Opinión: Italia y la Nations League como consuelo del Mundial

Tony Cittadino (Madrid).- La amargura de no estar en el Mundial Qatar 2022 no la quitará nadie, pero Italia parece reencontrarse y lamerse las heridas con la clasificación al Final Four de la Nations League.

La selección de Roberto Mancini estará entre las cuatro mejores del torneo por segundo evento consecutivo. La fase decisiva del nuevo torneo de la UEFA se jugará en junio de 2023,al que ya están clasificados Países Bajos (anfitrión) y Croacia. El último acompañante saldrá del juego de este martes entre Portugal y España.



Italia finalizó con 11 puntos en el grupo 3 de la Liga A, en una fase de grupos exigente en la que dejaron en el camino a Hungría, Alemania e Inglaterra. Ante la ausencia del Mundial, meterse entre las cuatro mejores selecciones era una obligación y Mancini, cumplió.

Sin embargo, lo hecho por el estratega tiene mérito. Más allá del valor cualitativo que se le pueda dar al torneo, lo mejor es que Italia recuperó parte del estilo de juego perdido desde hace un año y continúa sumando caras nuevas a la selección.

Para la doble fecha ante Inglaterra y Hungría, no pudo contar con hasta 11 jugadores por lesiones: Leonardo Spinazzola, Manuel Lazzari, Alessandro Florenzi, Marco Verratti, Sandro Tonali, Lorenzo Pellegrini, Manuel Locatelli, Matteo Politano, Domenico Berardi, Federico Chiesa y Ciro Immobile.

Con el delantero de la Lazio hubo polémica, pues no jugó ante los ingleses por molestias en la pierna derecha y el domingo el dueño del plantel romano, Claudio Lotito, impidió que viajara Hungría a pesar del deseo del jugador.}

Lee también: Conoce las selecciones que disputarán el Final Four en 2023 

Además de que Mancini cuenta con poco material para armar la selección, porque dos tercios de los jugadores de la Serie A son extranjeros, también tiene que lidiar con las lesiones, directivos y jugadores que abandonan la selección y se está convirtiendo en un hecho recurrente.

Por eso Mancini hablaba en la previa ante Hungría, que se tenía que querer más a la selección. Pedía más compromiso y no es algo nuevo. Pareciera que la Nazionale es un estorbo para la Serie A y fue una de las razones por las que Antonio Conte, por ejemplo, no continuó en el banquillo en su momento.



Paciera que la liga y la selección van por caminos diferentes y eso no lo entienden en las oficinas. Aunque la Azzurra vuelva a levantar cabeza, no resuelve el grave problema de fondo del calcio.

Lo cierto es que uno ve a jugadores que constantemente se lesionan cuando deben acudir a las concentraciones y piensa en leyendas como Roberto Baggio, que se mataba por jugar con una sola rodilla. Cómo han cambiado las cosas.

Esto sin contar que tampoco es que hay mucho de dónde sacar, porque entre los grandes equipos, sólo Giacomo Raspadori e Immobile son titulares en el calcio. El talento en ataque en escaso y equipos como Milan, Inter y Juventus, los de mayor peso y vitrina europea, no tienen delanteros italianos. Hace falta crecimiento y roce internacional para competir. Es la única manera de crecer y ganar.

Mancini supo hacer los ajustes y sacar adelante la doble fecha con par de victorias, apoyado en el buen momento d Raspadori y Federico Dimarco, quien anotó el gol 1.500 de Italia. Vencieron a Inglaterra en San Siro por la mínima diferencia, con un golazo de Raspadori y luego derrotaron a Hungría en Budapest, con tantos del jugador del Napoli y del Inter.

El técnico pudo adaptar la plantilla al material disponible, variando su esquema del 4-3-3 al 3-5-2. Así contó con Di Marco y Giovanni Di Lorenzo por las bandas, logrando mayor dominio en el medio campo y proyección al ataque.

También hizo debutar al jugador Pasquale Mazzocchi de la Salernitana, siendo el 84 durante el ciclo y el primero en la historia del club.

Así Mancini, quien no debería olvidar a quienes estuvieron con el grupo en este momento por su rendimiento, llegó a 34 victorias en 55 duelos al frente de la selección italiana e igualó a Arrigo Sacchi en el tercer lugar de todos los tiempos. Ahora escolta a los campeones del mundo Enzo Bearzot (40) y Vittorio Pozzo (63).



Italia se llevó una victoria con carácter y oficio en Budapest, gracias en buena medida también a la gran actuación en el arco de Gianluigi Donnarumma, quien lamentó no clasificar a Qatar y lo catalogó como “una herida abierta”.

“Jugamos bien por 70 minutos, pero los últimos 20 no me gustaron. Estamos contentos porque es importante haber clasificado al Final Four por segunda vez”, dijo Mancini al finalizar el encuentro en declaraciones reseñadas por la FIGC.

“Lo hecho, hecho está. Volvimos a estar de pie después de la desilusión de quedar fuera del Mundial, pero tenemos que seguir trabajando. Ahora tenemos que sobrevivir al mes de diciembre, porque será difícil”, agregó el técnico.

La Nazionale cerrará su participación en el año con par de amistosos en noviembre, ambos en calidad de visitante. El miércoles 16 se medirá a Albania en Tirana y el domingo 20 a Austria en Viena.

Luego de pasar el trago amargo por no ir al Mundial, llegará el 2023 con nuevos retos: el inicio de las eliminatorias a la Euro 2024 (el sorteo es el 9 de octubre) al que acudirán como cabeza de serie y campeón defensor.

También el Final Four de la Nations League, que aunque es un torneo nuevo y modesto, no deja de ser importante, competitivo y atractivo.

Toca seguir adelante. Por algún lado tiene que comenzar el camino a la Euro 2024 y el Mundial 2026.

Foto: Prensa FIGC

Raspadori y Dimarco sellaron la clasificación de Italia al Final Four  

Tony Cittadino (Madrid).- Giacomo Raspadori y Federico Dimarco volvieron a ser determinantes para Italia. Este lunes anotaron un gol cada uno, para que la Azzurra venciera a Hungría dos por cero Puskas Arena-Budapest y acceder por segundo torneo consecutivo al Final Four, que se jugará en junio de 2023 en Países Bajos.

