Abel Caputo fue convocado por el primer equipo del Inter Miami

Tony Cittadino (Madrid).- Abel Caputo cada vez está más cerca de debutar en la primera división de la MLS. Este viernes el Inter Miami informó en su web, que el mediocampista venezolano fue firmado a corto plazo y estará disponible para el partido de la MLS del sábado contra Minnesota United FC a las 8 p.m. ET en el estadio DRV PNK.

Caputo, de 21 años, ha sido titular en los 13 partidos de MLS NEXT Pro para el Inter Miami CF II en 2022, desempeñándose en el mediocampo y como defensa central y, con frecuencia, como capitán del equipo.


“Estoy muy contento por la convocatoria y la oportunidad que me está dando el entrenador. Fue algo que vino que un momento inesperado, ya que este fin de semana tenía juego con el segundo equipo, pero se canceló y bueno se abrió la oportunidad y estoy muy feliz”, dijo Abel desde Miami.

El club agregó que el venezolano ha jugado los 90 minutos en todos los partidos menos dos hasta el momento, con un total de 1.097 minutos disputados.

“Esto es algo también que viene gracias al trabajo que se ha estado haciendo toda la temporada. Estoy muy feliz, me siento preparado y listo para tomar la oportunidad. La temporada en general ha sido positiva, con mucho crecimiento de mi parte futbolísticamente. También como persona y como líder fuera y dentro del campo. Ahora solo espero seguir trabajando para seguir teniendo estas oportunidades y seguir creciendo todos los días”, agregó el mediocampista criollo.

Caputo también pasó la pretemporada de 2022 con el Primer Equipo, incluida la participación en el primer amistoso internacional del club cuando el equipo recibió al Club Universitario de Deportes peruano.

Según las reglas de la MLS, el acuerdo a corto plazo permite a los clubes fichar jugadores en préstamo de su filial MLS NEXT Pro para la MLS, la Open Cup de EE. UU., la CONCACAF Champions League, la Canadian Championship y los partidos de exhibición.

Foto: Inter Miami

 

 

Japón consiguió el oro ante los Estados Unidos

Japón

Prensa COI.- Será uno de los momentos más recordados de los Juegos Olímpicos para la nación anfitriona. Japón ha conseguido su primer oro Olímpico en el que es su deporte rey en el día 15 de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, en el Estadio de Béisbol de Yokohama.

Lo ha logrado después de su victoria por 2-0 sobre Estados Unidos, tras sus dos carreras en los innings tercero y octavo.

La contienda entre dos países en los que el béisbol goza de un apoyo masivo fue muy pareja. Y los pitchers titulares de ambos equipos, Morishita Masato por Japón y Nick Martínez por Estados Unidos, estuvieron muy certeros durante las primeras entradas.

No fue hasta la tercera cuando se produjo la primera carrera de Japón, a cargo del joven bateador Murakami Munetaka, cuyo jonrón solitario voló hasta la tribuna vacía para dar a los anfitriones una ventaja de 1-0.

En la octava entrada llegaría otra carrera del equipo nipón. Un fallo de Estados Unidos en la defensa de una jugada permitió a Yamada Tetsuto llegar a casa desde la tercera base.

Los japoneses se aferraron a ese 2-0 a favor y se adjudicaron una histórica medalla de oro en su propio país para igualar la cuenta de medallas de oro de los estadounidenses, que sigue a dos de los líderes históricos, Cuba, con tres preseas doradas.

Esta fue además la segunda victoria de Japón sobre los estadounidenses en este torneo olímpico de béisbol en Tokio 2020.

República Dominicana completa el podio

Horas antes, la República Dominicana había hecho historia al ganar el bronce, que es su primera medalla olímpica de béisbol. El conjunto dominicano derrotó a la República de Corea por 10-6 con una remontada de bateo en los últimos minutos tras ir por detrás durante la mayor parte del partido.

Foto: COI

Medina Spirit se llevó el Kentucky Derby

Kentucky Derby

Luis Alvarado De Sousa (Caracas).- En la edición 147 del Clásico de las Rosas «Kentucky Derby» que se celebra en el hipódromo de Churchill Downs, el ejemplar Medina Spirit consiguió la victoria en el primer clásico de la Triple Corona. Con el triunfo de Medina Spirit, el entrenador Bob Baffert gana su séptimo Kentucky Derby. Con este lauro, se convierte en el máximo ganador de la historia del Clásico de las Rosas, 17 victorias de Triple Corona. También deja atrás a Benjamin Allyn Jones, que ostenta seis victorias.

El jinete puertorriqueño Jhon Velázquez fue el encargado de dirigir al ejemplar. El jinete ganó 3 de las últimas 5 ediciones en el mítico clásico de las rosas. «Medina Spirit» dominó gran parte de la carrera al inicio. Partió con una buena ventaja, con respecto al favorito «Essential Quality» que arrancó en la quinta posición. Cerca de la curva final, «Mandaloun» amenazaba a escaparse por el centro de la cancha, pero «Medina Spirit» por dentro deñ carril logró adelantarse y tomar la delantera, que no perdería más.

El triunfo de Medina Spirit, es el séptimo en las últimas 10 ediciones del Kentucky Derby, para animales entrenados en el sur de California.

Lee también: Darwin Machís paró en seco al Barcelona

Aquí puedes ver el Kentucky Derby completo: 

Foto: @KentuckyDerby

Abel Caputo apunta alto en su estreno con la filial del Inter de Miami

Tony Cittadino (Mallorca).- Abel Caputo vuelve a estar en casa y espera sacar el máximo provecho a su nueva experiencia profesional, tras debutar el pasado fin de semana con el Fort Lauderdale, filial del Inter de Miami de la tercera división de la Ligue One.

