El inicialista cubano Yoel Yanqui jugará con Magallanes

Hugo Guerrero (Prensa Magallanes BBC).- Los Navegantes del Magallanes siguen armándose de cara a la venidera temporada de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, con miras de defender el título obtenido en la pasada contienda. De esta manera, se oficializó la firma del cubano Yoel Yanqui, quien estará desde el inicio de la campaña.

Yanqui, nativo de Palma Soriano, es un primera base y guardabosque que mayormente juega en las esquinas de los jardines. Disputó dos temporadas en la Serie Nacional Cubana (2013-2014 y 2014-2015) y luego fue firmado por los D-backs de Arizona en 2017, con 21 años de edad.


“Primero le doy las gracias a Dios por la oportunidad de ir a jugar con Magallanes. Es un compromiso, porque es el equipo más visto allá”, declaró el antillano vía telefónica. “No conozco mucho de la liga, pero me han dicho que es una liga fuerte, que se juega pelota duro como las del Caribe, y yo voy a darlo todo por sostener la corona”.

Luego de pasar tres temporadas en las granjas de los D-backs, pasando por Clase A (2018), con average de .289 y 60 empujadas en 126 juegos, y Clase A Avanzada (2019), con .272, 22 dobles y 47 fletadas en 84 compromisos, fue puesto en waivers y luego reclamado por los Rojos de Cincinnati el 2020.

En la zafra 2021 vio acción en 80 compromisos en la filial Doble A de los Rojos, la categoría más cercana a las Grandes Ligas en la que participó por su paso en las menores. Dejó un promedio al bate de .235, con nueve dobles, siete jonrones, 37 carreras anotadas y 35 empujadas.

“Es una buena vitrina, pero yo pienso es en hacer mi trabajo y luego que Dios decida a donde voy a seguir jugando, lo más importante para mí es poder seguir jugando pelota”, expresó el cubano.

El utility, de 26 años de edad, también estuvo en la LIDOM, primero con los Leones del Escogido, en la campaña 2019-2020, y luego con los Tigres del Licey, en la 2020-2021, pero solo acumuló ocho encuentros entre ambas contiendas.

Actualmente, Yanqui está viendo acción en la Lidove (Liga Dominicana de Verano) con los Granjeros de Moca, siendo hasta ahora uno de los mejores bateadores del circuito. Es líder del circuito en average con un astronómico .491 y primero en imparables con 26; además, posee un porcentaje de embasado de .547, slugging de .642, con dos dobles, par de cuadrangulares, 15 rayitas registradas y 14 fletadas en 16 juegos disputados.


“Es un reto grande (actuar en la LVBP) porque voy a tener la oportunidad de jugar casi todos los días, es un reto que tengo que cumplir y hacer las cosas bien”, reconoció Yanqui, quien aseguró que estará desde el primer día de practica con los filibusteros.

Nellie Rodríguez se baja del barco

Por otro lado, la comisión deportiva de la nave informó que el toletero Nellie Rodríguez no podrá participar en la temporada 2021-2022 con los Navegantes, debido a que tendrá que someterse a una cirugía ocular, la cual requiere un tiempo considerable en reposo.

“Se mostró muy frustrado y dolido por no poder venir de nuevo con nosotros, pero es algo que se escapa de las manos de todos. Incluso nos expuso su compromiso de querer estar de vuelta para próximas temporadas”, reveló un miembro de la comisión deportiva de los turcos.

 

La Serie del Caribe 2023 se jugará con ocho equipos

 Prensa LVBP.- La Serie del Caribe Gran Caracas 2023 marcará un hito en el evento subregional, cuando presente el próximo mes de febrero una competición con ocho equipos, gracias al regreso de Cuba y a la inclusión de Curazao.

“Es un momento histórico”, señaló Juan Francisco Puello Herrera, Comisionado de Confederación de Beisbol Profesional del Caribe (CBPC), en el inicio de una teleconferencia con medios de comunicación latinos, realizado el viernes por la mañana. “En una reunión extraordinaria, que se celebró el jueves, se conoció del Comité Organizador la noticia y les informo, oficialmente, que las representaciones que estarán participando en Gran Caracas 2023 serán de las ligas de Puerto Rico, República Dominicana, México, Venezuela, Colombia y Panamá, además de Cuba y Curazao”.