La selección de Roberto Mancini cumplió y se impuso en el grupo 3 de la Liga A con 11 puntos y se sumó a Croacia, Países Bajos y España, como las selecciones que disputarán las semifinales.


Para este encuentro, el estratega realizó cambios en el ataque y se decantó por Wilfried Gnonto, quien hizo dupla con Raspadori en el ataque. La primera parte fue pareja, pero con una Italia que tuvo una mejor disposición en ataque. Sin embargo, las dos selecciones estuvieron muy ordenadas y bien paradas atrás.

El primer aviso de la Azzurra llegó a los 5 minutos, cuando un remate de Bryan Cristante se le escapó de las manos al portero Peter Gulacsi y Ad. Szalai despejó sobre la línea.

Luego Giovanni Di Lorenzo estuvo cerca del gol en la fracción 12, pero su remate de cabeza se marchó cerca del vertical izquierdo. Ante los pocos espacios en el campo, ambas selecciones intentaron jugar por abajo y presionar la salida y así llegó el gol italiano al minuto 28.

Gnonto presionó en la salida al portero Gulacsi, quien perdió el balón y Raspadori se encargó de rematar a puerta vacía. Fue el segundo gol del delantero del Napoli en el torneo y segundo consecutivo, luego de marcarle en la fecha anterior a Inglaterra.

Hungría no había asimilado el gol, cuando por poco le cae otro. Sin embargo, el remate cruzado de Di Lorenzo se marchó cerca del vertical derecho al minuto 31.

La primera parte finalizó con la selección local buscando el empate, pero la presión no fue suficiente ante una zaga dirigida con orden por Leonardo Bonucci.

Sentencia italiana

El segundo tiempo se disputó a un ritmo alto, en el que Gianluigi Donnarumma fue la gran estrella del partido. El portero del PSG fue determinante en lograr, al menos, cuatro intervenciones para evitar el gol húngaro en el minuto 49, ante remates consecutivos de Négo, Styles y Ad. Szalai.

Del posible 1-1, se pasó al 0-2 en dos minutos, gracias a una gran jugada colectiva de Italia que culminó Dimarco rematando con potencia bajo puerta, tras centro a ras de suelo de Cristante.


El segundo tanto le dio más tranquilidad a Italia para controlar el encuentro, aunque los húngaros no se cansaron de rematar a puerta. Styles estuvo punto de descontar nuevamente con un cabezazo al 55, que Donnarumma rechazado con los pies en una estirada cubriendo el primer palo.

Así Italia se llevó una importante victoria, que le permitió meterse entre los cuatro mejores del torneo, en un grupo en el que compartieron con Alemania e Inglaterra. La decepción de no ir a Qatar queda, pero de alguna manera se tiene que volver a comenzar y ahora buscará el título de la Nations League.

La Nazionale cerrará su participación en el año con par de amistosos en noviembre, ambos en calidad de visitante. El miércoles 16 se medirá a Albania en Tirana y el domingo 20 a Austria en Viena.

Reacciones

“Jugamos bien por 70 minutos, pero los últimos 20 no me gustaron. Estamos contentos porque es importante haber clasificado al Final Four por segunda vez”, dijo Mancini al finalizar el encuentro en declaraciones reseñadas por la FIGC.

“Lo que hemos hecho, quedó hecho. Volvimos a estar de pie después de la desilusión de quedar fuera del Mundial, pero tenemos que seguir trabajando. Ahora tenemos que sobrevivir al mes de diciembre, porque será difícil”, agregó el técnico.

Números que valen

El gol de Dimarco fue el número 1.500 en la historia de la selección.

Mancini llegó a 34 victorias al frente de la selección italiana e igualó a Arrigo Sacchi en el tercer lugar de todos los tiempos, escoltando a los campeones del mundo Enzo Bearzot (40) y Vittorio Pozzo (63).

Foto: FIGC

Mancini convocó a 29 jugadores para buscar el Final Four de la Nations League

Tony Cittadino (Madrid).- A falta de Mundial Qatar 2022, el objetivo es el Final Four de la Nations League. El director técnico de Italia, Roberto Mancini, convocó a 29 jugadores para los encuentros ante Inglaterra (viernes 23 en Milano) y Hungría (lunes 26 de septiembre en Budapest).

El grupo se concentrará desde el próximo domingo 18 en el Centro Técnico Federal de Coverciano. De acuerdo a la nota de prensa de la FIGC, destacan la primera convocatoria para los porteros Ivan Provedel (Lazio) y Guglielmo Vicario (Empoli), además del defensa Pasquale Mazzocchi (Salernitana). Además regresa Vincenzo Grifo, quien fue convocado para el amistoso ante San Marino en mayo de 2021.


La selección viajará el jueves 22 a Milano, para medirse a los ingleses un día más tarde. Luego viajarán a Budapest el domingo 25, día de las elecciones presidenciales italianas y a la que se buscará un mecanismo para que la delegación pueda participar antes de viajar.

Italia regresará al país al terminar el encuentro con Hungría el lunes 26.

La Azzurra ocupa el tercer lugar del grupo 3 con cinco puntos, escoltando a Alemania (6) y Hungría. La Nazionale está obligada a ganar los dos encuentros y depender de otros resultados, para acceder a la siguiente fase. En caso contrario, la consolación será no descender a la liga B, puesto que de momento ocupa a Inglaterra con dos puntos.

En el encuentro ante los ingleses, el estratega Mancini igualará a Valcareggi e Azeglio Vicini con 54 juegos dirigidos, escoltando a Marcello Lippi y Cesare Prandelli, con 56 cada uno.

Así van

Italia vs Inglaterra

Se han medido en 29 ocasiones, con 10 victorias para Italia, 8 para Inglaterra y 11 empates, el último fue el 0-0 de la ida.

La Nazionale jugará por ocasión 60 en Milano, siendo la segunda ciudad que más ha recibido a la selección. Le sigue Roma con 62. En total, suma 37 triunfos, con 19 empates y 3 derrotas. La última fue ante España en octubre de 2021, en la semifinal del Final Four de la pasada edición de la Nations League.

Esa derrota, además, cortó una racha de 93 años sin conocer la derrota. Las anteriores fueron en 1911 y 1925 en la Arena Civica y en el Velódromo Sempione.