Caputo es un mediocampista venezolano de 20 años y firmó por un año, con opción a otro, con el conjunto de David Beckham. En su primer juego vio acción durante 88 minutos como delantero, a pesar de ser mediomcapista, y usó el dorsal 29. Su club perdió un gol por cero ante el Revolution.

“En el primer partido me sentí cómodo y también veía al equipo así. Todavía tenemos que acoplarnos, pero lo vi bien. El resultado no se dio, pero son cosas que pasan. Tengo mes y medio entrenando con el equipo y me llevo bien con los compañeros y el entrenador. Ahora hay que seguir trabajando, para lograr cosas buenas”, explicó desde su casa en Miami, Florida.

Este nuevo reto le permitirá estar cerca de su hogar y tener opciones de subir al equipo grande, del cual forma parte el defensa venezolano Christian Makoun o los estelares ex jugadores de la Juventus, como el francés Blaise Matuidi o el argentino Gonzalo Higuaín. Durante las prácticas enfrentó a otro bianconero, al delantero brasileño naturalizado italiano, Amauri. El atacante le marcó al Real Madrid durante la Champions League del 2008.

“Fue un partido amistoso. Cuando estaba en la cancha no lo reconocía, pero luego cuando pasó la adrenalina del juego, me di cuenta que era él. También jugué contra el Toronto y estaba Michael Bradley. Fue una buena experiencia. Jugar en la primera división es una meta a corto plazo, pero ahora tengo que dar todo con el Fort Lauderdale. Espero tener un buen año y luego tener la pretemporada con el primer equipo”.

El criollo tiene experiencia internacional a cuestas, luego de estar en las inferiores del Levante en 2018 y luego pasó en 2019 a jugar en la segunda división de Bélgica con el KSV Roeselare, pero no tuvo continuidad. La pandemia del COVID19 obligó a su regreso a Estados Unidos, donde se mantuvo entrenando y, en enero de este año, marcó un golazo de zurda y al ángulo, para darle el título a Florida Soccer Soldiers de UPSL Soccer.

“Estuve entrenando con ellos, me ayudaron a ponerme en forma y tener minutos otra vez, porque estuve cerca de ocho meses sin jugar por la pandemia. Hubo contactos, me invitaron a unas pruebas y me quedé con ellos. Anotar ese gol fue tipo película, porque fue en tiempo extra y en un partido peleado. Es algo que uno como niño puede soñar, a cualquier nivel”.

En octubre tuvo la oportunidad de regresar a Italia y firmar con un equipo, pero no se concretó por temas sanitarios derivados del COVID y deportivos del club.

En constante crecimiento

Caputo, nacido en Caracas el 11 de julio del año 2000, espera tomar esta experiencia con calma, pero consciente de las posibilidades que pudieran surgir. Mantiene la humildad y, al mismo tiempo, estudia administración de empresas.

En Venezuela jugó en el Colegio La Salle de La Colina entre los años 2006 y 2007. Luego de marchó a Estados Unidos, donde pudo crecer, madurar y formarse mejor en el fútbol. Se asentó en Miami, destacando en Doral Soccer Club (2008-2013), Kendall Soccer Academy (2013-2016), Ronald Reagan Senior High (2016) y Davie United Soccer Club (2016).

Además participó en cuatro Juventus Summer Camp y finalizó MVP en las ediciones 2011, 2012, 2013 y 2016. De igual forma, logró un tercer lugar en el torneo Barcelona International Cup (2012) y segundo lugar en la Copa San Marino (2013). También estuvo con las divisiones inferiores del Getafe y Zaragoza en el verano del año 2015 y un año más tarde, probó con el AC Prato, filial de la Fiorentina en la tercera división de Italia. Su último club antes de firmar con el Levante fue All Dade.

En sus inicios era delantero, pero luego fue transformado en mediocampista, posición en la que ha tenido a Andrea Pirlo como referencia. “Algún entrenador me colocó en el medio y es mi posición favorita, pero me he convertido en un jugador multiposicional, porque puedo jugar por fuera y como delantero. Pero, me siento más cómodo jugando como un playmaker dese atrás”.

Caputo tuvo la oportunidad de conocer a Pirlo en una firma de autógrafos en 2012 y de jugar unos minutos con él en una habitación de un hotel. “Es mi ídolo. Conocerlo a esa edad fue un sueño. Me puse a llorar. Es uno de los mejores jugadores de la historia y fue algo muy lindo. Luego lo volví a ver dos años después y nos tomamos otra foto”, contó entre risas.

Consideró que la experiencia en España con el Levante le ayudó a madurar. “Me ayudó como persona y como jugador, porque tuve que vivir solo. Fue mi primera experiencia en Europa y en un ambiente más profesional del que estaba acostumbrado, pero aprendí mucho”.

Con la Vinotinto en mente

Caputo, que también tiene la nacionalidad italiana, integró en 2015 un módulo de la Vinotinto Sub-15 en Miami y espera ser llamado por la Federación Venezolana de Fútbol para ser parte de la Vinotinto.

“En el futuro puede hacer algún contacto. No lo dudo. Sería un gran orgullo para mí poder representar a la Vinotinto, pero todo viene con su tiempo. Eso depende también de mi rendimiento y los minutos que tenga. Si lo hago bien, el contacto va a llegar”, dijo Caputo, quién apunta alto en su nueva experiencia como profesional.

Foto: Prensa Fort Lauderdale

Posibles cambios para la temporada 2020 de las Grandes Ligas

Mike Petriello (MLB).- ¿Cómo se va a ver la temporada del 2020? Obviamente, no se parecerá nada que hayamos visto en el pasado.

Será una campaña de apenas 60 partidos. Se realizará en medio de una pandemia global. La Liga Nacional tendrá el bateador designado. Habrá un corredor en segunda para iniciar cada inning en entradas extras. Hay cambios en el manejo y la cantidad de jugadores en los rosters activos. Y algunos jugadores con alto riesgo de coronavirus podrían elegir no participar.

