LVBP: Carlos Méndez y Álex González se suman al cuerpo técnico del Caracas

Prensa Leones.- Con miras a la temporada 2024-2025 de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP), la gerencia de Leones del Caracas trabaja en el presente y futuro de la organización, y en esta oportunidad dado a conocer a todo el cuerpo técnico que dirigirá al equipo.

El tren directivo del 21 veces campeón volverá a contar con la mayor parte de sus coaches. No obstante, algunos harán su regreso a la cueva y la pelota criolla.

En primer lugar, fue ratificado José Alguacil como manager. El caraqueño estará al frente del equipo por cuarta campaña consecutiva. Cuenta con récord en ronda regular de 94-66, al sumar sus primeros tres años como estratega.

En cada una de sus campañas ha llevado al club al round robin. Logró el campeonato en la 2022-2023 y el subcampeonato del Caribe en el Estadio Monumental Simón Bolívar.

La presencia de Alguacil en el banquillo refuerza aún más un proyecto deportivo que comenzó a gestarse desde el 2021 y que ha tenido resultados positivos cada año.

Hensley «Bam Bam» Meulens asumirá el cargo de coach de banca. El curazoleño cuenta con una experiencia calificada en el béisbol de las Grandes Ligas. Es el actual coach de bateo del equipo grande de Rockies de Colorado. Fue manager de Países Bajos en dos ediciones del Clásico Mundial, así como coach de banca de Gigantes de San Francisco y Mets de Nueva York en Las Mayores.

Meulens, además de sus conocimientos ofensivos, entiende el béisbol de varias partes del mundo. Como pelotero jugó en ligas independientes, México, Corea del Sur, Japón y el Caribe. En Venezuela estuvo con Pastora de Los Llanos en la temporada 1997-1998. Conoce tan bien nuestra liga, que en su amplio currículum hay tres temporadas como piloto de Bravos de Margarita.

Más cambios

Jorge Moncada se une a las filas capitalinas con el rol de coach de pitcheo. Posee experiencia en el desarrollo de una de las mejores granjas de lanzadores del beisbol actual: Rays de Tampa Bay, organización con la que está vinculado desde 2006. De hecho, el tachirense es el actual coach de bullpen del equipo grande de la franquicia.

Moncada contará con el apoyo de Wilson Álvarez (coach especial de pitcheo), quien fue el instructor de lanzadores capitalino en las últimas tres campañas.

En la historia del Caracas, hay un nombre muy importante y llamativo por su ofensiva y defensa de la primera base: Carlos Méndez. Ahora, el «Beto» se reencontrará con la fanaticada para transmitir todos sus conocimientos como nuevo coach de bateo del equipo.

El exinicialista ha sido instructor de bateadores en cada una de las filiales menores de Bravos de Atlanta. Desde 2021 hasta el año pasado fue coach en Triple A. Actualmente es el coordinador ofensivo de todos los equipos menores de la organización.

Alex González también estará de regreso a su antigua casa y con el equipo que le dio todo en Venezuela, y en el que se desarrolló como uno de los mejores infielders en el béisbol de las Grandes Ligas.

El 16 comenzará su carrera técnica como coach de primera base. Y sumará una nueva etapa en su larga historia con la organización. Jugó para el club durante 16 campañas.

Oscar el «Cachi» Salazar repetirá como coach de tercera y como ha venido sucediendo en años anteriores, será uno de los líderes del staff técnico gracias a su experiencia con Nacionales de Washington. Actualmente es el coach de desarrollo de la filial Doble A de los capitalinos estadounidenses.

El resto de los cargos del starán distribuidos con Lino Urdaneta como coach de bullpen, Kevin Nieves como coach asistente, Juan Indriago como scout de avanzada, Jonathan Arráiz como scout y Ligmer Morales como asistente del cuerpo técnico.

De esta manera, la directiva melenuda deja clara sus intenciones de mantenerse como uno de los candidatos fuertes a levantar el trofeo de campeón. Además de seguir fortaleciendo un proyecto que ha dejado frutos y que seguirá -por qué no- con la escritura de nuevos hitos y páginas doradas en su monumental historia.

LVBP: Caribes blanqueó al Caracas y arruinó su debut en el Monumental

Caribes

Tony Cittadino (Madrid).- Caribes de Anzoátegui desplegó todo su poder y con un bateo oportuno y un pictheo hermético, blanqueó a los Leones del Caracas ocho carreras por cero en el juego inaugural de la temporada 2023-2024 la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP).  Así la tribu arruinó el debut de los melenudos en el Estadio Monumental Simón Bolívar, su nueva casa tras 70 años en el Universitario.

Caribes, que conectó 10 hits, contó con el aporte ofensivo del novato Jesús Bugarín, quien se estrenó en la LVBP con jonrón y se fue de 4-2, con tres impulsadas, una anota y dos ponches. Además, Balbino Fuenmayor también hizo gala de su poder, al irse de 4-1, con cuadrangular, tres remolcadas y una anotada.

De esta forma, la tribu, se llevó la séptima victoria en 10 juegos inaugurales ante Leones. Por su parte, los melenudos quedaron con marca de 39-38 en el primer duelo de la campaña.

A la novena de Ramón Borrego, le salió todo perfecto. La ofensiva respondió cuando fue necesario y los lanzadores limitaron a la ofensiva del Caracas a apenas cuatro hits. Los melenudos dejaron seis corredores esperando remolque y se poncharon en nueve ocasiones.

Los brazos de Caribes mantuvieron a raya a la ofensiva del Caracas, pues los únicos hits fueron de Isaías Tejeda, Aldrem Corredor, Oswaldo Arcia y José Rondón. Por si fuera poco, el abridor Luis Escobar retiró a 10 en fila entre el primer y el cuarto capítulo y, luego, el relevo, también retiró a 10 bateadores seguidos entre el sexto y el noveno inning.

Lee también:  Caribes, Lara, Zulia y La Guaira ganaron en la jornada  inaugural 

Los primeros cuatro bateadores de Caribes se fueron de 12-5 (.416 AVE), con cuatro impulsadas, cuatro anotadas, un doble y un jonrón. Por su parte, los primeros cuatro en el orden por el Caracas ligaron para 14-2 (.142 AVE), con cuatro ponches y dos boletos.

La victoria fue para el relevista Gabriel Yánez (1.2IP, 1K) y la derrota para el abridor Albert Suárez (4.0IP, 4HP, 2B, 5K).

Flechazos en La Rinconada

Caribes atacó desde temprano a Suárez. Herlis Rodríguez conectó el primer hit en el Monumental, con un doble. Luego avanzó a la antesala con un rodado por el campocorto de Luis Sardiñas y anotó con un hit a la derecha de Niuman Romero.

César Hernández debutó con los Leones, tras haber llegado en un cambio desde Cardenales de Lara y recibió boleto en su primer turno. De hecho, fue el único bateador que se le embasó a Escobar en el primer tercio del juego.

El derecho estuvo dominante en la lomita y retiró a 10 en fila entre el primer y el cuarto capítulo. Tejeda, el Jugador Más Valioso de la pasada final, conectó el primer hit de Leones con sencillo a la izquierda apenas en el cuarto tramo.