El único antecedente entre las selecciones se remonta a 83 años. Fue el 13 de mayo de 1939 y finalizó igualado a dos. La última victoria fue ante Dinamarca por 3-1 el 16 de octubre de 2012. Desde entonces, acumulan cinco empates ante Alemania (2), Croacia, Suecia y Portugal.


Hungría Italia

Será el encuentro 16 en condición de visitante y el 36 de por vida. La serie favorece a los transalpinos, con 17 triunfos (la última fue en la ida por 2-1), 9 empates y 9 derrotas. En tanto, en los duelos disputados en Budapest, hay más paridad: cinco victorias para cada selección y cinco empates.

En 1924 se registró la peor derrota en la historia italiana, casualmente en la capital húngara con marcador de siete por uno.

Los convocados

Porteros: Gianluigi Donnarumma (Paris Saint Germain), Alex Meret (Napoli), Ivan Provedel (Lazio), Guglielmo Vicario (Empoli).

Defensas: Francesco Acerbi (Inter), Alessandro Bastoni (Inter), Leonardo Bonucci (Juventus), Giovanni Di Lorenzo (Napoli), Federico Dimarco (Inter), Emerson Palmieri (West Ham), Federico Gatti (Juventus), Luiz Felipe (Betis Siviglia), Pasquale Mazzocchi (Salernitana), Rafael Toloi (Atalanta).

Centrocampistas: Nicolò Barella (Inter), Bryan Cristante (Roma), Jorginho (Chelsea), Lorenzo Pellegrini (Roma), Tommaso Pobega (Milan), Sandro Tonali (Milan), Marco Verratti (Paris Saint Germain).

Delanteros: Matteo Cancellieri (Lazio), Wilfried Gnonto (Leeds), Vincenzo Grifo (Friburgo), Ciro Immobile (Lazio), Matteo Politano (Napoli), Giacomo Raspadori (Napoli), Gianluca Scamacca (West Ham), Alessio Zerbin (Napoli).

Foto: FIGC

Roberto Mancini: “Con el partido ante Argentina se cierra un ciclo”

Tony Cittadino (Madrid).- Roberto Mancini lo tiene claro. La Finalissima ante Argentina no sólo será un partido para disputar un trofeo entre los campeones de la Eurocopa y la Copa América, sino también la oportunidad para que Italia comience el segundo proceso de renovación bajo su ciclo.

El encuentro que se disputará este miércoles en el estadio de Wembley, reedita uno de los grandes clásicos del fútbol mundial. La Azzurra y la Albiceleste se han enfrentado en 15 ocasiones en la historia, con un balance muy parejo. Italia suma seis victorias, cinco empates y cuatro derrotas, con 22 goles a favor y 15 en contra.

El primer encuentro fue el 5 de diciembre de 1954 en Roma, con victoria transalpina de dos por cero, mientras que el último fue el 23 de marzo de 2018, cuando en Manchester los argentinos ganaron dos por cero.


“Es una gran placer estar de nuevo en Wembley. Hace menos de 12 meses estábamos festejando y eso nos da un poco de emoción. Italia-Argentina es un clásico del fútbol mundial y será también el tributo a muchos jugadores. Lamentamos no tener a Chiesa, Immobile, Berardi e Verratti (lesionados), pero quien juegue, hará un gran partido. Argentina es fuerte, pero también lo somos nosotros”, dijo en declaraciones reseñadas por el departamento de prensa de la FIGC.

“El partido de este miércoles contra Argentina cerrará un ciclo. Eso no quiere decir que se irán 15 o 20 jugadores, pero iremos sumando jóvenes para saber su valor y saber si podemos contar con ellos en el futuro”, indicó Mancini, quien podría hacer debutar al delantero Wilfried Gnonto, nacido en el 2003 y que juega en el Zürich.

Una de las reflexiones que volvió a realizar Mancini, es que los jugadores jóvenes deben ver acción en la Serie A y tener más espacio. “Estamos tratando de trabajar para el futuro, para mejorar. Si los clubes hacen o no jugar a los jóvenes, no es algo que pueda decidir. Nosotros buscaremos de tener más conciencia de los jugadores, pero no podemos rogarle a alguien si no lo quiere hacer”.

Bonucci tomará el relevo

Por su parte, el defensa Leonardo Bonucci será el encargado de tomar el testigo como capitán tras el adiós que dará este miércoles el también zaguero y capitán, Giorgio Chiellini. Así llegará a 117 presencias e igualará a Daniele De Rossi en el cuarto lugar de todos los tiempos.

“Es un deber disfrutar esta última jornada con Giorgio. Fue un gran compañero en el campo y en la vida. Desde pasado mañana haré lo que siempre he hecho, que es ser un ejemplo. De Chiellini aprendí la capacidad de solucionar situaciones difíciles en poco tiempo”, explicó el zaguero.

El tema de la eliminación en el repechaje del Mundial ante Macedonia, es un tema que no ha cicatrizado. “La culpa es nuestra, porque faltaba en verdad muy poco para poder jugar algo único en la carrera de un jugador”.

En tanto, alabó las cualidades de Lionel Messi y de la selección argentina, que suma 31 partidos sin perder y amenaza el récord de 37 partidos invictos de la Azzurra. “No es casualidad que no han perdido. Tendremos que tener máximo respeto y mucha malicia, porque desde este trofeo tenemos que repartir y sentar las bases para llevar a Italia otra vez a lo más alto. Messi es todavía hoy, con Cristiano Ronaldo, uno de los mejores jugadores del mundo”.

El delantero Lorenzo Insigne también pasó por la sala de prensa de Wembley y aseguró que quiere seguir a disposición de la selección, tomando en cuenta que en la próxima temporada jugará en la MLS con el Toronto.


“Tengo mucho compromiso con la selección y vaya a dónde vaya, siempre estaré disponible”, indicó el jugador napolitano, que se mostró emocionado por disputar el partido ante la selección a su ídolo, Diego Armando Maradona.“Lo tengo tatuado en mi piel, pero mañana espero poder alzar el trofeo y regalar a nuestros fanáticos una noche de fábula. Maradona nos llevó a lo más alto y los napolitanos se lo agradeceremos siempre”, concluyó.