Va a ser una temporada extraña. Con eso en mente, veamos ocho elementos que van a ser los más inusuales.

1) Va a desaparecer el toque de sacrificio

En el 2019, hubo apenas 776 toques de sacrificio, o 0.16 por partido. Es la menor cantidad en la historia y continúa una tendencia de declive.

Ahora bien, la mayoría de los toques de sacrificio ha sido de parte de lanzadores—el 56%, para ser exacto. Los serpentineros no batearán en el 2020 (o al menos no estarán obligados a hacerlo). Entonces, hay que decirle adiós al toque de sacrificio, en cierto sentido.

2) Un abridor terminará la temporada invicto; y otros, ¿sin triunfos?

En una temporada de 60 juegos con una tradicional rotación de cinco lanzadores, se espera que cada uno de ellos realice unas 12 aperturas. Claro, en estas circunstancias, algunos se las ingeniarán con sus managers para hacer más.

Pero basándonos en 12 presentaciones, podemos decir lo siguiente: Catorce abridores hicieron 12 aperturas consecutivas sin cargar con la derrota. Por ejemplo, Gerrit Cole perdió el 22 de mayo y luego no fue vencido durante el resto de la campaña, un trecho de 22 aperturas. Aaron Nola, Max Scherzer y Mike Clevinger tuvieron rachas de 12 juegos o más sin perder. Wade Miley y Zach Davies, también. Va a pasar este año (completo).

¿Y qué pasará del otro lado, 12 aperturas sin una victoria? Ocurrió 17 veces el año pasado (sin contar a los “iniciadores”). Los protagonistas fueron estrellas y no estrellas (Jack Flaherty y Yu Darvish, vs. David Hess y Peter Lambert). Vamos a verlo de nuevo en el 2020, pero en una “temporada completa”.

3) Bajará la tasa de ponches, por fin. Probablemente. Un poco.

Parece que se establece una nueva marca de tasa de ponches cada año: 23% en el 2019, comparada con 18% en el 2009 y 16.4% en 1999. Hay tres motivos: Los lanzadores tiran más veneno que nunca, ha subido la velocidad y los abridores ya no llegan a 130 y pico de pitcheos en una presentación.

Pero ahora, los serpentineros de la Liga Nacional no tendrán un “descanso” con el lanzador contrario de noveno bate. A continuación, cómo se ponchan los pitchers al bate, comparados con los jugadores de posición:

4) El octavo bate en la Liga Nacional ya no verá pitcheos tan incómodos

El librito dice que hay que pitchearle incómodo o darle una base intencional al octavo bate en la Liga Nacional, para lanzarle al pitcher.

Tradicionalmente, el octavo bate en dicho circuito ha tenido la mayor tasa de bases por bolas entre los nueve puestos en el orden. Ése no será el caso este año con el bateador designado en la Nacional.

5) Adiós a los bateadores emergentes

Bueno, no completamente. Seguiremos viendo enfrentamientos zurdo-zurdo y derecho-derecho dependiendo del cambio de lanzador, o un estelar en un día libre saliendo de la banca para un turno clave en un momento importante. Pero ya saben por quiénes batean los emergentes en la mayoría de los casos, ¿verdad? Los lanzadores, obviamente.

En las últimas tres campañas con el designado disponible, ha habido 3,676 visitas al plato de parte de emergentes. Sin el BD en dicho lapso, hubo 13,027.

6) La Liga Nacional podría ser la de más ofensiva por primera vez en casi cinco décadas

La Liga Americana empezó a utilizar el bateador designado en 1973. La Nacional anotó más que la Americana en 1974, pero desde entonces, el Joven Circuito ha tenido la ventaja en cada oportunidad.

Claro que eso se debe a que los lanzadores del Viejo Circuito realizaban visitas al plato de poca calidad. Eso incluso ha sido suficiente para contrarrestar los efectos del Coors Field de Colorado, un estadio de la Liga Nacional que es casi siempre el de más anotación en las Mayores.

¿Podría la Nacional cambiar esas cosas en el 2020? Según FanGraphs, la Americana tendrá un promedio de 4.82 carreras por partido. ¿Y la Nacional? 4.91. Podría pasar.

7) La ventaja de la casa podría no ser una ventaja

Esto casi nunca cambia. El equipo local ganó el 52.9% de sus partidos en el 2019 y desde 1947, los de la casa han triunfado el 53.8% de las veces. Nunca ha habido una temporada en la que el visitante haya ganado la mayoría de los juegos. En sentido general, la proporción ha sido 53/47, a favor de los clubes de casa.

Nadie ha precisado exactamente por qué la ventaja de local significa tanto: ¿El confort de domicilio, no haber llegado tarde a la ciudad la noche anterior o la posibilidad de que los árbitros te favorezcan con sus apreciaciones? ¿O los aplausos del público?

Bueno, ahora, por lo menos para empezar, no habrá espectadores en los estadios. Ya sabremos cómo impactará esto el juego. Un estudio sugirió que el efecto del ruido del público causó que el equipo local fue favorecido en una ligera mayoría de los strikes o bolas cantados en cuenta máxima. Otro de FanGraphs afirma que este efecto podría representar “aproximadamente el 70% de la ventaja de local.

8) Algo poco común: Un jugador que salta el nivel de liga menor

Ha ocurrido en apenas 21 ocasiones y la última vez fue en el 2010, cuando Mike Leake fue directo de la Universidad de Arizona State al equipo grande de los Rojos. Bueno, sí lanzó en la Liga Otoñal de Arizona en el 2009.

En el 2020, es posible que no se juegue béisbol de liga menor, lo cual significa que las mejores selecciones del Draft de este año podrían debutar como profesionales a nivel de Grandes Ligas. De ser así, no será un jugador que venga de la escuela secundaria, sino del béisbol universitario.