Puello Herrera destacó que la invitación de los dos países obedece a un par de factores importantes. El primero de ellos tiene que ver con el esfuerzo del Comité Organizador y el segundo con los 65 años del torneo, pues “la cita adquiere ribetes especiales, que debemos celebrar en grande”, puntualizó el Comisionado.


“Para nosotros es un placer recibir la oportunidad de organizar la edición 65 de la Serie del Caribe en Venezuela, donde en 14 oportunidades anteriores hemos sido sede de este gran evento del beisbol latinoamericano”, apuntó Giuseppe Palmisano, presidente del Comité Organizador y titular de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional.

“Será la novena vez que Caracas tenga el honor de ser asiento de una Serie del Caribe y, por si fuera poco, la segunda ocasión en la historia de este clásico que se organice en emplazamientos compartidos. La vez anterior fue en el año 2006, también en Venezuela, cuando Valencia y Maracay albergaron a los cuatro países participantes”, abundó el ejecutivo valenciano. “En esta ocasión, se volverá a hacer historia, pues tendrá por primera vez a ocho equipos disputando el tan ansiado trofeo”.

El calendario se desarrollará entre el 2 y el 10 de febrero de 2023, en los estadios Universitario, en Caracas, y Jorge Luis García Carneiro​, en Macuto. El formato presentará una competición todos contra todos, con cuatro juegos diarios, dos en cada parque. Se clasificarán a semifinales los cuatro primeros y de los cruces directos saldrán los finalistas.

Los horarios tentativos son 11:00 am, 1:00 pm, 4:00 pm y 7:30 de la noche, con Venezuela actuando en el último desafío de la jornada. La agenda definitiva se decidirá mediante un sorteo que se llevará a cabo en una próxima asamblea de la CBPC.

“Estamos empujando para que un tercer escenario aparezca”, reveló Palmisano. “Se trata de un estadio que tiene muchos años en construcción, que no tiene nada que envidiarle a los de Grandes Ligas y que está ubicado en La Rinconada. Ojalá lo tengamos para la fecha. Estamos haciendo lo posible para tenerlo”.

Durante la primera etapa de la Serie del Caribe (1949-1960), los equipos representantes de Cuba ganaron siete de 12 ediciones. La vuelta de los antillanos se produjo más de 50 años después, en la edición que se disputó en Margarita en 2014. Desde entonces y hasta 2019, los clubes cubanos consiguieron un cetro más, en San Juan 2015, gracias a Vegueros de Pinar del Río.

Panamá, que ya había participado en los inicios del torneo, volvió como invitado en 2019 y alzó el trofeo de campeón, y Colombia –actual monarca- se le unió en 2020. Ahora le toca el turno a Curazao, país constituyente del Reino de los Países Bajos.

“Tendremos disponibles jugadores del sistema de MLB y de nuestra liga local, además de los que actúan en Holanda e Italia”, informó Jedrek Magdalena, Presidente de la Federación de Beisbol de Curazao.

Entretanto, los jerarcas del beisbol cubano decidirán en el transcurso del año, cuál equipo llevarán a Caracas.


“Nosotros estamos terminando nuestra Serie Nacional a finales de julio, pero también tenemos proyectado una liga que se realizará a finales de año, una liga élite de invierno, algo que vamos a aprobar una vez termine el torneo en curso. Pero siempre será un equipo campeón”, explicó Juan Reynaldo Pérez, Presidente de la Federación Cubana de Beisbol.

Humberto Oropeza, vicepresidente del Comité Organizador, subrayó que no fue casual la incorporación de Cuba y Curazao.

“La idea de incluir a dos equipos más tiene que ver con el interés de tener a los países caribeños en los que se juegue el mejor beisbol, por eso era inminente y necesario el regreso de Cuba, así como de Curazao donde el beisbol se está desarrollando de manera interesante. Por eso decidimos dar este paso”, señaló Oropeza.