Italia regresará a Firenze luego del encuentro, para preparar el debut del sábado ante Alemania en el primer partido del grupo 3 de la tercera edición de la Nations League. Los campeones de Europa también se medirán a Inglaterra y Hungría.

Foto: EPA

Opinión: La acertada decisión de continuar con Mancini y minimizar riesgos

Tony Cittadino (Mallorca).- No hay tiempo que perder y menos para inventar. Este lunes el director técnico de Italia, Roberto Mancini, confirmó que seguirá al frente de la selección Azzurra, a pesar de que el jueves quedó fuera del Mundial Qatar 2022. Italia se quedará dos veces seguidas sin la Copa del Mundo, por primera vez en la historia.

Pensamos que la confirmación de Mancini, es la decisión correcta y se minimizan los errores. Hay una base para volver a arrancar y no hacerlo desde cero. Primero, porque es un respaldo al gran trabajo que ha hecho en los últimos cuatro años. Sí, no clasificar al Mundial es un fracaso. Pero, sería injusto dejar a un lado el trabajo que ha llevado adelante, especialmente en una época post Gian Piero Ventura en la que nadie quería aceptar el cargo de seleccionador.


“Voy a continuar porque todavía estoy joven y quería ganar una Eurocopa y un Mundial, pero para el segundo objetivo debo esperar más tiempo. Me gusta el trabajo y sé que puedo divertirme con los muchachos y reorganizar algo importante. Estamos alineados en todo. Ahora pensamos al partido con Turquía y ya, luego, discutiremos mejor las cosas para mejorar de cara al futuro. Hace falta repartir, recordando que en el futuro tendremos eventos importantes”, indicó en declaraciones reseñadas por el departamento de prensa de la FIGC.

Evaluar el ciclo de Mancini por el resultado final, no sería lo correcto. Obviamente perdió el partido más importante en la ruta a Qatar, pero fue el único. Lo irónico es que Macedonia mató a Italia con catenaccio. Lamentablemente las cosas salieron así y, seguimos pensando, que el boleto al Mundial salió volando en Roma con el penal fallado por Jorginho.

Lee también: Roberto Mancini seguirá al frente de Italia

En Italia, no hay tiempo que perder. Y no de ahora. Al menos, desde hace una década. Ya no vale la pena seguir lamentándose y hay que aceptar la realidad. Durante los últimos días, la prensa italiana estuvo especulando acerca de la posibilidad de un posible sustituto para Mancini. Las opciones iban desde Gennaro Gattuso, pasando por Andrea Pirlo y finalizando en un tándem entre Fabio Cannavaro y Marcello Lippi, campeones en Alemania 2006, la última gloria Azzurra en los Mundiales.

Sin embargo, la medicina podría ser peor que la enfermedad. En estos momentos, no vemos a otro capaz de continuar al frente de la selección que no sea Mancini. Por razones de tiempo, por saber manejar al grupo y llevar adelante el cambio generacional, que, ahora deberá profundizar mucho más.

El éxito de Mancini con Italia, va más allá de la racha mundial de 37 partidos sin perder o del triunfo en la Eurocopa en Wembley. No tiene que ver con romanticismo, sino con mérito. Cambió el juego a un estilo ofensivo y de posesión de balón, en una versión mejorada de lo que hicieron en la última década Cesare Prandelli y Antonio Conte. Centró la base de la selección en jugadores como Federico Chiesa, Nicolò Barella, Nicolò Zaniolo, Domenico Berardi, Sandro Tonali y compañía. Le regresó la competitividad, el hambre de triunfo y el juego vistoso. El amor por la camiseta a los jugadores y volvió a enamorar a los fanáticos de la selección, aunque ahora recibieran un duro golpe.

Pero, el problema de Italia, no es continuar o no con Mancini. Podrán buscar a otro y será igual o peor. Es un problema de fondo y no de forma, que va más allá de lo básico y que no tiene solución a mediano plazo. En 2026, serán al menos 12 años sin Mundial. Una generación completa. Por eso, esta eliminación es mucho más dura que la de 2017. Para entonces, el ciclo de Ventura no tenía ni pies, ni cabeza y, si se comparan las declaraciones de jugadores, ex jugadores y ex directores técnicos, es lo mismo que hoy: hay que dar espacio a los jóvenes y refundar el sistema.


Sin embargo, la solución no es fácil. Cerca del 65% de los jugadores en Italia son extranjeros y los grandes clubes no tienen un delantero italiano top. Eso sin contar, que Mancini tuvo que recurrir a dos jugadores brasileños naturalizados: el defensa Luis Felipe y el delantero Joao Pedro, fueron llamados para debutar en esta fecha y es otro reflejo de la situación del calcio.

Los tiempos de un 9 matador como Christian Vieri o, incluso Luca Toni, se ven lejanos. Eso por no nombrar los Alessandro Del Piero, los Francesco Totti y compañía. Ciro Immobile volvió a quedar en deuda, por más que sea el máximo goleador de la actual temporada (21), que la semana pasada se convirtiera en el máximo anotador en la historia de la Lazio (144) y fuera Bota de Oro 2020 (36).

El verdadero vuelco a la situación, tienen que darlo los equipos de la Serie A. Apostar más por el talento nacional, pero no será fácil, pues además supondría un golpe al espectáculo y las millonarias contrataciones de jugadores que tienen en las nóminas, que van de la mano con el mercadeo, los derechos de televisión y venta de entradas.

De acuerdo a cifras de Sky Sports, la cantidad de extranjeros ha subido, al menos, en los últimos cinco años. En esta campaña hay 368 foráneos, contra 213 italianos. En 2020-2021, 360 vs 234; en 2019-2020, 333 vs 239; en 2018-2019, 320 vs 223 y en 2017-2018, 292 vs 241.

Quizás se tendrá que tomar medidas radicales con una ley que limite la cantidad de extranjeros y comunitarios en los equipos, dando posibilidad a un alto porcentaje de italianos en la cancha. Aunque no garantiza el éxito y que sean de calidad, al menos se tendrá que valorar lo de adentro. Por algún lado hay que empezar.