El imparable sacó del juego a Escobar, quien realizó una gran apertura (3.2IP, 1HP, 1BB, 3K). en la que realizó 52 envíos, 30 en strike.

Del lado de Leones, Suárez ponchó a cinco en el primer tercio del juego. El derecho tenía una apertura prevista de máximo 60 envíos y terminó con 59, 41 de ellos en zona buena. Sin embargo, no contó con el respaldo ofensivo.

El Caracas tuvo la oportunidad de empatar el juego en la baja del quinto, pero el relevista Jesús Paricaguan sacó un gran cero, tras dominar a Tovar con elevado a la izquierda y dejar hombres en posición anotadora.

Sin embargo, Caribes sí pudo pisar el plato en el sexto, sin conectar ningún hit. Aprovecharon el descontrol del importado Bryan Blanton, quien abrió la entrada con boletos consecutivos a Rodríguez, Sardiñas y Romero. Su lugar en la lomita fue tomado por Norwith Gudiño y Fuenmayor lo recibió con elevado de sacrificio a la izquierda, que impulsó a Rodríguez.

Más tarde, un wild pitch le permitió anotar a Sardiñas para dejar el juego tres por cero.

Caribes sentenció

La tribu aumentó la ventaja en el octavo tramo y después de 2 outs, con un rally de cinco carreras. Primero fue un jonrón por la derecha de Fuenmayor. El batazo hacia la banda contraria fue en cuenta de 0-1 y remolcó a Romero. Fue el primer cuadrangular en el nuevo parque y lo recibió el relevista Franklin Dacosta.

Luego fue el turno del novato Bugarín, quien también sacó la bola por el jardín izquierdo con un tablazo de tres rayitas, pero ahora ante Allan Hernández, para aumentar la ventaja a ocho por cero.

Así Caribes se llevó la primera victoria de la temporada y este domingo visitará a los Tigres de Aragua en el estadio José Pérez Colmenares de Maracay. Por su parte, el Caracas jugará con los Tiburones de La Guaira en el estadio Universitario, reeditando la final de la temporada pasada.

Homenaje a Lezama

Antes del encuentro, la directiva de los Leones retiró el número 104 de Jesús “Chivita” Lezama, quien falleció este año.

El dato

La asistencia reportada para el primer juego en el Estadio Monumental fue de 23 mil 176 personas, lo que supondría un lleno absoluto en el Universitario.

Primeras veces en el Monumental

Pitcher: Albert Suárez (Caracas)

Lanzamiento: Albert Suárez (Caracas), strike.

Bateador: Herlis Rodríguez (Caribes)

Ponche: Luis Escobar (Caribes) a Oswaldo Arcia (Caracas)

Base por bolas: César Hernández (Caracas)

Hit: Herlis Rodríguez (Caribes)

Doble: Herlis Rodríguez (Caribes)

Jonrón: Balbino Fuenmayor (Caribes)

Doble play: Balbino Fuenmayor falla en el 1er inning 54-43.

Carrera anotada: Herlis Rodríguez (Caribes)

Carrera impulsada: Niuman Romero (Caribes)

Wild pitch: Norwith Gudiño (Caracas)

Pitcher ganador: Gabriel Yánez

Pitcher perdedor: Albert Suárez

Árbitros: Robert Moreno (HP), Jairo Martínez (1B), Edward Pacheco (2B) y Daniel Mendoza (3B).

Oscar Prieto Párraga y Alfonso Saer serán exaltados al Salón de la Fama del Beisbol Venezolano

Alejandra Vera (Prensa Museo del Beisbol).- Dos leyendas de la pelota criolla, una como directivo y la otra por su dilatada trayectoria en el periodismo, fueron inmortalizados por el Comité Histórico para la Clase 2023.

Oscar Prieto Párraga hombre de beisbol, odontólogo de profesión graduado en 1970. Casado con Myriam Rojas de Prieto y con dos hijos Gabriela y Oscar Eduardo, guiado por la mano de su padre Oscar Prieto Ortiz ingresó a los Leones del Caracas en marzo de 1970 como vocal de la Junta Directiva y delegado ante la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP).

Se convirtió en gerente de los Leones el 14 de noviembre de 1980 donde fue exitoso, obteniendo los títulos de la 80-81, 81-82, 86-87, 87-88, 89-90 y 94-95. Después de la venta del equipo, se convirtió en asesor de la junta directiva y el Caracas se tituló en la campaña 2005-2006 y más tarde en la 2009-2010.

En el año 2013, pasó a ser el presidente de la LVBP hasta el 2017, donde impulsó el programa de árbitros venezolanos, control antidopaje, código de ética y transmisión de todos los juegos por televisión. Fue exaltado al Salón de la Fama del Caribe en el año 2020.

Alfonso Emilio Saer Bujanda nació en Barquisimeto el 11 de junio de 1947. Extraordinario periodista, con una voz privilegiada, conocido como “El Narrador” de los Cardenales de Lara, siendo referencia de la narración deportiva de Venezuela. Se ha destacado narrando deportes como el beisbol, boxeo y su amado ciclismo.

Alfonso, de origen libanés, está casado con Martha Gómez de Saer y tiene cinco hijos, Massiel, Gloria, Flor, Claudia y Alfonso, que sigue los pasos de su padre.

Saer comenzó su carrera periodística a los 17 años, cuando escribió para el diario “El impulso” un artículo sobre los juegos olímpicos de Tokio 1964.

Es la voz oficial del circuito de Cardenales desde la temporada 1965-1966, salvo una temporada que trabajo con el Caracas. A principios de 1980, Pedro Miguel Suarez lo bautizó como Alfonso Saer “El Narrador”.

De él escribió su amigo y compañero de muchos años Rubén Mijares: “Voz Inconfundible, pronunciación muy especial con acentuación única. Pero por sobre todo pluma fina, claro en sus conceptos y como casi todos los cronistas de su época, bien formado preciso y contundente”.

Culminadas las votaciones por el Comité Contemporáneo, ninguno de los postulados alcanzó el 75% requerido para ser exaltado, quedando la votación de la siguiente manera:

Candidatos

Richard Garcés, 61%

Ramón Hernández, 55%

Magglio Ordóñez, 54%

Alex Ramírez, 52%

Juan Carlos Pulido, 42%

Tomás Pérez, 36%

Jesús Alfaro, 23%

Luis Raven, 22%

Richard Hidalgo, 21%

Alex Cabrera, 20%

Alex Delgado, 18%

Omar Daal, 17%

Henry Blanco, 16%

Marco Scutaro, 16%

Felipe Lira, 11%

Géremi González, 11%

Víctor Moreno, 11%

Carlos Guillen, 8%

Eduardo Pérez, 8%

Kelvin Escobar, 8%

Roberto Zambrano, 6%

Cesar Isturiz, 5%

Oscar Salazar, 5%

Tom Evans, 5%

Ugueth Urbina, 5%

Armando Galarraga, 3%

Miguel Cairo, 3%

Horacio Estrada, 1%

Juan Rincón, 1%

Tony Armas Jr., 1%

Antonio Álvarez, 0%

Carlos Maldonado, 0%

Edward Mujica, 0%

Juan Rivera, 0%

Foto: LVBP

LVBP: René Reyes es el nuevo asistente de coach de bateo del Caracas

Prensa Leones.- Leones del Caracas no solo está reforzando su róster de cara a la temporada 2023-2024 de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP), sino que también ha consolidado aún más su staff técnico al contratar a René Reyes como asistente de coach de bateo.