“Es un enorme esfuerzo tanto de la CBPC como del Comité Organizador, para ampliar la geopolítica deportiva del evento”, concluyó Antonio José Herrera, miembro del cuerpo colegiado encargado de organización el Clásico Caribeño de 2023.

Quisqueya se engalana para la nueva edición de la Serie del Caribe

Serie del Caribe

Luis Alvarado De Sousa (Caracas).- Luego de cinco años de ausencia en tierras dominicanas, el Estadio Quisqueya «Juan Marichal» recibirá a los representantes de las ligas de Venezuela, México, Colombia, Puerto Rico, Panamá para llevar a cabo una nueva edición de la Serie del Caribe. El equipo abanderado de Dominicana buscará defender su patio.

Los Navegantes del Magallanes buscarán su tercera corona caribeña, que se les ha hecho esquiva desde 1979, última vez que obtuvieron la corona de monarcas de la Serie del Caribe. Los filibusteros son los únicos en disputar una Serie del Caribe en el Quisqueya, entre los equipos clasificados al torneo luego de formar parte del certamen en el año 1996. La Nave Turca acumula récord positivo, con 37 victorias por 36 derrotas en Series del Caribe. La LVBP es el representante con más tiempo sin conquistar el torneo, desde que los Tigres de Aragua lo consiguieran en el año 2009 en Mexicali.

Por un lado, los locales Gigantes del Cibao van a su segunda participación en la competición, después de disputarla en el 2015 en San Juan, Puerto Rico. Los Gigantes van por su primera corona en el Caribe y buscarán mantener el yugo del mangú en el campeonato, luego de los triunfos de Toros del Este en 2020 y Águilas Cibaeñas en el 2021. El Cibao superó a las Estrellas Orientales para ganarse su boleto para representar a la LIDOM.

 

Los Charros de Jalisco buscarán emular lo hecho por los Venados de Mazatlán en el año 2016 y levantar la corona de la Serie del Caribe en Santo Domingo. Los jaliscienses van a su segunda participación y tienen balance de dos victorias y dos derrotas, cuándo formaron parte de la edición que se jugó en Panamá en el año 2019. Los Charros quieren cortar la sequía de la LMP, que no son campeones desde el título obtenido por Mazatlán.

Por otro lado, los Criollos de Caguas, una de las organizaciones más laureadas de Puerto Rico y el Caribe, quieren buscar su sexto título en su décimosexta participación. A pesar de tantas participaciones en el Clásico, es la primera vez que van a disputarlo en tierras quisqueyanas. Presentan un balance histórico en la competencia de 49 victorias y 50 derrotas.

Colombia, en representación de la LPC, tendrá de nueva cuenta a los Caimanes de Barranquilla como su representante en la Serie del Caribe 2022. En sus dos participaciones anteriores, la delegación colombiana no ha podido obtener el triunfo a pesar de mostrar buen rendimiento. Barranquilla defendió su título de campeón ante los Vaqueros de Montería en un final cerrada.

Finalmente, los Astronautas de los Santos representarán a la liga de Panamá, al superar a los Federales de Chiriquí en la final del país canalero. Participaron en la edición 2020 con el nombre de Astronautas de Chiriquí, con balance de una victoria y cinco reveses. Los equipos representantes de las seis naciones chocarán para definir al nuevo campeón digno de la corona del Caribe.

Foto: Tigres del Licey

Venezuela sub23 cayó ante Cuba en su debut en la Súper Ronda

FEVEBEISBOL-.

 La selección Sub23 de Venezuela cayó por pizarra 5 a 0 ante la escuadra de Cuba en el primer duelo de la Súper Ronda, lo que deja a los criollos con marca de 1-2.

Los resultados, ante equipos que hayan avanzado de la ronda de grupos a la Súper Ronda, son válidos para el ranking definitivo, por lo tanto Venezuela al acumular una victoria ante República Dominicana y una derrota ante Nicaragua, sumaba 1-1 antes de caer ante Cuba y quedar por debajo de .500 con marca de 1-2.

