca de los Dodgers en postemporada.

Foto: MLB

Dodgers superan a los Bravos y siguen con vida

MLB.- El catcher Will Smith conectó un jonrón de tres carreras que significó la ventaja ante un relevista homónimo, Corey Seager añadió dos cuadrangulares y Los Ángeles evitó la eliminación el viernes, al doblegar 7-3 a los Bravos de Atlanta.

Smith logró su jonrón en el sexto episodio, precisamente frente a Will Smith, el cuarto de seis lanzadores de los Bravos, que recurrieron exclusivamente a relevistas durante el encuentro, comenzando con A.J. Minter, en un intento infructuoso por clasificarse a la Serie Mundial, una instancia que no visitan desde 1999.

«Siempre le apostaré a un Will Smith», dijo el manager de los Dodgers, Dave Roberts.

Mookie Betts puso en marcha la entrada decisiva al pegar un sencillo dentro del cuadro. En su primera campaña con los Dodgers, Betts aportó también una buena atrapada en el jardín derecho, que derivó en una doble matanza para poner fin al inning.

Originalmente, se marcó una carrera de Marcell Ozuna en la jugada, pero ésta se invalidó tras revisar la repetición y determinar que el dominicano se despegó de la antesala en el pisa y corre antes de que Betts hiciera la atrapada.

Y luego, Seager aportó su primer jonrón.

«Hay momentos que cambian los encuentros. Ésa es la jugada del año», aseveró Roberts. «Simplemente pensé que no había forma de que él hiciera esa jugada».

El sexto juego se llevará a cabo este sábado por la tarde. Será una revancha entre el abridor del primer encuentro de la serie, el zurdo Max Fried, y el derecho de los Dodgers Walker Buehler.

Ambos permitieron una carrera en el primer duelo, que Atlanta ganó por 5-1 merced a un racimo de cuatro carreras en el noveno capítulo.

«Yo sabía que ésta iba a ser una serie realmente dura, sin importar la situación en que estuviéramos», comentó el manager de Atlanta, Brian Snitker. «Me siento bien mañana, con Max en el montículo… Ojalá que anotemos algunas carreras y le demos apoyo para resolver esto».

Blake Treinen, el tercero de siete lanzadores de los Dodgers, había perdido el primer juego como relevista. Esta vez resolvió dos innings perfectos para obtener el triunfo.

El inconsistente cerrador Kenley Jansen ponchó a sus tres rivales para poner fin al encuentro, sin bien no era elegible para el salvamento.

Betts se robó una base luego de su sencillo en el inicio del sexto inning. Con un out, Justin Turner bateó un potente rodado y Betts fue atrapado en un tira-tira.

Los Bravos enviaron a la lomita a Will Smith para enfrentar al también zurdo Max Muncy, quien gestionó un boleto. Luego, el cátcher Will Smith se fue a la cuenta llena y bateó la pelota a 404 pies del plato entre el jardín izquierdo y el central para poner el encuentro 4-2.

«Él llegó y respondió en ese momento. Me alegra haber visto que se expresara», dijo Betts sobre su compañero, quien rara vez muestra sus emociones, pero se entusiasmó por el batazo.

Es la primera vez al menos desde 1961 que un bateador pega un jonrón contra un pitcher que tiene el mismo nombre en temporada regular o playoffs, de acuerdo con el Elias Sports Bureau.

Foto: MLB 

Los Bravos están a una victoria de la Serie Mundial

MLB.- Los Bravos resolvieron la situación en un santiamén. Ahora, están a un triunfo de poner fin a una ausencia de dos décadas en la Serie Mundial.

Marcell Ozuna aportó dos jonrones, Freddie Freeman conectó el hit de la ventaja para continuar con las pesadillas de Clayton Kershaw en postemporada, y Atlanta vapuleó el jueves 10-2 a los Dodgers de Los Ángeles.

Los Bravos, que no avanzan al Clásico de Otoño desde 1999, tomaron una ventaja de 3-1 en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, al pagarles con la misma moneda a los Dodgers, que los habían apabullado 15-3 la noche anterior.

El derecho novato Bryse Wilson, quien debutó en postemporada, superó en el duelo a Kershaw, tres veces premiado con el Cy Young pero que sufrió otro episodio de su lamentable trayectoria en postemporada.

Atlanta buscará sellar su pasaje este viernes, en el quinto juego.

«Se siente bien, muy bien», comentó el manager de Atlanta, Brian Snitker. «Todavía tenemos mucho trabajo por hacer. Ustedes saben lo rápido que pueden cambiar las cosas. Estoy muy orgulloso de estos chicos, de cómo se han recuperado».

El dominicano Ozuna sumó cuatro imparables y empujó cuatro carreras. El duelo estaba empatado 1-1 cuando los Bravos anotaron seis veces.