Tras repetir a cada uno de sus coaches para la venidera zafra, la gerencia deportiva ha querido añadir uno más y es Reyes, quien es muy querido por la afición melenuda.

Lee también: El Caracas vivirá una nueva etapa de su historia en el Estadio Monumental Simón Bolívar

En total, disputó un total de cinco temporadas con los capitalinos y durante este tramo, conectó 136 imparables, entre ellos 19 dobles, nueve triples, una decena de cuadrangulares y 64 carreras impulsadas para terminar con promedio con el madero de .308, el cual curiosamente fue el mejor en su carrera.

Asimismo, la historia de Reyes y el Caracas tuvo un capítulo de gloria, después conseguir el título de campeón en la temporada 2009-2010, último reinado antes de la consagración en la pasada campaña.

La presencia del isleño en el dogout del costado derecho del Estadio Monumental de Caracas “Simón Bolívar” será muy importante, ya que podrá transmitirles todos sus conocimientos a los jugadores y ser la mano derecha de Ramón Castro.

Tiene experiencia

Por otra parte, el actual “Rey” del béisbol en Venezuela, también buscará sacarle provecho a un personaje histórico de este deporte, debido a los pocos peloteros que conectó más de mil inatrapables, más de 100 dobles e impulsó más de 500 carreras en 23 temporadas.

Con respecto a su experiencia en los banquillos, Reyes se estrenó como coach de bateo en la Liga Mayor de Béisbol Profesional (LMBP) con Delfines de La Guaira en la reciente temporada 2023.

Lee también: Isaías Tejeda regresará con el Caracas en la temporada

Los guaireños fueron una de las alineaciones más atractivas y peligrosas, después de conectar 399 hits, de los cuales 70 fueron dobles, tres triples, 48 carreas; récord absoluto de la Liga, anotaron 224 carreras y terminaron con average de .293.

De esta manera, los capitalinos no solo tendrán a Ramón Castro como líder de la ofensiva, quien hizo un gran trabajo en la 2022-2023, sino que el René Reyes será un plus extra para cada compromiso.

Por último, ellos complementarán a José Alguacil (Mánager), Lipso Nava (Coach de Banca), Wilson Álvarez (Coach de Pitcheo), Juan Múñoz (Coach de Primera), Oscar Salazar (Coach de Tercera), Lino Urdaneta (Coach de Bullpen), Kevin Nieves (Catcher de Bullpen).

 

Opinión: Los mejores recuerdos se quedan en el Universitario

Tony Cittadino (Madrid).- En realidad, esta despedida comenzó de manera forzada cinco años atrás. Sabía que al irme del país en 2018, se cerraría un ciclo en el que el estadio Universitario fue una parte importante de mi vida. Este miércoles los Leones del Caracas anunciaron en una rueda de prensa que, desde la próxima temporada de la LVBP, jugarán como home club en el Estadio Monumental Simón Bolívar, dejando atrás una época que inició en 1952 y que tuvo momentos memorables.

Muchas son las historias que se pueden contar y que fueron escritas en el «Coso de Los Chaguaramos». Desde vivencias personales, hasta hazañas deportivas, acompañaron a millones de personas, entre jugadores, personal de mantenimiento, periodistas, fanáticos y todos aquellos, que, así sea por una sola vez, tuvieron el honor y el privilegio de visitar sus instalaciones.

Lo cierto del caso, es que es innegable que, en este momento, la nostalgia se apodere de los que amamos el Universitario. Sonará a cliché, pero es como si una película te pasara por la mente. Para mí, el Universitario tiene un encanto especial. Podía pasar un día entero allí y no aburrirme. Era feliz. Pero, como todo en la vida, todo tiene fecha de caducidad y hay que mirar hacia adelante para poder progresar.

Literalmente, el Universitario me vio crecer. Fue un emocionante recorrido desde niño. Primero, soñando con asistir al primer juego. Luego, pasando por la adolescencia e ir con los amigos del colegio a un Caracas-Magallanes y, más tarde, como periodista, al contar con el privilegio de estar en el palco de prensa y recorrer cada rincón del estadio con libertad.

Lee también: El Caracas vivirá una nueva etapa de su historia en el Estadio Monumental Simón Bolívar 

Todavía recuerdo la primera vez que fui al estadio con mi papá. Creo que es un momento que ningún fanático olvida. Fue el 27 de diciembre de 1996 y, todos los años, recordábamos esa fecha como algo sublime. Fue un juego Caracas-La Guaira, en el que Tiburones fue home club. No sé por qué, pero las entradas no tenían las sillas enumeradas y las tribunas estaban casi llenas. No conseguimos puesto del lado de Leones, así que tuvimos que ir a la zona derecha y disfrutar de la samba, mientras nos emocionamos porque Lezama se sentó a nuestro lado y nos dio la mano.

La emoción de estar en el estadio, siempre fue indescriptible. Era un lugar sagrado para mi papá y para mí. Allí tuve la alegría de ver jugar a mi ídolo Bob Abreu y también de conocerlo y entrevistarlo. Bendiciones de la vida y del periodismo. Pude pisar el terreno por primera vez como estudiante de comunicación social en 2005 y, luego, como pasante de prensa del Caracas en 2006. Más tarde, pude recorrerlo como periodista gracias a TalCual, Venevisión y Unión Radio Deportes.

Pero, aunque ahora los Leones no jugarán más allí, los mejores recuerdos se quedan en el Universitario. Y, esos recuerdos, son los que hoy atesoro más, justo cuatro meses después de la partida de mi papá: el león mayor. Durante la llamada «temporada muerta», moríamos de nostalgia al pasar con el carro por las afueras del Universitario. Contábamos los días para que llegara la temporada y, una vez que se escuchaba la voz de playball, era una tradición ir a los juegos.

Sinceramente, lo disfrutaba muchísimo porque mi papá, además, era italiano y se integró bastante bien a Venezuela y al beisbol. Era caraquista y fui yo el que le tuvo que explicar los fundamentos de la pelota. Era una ocasión perfecta hacerlo allí, porque, además, podía enseñarle detalles y cosas que no se ven por televisión.

Le llamaba la atención el sonido de la pelota al llegar al guante, la velocidad con la que la bola salía disparada a las gradas en cuestión de segundos y gozaba cuando los managers se encaraban con el umpire Musulungo Herrera y éste los expulsaba.

Allí logré saludar desde la tribuna, por primera y única vez, a uno de mis referentes en el periodismo, Luis Manuel Fernández. Celebramos jonrones y carreras chocando las manos y abrazándonos. Gritamos «leo, leo, leo» y nos paramos de la silla para pedir un ponche. Me tomé mi primera cerveza y, también, aprendí a silbar para llamar a los vendedores. Disfrutábamos comiendo papita, maní y tostón, las arepas del morocho, comprando souvenirs y deleitándonos con la vista del cerro El Ávila y el frío decembrino. No había vista, ni mejor momento. Era perfecto.