Sin embargo, Venezuela le tocará jugar ante Colombia y Panamá, buscando meterse en el duelo por la medalla de oro y de esta manera, garantizar el cupo al mundial y la posibilidad de jugar por el campeonato.

Venezuela está obligada a vencer mañana a Colombia, selección que venció temprano a República Dominicana, lo que la coloca con marca de 2-1 contra el 1-2 de los criollos.

Una victoria de la selección criolla le dará el mismo record que Colombia y la ventaja de haber vencido en el duelo directo, restándole un encuentro ante Panamá para cerrar la Súper Ronda.

Para que Venezuela alcance el Mundial en México a finales de este año, debe terminar entre los tres mejores del torneo, por lo tanto, el primer objetivo es asegurar juego por medalla, de lograr el pase a la final, automáticamente logra el pase y estaría participando por el oro.

Venezuela tiene la obligación de encontrar el ritmo ofensivo que ha estado intermitente durante el campeonato, ante Cuba apenas dos hits, sin carreras, algo que debe remediar de inmediato, la única forma de aspirar a la ronda de medallas y venciendo a Colombia y Panamá, para finalizar con marca de 3-2 y ventaja en enfrentamiento directo con ambas naciones, que le daría ventaja en un eventual empate en la tabla.

Foto: FEVEBEISBOL.

Cuba pagó caro su confrontación con la Confederación del Caribe

Yelimar Requena (Caracas).- El presidente de la  Confederación de Beisbol Profesional del Caribe (CBCP), Juan Francisco Puello Herrera, aseguró que Cuba “no está invitado” a la próxima edición de la serie que se realizará en Mazatlán.

“En el 2021, van dos equipos, dos ligas invitadas, Colombia y Panamá, Cuba no está invitado”, sentenció el directivo sin ofrecer detalles del porqué de esta nueva ausencia.

Cuba no asistió a San Juan, Puerto Rico, por problemas de visado, pero eso nada tiene que ver con su presencia en México.

En ese sentido, es posible que la decisión responda al enfrentamiento que se dio entre la Confederación y la Federación Cubana de Beisbol, cuando estos últimos aseguraron que no se les facilitó el acceso a las visas. y por ello se les hizo imposible asistir al torneo.

En aquella oportunidad Puello Herrera se defendió, asegurando que el consulado norteamericano en República Dominicana ofreció todas las facilidades para que los equipos de Cuba y Venezuela tramitaran el documento.

Sostuvo, además, que la ausencia del equipo se debía a la negligencia de la federación cubana.

No se habló más del tema sino hasta este lunes cuando la Confederación confirmó la presencia de Panamá y Colombia en la serie de 2021, dejando claro que Cuba no está en sus planes futuros.

Malestar en la afición

Cuba, país fundador del Clásico Caribeño en su Primera Etapa (1949-1960), se perdió el evento en las primeras 44 ediciones de la Segunda Etapa (1970-presente), debido a la dictadura que arropa al país desde 1959.

Sin embargo, desde el 2014 los equipos cubanos participan en condición de invitados e incluso fueron campeones en 2015 con los Vegueros del Pinar del Río, precisamente en San Juan.

La posibilidad de que su ausencia sea definitiva preocupa a los amantes del buen beisbol, quienes habían recibido con buenos ojos su retorno al clásico caribeño.

Muchos cuestionan que su lugar lo tome Colombia, cuyo actual representante se despidió de la San Juan con récord de 0-5.

No obstante, la última palabra la tiene la Confederación, que ya dijo estar satisfecho con la actuación de ambos invitados (Colombia y Panamá) e incluso manifestó su intención de sumar a como miembros oficiales.

 

 .

La Serie del Caribe, un torneo que se reinventa para no morir

Tony Cittadino (Mallorca).- La Serie del Caribe es uno de las competiciones más antiguas y de tradición del deporte latinoamericano. Por sus torneos han pasado infinidad de peloteros, managers, directivos y periodistas, que han hecho de este certamen un clásico que, a pesar de los percances, es esperado año tras año a comienzos de febrero.