Freeman, firme candidato al premio del Jugador Más Valioso en la Liga Nacional, quebró la paridad con un doblete y Ozuna llegó a continuación con un doble remolcador que puso fin a la labor de Kershaw.

Una noche después de que los Dodgers impusieron un récord al anotar 11 carreras en la primera entrada, batearon sólo un hit a lo largo de seis innings ante Wilson, quien tiene 22 años y debutó en postemporada. Ese imparable fue un jonrón solitario del boricua Edwin Ríos.

«Él tuvo el control total… Estaba sereno y con ritmo. Todos sus lanzamientos estaban ahí», resaltó Snitker en referencia a Wilson. «Fue un gran esfuerzo de su parte».

Nunca antes en la historia de las Grandes Ligas un equipo que había perdido por al menos ocho carreras un juego había ganado por esa misma diferencia el siguiente en la misma postemporada, de acuerdo con la firma STATS.

Dustin May, texano de 23 años que ha lanzado cuatro innings y dos tercios durante tres apariciones en esta postemporada, abrirá por los Dodgers, que corren el riesgo de ser eliminados. Atlanta podría recurrir exclusivamente a relevistas.

El venezolano Ronald Acuña Jr. abrió el inning decisivo con un sencillo dentro del cuadro. En la jugada, tanto él, como Kershaw y el intermedista puertorriqueño Kiké Hernández terminaron en el suelo, tras realizar grandes esfuerzos, durante una noche de viento en el nuevo parque de Texas, donde el techo permaneció abierto.

Kershaw cayó luego de descender del montículo en un intento por fildear la potente roleta. Hernández tomó la pelota y lanzó desviado, por debajo del brazo. Acuña tropezó tras pisar la almohadilla y caer sobre la muñeca izquierda que le dio problemas durante la campaña regular.

Freeman se probó unas gafas y solicitó que le pusieran unas gotas en los ojos al comienzo del encuentro. Aparentemente, no tuvo problemas de visión al conectar un doblete que remolcó a Acuña para colocar la pizarra 2-1 antes de que Ozuna siguiera con otro doble que puso fin a la labor de Kershaw.

El relevista venezolano Brusdar Graterol sacó el primer out antes de permitir tres imparables consecutivos, incluido un doble de dos carreras de Dansby Swanson y un sencillo productor de Austin Riley. El novato dominicano Cristian Pache coronó el inning con un sencillo remolcador que colocó la pizarra en 7-1.

«Son muy similares a nosotros, pues entran muy bien en ritmo», dijo Kershaw. «Parece que ellos provocan este efecto dominó cuando pasa algo. Siguen aprovechándolo. Y tienen también grandes bateadores».

Foto: MLB

Los Dodgers despertaron con paliza

MLB.- Un grand slam de Max Muncy coronó un racimo de 11 carreras que rompió un récord en la primera entrada por los Dodgers de Los Ángeles, quienes trituraron el miércoles 15-3 a los Bravos de Atlanta para acercarse a 2-1 en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

Julio Urías, con tres victorias en el mismo número de apariciones dentro de esta postemporada, cumplió su primera apertura. Repartió cinco ponches y toleró una carrera, así como tres hits en cinco innings.

El mexicano dio base por bolas a sus primeros dos adversarios, pero no permitió más libertades. Y con semejante apoyo ofensivo, tampoco pasó apuros.

El jonrón de Muncy con las bases repletas ante Grant Dayton fue el tercer cuadrangular en el primer inning. Jamás se habían anotado tantas carreras en la entrada inicial de un juego de postemporada.

Los Dodgers impusieron un récord de la franquicia, con cinco vuelacercas en un encuentro de playoffs, y establecieron otra marca, de más carreras en un duelo de postemporada.

Joc Pederson sacudió un jonrón de tres carreras ante el abridor Kyle Wright para dar inicio a una noche en que conectó cuatro hits. El boricua Edwin Ríos encontró el siguiente lanzamiento y lo envió al otro lado de la cerca.

Corey Seager aportó un par de hits remolcadores durante el ataque despiadado que dio inicio al duelo. Añadió un cuadrangular solitario en el tercer acto, cuando los Dodgers ampliaron la ventaja a 15-0.

Nunca antes, un equipo había conseguido semejante número de carreras en los primeros tres innings de un juego de postemporada.

Por los Dodgers, los puertorriqueños Kiké Hernández de 1-1, Ríos de 5-1 con una anotada y una remolcada.

Por los Bravos, los venezolanos Ronald Acuña de 1-0, Pablo Sandoval de 2-0. Los dominicanos Marcell Ozuna de 4-0, Cristian Pache de 4-1 con una anotada y una producida. El panameño Johan Camargo de 4-1 con una empujada.

Foto: MLB