Nosotros pensamos que el de mayores posibilidades sería el zurdo Burl Carraway, de los Cachorros..

Ana Karina Lorenzo: “Correr me hace fuerte y lograr todo lo que me propongo”

Tony Cittadino (Mallorca).- Ana Karina Lorenzo no se cansa de correr. La periodista venezolana y runner aficionada, comenzó su camino en el asfalto como un hobbie para desestresarse y compartir con su hoy esposo, pero pasó a ser un estilo de vida y un proyecto personal, al que le apuesta todo su esfuerzo.

Lorenzo nació en Maracay el 15 de agosto de 1989 y se graduó como Licenciada en Comunicación Social en la Universidad Bicentenaria de Aragua en 2012. Ese mismo año comenzó a interesarse por correr, pues siempre estuvo ligada al deporte al estar en el gimnasio y subir el Cerro Hotel Maracay.

Se mudó a Caracas e ingresó a Venevisión, para ser parte del equipo de la página web del Noticiero Venevisión como productora de contenido. Estuvo en el Canal de La Colina hasta 2014. En la capital pudo familiarizarse más con el running, porque entrenó en el Parque del Este y en El Ávila. También se inscribió en su primera carrera, siempre en condición de aficionada.

“Me fue fatal y es lo que quiero que no le pase a la gente. Terminé lesionada, pero me enganché. Fueron mis primeros 10 kilómetros, sin entrenamiento previo y sin los zapatos adecuados. No hice distancias mayores a 7 kilómetros”, explicó desde Madrid.

El proceso de correr se profundizó cuando emigró a Estados Unidos en 2016. Se fue a vivir a Chicago y salir a dar unas vueltas por la ciudad, le sirvió como una medida terapéutica para somatizar el dolor de emigrar.

“Dejar tu país, tu familia y tu profesión, genera mucho estrés y melancolía. Eran sentimientos encontrados, porque si bien estabas mucho mejor a nivel de calidad de vida, extrañabas lo tuyo. Ese primer año como emigrante es muy fuerte y el running pasó a convertirse en ese momento de esparcimiento y donde liberaba. Corría por las calles y en más de una oportunidad se me salían las lágrimas”, expresó.

Lorenzo considera que para correr se necesita, además de fortaleza física y una buena condición muscular, mucha fortaleza mental. “Llega un momento en el que te desconectas y te olvidas de que estás corriendo”, indicó. A los meses de lograr una estabilidad en su nuevo país, pudo retomar su pasión y equiparse mucho mejor.

Pasaron las semanas y con ella fue mejorando su resistencia. Creó un plan de entrenamiento, en el que fue subiendo las cargas y las distancias. En este aspecto insiste en la responsabilidad, porque hacerlo de manera forzada puede generar lesiones y frustración. Avanzar en los kilómetros recorridos no debe ser una competencia.

“Pasé de 7 a 18 kilómetros, pero tienes que aprender a escuchar tu cuerpo. No puedes esforzarte más, mientras sientas debilidad. Lo logré en casi dos años, no fue de un día para otro. Tu cuerpo te va a dar las alarmas de que puedes continuar”, dijo quien llegó a correr en invierno hasta en menos 26 grados centígrados.

Crecimiento en España

En el año 2017 emigró a España, país en el que reside en la ciudad de Madrid. Allí realizó su primer medio maratón, que fue, a su vez, su primera carrera oficial desde que se recuperó de una lesión que había sufrido en Chicago.

Se define como una persona extremadamente planificada, razón por la que semanalmente sabe qué plan de trabajo va a realizar. El correr debe compaginarse con un buen entrenamiento físico, del que ha hecho una rutina. Cuando no está en la calle o el gimnasio, está ejercitándose en casa con series ligeras para tonificar el cuerpo.

“No entreno pesado, porque la idea es que estés lo más ligero posible. El lunes, corro. El martes, descanso, pero hago musculatura de brazos y espalda. El miércoles, corro series. Si el sábado voy a hacer 14 kilómetros, entonces el viernes descanso y no hago nada”, dijo quien en Venezuela fue imagen comercial de Pantene y del Banco BBVA Provincial.

La hidratación no puede dejarse a un lado. No solo para evitar la deshidratación, sino para no sufrir calambres en la carrera. “Es vital, antes, durante y después de la carrera”, sostuvo. Lorenzo también recomienda cenar algo ligero en carbohidratos, la noche previa  a la carrera.

“Conozco corredores que no alteran su dieta, pero yo suelo comer pasta o pollo con arroz, con una salsa casera de poca grasa. Tienes que evitar que te caiga pesado y sufras indigestión, porque con la euforia estás a nada de que pase algo indeseado”.

El clima es una de las ventajas que tiene Venezuela, pues se vive en “Primavera” todo el año. Una de las primeras situaciones a las que hay que enfrentarse al emigrar, es adaptarse a vivir con mucho frío o mucho calor. A la hora de correr, también cuenta. Con el calor, el agobio agota. Con el frío, se usa ropa térmica.

“Desde que salí de Venezuela, odio el calor. Con el frío, estoy curada. Prefiero correr en invierno como en Chicago, que la temperatura llegó a ser menos 26 grados, que a temperaturas extremas como en Madrid (puede pasar los 40 grados). En verano, salgo a correr a las seis de la mañana. Es la única forma de estar fresca. Cuando sale el sol, no puedes respirar”.

En diciembre participó en su primer maratón, al correr en Valencia. Se preparó durante siete meses y los 42 kilómetros los recorrió en 4 horas, 23 minutos y 36 centésimas. “Fue un sueño hecho realidad. Después de correr 12 media maratón, sientes que puedes dar más. Me inscribí con un miedo infinito, pero con la necesidad de intentarlo y lograrlo. Para este tipo de carrera, me preparé con el corredor olímpico venezolano Luis Orta”, sostuvo.