De momento, Italia deberá enfocarse en volver a ser competitiva y pasar la página. Se medirá el 1 de junio a Argentina en Wembley, en partido llamado La Finalissima, que ya no tendrá el mismo sabor y que enfrentará al campeón de Eurocopa y al campeón de América en un acuerdo entre la UEFA y la Conmebol. El mismo mes comenzará la tercera edición de la Nations League, en la que Italia se medirá a Alemania, Inglaterra y Hungría.


El sorteo de la Eurocopa 2024 es en octubre y las eliminatorias comenzarán en 2023, el mismo año en el que se jugará el Final Four de la Nations League.

En los próximos días, Mancini se reunirá con la FIGC y trazará el plan de trabajo hasta el 2026 y comenzará a buscar alternativas para rejuvenecer la selección. La prioridad será el ataque, en el que Gianluca Scamacca deberá ver más minutos, sin olvidar que hay que buscar un compañero en la defensa a Leonardo Bonucci, que puede ser Alessandro Bastoni, pues seguramente Giorgio Chiellini se retira al final de la campaña.

La decisión de continuar con Mancini es acertada. Toca sacudirse el polvo y seguir adelante. No hay tiempo que perder.

Foto: Prensa FIGC

Roberto Mancini seguirá al frente de Italia

Tony Cittadino (Mallorca).- Roberto Mancini continuará como director técnico de Italia. El estratega confirmó la decisión este lunes en el Centro Federal de Coverciano en Firenze, en la rueda de prensa previa al partido amistoso que disputarán este martes ante Turquía en Konya.

Mancini dijo sentirse con fuerzas y motivado para cumplir el contrato que tiene hasta el Mundial 2026, luego de la dolorosa eliminación en el playoff ante Macedonia, que dejó a la Azzurra sin Copa del Mundo por primera vez en dos ediciones consecutivas.


Explicó que en horas recientes se reunió con el presidente de la Federación Italiana de Fútbol, Gabriele Gravina, y están comprometidos a seguir en la misma página, con las reformas pertinentes que deban hacerse.

“Voy a continuar porque todavía estoy joven y quería ganar una Eurocopa y un Mundial, pero para el segundo objetivo debo esperar más tiempo. Me gusta el trabajo y sé que puedo divertirme con los muchachos y reorganizar algo importante. Estamos alineados en todo. Ahora pensamos al partido con Turquía y ya, luego, discutiremos mejor las cosas para mejorar de cara al futuro. Hace falta repartir, recordando que en el futuro tendremos eventos importantes”, indicó en declaraciones reseñadas por la web de la FIGC.

Italia se medirá el 1 de junio a Argentina en Wembley, en partido llamado La Finalissima, que enfrentará al campeón de Eurocopa y al campeón de América en un acuerdo entre la UEFA y la Conmebol. El mismo mes comenzará la tercera edición de la Nations League, en la que Italia se medirá a Alemania, Inglaterra y Hungría.

El estratega explicó que jugadores como Jorginho, Ciro Immobile y Lorenzo Insigne, abandonaron la concentración obligados por él, para evitar lesiones y desgaste y, además, enfocarse en el final de la temporada con sus clubes.


“Fueron obligados por mí, porque se podemos hacer algo por sus clubes, lo haremos. Igualmente no habrían jugado en Turquía, porque los iba a mandar a la tribuna. Algunos no estaban bien físicamente y era mejor no arriesgar. Por ejemplo, el Chelsea nos mandó a Jorginho tres días antes y le dieron descanso en la final de la FA Cup. Además Alessandro Florenzi y Mateo Politano tampoco iban a jugar. Gianluca Mancini y Marco Verratti tampoco jugarían”.

Italia finalizó en el segundo lugar de su grupo en las eliminatorias y dejó escapar el pase al Mundial con dos empates ante Suiza, en juegos en los que Jorginho falló un penal. Mancini intenta pasar la página y no seguir lamentándose por lo ocurrido.

Lee también: Roberto Mancini seguirá al frente de Italia

“Es inútil buscar explicaciones. Nuestro grupo teníamos que ganarlo con al menos dos puntos de ventaja ante Suiza. En Basilea, el partido tenía que terminar 3-0 y con Bulgaria en casa tenía que terminar en goleada. La selección siempre jugó y pudo ser imprecisa, pero así es el fútbol y las cosas salieron torcidas. El partido en Basilea lo recordamos todos, pero así fueron las cosas. Es inútil buscar excusas. Pasó lo que pasó y debemos aceptarlo”.

El técnico realizó un balance de sus primeros cuatro años al frente de la selección transalpina, en la que, además de la Eurocopa ganada, firmaron una racha histórica de 37 partidos sin perder en un ciclo en el que Italia tuvo un juego de vocación ofensiva y control del balón.

“Me alegra que el trabajo fuese apreciado. En estos cuatro años intentamos hacer el máximo que podíamos hacer, no sólo intentando ganar, sino también jugando un fútbol distinto. No fue sólo el mes en el que ganamos la Eurocopa, pero durante tres años casi siempre ganamos. Esto es algo positivo e importante, aunque las cosas cambian de la noche a la mañana”.


Mancini indicó que unas de las futuras medidas será rejuvenecer un poco la plantilla, pero dependerá en gran medida de los minutos que puedan ver con sus clubes en la Serie A.

“Sumaremos jugadores más jóvenes y esperando que puedan tener experiencias importantes con sus equipos, porque esto es fundamental. Trabajaremos sobre esto y veremos cómo será la situación en general”.

Foto: Archivo Prensa FIGC

Mancini no se confía de Macedonia y apela a la fortaleza del grupo

Tony Cittadino (Mallorca).- Roberto Mancini no se confía. El director técnico de Italia no da por descontado el triunfo ante Macedonia del Norte, rival de la Azzurra este jueves en el partido de playoff europeo al Mundial de Qatar 2022. El encuentro se disputará en el estadio Renzo Barbera de Palermo, en la isla de Sicilia y el ganador de este encuentro se medirá el martes 29 en condición de visitante al ganador del juego entre Portugal y Turquía.

Lee también: La Juve no le renovará el contrato a Dybala

«No demos por hecho que ganaremos el primer partido. No será sencillo. Luego, eventualmente, tendremos cuatro días para preparar el segundo juego. Tengo confianza porque tengo buenos jugadores y profesionales, que construyeron una victoria épica en la Eurocopa cuando nadie creía en nosotros. La confianza tiene que partir justamente desde aquí, de lo que hemos hecho», sostuvo Mancini.