Si hay dos personas que la conocen casi a fondo son Rubén Mijares y Óscar Prieto Párraga. Ambos fueron entrevistados para un trabajo especial del Diario TalCual en 2010 y aseguraban que las cosas han cambiado para bien. Los motivos van desde la organización del torneo, hasta los lazos que unen a las diferentes ligas del Caribe.

“Luego de una temporada tan larga, la Serie del Caribe siempre ha sido como un premio. Es el postre después de la cena. La época perfecta para reencontrarse con viejos amigos y hacer nuevos. Es una fiesta. Su aporte ha sido de gran significación para la pelota”, dijo Prieto, quien fue, para entonces, asesor deportivo de los Leones del  Caracas y, en su momento, un importante dueño de los melenudos.

Prieto es una de las personas que más puede hablar con conocimiento de causa. Su padre, Óscar Prieto, fue uno de los promotores, junto con Pablo Morales, del clásico caribeño que nació en 1949 con el espíritu de integrar a las naciones beisboleras del área anualmente.

“La Serie del Caribe no es tan mala como la pintan. Fíjate, se está jugando desde 1949 y sigue ahí. A pesar de la pausa que hubo en los años 60, se celebra aún con el mismo formato”, expresó el odontólogo de profesión y agregó: “Mi papá vivía por el beisbol y el mejor ejemplo que podía dar era trabajando. Cuando no se jugó, no descansó hasta que se reanudara. No podía estar tranquilo”.

Mijares fue un reconocido cronista que falleció en 2018 y ocupó diversos cargos en equipos de la LVBP. Para entonces, decía que los directivos y equipos tienen fuera del terreno otra visión de la competición, adaptada además a las nuevas generaciones y a las facilidades que ofrece el siglo XXI.

“La Serie reúne a todos los amigos y directivos de las diferentes ligas y todo transcurre en un clima bastante agradable. Ya no es como antes, cuando los clubes iban a pelear por el pago de las comisiones. Ahora se preocupan por tener comodidades y estar en un buen hotel”, comentó con la sobriedad que le caracterizaba.

Otro punto en el que hacía hincapié, es que la Serie del Caribe podría ser mejor y recuperar su época dorada, si los jugadores de jerarquía aceptaran participar más a menudo y si cesa la presión que ejercen sobre ellos las organizaciones de las Grandes Ligas a las que pertenecen.

En constante evolución

El origen de la Serie del Caribe se remonta a 1948 con la creación de la Confederación de Beisbol Profesional del Caribe (CBPC), conformada por las ligas de Cuba, Panamá, Puerto Rico y Venezuela. Sus promotores en el país fueron los publicistas y locutores Pablo Morales y Oscar “Negro” Prieto, futuros propietarios de los Leones del Caracas.

Según el libro Serie del Caribe 1988, del general José Antero Núñez, el 21 de agosto de 1948 se firmó en Miami el acuerdo que dio pie a la justa, suscrito por Cuba (Miguel González, Florentino Pardo y Emilio Armas), Panamá (Eric Del Valle), Puerto Rico (Jorge Córdova y Eduardo Santiago) y Venezuela (Sebastián Ardiles y Felipe Huizi). La primera edición se disputó en La Habana 1949, ganada por los anfitriones Alacranes del Almendares con Fermín Guerra como manager.

La última con los países originales se jugó en 1960, ya que de 1961 a 1969 no hubo torneo por la desaparición de la pelota profesional en Cuba y el declive de la liga panameña. En 1970 se reanudó el evento en la llamada segunda etapa, que vio a Venezuela alcanzar su primer título ese mismo año (Navegantes del Magallanes) y la adición de  República Dominicana y México en 1971.

La sede se la alternaba un país cada cuatro años e, incluso, se disputó en Miami en las ediciones de 1990 y 1991. Por primera vez salía del Caribe, para jugarse en Estados Unidos. Toda una novedad. Se jugó en el Orange Bowl, un estadio de fútbol americano que fue adaptado al beisbol. En ese momento, no se había dado la expansión en las Grandes Ligas, que llevó al nacimiento en 1993 de los Marlins de Florida, club que en 2012 se pasó a llamar Marlins de Miami. El reciento fue demolido y fue construido el Marlins Park, la casa de los Marlins.