Agregó que la satisfacción de cruzar la meta, vale la pena. “En la carrera, quieres dar lo mejor de ti. La euforia no se compara con ningún día de entrenamiento. Cuando terminas la carrera, te das cuenta que todo el sacrificio y madrugadas, valen la pena. El correr me hace fuerte. Me recuerda lo capaz que soy de retarme y lograr todo lo que me propongo”.

 

Enfoque profesional

Un punto importante para continuar con su crecimiento en Madrid, fue conseguir un trabajo de lunes a viernes y en horario de oficina. Tener parte de las tardes libres, le permitió un mayor margen de preparación y de creación, pues así nació la idea de crear su blog: Salud y Asfalto.

La idea es motivar a la gente a cambiar sus hábitos alimenticios y a compartir el conocimiento también a través de sus redes sociales. Su cuenta de Instagram @anaka_run la ha convertido en una marca, con la que quiere continuar creciendo y en la que está en contacto con la etiqueta #SaludyAsfalto.

“En las redes sociales vas haciendo una red de amigos que no conoces y sabes que tienes un público, que así sea pequeño, te sigue y le gusta tu contenido. Después de casi dos años, tengo una comunidad un poco más grande, a la que le agradezco sus mensajes, su cariño y su apoyo. Ellos son los que hacen que continúe”.

Lorenzo dijo que se está preparando para lanzar su página web y realizar cursos para tener una mejor preparación. “Esto lo odias, o lo amas para siempre. Me visualizo como profesional en el tema de nutrición y deporte y entrenamiento personalizado. También con un master en el área de running para principiantes, porque hay mucha información en las redes sociales que la gente no sabe asimilar bien”, finalizó la corredora que recomienda siempre tener responsabilidad para pisar el asfalto y cambiar estilos de vida por salud.

Fotos: Archivo Ana Karina Lorenzo.

Gregorio Petit disfruta su nueva etapa como manager en Houston (+Video)

Tony Cittadino (Mallorca).- Gregorio Petit disfruta su nueva etapa como manager. El ex jugador de los Leones del Caracas, dirige al equipo doble A de los Astros de Houston, en una experiencia que se ha visto paralizada por la pandemia del coronavirus y que espera retomar cuanto antes.

El nativo de Ocumare del Tuy, participó este martes en el podcast Deportivísimos, que realizamos junto Luis Martínez y explicó que tomó la decisión luego de ser dejado libre el año pasado por los Filis de Filadelfia. Confesó que la idea de apartarse del terreno de juego surgió tras cumplir 40 años y que lo haría cuando algún equipo en Grandes Ligas lo dejara en libertad injustamente.

“No voy a decir que fue justificado o mal dado, pero yo todavía podía jugar y podía hacerlo con ellos en Triple A y ayudarlos en Grandes Ligas, pero ellos consideraron que no. Fue un Spring Training raro, porque era primera vez que me enfermaba. Estuve cinco días en cuarentena en mi casa y cuando regresé, ya no tenía tiempo para estar listo”, explicó.

Petit continuó entrenando en Miami y luego se fue a su casa, en Houston. Allí se dedicó a disfrutar de su familia y de su casa, algo que dijo que necesitaba, pues pudo compartir más con su esposa Yessica y su hija Greysca y sus hijos Benjamín y Sebastián.

“En ese transitar, le dije a mi esposa que no jugaba más, que iba a Venezuela y estar tranquilo. En septiembre estuve a punto de ser agente. Ese era el plan, para estar en mi casa. Pero me llamaron los Astros y me dijeron que había una vacante”, dijo quien jugó con los Astros en la campaña 2014 de las Grandes Ligas.

Entre los ex peloteros con los que conversó para pedir consejos, estuvieron Henry Blanco, Omar Vizquel y Carlos Mendez. Además pudo hacerlo con el periodista Fernando Arreaza, narrador con una dilatada experiencia por más de 25 años con el circuito del Caracas.

“El mes que estuve en el Spring Training fue súper gratificante y emocionante. Me gustó y estaba emocionado al principio, pero no porque no supiera hacer las cosas, sino por cómo me iba a sentir. Era más por saber si tendría la adrenalina y las ganas de jugar y no fue así. Cuando me sentí que no quería jugar más, dije, listo, gracias a Dios estoy bien. Esto lo voy a disfrutar al máximo”.

La decisión del retiro también fue para hacerlo en el momento acertado de su carrera. Aunque se sentía bien, lo hizo antes de que estuviera en horas bajas, a pesar de recibir ofertas de México y de ligas independientes. “Ya no iba a crecer más en el beisbol. Iba a aumentar más mis viejos y estadísticas, pero no quise. Si decidía continuar, nadie iba a saber que estaba interesado en ser coach”.

La final contra Magallanes

Petit fue parte del equipo que venció a Magallanes en la tercera final en la historia de los “Eternos Rivales”, jugada en la temporada 2009- 2010. Para el otrora campocorto, jugar con los Leones y estar en esa final, fue un sueño hecho realidad. Con los melenudos, estuvo en 13 temporadas, dejando un promedio de .263 (1.388-365), con 18 jonrones, 166 carreras impulsadas y 185 anotadas en 424 juegos.

“Fui caraquista toda mi vida, de los niños que lloraban cuando Caracas perdía y mi mamá era magallanera. Cuando ganaba el Caracas, me ponía fastidioso. Viví las finales contra el Magallanes como fanático y de niño, pero en 2005 jugué la final de la Paralela y no tuvo nada que envidiarle a la que se jugó luego con el equipo grande. Estaba Robinson Chirinos, Pablo Sandoval, Juan Apodaca, Víctor Gárate y otros más”, recordó con emoción.

Caracas ganó la final en siete juegos, imponiéndose en el último duelo en Valencia. Fue la recordada serie decisiva que cambió con el jonrón de Grégor Blanco ante Francisco “Kid” Rodríguez en el cuarto juego en el estadio Universitario”.