El grupo de 33 jugadores se concentró en el Centro Técnico Federal en Coverciano, para comenzar a preparar el duelo. La única novedad fue la incorporación de Mattia De Sciglio (Juventus) en lugar del lesionado Giovanni Di Lorenzo (Napoli), quien se lastimó en el encuentro del sábado contra el Udinese.

«Nuestro objetivo es ganar el Mundial y, para eso, tenemos que ganar estos dos partidos», indicó Mancini, quien agregó que la convocatoria se basó en los jugadores que puedan ser útiles, tomando en cuenta el primer llamado de los brasileños italianos, Felipe Luis (Lazio) y Joao Pedro (Cagliari). Además el mediocampista Federico Bernardeschi (Juventus), no fue convocado por no estar al 100% de sus condiciones.


«No tenemos espacio para probar cosas nuevas y la base será la que ganó la Eurocopa 2020. No podía llevarme a 40 jugadores, que ya son muchos», comentó, Con respecto a la pareja de centrales de la selección y de la Juventus, Giorgio Chiellini y Leonardo Bonucci, indicó que hará las evaluaciones pertinentes, tomando en cuenta que no se han recuperado por completo de sus lesiones.

«Chiellini está bastante bien y jugar el sábado fue positivo,. Probablemente no jugará los dos partidos, pero hablaremos y lo decidiremos juntos. Bonucci continúa entrenando y se recupera, pero será evaluado para el segundo juego. Para que un equipo gane, tiene que tener una buena defensa».


Italia retará a Macedonia, selección que en las eliminatorias venció a Alemania, mientras que en la clasificación al Mundial Rusia 2018 se vieron la cara en par de ocasiones. La Azzurra igualó a un gol en Torino y ganó 3-2 como visitante, en un duelo que tuvieron que remontar y que Ciro Immobile definió en el último cuarto de hora con un doblete.

La selección italiana entrenará este lunes y martes en Coverciano. El miércoles viajará a Palermo y reconocerá el gramado, para luego medirse a Macedonia el jueves en el estadio Renzo Barbera.

Foto: Prensa FIGC

Zaniolo y Kean regresan a la convocatoria de la Italia de Mancini

Tony Cittadino (Mallorca).- El director técnico de Italia, Roberto Mancini, convocó a 34 jugadores para el reinicio de las eliminatorias europeas al Mundial Catar 2022. La base del grupo cuenta con 25 de los 26 jugadores que se consagraron campeones el mes pasado en la Eurocopa, mientras que destaca el regreso del Moise Kean y el mediocampista Nicolò Zaniolo. Además el atacante del Sassuolo, Gianluca Scamacca, fue convocado por primera vez.

La Azzurra afrontará esta triple fecha de eliminatoria a Bulgaria (jueves 2 de septiembre en el estadio Artemio Francho de Firenze), Suiza (domingo 5 de septiembre en el estadio St. Jacobs Park en Basilea) y Lituania (miércoles 8 de septiembre en el Stadio del Tricolore en Reggio Emilia), luego de ganar sus primeros tres juegos en marzo ante Irlanda del Norte (2-0), Bulgaria (2-0) y Lituania (2-0), para liderar el grupo C con nueve puntos.

Lee también: Cristiano Ronaldo volverá a jugar en el Manchester United

La Nazionale buscará amarrar la clasificación a la Copa del Mundo y, además, extender la racha de partidos sin perder. Suman 34 y están a uno de igualar la marca que poseen España y Brasil. Durante esta exitosa cadena, Mancini acumula 28 triunfos, nueve empates y dos derrotas. En la lista le escoltan Arrigo Sacchi (26V, 8E, 5D), Azeglio Vicini (25V, 9E, 5D), Giovanni Trapattoni (23V, 9E, 7D), Marcello Lippi (22V, 14E, 3D) y Pozzo (22V, 8E, 9D).


La última derrota de Italia fue el 10 de septiembre de 2018, al caer ante Portugal un gol por cero en el partido de fase de grupos de la primera edición de la Nations League. Desde entonces, suma 27 victorias y siete empates, de los cuales 28 triunfos fueron en partidos oficiales y seis en amistosos.

Porteros: Gianluigi Donnarumma (Paris Saint Germain), Pierluigi Gollini (Tottenham), Alex Meret (Napoli), Salvatore Sirigu (Genoa).

Defensores: Francesco Acerbi (Lazio), Alessandro Bastoni (Inter), Cristiano Biraghi (Fiorentina), Leonardo Bonucci (Juventus), Giorgio Chiellini (Juventus), Giovanni Di Lorenzo (Napoli), Emerson Palmieri (Lyon), Alessandro Florenzi (Milan), Manuel Lazzari (Lazio), Gianluca Mancini (Roma), Rafael Toloi (Atalanta).

Centrocampistas: Nicolò Barella (Inter), Gaetano Castrovilli (Fiorentina), Bryan Cristante (Roma), Frello Jorge Luiz Jorginho (Chelsea), Manuel Locatelli (Juventus), Lorenzo Pellegrini (Roma), Matteo Pessina (Atalanta), Stefano Sensi (Inter), Marco Verratti (Paris Saint Germain), Nicolò Zaniolo (Roma).

Atacantes: Andrea Belotti (Torino), Domenico Berardi (Sassuolo), Federico Bernardeschi (Juventus), Federico Chiesa (Juventus), Ciro Immobile (Lazio), Lorenzo Insigne (Napoli), Moise Kean (Everton), Giacomo Raspadori (Sassuolo), Gianluca Scamacca (Sassuolo).

Foto: FIGC

Roberto Mancini levantó a Italia de las cenizas

Tony Cittadino (Mallorca).- Cuando todo parecía complicarse en Italia, apareció la mano salvadora de Roberto Mancini para rescatar a la Azzurra y firmar un renacimiento histórico. La selección transalpina pasó del momento más amargo de su historia reciente al más alegre y prometedor en menos de tres años, sumando una racha de 34 juegos sin perder y, ahora, una Eurocopa, la segunda desde 1968.