En el año 2013 se comenzó a jugar con un nuevo formato. Al tradicional “todos contra todos”, se le agregó un juego final entre los dos mejores clasificados y participaron: Leones del Escogido (República Dominicana), Yaquis de Ciudad Obregón (México), Navegantes del Magallanes (Venezuela) y Criollos de Caguas (Puerto Rico).

En esa edición, Escogido finalizó en el primer lugar con marca de 5-1 y Obregón en el segundo, con balance de 3-3. En la final, los mexicanos se impusieron cuatro carreras por tres, en un histórico juego que se extendió por 18 innings.

Un año más tarde, se volvió a cambiar el sistema de juego. La pelota cubana volvió como invitada al torneo para la edición de 2014, realizada en la Isla de Margarita. Para entonces, se mantuvo el “todos contra todos” con cinco equipos y seis juegos para cada uno. El último equipo de la tabla quedaría eliminado.

Los participantes fueron: Navegantes del Magallanes (Venezuela), Indios de Mayagüez (Puerto Rico), Naranjeros de Hermosillo (México), Tigres del Licey (República Dominicana) y Naranjas de Villa Clara (Cuba).

Se pasó a disputar una semifinal entre el primer clasificado (Magallanes) contra el cuarto (Mayagüez) y el segundo (Hermosillo) ante el tercero (Licey). Los ganadores fueron los boricuas y mexicanos y el campeón en la final resultó ser Hermosillo.

Llegan Panamá y Colombia

El formato de juego y con cinco equipos se mantuvo hasta 2019, cuando la Confederación se vio obligada a realizar cambios a última hora. La crisis política y social que vive Venezuela, obligó a los organizadores a cambiar la sede, que originalmente era Barquisimeto.

El torneo se disputó en Panamá, por primera vez desde 1956, aunque la idea era incluir al país en 2020. Los equipos participantes fueron: Leñadores de Las Tunas (Cuba), Charros de Jalisco (México), Toros de Herrera (Panamá),  Cangrejeros de Santurce (Puerto Rico), Estrellas Orientales (República Dominicana) y Cardenales de Lara (Venezuela).

Las novenas fueron divididas en dos grupos de tres equipos cada uno. Cada club disputó par de juegos ante su rival. Leñadores comandó el grupo A con marca de 2-2 y un diferencial de carreras de +3 y Toros el grupo B con balance de 3-1. Ambos se enfrentaron en la final y la ganaron los Toros, siendo el primer equipo panameño campeón desde que se disputa la segunda etapa. El último monarca de ese país fue Carta Vieja Yankees en 1950, un año después del estreno del certamen.

Ahora en 2020 se vuelve a cambiar el formato, regresando al “todos contra todos” de un juego contra cada rival. Los cuatro mejores pasarán a la semifinal, midiéndose el primero de la tabla ante el cuarto y el segundo versus el tercero. Además será la primera vez en la que se realicen tres encuentros diarios, en lugar de los dos habituales.

Al disputarse la serie en San Juan de Puerto Rico, los clubes necesitan visado de Estados Unidos, por ser éste un estado libre asociado. Por esa razón, se excluyó a Cuba y se le extendió la invitación a Colombia, liga a la que desde hace años estaba en los planes incorporar.

Los participantes en esta edición serán: Cardenales de Lara (Venezuela), Vaqueros de Montería (Colombia, casualmente dirigido por Ozney Guillén, hijo de Oswaldo Guillén), Astronautas de Chiriquí (Panamá), Cangrejeros de Santurce (Puerto Rico), Toros del Este (República Dominicana) y Tomateros de Culiacán (México).

Así las cosas, todo está listo para otra edición de la Serie del Caribe, el tradicional torneo de pelota caribeña que se vuelve a reinventar para no morir..