“Esa final tuvo de todo. Entramos de cubrir y Hudgens me dice ‘Sé que estás caliente, pero necesito la oportunidad de buscar un jonrón para, por lo menos, empatar el juego. Voy a poner a Wilson Ramos a batear por ti’.  Yo me quedé en la entrada del dogout, cerca del palco. Ramos falló y Grégor en el círculo de espera, me dijo que le pasara la pesa para ponérsela al bate”.

Petit, que jugó con Blanco en estadales, contó que el jugador de La Guaira, que fue tomado como refuerzo para la final, le dijo que iba a dar el cuadrangular. “Cuando ese señor le dio a esa pelota, me dio escalofrío, porque me lo había dicho. Fue algo que marcó la historia del beisbol en nuestro país”.

El mirandino dijo que fue clave no bajar los brazos, porque Magallanes les había ganado los dos primeros juegos de la serie en Valencia. “Fuimos a Caracas y ganamos el primer juego. Estábamos en casa. La serie estaba dos a cero abajo, pero nosotros siempre tuvimos la mentalidad de ganar cuatro juegos. Perdimos el tercero y regresamos a Valencia. Se oía el rumor de que Magallanes estaba celebrando, porque en la temporada no podíamos ganarle en su casa. Eso fue la espina en el talón, porque era lo que faltaba. Ganamos el sexto juego y ahora éramos nosotros que nos sentíamos inflados. En toda mi vida de pelota nunca vi un ambiente como el de esa final y mira que jugué un Yankees-Boston en los dos estadios”.

Figura en el Caracas

Petit fue campocorto del Caracas, una posición por la que han pasado peloteros estelares como Alfonso “Chico” Carrasquel, Alex González y Omar Vizquel, lo que considera un honor. “Es algo maravilloso, porque no puedo explicarlo. Crecí viendo a Vizquel, pero vi mucho más a González, porque fue al que más vi jugar. Tener la oportunidad de compartir con los dos y ser yo quien sigue la cadena, es algo como fanático de los Leones que me llena de mucha satisfacción”.

Definió a Leones como la organización más importante de su carrera y a Henry Blanco como un gran mentor. “Leones es el equipo al que más cariño le tengo. En mi carrera fue el que ocupó un espacio más grande, en cuanto a beisbol y amor. Estuve toda mi carrera. Allí crecí, aprendí y tuve una escuela espectacular, con Henry Blanco, Marco Scutaro, Carlos Mendez o Bob Abreu. Muchas cosas son gracias a Henry, pero él tiene mucho conocimiento en el beisbol”.

No dudó en asegurar que se ve en un futuro como manager del Caracas. “Claro que me veo”, dijo entre risas. “Si Henry es el manager, no tengo problema en ser parte de su staff. Si yo soy el manager, me lo traigo como coach de banca”.

Sin embargo, para llegar a ese puesto, considera que todavía tiene que trabajar. “Tienen que pasar muchas cosas, pero todo el mundo lo relaciona con la gerencia y es que tengo que aprender. Tengo que crecer. Si la oportunidad se da, no voy a decir que no. Me siento preparado para ese rol. Con miedo, sí, con nerviosismo o como lo quieras poner, pero con las mismas ganas de aquél muchacho que debutó en 2005 y se fajó para hacerlo lo mejor posible. Nunca vas a saber si estás listo, si no lo intentas”.

Contó que uno de los managers que más lo apoyó en sus inicios en el Caracas fue Carlos Subero, estratega campeón en la zafra 2005-2006 de la LVBP y único venezolano invicto en la Serie del Caribe.

“Me dio la oportunidad de enseñar cómo podía ayudar al equipo a ganar juegos. Cuántas temporadas jugué lesionado o con dolores, pero siempre me importó ayudar al equipo. Entendía en mi momento que si no ayudaba con el bate, podía hacerlo el short”.

También compartió con Frank Kremblas, un manager de carácter fuerte y de juego agresivo en el terreno de juego. “Era súper agresivo jugando al beisbol. Un día me mandó a robar el home con las bases llenas en Puerto La Cruz y estaba bateando Josh Kroeger, con dos outs”, recordó con risas. “Arranqué y me devolví a los dos pasos. Luego me fui y llegué quieto. Me dijo, ‘te lo dije” y yo le dije que era un loco”.

Para Dave Hudgens, campeón en la 2009-2010, tuvo palabras de elogios. “Todo el mundo lo respetaba. Trataba de que todo el mundo estuviera contento. Hablaba la verdad. Es alguien a quien admiro y tengo contacto. Cuando acepté el trabajo, me llamó para saber. Lo conozco desde los 17 años, cuando estaba en Oakland”, recordó Petit, quien pidió a todos quedarse en casa para superar la grave etapa de contagio del coronavirus.

“Después que esto se acabe, vamos a tener una manera muy diferente de ver las cosas y un crecimiento mucho más allá de lo que la gente se imagina. Hay que seguir aprendiendo”..

Jackie Robinson, el pelotero que pulverizó el racismo en las Grandes Ligas  

Tony Cittadino (Mallorca).-  La llegada de Jackie Robinson a las Grandes Ligas en 1947, cambió la historia del beisbol por completo. Fue la primera ocasión en la que un jugador de raza negra incursionaba en las mayores, rompiendo así las cadenas raciales que impedían que jugadores con talento y de esas características demostraran sus argumentos de juego.

En pleno siglo XXI bien pudiera decirse que valió la pena el esfuerzo que realizó Robinson, quien en sus primeros años debió soportar cualquier cantidad de insultos, humillaciones e improperios. Gracias su coraje es que algunos peloteros negros hoy en día pueden disfrutar del deporte sin mayores problemas y son los que en su mayoría le dan el sabor y la vida a las Grandes Ligas.