El estratega llegó a la selección en el momento más oscuro, tras quedar eliminada del repechaje para el Mundial Rusia 2018 ante Suecia. Nadie quería asumir el cargo de un grupo desmotivado y un país que había perdido la fe. Pero Mancini se remangó la camisa y comenzó a trabajar en la reconstrucción. Fue presentado el 15 de mayo de 2018 y debutó en un amistoso ante Arabia Saudita el 28 de ese mes. Lo hizo con éxito, al ganar 2-1.


Mancini fue llevando el trabajo por etapas, con aciertos y errores. La primera prueba fue en la primera edición de la Nations League, en la que la selección no se vio bien. Tuvo un juego previsible y las ideas no estaban claras, pero pudo mantener la categoría al finalizar con una victoria, dos empates y una derrota ante Polonia y Portugal, a la postre campeón.

Lee también: Así se reseñó el triunfo de Italia en las portadas del mundo

El torneo le cayó como anillo al dedo, porque comenzó a hacer cambios y a implantar su estilo. La base de la selección la conformó con la misma que le llevó al título en la Eurocopa. Una alineación 4-3-3, con Gianluigi Donnarumma en el arco y Giorgio Chiellini y Leonardo Bonucci como garantías en la defensa. Marco Verratti, Jorginho, quien fue de menos a más, y Nicolò Barella en el mediocampo y el tridente de ataque conformado por Lorenzo Insigne, Ciro Immobile y Federico Chiesa.

De ese grupo, pudo contar con la experiencia de cuatro jugadores que fueron subcampeones de Europa Sub 21 en 2013, en la final que Italia perdió 4-2 ante la España de David De Gea, Álvaro Morata, Koke, Cristian Tello, Thiago Alcántara. Se trata de Alessandro Florenzi, y el trío exitoso del Pescara del checo Zdenek Zeman campeón en la Serie B 2011-2012: Verratti, Insigne e Immobile, quien fue máximo goleador con 28 tantos y Bota de Oro en Europa en 2020 con 44 tantos.

Poco a poco la selección fue tomando forma y ganando kilómetros en el campo. La clasificación a la Eurocopa la logró con tres fechas de anticipación y superó al mítico Vittorio Pozzo con 10 victorias en fila en partidos oficiales. Para ese momento, insistía que no debía haber triunfalismo y que la manera de entrar en la historia era ganando un título. Sabía lo que quería.

“Me interesaría ganar dos Mundiales y unos Juegos Olímpicos como hizo él. Pero me bastaría con ganar la Eurocopa”, dijo el director técnico luego de lograr la clasificación a la Euro en 2019 ante Armenia, en declaraciones reseñadas por el portal digital de la FIGC.

Lee también: Italia extendió su récord a 34 partidos sin perder

El 2019 finalizó con una clasificación histórica en el bolsillo. Si bien el grupo de eliminatoria no era competitivo (Finlandia, Armenia, Bosnia, Liechtenstein y Grecia), ganaron los 10 partidos de forma contundente, anotando 37 goles y endosando nueve en un partido a Armenia (9-1).

En un año hizo un trabajo de hormiga, cuando nadie apostaba medio. Para entonces, hizo vestir la camiseta de la selección a 54 jugadores, sobre todo a la generación de relevo con Chiesa, Barella, Nicolò Zaniolo, Sandro Tonali, Moise Kean y compañía. Le regresó la competitividad, el hambre de triunfo y el juego vistoso. El amor por la camiseta.

Mentalidad ganadora

El 2020 estuvo marcado por la pandemia del COVID, la Euro se pospuso y el fútbol regresó en septiembre. Italia lo hizo en la segunda edición de la Nations League, torneo en el que ganó su grupo, también de forma invicta, al sumar 12 puntos de 15 posibles ante Paises Bajos, Polonia y Bosnia.

Ganó tres juegos y empató tres, sellando el boleto al Final Four que se disputará en octubre y en el que se enfrentará a España en la semifinal, teniendo la posibilidad de ganar otro torneo. De avanzar de ronda, jugaría la final con el ganador entre Bélgica y Francia.

Mancini ahora contaba con una selección más sólida, que se acostumbró a ganar y a jugar sin complejos. Su Italia se ha caracterizado por tener vocación ofensiva, posesión de balón y no renunciar al ataque, pero también por saber defender cuando lo amerita.

La siguiente parada fue en marzo de este año, en el inicio de las eliminatorias al Mundial Qatar 2022. La Azzurra también lo hizo con éxito, al ganar sus tres juegos ante Irlanda del Norte (2-0), Bulgaria (2-0) y Lituania (2-0), para liderar el grupo C con nueve puntos y sentar las bases para la posible clasificación a la Copa del Mundo.

La Eurocopa fue la gran prueba y la superó con nota alta. Tuvo el juego más vistoso del torneo, disputando unos encuentros con más fantasía y contundencia y otros con más oficio y sufrimiento, pero sin perder el sello de lo que ha sido el ciclo de Mancini.


Pasó la fase de grupos con trío de victorias contra Turquía (3-0), Suiza (3-0) y Gales (1-0). Sufrió para vender a Austria en octavos de final, al ganar 2-1 en tiempo extra y derrotó con contundencia a Bélgica dos por uno en los cuartos  de final.

En la semifinal empató ante España a un gol y la venció en penales 4-2, en un encuentro en el que tuvo que sacar la casta del juego defensivo de una selección de Luis Enrique que fue superior.

En la final se vio abajo en el marcador apenas a los 2 minutos y le tocó recomponerse y no perder la cordura ante casi 60 mil ingleses en Wembley. Pasados los primeros 30 minutos, le quitó el balón a Inglaterra y empató en la etapa complementaria con tanto de Bonucci. En los penales se impusieron 3-2, con Donnarumma como el héroe indiscutido y elegido como el Mejor Jugador del Torneo.

Así Italia se llevó su segunda Eurocopa y primera desde 1968, extendiendo a 34 los partidos sin perder. La última derrota de fue el 10 de septiembre de 2018, al caer ante Portugal un gol por cero en el partido de fase de grupos de la primera edición de la Nations League. Desde entonces, suma 27 victorias y siete empates, de los cuales 28 triunfos fueron en partidos oficiales y seis en amistosos.