Allí nació una amistad tremenda con mi papá, porque era nuestro templo. Nuestro momento de compartir, de hablar, de debatir, de contarnos secretos y de hacer equipo. Fue, también, el lugar en el que le hice una promesa de la que siempre estaré orgulloso de cumplir.

Fue una noche de la temporada 2001-2002 en un juego ante los Tigres de Aragua, en el que Michael Ryan bateó la escalera (hit, doble, triple y jonrón). Luego lo hizo con los Navegantes del Magallanes, siendo el único en lograrlo dos veces. Estábamos sentados del lado de la tribuna izquierda y yo solía siempre acercarme al palco de prensa para saludar a Humberto Acosta, Fernando Arreaza, Reyes Medina, Adolfo Prieto o «El Chema» José Jiménez Torrealba.

Me gustaba estar en el estadio y mirar con admiración el palco de prensa. Le decía a mi papá con mucha ilusión: «Ojalá algún día pudiera ver un juego desde allá arriba, como periodista. Debe ser demasiado fino».  Me respondió, «¿y por qué no? si te lo propones, lo logras», a lo que le respondí: «te prometo que algún día voy a estar allá arriba, narrando o haciendo una noticia de un juego del Caracas».

El tiempo pasó y no me equivoqué. A fin de cuentas, su terquedad siciliana la heredé a la perfección. No hay palabras para explicar el privilegio de ver el estadio y un juego desde lo más alto y, de paso, poder estar en la cabina del circuito del Caracas y escuchar narrar en vivo a Fernando Arreaza o Reyes Medina. Ahora lo escribo y me parece mentira.

Pero, más nunca fue igual, porque el fanatismo muere cuando eres periodista. Sin embargo, lo disfruté y lo extraño todos los días de mi vida. Cuando iba a los juegos, disfrutaba estar sentado en el palco y contemplar a los hijos que iban con sus padres, mientras recordaba todas las veces que recorrí con el mío los desgastados escalones del Universitario. Le mandaba una foto con cierta nostalgia y le decía: «mira ahora cómo se ve la tribuna desde aquí».

Pero, así es la vida. El tiempo fue pasando y, sin darnos cuenta, ahora era yo el que compraba las entradas, la camisa y lo llevaba al estadio. Cuando se acercaba la temporada, era fijo que me dijera: «Revisa que fin de semana no tienes guardia y si juega el Caracas, nos vamos a un juego» Era la gloria y si el partido se iba a extrainning, mejor. Estábamos más tiempo juntos, aunque después había que salir corriendo y apurar el paso por la bendita inseguridad.

Sin embargo, como dijo Gianluigi Buffon cuando eliminaron a Italia en el repechaje rumbo al Mundial Rusia 2018: «El tiempo pasa y es tirano». El año pasado estuve cerca de volver a Venezuela para trabajar cubriendo la LVBP, mi gran pasión. Tenía una rara desesperación por hacerlo, porque sentía la necesidad de volver a ver un juego con mi viejo y compartir con la familia.

No fue posible, pero pude seguir la temporada desde España y alegrarme al leer como celebraba mi papá el último título del Caracas, pasadas las 6:00 de la mañana en Madrid. Fue una semana de trasnocho y con apenas dos o tres horas para dormir antes de ir a trabajar, pero de la que no me arrepiento. Valió la pena.

Sin saberlo, fue nuestra última temporada y no pude cumplir la promesa de volvernos a ver. Aunque me quedé con las ganas de regresar al estadio con él y de algún día llevar a mi futuro hijo, para estar los tres, los mejores recuerdos se quedan en el Universitario.

Siempre será el templo que me vio crecer y donde viví, sin duda alguna, los momentos más felices de mi vida. Desde octubre, los Leones tendrán una nueva casa, pero mi mente y mi corazón permanecerán allí, recordando con felicidad esa tarde de diciembre en el Universitario y en la que, en las noches al dormir, reencuentro con alegría a mi papá.

LVBP: El Caracas vivirá una nueva etapa de su historia en el Estadio Monumental Simón Bolívar

Tony Cittadino (Madrid).- Luego de semanas de rumores, finalmente se confirmó la noticia. Este miércoles, los Leones del Caracas informaron que jugarán en el Estadio Monumental Simón Bolívar desde la próxima temporada de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP).

El anuncio fue hecho por el presidente del equipo, Juan Carlos Escobar, desde el propio estadio ubicado en La Rinconada y que, en el mes de febrero pasado, sirvió de sede para la Serie del Caribe Gran Caracas 2023.

“La espera concluyó, nos mudamos al Estadio Monumental y agradezco el apoyo a todas las partes implicadas”, informó Escobar luego de que el equipo anunciara la mudanza en un video proyectado en la pantalla del estadio, que tiene capacidad para 36 mil 500 personas.

“Estamos presenciando una nueva etapa, este es el inicio de un nuevo ciclo y este Estadio nos brindará un show de primer nivel”, agregó el directivo, que también agradeció a la Fundación UCV el arrendamiento del estadio Universitario. “El Coso de Los Chaguaramos” fue sede de Leones desde 1952 y allí el club ganó 18 de los 21 títulos. Este será el tercer recinto para los melenudos, luego del icónico Estadio San Agustín, con el que se dieron a conocer en la LVBP como Cervecería Caracas y logrando tres gallardetes.

Lee también: Los mejores recuerdos se quedan en el Universitario

Escobar fue acompañado en la rueda de prensa por el presidente de la LVBP, Giuseppe Palmisano, además del vicepresidente de la liga y presidente Caribes de Anzoátegui, Rafael Gruszka.

“Hoy es un día histórico, estamos dando un salto de calidad y este nuevo hogar, servirá para que Leones del Caracas siga haciendo historia”, indicó Palmisano.

“Yo fui León durante mucho años. Después pase a Caribes, pero ver esto (el video) me movió el sentimiento.  Leones y Magallanes son demasiado importantes”, señaló el directivo de Caribes.

Un estadio de nivel

“Esto es un estadio de primer nivel y tenemos todas las comodidades para seguir buscando la gloria. Estamos creando rutas de autobuses para el traslado a todos los fanáticos durante cada compromiso”, informó Escobar y agregó que el contrato de arrendamiento es multianual con la Fundación Estadio Monumental, que llevará las riendas del moderno recinto capitalino.

“Todavía se están puliendo muchos acuerdos. Queremos hacer historia en este estadio y queremos estar acá. Más adelante seguiremos informando. Los precios de las entradas se mantendrán igual a lo anunciado anteriormente en el Parque de la UCV”, sostuvo el directivo de la novena melenuda, que en enero logró el título 21 al vencer en seis juegos a los Tiburones de La Guaira.

La mudanza de Leones a La Rinconada no sólo tendrá como atractivo jugar en un estadio moderno, sino que también están planificando diversas actividades para el fanático y que serán anunciadas en su momento.