El jugador latinoamericano se siente más que representado con este hecho histórico, que por ejemplo, permitió disfrutar sin limitaciones por el racismo de peloteros estelares como César Tovar, Melvin Mora, Miguel Cabrera o Ronald Acuña Jr.; los puertorriqueños Roberto Clemente, Juan Pizarro y Orlando Cepeda; los dominicanos Juan Marichal, Sammy Sosa, Miguel Tejada, Manny Ramírez y David Ortiz o el cubano Tony Oliva.

El mismo caso aplica para los profesionales nacidos en el norte, incluso con un poco más de relevancia. De no ser por Robinson, colegas como Hank Aaron, Willie Mays, Rod Carew o Barry Bonds (con o sin esteroides), podrían haber sido un cero a la izquierda en el infinito mar de jugadores profesionales y quizás desterrados a jugar las Ligas Negras.

Esa gesta no sólo fue una puerta abierta para personas de raza negra en el beisbol, sino que también vino a dar oxígeno a una sociedad marcada por el racismo, que fue marginada de cualquier tipo de derechos.

El pionero

Robinson nació el 31 de octubre de 1919. Fue el nieto de un esclavo y el menor de seis hijos de un trabajador del campo, quien seis meses más tarde de su nacimiento abandonó a la familia. Creció en Pasadena, California, lugar al que su madre se mudó en 1920 para buscar un mejor futuro y donde tuvieron que convivir con la discriminación.

Antes de jugar en las Ligas Negras, se desempeñó como jugador de beisbol colegial y semi profesional. En el Pasadena Junior College se destacó como atleta y en la UCLA tuvo un brillante desempeño en las especialidades de atletismo, baloncesto, fútbol americano y beisbol, convirtiéndose en el primer atleta en la historia de esa institución en conseguir ese logro.

Branch Rickey fue quien lo firmó para los Dodgers de Brooklyn y comenzó devengando un sueldo inicial de 100 dólares mensuales. En su juego de estreno en las Grandes Ligas no conectó de hit, pero consiguió anotar la carrera ganadora. Fue el 15 de abril de 1947, día que fue declarado en 2007 en Estados Unidos como el “Jackie Robinson Day”, en homenaje al insigne pelotero. Su dorsal 42, que fue retirado por todos los clubes en 1997, es llevado ése día por todos los jugadores.

Out tras out, inning tras inning y juego tras juego, debió tragar grueso y mantener en alto la cara, pues los americanos no soportaban que un negro tuviera calidad para correr las bases, gozar de buena defensiva (fue segunda base y en ocasiones cubría otras posiciones en el infiled) y destacada ofensiva, como jugadores blancos de la talla de Ted Williams, Hank Greenberg, Johnny Mize, Joe Dimaggio o Stan Musial.

Robinson fue objeto de epítetos raciales, cartas que contenían odio y amenazas a muerte. Además, los pitchers le lanzaban pegado, teniendo la bola como dirección su cara y piernas. Los catchers escupían en sus zapatos y los fanáticos tiraban gatos negros al terreno de juego. Robinson demostró ser superiores a ellos, a pesar de que se le tildara de “negro arrogante”.

El pelotero se ganó el respeto de todos sus compañeros de equipo y adversarios. Se convirtió en un líder que llevó a los Dodgers a ganar seis campeonatos de la Liga Nacional en diez años y la Serie Mundial en 1955. Además se alzó con el premio de Novato del Año en 1947, luego de llevarse ganar el título de bateo con promedio de .342, con 124 carreras anotadas, y Jugador Más Valioso en 1949.

También participó en seis Juegos de Estrellas (1949, 1950, 1951, 1952, 1953 y 1954) y entre sus marcas más importantes destaca el haberse robado en 19 ocasiones el home plate. En 1956 se retiró y seis años más tarde fue elevado al Salón de la Fama, en Cooperstown. Accedió al templo de los inmortales con el 77,5% de los votos de la Asociación de Cronistas de Beisbol de Estados Unidos.

Pasó por Venezuela

De acuerdo de al libro La Enciclopedia del Beisbol en Venezuela, (escrito por Daniel Gutiérrez, Efraim Álvarez, Daniel Gutiérrez hijo, Caracas 2006), un año antes de que se fundara la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, el empresario Bernardo Vizcaya y los hermanos Luis Alejandro y Luis Jesús Blanco Chataing promovieron, entre el 24 de noviembre y el 23 de diciembre de 1945, la realización de una serie entre las Estrellas Venezolanas y las Estrellas Negras, quienes estaban comandadas por Robinson, Roy Campanella, Marvin Williams, Roy Welmaker y Sam Jethroe, entre otros.

La serie se realizó en el estadio Cerveza Caracas y el Estadio Olímpico de la capital zuliana. Las Estrellas Negras ganaron siete de nueve partidos disputados en la fase eliminatoria. Robinson fue la sensación de la serie al batear para .339, con jonrón, 13 carreras anotadas, cinco empujadas y una base robada.

Tras finalizar el evento, respetando los acuerdos suscritos  en el primer Congreso Deportivo, convocado por la Federación Internacional de Beisbol Amateur y celebrado en Panamá en junio del mismo año, todos los peloteros venezolanos que participaron en ella fueron declarados profesionales.

Luego, a principios del mes de marzo de 1947 Robinson volvió al país, pero ahora convertido en grandeliga con los Dodgers de Brooklyn, jugando una serie de exhibición ante los Yanquis de Nueva York.

Robinson murió a los 53 años por diabetes, el 24 de octubre de 1972.

Así jugó Jackie

JJ: 1.382

VB: 4.877

HC: 1.518

CA: 947

CI: 734

BB: 740

K: 291

AVE: .311

 

Foto: MLB.

La MLS decidió parar la temporada por el coronavirus

Líder en Deportes-.