Ahora en Italia es tiempo de celebrar y aplaudir a un cuerpo técnico y una selección que no bajó los brazos, regresando a la selección a un sitial ganador y competitivo que se veía lejano. Puede ser el inicio de un ciclo exitoso, que ya cuenta con una Eurocopa en el palmarés.

Foto: FIGC

Italia extendió su récord a 34 partidos sin perder

Tony Cittadino (Mallorca).- La victoria de la Euro 2020 para Italia no sólo le dejó un valioso trofeo en sus vitrinas, sino también le permitió extender a 34 los partidos sin perder. La Azzurra quedó a uno de la marca que poseen España y Brasil y el director Roberto Mancini entró en la historia como el más ganador en el banquillo italiano.

El estratega superó en 2019 las 9 victorias consecutivas del mítico Vittorio Pozzo (1934-1938, incluidos los Mundiales 1934 y 1938 y los Juegos Olímpicos 1936)  y ha labrado un camino en el que, de acuerdo a la web Numeri Calcio, acumula 28 triunfos, nueve empates y dos derrotas. En la lista le escoltan Arrigo Sacchi (26V, 8E, 5D), Azeglio Vicini (25V, 9E, 5D), Giovanni Trapattoni (23V, 9E, 7D), Marcello Lippi (22V, 14E, 3D) y Pozzo (22V, 8E, 9D).

Lee también: Así se reseñó el triunfo de Italia en las portadas del mundo

La última derrota de Italia fue el 10 de septiembre de 2018, al caer ante Portugal un gol por cero en el partido de fase de grupos de la primera edición de la Nations League. Desde entonces, suma 27 victorias y siete empates, de los cuales 28 triunfos fueron en partidos oficiales y seis en amistosos.


En el período inicial, logró 11 triunfos en fila desde el amistoso ante Estados Unidos (1-0, 20-11-18) hasta la goleada ante Armenia por las eliminatorias a la Euro (9-1, 18-11-19). Luego hubo otra racha de 13 triunfos consecutivos, que van desde la victoria en un amistoso ante Estonia (4-0, 11-11-20), hasta ganarle a Bélgica en los cuartos de final de la Euro (2-1, 02-07-21).

Lee también: Roberto Mancini levantó a Italia de las cenizas

El trayecto se rompió con el empate en la semifinal ante España (1-1 en 120 minutos, 4-2 en penales) y se alargó también con la igualdad en la final frente a Inglaterra 1-1 en 120 minutos, 3-2 en penales).

Ahora a Italia le restarán seis partidos durante el año, entre eliminatorias al Mundial Qatar 2022 y Final Four de la Nations League. El 6 de octubre, se medirá a España en la semifinal y de avanzar, jugará en la final contra el ganador del duelo entre Bélgica y Francia. La final será el 10 de octubre en el mítico estadio San Siro y tendría la posibilidad de sumar el doblete en el año.

La histórica lista

1- Italia 1-1 Ucrania (Amistoso, 10-10-18)

2- Polonia 0-1 Italia (Nations League, fase de grupos, 14-10-18)

3- Italia 0-0 Portugal (Nations League, fase de grupos, 17-11-18)

4- Italia 1-0 Estados Unidos (Amistoso, 20-11-18)

5- Italia 2-0 Finlandia (Eliminatorias Euro, 23-03-19)

6- Italia 6-0 Liechtenstein (Eliminatorias Euro, 26-03-19)

7- Grecia 0-3 Italia (Eliminatorias Euro, 08-06-19)

8- Italia 2-1 Bosnia (Eliminatorias Euro, 11-06-19)

9- Armenia 1-3 Italia (Eliminatorias Euro, 05-09-19)

10- Finlandia 1-2 Italia (Eliminatorias Euro, 08-09-19)

11- Italia 2-0 Grecia (Eliminatorias Euro, 12-10-19)

12- Liechtenstein 0-5 Italia (Eliminatorias Euro, 15-10-19)

13- Bosnia 0-3 Italia (Eliminatorias Euro, 15-11-19)

14- Italia 9-1 Armenia (Eliminatorias Euro, 18-11-19)

15- Italia 1-1 Bosnia (Nations League, fase de grupos, 04-09-20)

16- Países Bajos 0-1 Italia (Nations League, fase de grupos, 07-09-20)

17- Italia 6-0 Moldavia (Amistoso, 07-10-20)

18- Polonia 0-0 Italia (Nations League, fase de grupos, 11-10-20)

19- Italia 1-1 Países Bajos (Nations League, fase de grupos, 14-10-20)

20- Italia 4-0 Estonia (Amistoso, 11-11-20)

21- Italia 2-0 Polonia (Nations League, fase de grupos, 15-11-20)

22- Bosnia 0-2 Italia (Nations League, fase de grupos, 18-11-20)

23- Italia 2-0 Irlanda del Norte (Eliminatorias Mundial, 25-03-21)

24- Bulgaria 0-2 Italia (Eliminatorias Mundial, 28-03-21)

25- Lituania 0-2 Italia (Eliminatorias Mundial, 31-03-21)

26- Italia 7-0 San Marino (Amistoso 28-05-21)

27- Italia 4-0 República Checa (Amistoso, 04-06-21)

28- Turquía 0-3 Italia (Euro 2020, fase de grupos, 11-06-21)

29- Italia 3-0 Suiza (Euro 2020, fase de grupos, 16-06-21)

30- Italia 1-0 Gales, (Euro 2020, fase de grupos, 20-06-21)

31- Italia 2-1 Austria (Euro 2020, octavos de final, 26-06-21)

32- Bélgica 1-2 Italia (Euro 2020, cuartos de final, 02-07-21)

33- Italia 1-1 España  (4-2 penales, Euro 2020 semifinal, 06-07-21)

34- Italia 1-1 Inglaterra (3-2 penales, Euro 2020 final, 11-07-21)

 

Lo que espera

Italia vs Bulgaria (Eliminatorias al Mundial, 02-09-21)

Suiza vs Italia (Eliminatorias al Mundial, 05-09-21)

Italia vs Lituania (Eliminatorias al Mundial, 08-09-21)

Italia vs España (Nations League, semifinal, 06-10-21)

Italia vs Suiza (Eliminatorias al Mundial, 12-11-21)

Irlanda del Norte vs Italia (Eliminatorias al Mundial, 15-11-21)

 

Foto: FIGC