“Tendremos actividades previo al juego, en el encuentro y luego de haber concluido el juego.  Tendremos un museo interactivo, en donde el fanático podrá conocer la historia del equipo. Este estadio te brinda todo el espacio necesario para que el fanático pueda disfrutar del compromiso”, agregó Escobar.

Se espera que Leones pueda regresar a la UCV en los juegos como visitante ante La Guaira. En tanto, en las próximas semanas se debe definir el destino de Bravos de Margarita, si bien pudieran jugar como home club en el Universitario.

Leones está listo para escribir una nueva historia en el Estadio Monumental Simón Bolívar.

Foto: Prensa Leones

Así jugó el Caracas en la Serie del Caribe 2023

Tony Cittadino (Madrid).- Los Leones del Caracas quedaron a un paso de sumar su tercer título del Caribe. El conjunto melenudo cayó en la final ante Tigres de Licey en la “65 Serie del Caribe Simple TV Gran Caracas 2023” y finalizar con marca global de seis victorias y tres derrotas.

Esta fue la segunda edición en la historia en la que se alternaron dos sedes (Caracas y La Guaira), luego de que Maracay y Valencia albergaran el certamen de 2006.

Fue la primera ocasión en la que se jugó con ocho equipos y en la que debutó la selección de Curazao, que estuvo acompañada de los campeones Tigres del Licey (República Dominicana), Indios de Mayagüez (Puerto Rico), Cañeros de Los Mochis (México), Vaqueros de Montería (Colombia), Federales de Chiriquí (Panamá) y Caracas.

Juego 1: Caracas 5, Chiriquí 2

Caracas comenzó con éxito su debut en la competición, al derrotar a Chiriquí cinco carreras por dos. El juego fue, además, el primero celebrado por el conjunto melenudo en el Estadio Monumental Simón Bolívar de La Rinconada ante 35 mil 691 aficionados, la mayor asistencia en la historia de la segunda etapa del torneo.

Los capitalinos picaron adelante en la primera entrada con sencillo de Hernán Pérez que impulsó a Ali Castillo.

Los panameños respondieron en el segundo capítulo con dos anotaciones para voltear el juego, al aprovechar un error en lanzamiento a la segunda base del campocorto Orlando Arcia, que llevó al plato a Erick Castillo y Ariel Sandoval.

Sin embargo, el Caracas remontó el control del juego en el cuarto inning con dos rayitas. La primera, llegó con un boleto con las bases llenas a Castillo y, la segunda, con un rodado dentro del cuadro de Wilfredo Tovar, que remolcó a Wilson Ramos.

Leones amarró el triunfo en el último tercio del juego, con dos carreras más. Castillo volvió a rendir con hit a la derecha para impulsar a Ángel Reyes. Ya en el noveno, un elevado de sacrificio de José Rondón fletó a Isaías Tejeda para dejar el juego cinco por dos a favor del Caracas.

A la ofensiva, destacó Castillo al irse de 3-3, con dos impulsadas, una anotada y dos boletos.

La victoria fue para el abridor David Ramos (5.0IP, 3HP, 2CP, 1CL, 1BB, 4K), la derrota para Davis Romero (3.0IP, 4HP, 3CP, 5BB, 2K) y el salvado para Anthony Vizcaya (1.0IP, 1HP, 1K).

Juego 2: Mayagüez 6, Caracas 1

Los Leones vieron limitada su ofensiva a solo cuatro hits y una carrera, al caer en el segundo juego frente a Indios de Mayagüez con pizarra de seis carreras por una.

Los monarcas boricuas atacaron temprano al pitcheo del Caracas, con tres carreras en los dos primeros innings ante el abridor y perdedor, Jhoulys Chacín (4.1IP, 6HP, 6CP, 3CL, 2BB, 6K).

Danny Ortiz inauguró la pizarra en el estadio Fórum La Guaira de Macuto al conectar hit por la segunda base, que impulsó a Bryan Torres y Emmanuel Rivera. Luego, en la segunda entrada, un doble de Roby Enriquez remolcó a Rubén Castro.

La única carrera del Caracas llegó en el cuarto capítulo, por un sencillo a la izquierda de Wilson Ramos que le permitió anotar a Tejeda.

Mayagüez, que conectó 11 hits, puso tierra de por medio en el quinto tramo, con tres rayitas más. El triunfo fue para el relevista Ricardo Vélez (2.1IP, 1HP, 1K).

En este encuentro, Max “Mako” Oliveras se convirtió en el mánager con mayor edad (76 años) en ganar un juego de la Serie del Caribe.

Juego 3: Las Tunas y Granma 3, Caracas 20

La explosión ofensiva de los Leones llegó en el tercer juego, al vapulear a Agricultores 20 carreras por 3 en La Rinconada.

De acuerdo con Quality Sport, el Caracas igualó la marca de 20 carreras anotadas que habían logrado los Naranjeros de Hermosillo (1990) y superó las 17 que los melenudos habían fabricado en el primer juego de 2006 a los también mexicanos, Venados de Mazatlán.

Además con sus 25 hits, dejaron atrás los 23 conectados por Licey ante Mazatlán el 8 de febrero de 1977. También implantaron un nuevo registro de hits en la franquicia, superando los 21 bateados ante Mazatlán en 2006.

El Caracas se apoyó en dos rallys para matar el compromiso. Uno de siete carreras en la primera entrada y, otro de cinco, en el octavo inning.

Danry Vásquez destacó con el madero, al ser el primer venezolano en conectar jonrón en La Rinconada. Lo hizo en el segundo inning y fue un batazo solitario ante el relevista Yunier Castillo. El jardinero derecho se fue de 5-4, con tres impulsadas, tres anotadas y boleto.

José Rondón no se quedó atrás y ligó de 5-4, con cuadrangular, un doble, seis remolcadas y tres anotadas. También destacaron Francisco Arcia (5-3, 2B, 3CI, 4CA) y Tovar (4-3, 2B, 1CI, 2CA).

El triunfo fue para el abridor Guillermo Moscoso (6.0IP, 6HP, 2CP, 8K) y el revés para Yoel Mogena (0.1IP, 5HP, 5CP)

Juego 4: Licey 2, Caracas 3 (12 innings)

El Caracas pasó de una fiesta de batazos, a un duelo de pitcheo ante Licey y un juego que se mantuvo sin carreras hasta el noveno inning, pero que se decidió en la entrada 12 con victoria melenuda de tres carreras por dos.

Dominicanos y venezolanos habían anotado una carrera cada uno en los innings 10 y 11, pero Rondón se encargó de dar el batazo de la victoria con un largo doble por el jardín central que bañó a Emilio Bonifacio y con el que anotó Tejeda, para desatar la locura en La Rinconada.

El jardinero central de los Leones se fue de 5-2, con par de remolcadas y dos ponches. La victoria fue para el relevista Ricardo Pinto (2.0IP, 1HP, 1CP, 1BB, 1K) y la derrota para Lisalverto Bonilla (1.1IP, 1HP, 2CP, 1K).

Los abridores fueron Erick Leal (6.0IP, 4HP, 1BB, 6K) y César Valdez (6.0IP, 3HP, 4K).