Colombia sustituirá a Cuba en la Serie del Caribe San Juan 2020

Prensa CBPC.- La Confederación de Beisbol Profesional del Caribe (CBPC) informó, de manera oficial, la participación en la Serie del Caribe San Juan 2020 del Equipo Campeón del torneo 2019-2020 de la Liga Profesional de Beisbol Colombiano (LPB), en los juegos que se llevarán a cabo el próximo 1 al 7 de febrero. Además, comunicó que el Equipo Campeón de la Serie Nacional Cubana que iba a participar en su calidad de invitado al evento se encuentra imposibilitado de hacerlo por condiciones fuera de su control.

Aun cuando las autoridades migratorias del Gobierno de los Estados Unidos, a través del Consulado General en República Dominicana, brindaron todas las facilidades para permitir el trámite de visa para la delegación cubana que asistiría a San Juan, haciendo los trámites en Santo Domingo, la obtención de visas para la delegación cubana se dificultó, dado que los tiempos en que termina su torneo y logística de traslados, hacían improbable asegurar el visado completo antes de iniciar el evento en Puerto Rico.

El Comisionado del Caribe Juan F. Puello Herrera afirmó que: “Quedamos muy agradecidos con todo el esfuerzo hecho por Consulado General de Estados Unidos en la República Dominicana, para ofrecer las mejores condiciones para alcanzar el visado de la delegación cubana, y tenemos el firme propósito como Confederación que las puertas estén abiertas para que el representativo de la Serie Nacional Cubana mantenga su participación como país invitado en la edición de la Serie del Caribe 2021, programada a realizarse en la ciudad de Mazatlán, en México.”

Según el Comisionado, el evento cuenta con la solidez necesaria para hacer frente a cualquier inconveniente que se le presente, y aún más se ha probado que sale más fortalecido con cada reto, por lo que auguró un gran éxito para San Juan 2020.

Por su parte Anaymir Muñoz, de MB Sports, compañía productora del evento comunicó que, “Aunque lamentamos en gran manera que la delegación cubana no pueda participar de la Serie del Caribe 2020, nos llena de alegría y satisfacción que Colombia se una al evento. Sabemos que el evento será uno de calidad y competitividad y que todos los equipos darán el máximo para conseguir el título de ganador.”

Los organizadores informaron que para aquellos clientes que ya tienen boletos, éstos serán honrados para la fecha y hora del juego que compró en el que ahora participará el equipo de Colombia. Los tenedores de esos boletos, no desean asistir al juego, tendrán hasta las 5:00 pm del lunes 20 de enero de 2020, para reclamar su reembolso o cambio para otro juego. Luego de esta fecha no se aceptarán reclamaciones de reembolso ni cambios.

.

Félix Doubront y Williams Pérez serán los abridores ante Australia y Cuba

FEVEBEISBOL | Foto: FEVEBEISBOL.-


Venezuela ya tuvo su primera práctica en el estadio de Taichung en la madrugada del viernes de Venezuela, allí  jugará en la primera ronda los duelos ante China Taipei y Puerto Rico.

Para ponerse a tono, Venezuela enfrenta a Australia el sábado a las 12pm (hora de Venezuela) y a Cuba el domingo, dos equipos que compartirán el Grupo C del torneo en Korea.

“Lo más importante es acostumbrarnos al nuevo horario, doce horas de diferencia, una vez que hagamos eso lo que buscamos es que los lanzadores tiren sus innings y los bateadores tomen sus turnos para estar a tono para la competencia” dijo Carlos Subero.

El ánimo en el equipo permanece en altas, con miras a lograr metas importantes en este torneo Premier12.

“Mucha energía de los muchachos, varios de ellos despiertos desde temprano con adrenalina para representar a su país y yo creo que eso es importante para lograr la meta que buscamos” continuó.

Venezuela realizó su práctica habitual a las 12pm hora local, sin aparentes señales de fatiga o cansancio luego de un viaje largo para aterrizar en tierras asiáticas para culminar la preparación.

Juniel Querecuto y Luis Castro fueron los últimos en integrarse al club junto a Argenis Angulo, por lo que estos juegos serán vitales para ellos.