En Estados Unidos, la National Basketball Association (NBA) fue la primera liga que decidió suspender toda actividad por el coronavirus y, ahora, la Major League Soccer (MLS) también optó por detener la temporada 2020, que recién iniciaba.

Jorge Mas, dueño del Inter de Miami fue el primero en hacer el anuncio.

Ante la declaración de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que catalogó el coronavirus como pandemia, la liga norteamericana decidió en primera instancia suspender algunos partidos, pero, más tarde, se recurrió a medidas extremas.

A través de un comunicado, la liga informó: «La Major League Soccer ha suspendido los partidos por 30 días a partir de este momento, mientras la liga continúa evaluando el impacto del coronavirus con su equipo de trabajo médico y oficina de salud pública».

En dicho informe, también se anunció que la liga y los clubes comunicarán el procedimiento a seguir para determinar el momento adecuado para reanudar la actividad del futbol estadounidense.

Foto: Líder en Deportes.

LeBron James podría jugar con Estados Unidos en los Juegos Olímpicos

AP.- LeBron James, la estrella de la NBA que ya ha ganado dos medallas de oro en tres Juegos Olímpicos disputados, se encuentra entre los 44 jugadores anunciados por USA Basketball el lunes como finalistas para conformar el equipo que jugará en los Juegos de Tokio este verano.

James jugó en Atenas 2004, Beijing 2008 y Londres 2012, ayudando a Estados Unidos a ganar el oro en sus dos apariciones más recientes.

El grupo incluye a 19 jugadores que han ganado un total de 31 medallas de oro en competencias olímpicas o Campeonatos Mundiales para los estadounidenses, incluidos nueve jugadores que obtuvieron el título olímpico en los Juegos de Río de Janeiro hace cuatro años.

James ha participado en 68 juegos para el equipo nacional de Estados Unidos y ha dicho varias veces durante el año pasado que está pensando en otros Juegos Olímpicos tras haber decidido no hacerlo en los Juegos de Río por diferentes razones.

Parte del interés en participar este verano, es tener la oportunidad de jugar para el entrenador Gregg Popovich de los San Antonio Spurs. «Es una posibilidad», dijo James en diciembre.

«Siempre he mantenido que la equidad es importante», dijo el director gerente de USA Basketball, Jerry Colangelo, para agregar que «la equidad se gana al participar. Entonces, creemos que todos quienes integran esta lista se han ganado el derecho de estar en ella. Es una lista con jugadores de elite y la buena noticia es que todos han dicho que quieren jugar».

Aunque quedó establecido que no habrá pruebas, USA Basketball también informó que a principios de junio reducirá la lista a un equipo olímpico de 12 personas. Las decisiones las tomará un comité de selección y se basarán en parte en la disponibilidad y la salud del jugador. Los entrenamientos comenzarán a principios de julio, potencialmente tan solo dos semanas después de terminadas Las Finales de la NBA. Los Juegos Olímpicos comienzan el 24 de julio.

Tanto Colangelo como el entrenador Popovich se han reunido con jugadores en las últimas semanas. Algunas conversaciones han sido directamente con jugadores, mientras que otras han sido con sus agentes o directivos de sus equipos. Colangelo también dijo que varios jugadores llamaron expresando su interés.

La lista incluye a 15 de los 16 jugadores que fueron elegidos para participar del Juego de Estrellas de la NBA el próximo domingo, así como los 12 integrantes del equipo que representó a los Estados Unidos en el Campeonato Mundial de Baloncesto en China y que finalizó en el séptimo lugar de la clasificación.

Los nueve jugadores que aún forman parte del equipo olímpico de 2016 son Harrison Barnes (Sacramento), Jimmy Butler (Miami), DeMar DeRozan (San Antonio), Kevin Durant y Kyrie Irving (Brooklyn), Paul George (LA Clippers), Draymond Green y Klay Thompson (Golden State) y Kyle Lowry (Toronto).

En cuanto a los jugadores que participaron en Londres 2012 y que vuelven a estar en esta preselección son Anthony Davis y LeBron James (LA Lakers), Durant, James Harden y Russell Westbrook (Houston), Kevin Love (Cleveland) y Chris Paul (OKC). También fue elegido Dwight Howard, quien ganara el oro en Beijing 2008 y que actualmente es compañero de LeBron James en los Lakers.

Y aquellos con medallas de oro en la Copa del Mundo o en el Campeonato Mundial para el Estados Unidos, pero sin oro olímpico hasta este punto: Stephen Curry (Golden State), Andre Drummond (Cleveland) y Mason Plumlee (Denver).

James y Paul ganaron el oro olímpico en Beijing 2008, y James formó parte del equipo que ganó el bronce en Atenas 2004. Si James se une a este equipo, se convertirá en el segundo atleta olímpico de baloncesto masculino en los Estados Unidos con cuatro participaciones en la cita de los cinco aros, uniéndose a Carmelo Anthony.

«Estoy ansioso por entrenar al equipo olímpico de Estados Unidos. Y estoy entusiasmado con el potencial y las posibilidades que tiene este equipo», dijo Popovich.

Los otros 25 jugadores que son finalistas para el equipo son Bam Adebayo (Miami), LaMarcus Aldridge y Derrick White (San Antonio), Bradley Beal (Washington), Devin Booker (Phoenix), Malcolm Brogdon,Victor Oladipo y Myles Turner (Indiana), Mike Conley y Donovan Mitchell (Utah), Joe Harris (Brooklyn), Tobias Harris (Philadelphia), Brandon Ingram (New Orleans), Kyle Kuzma y JaVale McGee (LA Lakers), Kawhi Leonard y Montrezl Harrell (LAClippers), Damian Lillard (Portland), Brook Lopez y Khris Middleton (Milwaukee) junto a Gordon Hayward, Marcus Smart, Jaylen Brown, Jayson Tatum y Kemba Walker (Boston).

Foto: Getty Images.