Con el resultado, los melenudos dejaron su marca en 3-1 y los felinos en 2-2.

Juego 5: Los Mochis 7, Caracas 0

La ofensiva del Caracas nuevamente fue dominada, esta vez por Cañeros de Los Mochis al blanquearlos siete por cero y limitarlos apenas a dos hits. Los únicos imparables venezolanos fueron de Vásquez (3-1) y de Oswaldo Arcia (3-1, 2B.)

Los mexicanos desplegaron una ofensiva de 13 indiscutibles y anotaron seis rayitas en el primer tercio del juego, cuatro de ellas en la tercera entrada.

Los bates mexicanos explotaron al abridor y perdedor Juan Carlos Ramírez (2.0IP, 5HP, 5CP, 2BB, 1K) y le bateó hits a los tres relevistas que pasaron por la lomita criolla: Norwith Gudiño (3.0IP, 3HP, 1CP, 1BB, 4K), Yoimer Camacho (3.0IP, 3HP, 1CP, 3K) y Alfred Gutiérrez (1.0IP, 2HP, 2K).

La victoria para Luis Fernando Miranda (), quien fue Pitcher del Año de la Liga ARCO Mexicana del Pacífico

Así los mexicanos, dirigidos por el manager venezolano José Moreno y el coach de pitcheo Giovanni Carrara, quedaron como líderes solitarios con 5-1 y Caracas con 3-2.

Juego 6: Caracas 8, Curazao 6

Los Leones volvieron al camino del triunfo en el sexto juego de la Serie, al derrotar a Curazao ocho por seis en el Estadio Fórum de La Guaira.

Los dirigidos por Alguacil llegaron perdiendo al séptimo capítulo seis por dos, pero acortaron distancias con tres rayitas en el séptimo y tres más en el octavo, para voltear la pizarra.

Vásquez dio el batazo de la victoria al conectar un largo doble entre el jardín central y el derecho, con el que anotaron Orlando Arcia y Castillo. El outfielder ligó de 3-2, con tubey, dos impulsadas, una anotada y par de boletos.

Arnaldo Hernández ganó su primer juego de la Serie con un relevo perfecto (1.0IP, 3K), perdió Edgar García (1.1IP, 3CP, 4BB) y Vizcaya (1.0IP, 1HP) salvó su segundo juego del torneo.

Juego 7: Caracas 7, Montería 4

La quinta victoria y la clasificación a la semifinal llegó ante Montería, al derrotarlos siete carreras por cuatro en La Rinconada, cumpliendo con la obligación de ganar para no quedar eliminado por lo apretado de la tabla.

Caracas combinó el bateo oportuno y el buen pitcheo, para enrumbarse a las semifinales y aprovechar, además, el descontrol del pitcheo colombiano que otorgó nueve boletos.

Chacín niveló su marca en 1-1 en una salida aceptable (5.0IP, 5HP, 3CP, 2BB, 4K), en la que el relevo se lució al permitir tan solo un hit en los últimos cuatro innings y ponchar a siete rivales en total.

La derrota fue para Francisco Jiménez (0-1) y Vizcaya (1.1IP, 1BB, 1K) se apuntó el tercer rescate.

El juego se fue por una sola calle, con las cinco anotaciones fabricadas por los capitalinos en el primer tercio del juego. Oswaldo Arcia se fue de 2-1, con doble, dos anotadas y tres bases por bolas.

Rondón volvió a ser determinante al ligar de 3-1, con par de fletadas y un boleto.

En este encuentro se realizó el primer triple play en la historia del estadio La Rinconada. Fue en la parte alta del quinto inning y con Carlos Rivero como bateador. El antesalista bateó un rodado al segunda base Dayan Frías, quien tocó a Oswaldo Arcia para el primer out, luego pisó la segunda base para retirar a Rondón y completó la jugada con lanzamiento a la primera base.

De acuerdo a los datos de Quality Sports, fue el cuarto triple play en la historia del torneo. Los otros fueron el 11/2/1957 Tigres de Marianao vs Indios de Mayagüez, el 5/2/1979: Mayos de Navojoa vs Águilas Cibaeñas y el 3/2/2020: Toros del Este vs Montería.

Juego 8: Montería 5, Caracas 7

Ambos equipos se volvieron a medir al día siguiente en La Rinconada, pero en la semifinal. El jueves 9 de febrero, el Caracas se volvió a imponer ante Montería, pero ahora siete por cinco.

Rondón volvió a consagrar su gran momento ofensivo, al irse de 4-2, con su segundo jonrón de la Serie, cuatro impulsadas y una anotada. El jardinero central abrió la pizarra en la primera entrada, con hit a la izquierda que impulsó a Castillo y Tovar.

Luego sacó la bola del parque en la quinta entrada, con Pérez en circulación, para ampliar la ventaja caraquista a seis por tres. Así llegó a 15 impulsadas en el torneo e impuso una marca histórica, al superar los 13 remolques de Willard Brown por Puerto Rico (1953) y el dominicano Tony Batista (1997).

Moscoso respondió desde la lomita con su segundo triunfo (5.0IP, 5HP, 3CP, 1BB, 7K), perdió Julio Vivas (0-2) y Vizcaya (1.1IP, 3K) salvó el cuarto juego de la Serie, con el que empató el registro de Francisco Buttó con los Tigres de Aragua en 2009.

Fue un juego con doble celebración para el Caracas, pues también celebraron los 104 años de Jesús «Chivita» Lezama.

Juego 9: Licey 3, Caracas 0

Los dominicanos se apoyaron en el pitcheo, el bateo oportuno y la defensa, para derrotar a los Leones del Caracas tres carreras por cero en el Estadio Monumental Simón Bolívar y ganar su décimo primer título.

Los dirigidos por José Offerman sumaron su primera corona desde 2008, tras haber ganado también en las ediciones de 1971, 1973, 1977, 1980, 1985, 1991, 1994, 1999 y 2004. En tanto, para los dominicanos fue el título 22 en la historia del certamen.

Por su parte, Caracas y Venezuela tendrán que seguir esperando. Los melenudos no celebran desde 2006 y el país desde 2009, cuando se coronaron los Tigres de Aragua.

Licey supo capitalizar las pocas ocasiones que le brindó Leones, pero suficientes para llevarse el triunfo en un duelo de pitcheo, que revivió el disputado el del pasado domingo que los capitalinos ganaron en extrainning.

Un wild pitch en el segundo inning, un error en tiro a la segunda base en el quinto capítulo y un error en el tiro a la inicial en el noveno, bastaron para fabricar las tres anotaciones. En tanto, el hermético trabajo desde la lomita, limitó a la ofensiva del Caracas a conectar apenas tres hits: uno de Alí Castillo y dos de Hernán Pérez.

Se poncharon en nueve ocasiones y sólo negociaron dos boletos. La defensa de Licey sacó los outs importantes, mientras que las buenas conexiones del Caracas salieron de frente. Los dirigidos por José Alguacil no pasaron de la primera base. No llegaron a tener dos corredores en circulación.