“Queremos estar seguro que Castro y Querecuto estén a tono, darle la mayor cantidad de turnos estos días y así tener listo y preparados a todos para el debut de nuestro club el 5 de noviembre”

Para finalizar puntualizó el manager que se seguirá variando a los lanzadores en los venideros duelos, para tenerlos listos para el día inicial.

“Como hicimos contra México queremos tratar en estos dos juegos que los lanzadores que tenemos lancen todos, Felix Doubront lanzaría el primero y Williams Pérez el segundo duelo y de ahí en adelante vendrá el resto” finalizó Carlos Subero..

Directivos apuestan por el éxito de la Serie del Caribe Barquisimeto 2019

Prensa LVBP.- Los líderes de la pelota de la región se reunieron en Barquisimeto, para llevar a cabo la Primera Asamblea Ordinaria de la Confederación de Beisbol Profesional del Caribe. El cónclave arrojó una sensación común entre los ejecutivos: la apuesta por el éxito de la Serie del Caribe que se celebrará en la ciudad crepuscular, a partir de 2 de febrero del próximo año.

La reunión fue dirigida por Juan Francisco Puello Herrera, Comisionado de la Confederación, y por las voces de los presidentes de los cuatro circuitos asociados: Omar Canizales (Liga Mexicana de Beisbol del Pacífico), Juan Antonio Flores (Liga de Beisbol Profesional Roberto Clemente), Vitelio Mejía (Liga de Beisbol Profesional de la República Dominicana) y Juan José Ávila (Liga Venezolana de Beisbol Profesional).

“Una de las personas que más inquietudes y preocupaciones trajo fue este servidor”, dijo el mandamás del circuito puertorriqueño. “Las preocupaciones se disiparon ayer (viernes). Fueron las expresiones de las autoridades encargadas de la seguridad las que nos dejaron fuera de toda duda de que la Serie del Caribe será un total éxito”.

En la asamblea estuvieron el ministro del Deporte, Pedro Infante; el alcalde del Municipio Iribarren, Luis Jonás Reyes; y el comandante del Zodi Lara, el General Jesús Salazar, quien estará a cargo de coordinar el resguardo a los turistas extranjeros y venezolanos que se acerquen al Antonio Herrera Gutiérrez de Barquisimeto.

“Creemos que el pueblo barquisimetano merece esto. Es un pueblo amante del beisbol con sus Cardenales de Lara”, expuso Ávila. “En la final pasada, el público tuvo expresiones deportivas con los Caribes de Anzoátegui, por eso los equipos que vengan van a ser respetados y aplaudidos. Estoy seguro de que será una Serie del Caribe exitosa”.

En la reunión también estuvieron presentes Héctor Ley López, presidente ejecutivo de los Tomateros de Culiacán (invitado especial); Jorge Bauzá, director del torneo;  Cinddy Liriano, secretaria ejecutiva de la Confederación; y Aracelis León, presidenta de la Federación Venezolana de Beisbol, fue parte de la rueda de prensa.

“En Barquisimeto trataremos de lograr que el visitante sienta el gentilicio y la capacidad de atención y de ser anfitriones que tenemos los larenses. En eso queremos ser diferentes, y que siempre recuerden esta Serie del Caribe como en la que se sintieron como en su casa por siete u ocho días”, aseguró Humberto Oropeza, presidente de los Cardenales y del Comité Organizador. “Ya se aprobó el calendario y también los hoteles que albergarán a los equipos. Vamos a tratar, y eso hay que hablarlo con el alcalde, que esos siete u ocho días sean una fiesta para el pueblo. Por eso hablamos de tener dos bulevares, uno en el Paseo Iribarren y otro al frente del estadio, con comida, música y pantallas gigantes”.

El 2 de febrero comenzarán las acciones con el encuentro entre República Dominicana y Cuba, a las 2:45 pm. La ceremonia de inauguración está fijada para las 6:45 pm, y a las 8:00 pm se medirá Puerto Rico contra Venezuela. México descansará.

Foto: Amador Montes Bolet.