César Valdez (1-0) volvió a lucir intraficable desde el morrito y tuvo una salida brillante, que se vio truncada por dolores musculares. Lanzó seis innings y un tercio, en los que recibió los únicos tres hits del juego y ponchó a seis, en labor de 78 envíos 54 en strike.

El dominio con la mezcla de sus envíos, le permitió retirar a ocho en fila, con cuatro ponches entre el cuarto y el séptimo inning.

La derrota fue para el abridor Erick Leal, en una salida en la que no estuvo dominante como de costumbre, pero sacaba los outs. Trabajó durante cuatro innings y dos tercios, en los que le dieron siete hits y le anotaron dos carreras, una limpia. Dio dos boletos y ponchó a uno, con 73 envíos, 45 en zona buena.

El salvado fue para Jairo Asencio (3).

Foto: Prensa CPBC

Licey blanqueó al Caracas en un duelo de pitcheo y es campeón de la Serie del Caribe  

Tony Cittadino (Madrid).- Los Tigres del Licey ejecutaron los fundamentos del beisbol para ganar la “65 Serie del Caribe Simple TV Gran Caracas 2023”. Los dominicanos se apoyaron en el pitcheo, el bateo oportuno y la defensa, para derrotar a los Leones del Caracas tres carreras por cero en el Estadio Monumental Simón Bolívar y ganar su décimo primer título.

Los dirigidos por José Offerman sumaron su primera corona desde 2008, tras haber ganado también en las ediciones de 1971, 1973, 1977, 1980, 1985, 1991, 1994, 1999 y 2004. En tanto, para los dominicanos fue el título 22 en la historia del certamen.

Por su parte, Caracas y Venezuela tendrán que seguir esperando. Los melenudos no celebran desde 2006 y el país desde 2009, cuando se coronaron los Tigres de Aragua.

Licey supo capitalizar las pocas ocasiones que le brindó Leones, pero suficientes para llevarse el triunfo en un duelo de pitcheo, que revivió el disputado el del pasado domingo que los capitalinos ganaron en extrainning.

Un wild pitch en el segundo inning, un error en tiro a la segunda base en el quinto capítulo y un error en el tiro a la inicial en el noveno, bastaron para fabricar las tres anotaciones. En tanto, el hermético trabajo desde la lomita, limitó a la ofensiva del Caracas a conectar apenas tres hits: uno de Alí Castillo y dos de Hernán Pérez.

Se poncharon en nueve ocasiones y sólo negociaron dos boletos. La defensa de Licey sacó los outs importantes, mientras que las buenas conexiones del Caracas salieron de frente. Los dirigidos por José Alguacil no pasaron de la primera base. No llegaron a tener dos corredores en circulación.

César Valdez (1-0) volvió a lucir intraficable desde el morrito y tuvo una salida brillante, que se vio truncada por dolores musculares. Lanzó seis innings y un tercio, en los que recibió los únicos tres hits del juego y ponchó a seis, en labor de 78 envíos 54 en strike.

El dominio con la mezcla de sus envíos, le permitió retirar a ocho en fila, con cuatro ponches entre el cuarto y el séptimo inning.

Aprovecharon los errores

Licey atacó temprano al abridor Erick Leal, quien cargó con la derrota en una salida en la que no estuvo dominante como de costumbre, pero sacaba los outs. Trabajó durante cuatro innings y dos tercios, en los que le dieron siete hits y le anotaron dos carreras, una limpia. Dio dos boletos y ponchó a uno, con 73 envíos, 45 en zona buena.

Henry Urrutia abrió el segundo inning con boleto y avanzó a la intermedia por wild pitch de Leal. Luego un hit al centro de Mel Rojas Jr. lo llevó a la tercera y anotó por elevado de sacrificio a la derecha de Kelvin Gutiérrez.

Los dominicanos tuvieron otra oportunidad de anotar en la cuarta entrada, cuando Michael De La Cruz conectó hit a la izquierda y en la jugada, Rojas Jr. se metió hasta la goma pero fue retirado con un disparo certero de Danry Vásquez desde el jardín izquierdo. Out importante para mantener el juego al alcance para los Leones, pero la reacción nunca llegó.

Sin embargo, Licey volvió al ataque en la quinta entrada. Gustavo Núñez abrió la entrada con hit a la derecha, Emilio Bonifacio falló con elevado al centro y luego Robinson Canó dio un rolling al pitcher bueno para doble play, pero Leal metió la bola en el jardín central y dejó el inning vivo, con hombres en las esquinas.

El error se pagó caro, porque Yamaico Navarro dio un largo batazo contra la pared de la izquierda, para impulsar a Núñez con la segunda carrera de Licey y sacó del juego a Leal.

Licey volvió a pisar el plato en el noveno, ante los envíos de Anthony Vizcaya y volviendo a aprovechar la velocidad en las bases y los errores del rival. Luego de un out, Luis Barrera recibió boleto, se robó la segunda y luego anotó con un error en tiro a la inicial de Hernán Pérez ante un rodado de Gustavo Núñez, que hubiera supuesto el último out del inning.

De La Cruz destacó a la ofensiva por Licey, al irse de 4-2, con dos ponches. Bonifacio se fue de 5-2. El salvado fue para Jairo Asencio (3).

Pérez entregó el último out con un rodado por la vía 53, para desatar la celebración de Licey y cerrar una Serie del Caribe histórica para el país.

Foto: Prensa CPBC

 

SDC: Caracas emboscó al relevo de Curazao para ganar y acercarse a la semifinal

José Luis López (Prensa LVBP).- Leones del Caracas vino desde atrás para entre los innings siete y ocho anotar seis carreras para borrar déficit de 6-2 e imponerse 8-6 a Curazao, en la sexta jornada de la LXV Serie del Caribe Gran Caracas 2023. El resultado obtenido en el Estadio Jorge Luis García Carneiro de esta localidad, deja bien colocada a la representación venezolana, de cara a la clasificación a la fase final del evento.

Caracas queda con marca de 4-2, igualado con los colombianos Vaqueros de Montería en el segundo lugar de la justa. Este empate se romperá el miércoles en el Estadio Monumental Simón Bolívar, cuando ambos clubes choquen en horas de la noche.

Si ganan los campeones de Curazao y/o México, clasificará Venezuela, sin importar el resultado del juego contra Montería, campeón colombiano. La única combinación que dejaría fuera al Caracas es que termine perdiendo y que ganen los equipos de República Dominicana y Puerto Rico.

Después de un out en el inicio del octavo tramo, el relevista Edgar García (0-1) concedió boletos a José Rondón, Oswaldo Arcia y Alí Castillo. Con envío descontrolado, permitió el empate 6-6 en las piernas de Rondón. Y con boleto a Wilfredo Tovar, García saltó de la lomita tras dejar las bases llenas. En tan incómoda situación, fue auxiliado por Juan Carlos Sulbarán, quien aceptó doblete por reglas de Danry Vásquez, quien impulsó las carreras de la diferencia -en las piernas de Arcia y Castillo – para asegurar la victoria 8-6.

“Tuve paciencia y eso resultó clave al momento de soltar el doblete decisivo”, dijo Vásquez después del encuentro.

La victoria correspondió a Arnaldo Hernández (1-0) en relevo de un inning, con el segundo salvado para Anthony Vizcaya. En total, Leones utilizó a seis lanzadores, con David Ramos en calidad de abridor.

La derrota correspondió al dominicano Edgar García, tercer lanzador por Curazao. El derecho Cody Mincey fue el iniciador del desfile.

Los venezolanos conectaron once hits, uno que sus rivales, quienes jugaron de modo impecable. El león tuvo un pecado, en este juego que duró 3 horas 43 minutos.

Caracas tuvo un comienzo que parecía prometedor, al marcar dos carreras en el propio inicio del juego. Ali Castillo inició con doble a la izquierda y Wilfredo Tovar lo puso en la antesala con fuerte rolata a la intermedia. Danry Vásquez sacó boleto y robó la intermedia. Entonces, Oswaldo Arcia respondió con imparable al centro para empujar a los dos corredores.

Curazao se acercó 2-1 en el cierre del capítulo inicial. Luego de un out, Andrelton Simmons soltó hit al centro. Sharlon Schoop le imitó a la derecha para colocar a Simmons a 90 pies del plato. Wladimir Balentien se apuntó imparable de piernas por la grama corta para empujar a Simmons.

En la parte baja del segundo acto, Curazao fabricó rally de cinco anotaciones para tomar 6-2 el control del encuentro. Dudley Leonora y Juremi Profar despacharon incogibles corridos a la izquierda. En intento de sacrificio, Darren Seferina llenó las bases con hit delante del receptor Wilson Ramos para llenar las bases y Ray-Patrick Didder descargó doble a la izquierda para barrerlas. Sin embargo, no pudo pasar de la antesala, cuando Andrelton Simmons le imitó por la derecha. Debió esperar por sencillo de Jonathan Schoop para llegar al plato. David Ramos explotó para dar paso a Ricardo Pinto. Sharlon Schoop lo recibió con conexión por el torpedero para fletar a Simmons desde tercera con el 6-2.

Reacción melenuda

Los Leones debieron esperar hasta la azotea del séptimo inning para acercarse 6-5 con ramillete de tres anotaciones. José Rondón comenzó con pelotazo. Wilson Ramos continuó con inatrapable a la derecha para colocar a Rondón en la antesala.

Orlando Arcia lo impulsó con sencillo a la derecha. Explotó el abridor Cody Mincey y en su lugar entró Wendell Floranus para conceder boleto a Alí Castillo y congestionar así los cojines. Wilfredo Tovar la rodó por la inicial para remolcar a Ramos. Danry Vásquez fue caminado intencionalmente e Isaías Tejeda tomó boleto para forzar la carrera de Arcia y poner las cosas 6-5.

Luego vendría el decisivo racimo de tres anotaciones en el octavo episodio, que cambió el decorado del desafío y le dio la victoria 8-6 a la representación criolla.

SDC: Caracas le dio una paliza a Agricultores en una noche histórica

Rayner Rico (Prensa LVBP).- El campeón de Venezuela, el conjunto Leones del Caracas, se ensañó contra los lanzadores del club cubano Agricultores de Las Tunas y Granma y logró una contundente e histórica segunda victoria en la Serie del Caribe Gran Caracas 2023, con marcador de 20 a 3, en un juego que finalizó pasada la medianoche.

Con 25 imparables totalizados en la jornada sabatina, se implantó una nueva marca de inatrapables, al superar los 23 que había logrado Tigres del Licey el 8 de febrero de 1977, frente a Venados de Mazatlán, en un partido que terminó 18 a 4.

Las 20 anotaciones, también sirvieron para igualar un registro, el de los Naranjeros de Hermosillo, que logró dos decenas en 1990. Asimismo, en cuanto a conjuntos venezolanos se refiere, también se rompió una marca de incogibles que estaba precisamente en poder del Caracas, cuando conectó 21 contra los Venados de Mazatlán en el certamen de 2006 disputado entre las ciudades de Maracay y Valencia, todos estos datos de acuerdo con Quality Sports.

Es la primera vez que una escuadra capitalina derrota a una cubana en los anales de las Serie del Caribe, después de seis confrontaciones, todas ellas en la primera etapa de la máxima justa de la pelota regional.

“Uno no puede estar satisfecho por pequeñas cosas. Hay que exigirse, eso es lo que nos lleva a imponer récord como este, porque este equipo juega de esa manera. Estar en frente de más de 30 mil personas también nos llena de una adrenalina impresionante”, manifestó José Alguacil tras el out 27.

Los melenudos, que se habían visto domados en el partido previo ante Puerto Rico cuando pegaron solo cuatro hits, saltaron al terreno con ánimos renovados y labraron su camino al éxito desde el propio primer episodio, cuando le ocasionaron graves daños al abridor de los isleños Yoel Mogena, al que le fabricaron cinco anotaciones en solo un tercio de labor, en los que lograron cinco imparables, uno de dos bases de Wilfredo Tovar. El rally al final terminó siendo de siete anotaciones.

La arremetida de Leones continuó en el acto dos cuando Danry Vásquez pegó el primer jonrón en el torneo para el equipo venezolano, uno solitario ceñido por todo el poste del jardín derecho, que tuvo que ser confirmado por la implementación del VAR, una de las novedades para la presenta edición. José Rondón con doble, produjo una más para ampliar el score y poner a festejar al público asistente en el majestuoso Estadio Monumental de Caracas Simón Bolívar, que una vez más lució repleto.

Como si no hubiese sido suficiente, la prominente ofensiva criolla continuó confeccionando rayitas, con tres más en el cuarto, dos en el quinto, una en el sexto y cinco en el octavo con José Rondón y Danry Vásquez como protagonistas, con sendos cuadrangulares para cada uno. El patrullero central tuvo un partido memorable, en el que finalizó de 5-4, con seis empujadas y trío de pisadas a la goma.

En tanto que el refuerzo proveniente de Tiburones de La Guaira tuvo de igual manera una tanda fructífera en la que terminó pegó cuatro imparables en cinco visitas oficiales al plato, con trío de rayitas empujadas e igual número de anotadas, más un boleto.

Mientras la toletería caraquista hacía desastres, Guillermo Moscoso hacía lo propio, aunque con sus envíos. El derecho, que tuvo un primer inning tambaleante al permitir una rotación, se recuperó rápido para al final cerrar con la mejor salida para él en una Serie del Caribe, que constó de seis entradas completas, con seis inatrapables, un solo extrabase, sin boletos y ocho ponches, suficientes para al final adjudicarse su segundo triunfo de por vida en el certamen continental.

“La clave de hoy fue no perder la concentración y usar mis cuatro pitcheos. Francisco Arcia me conoce porque compartimos en Tigres y pudimos tener una buena comunicación”, dijo en rueda de prensa pospartido el triunfante Moscoso.

Leones mejoró su foja en el torneo a 2 y 1 para forzar un cuádruple empate en el primer lugar de la tabla, junto con Curazao, Tigres del Licey (República Dominicana) y Cañeros de Los Mochis (México).

Foto: Prensa CBPC