Final Champions: Carvajal y Vinicius Jr. firmaron la décima quinta copa del Real Madrid en Wembley

Tony Cittadino (Madrid).- El Real Madrid, lo volvió a hacer. El conjunto blanco ganó su décima quinta Champions League, al vencer al Borussia Dortmund goles por cero en el mítico estadio de Wembley. Dani Carvajal y Vinicius Jr. firmaron el triunfo en Londres y así el Madrid ha ganado 15 de las 18 finales disputadas.

El Madrid, que ha jugado su sexta final de los últimos 10 años, sumó otro título tras los conseguidos en las temporadas 1956, 1957, 1958, 1959, 1960, 1966, 1998, 2000, 2002, 2014, 2016, 2017, 2018 y 2022. Es la novena Champions que gana de forma seguida, tras vencer a la Juventus en 1998.

Esta década del club blanco ha sido tan exitosa, que se puedan dar el gusto de decir que se marcharon jugadores claves y, aún así, en esa transición, ganaron en Europa y con equipos que se reinventaron.

El director técnico Carlo Ancelotti volvió a sumar otra página dorada en su dilatada carrera, al sumar su quinta Champions y tercera con el Madrid, tras titularse en las ediciones de 2014 y 2022. Ningún estratega ha ganado más que el italiano, que también besó la gloria con el Milan (2003 y 2007).

Ancelotti también es el técnico con más partidos en la competición (205) y más victorias (117), mientras que acompaña a Miguel Muñoz, Giovanni Trapattoni, Johan Cruyff, Frank Rijkaard, Pep Guardiola y Zinédine Zidane, como los únicos en ganar la Copa de Europa/Champions primero como jugador y después como técnico.

También es el quinto entrenador en conquistar el trofeo con dos equipos distintos, luego de Ernst Happel (Feyenoord, 1970 y Hamburgo, 1983), Ottmar Hitzfeld (Borussia Dortmund 1997 y Bayern Múnich 2001), José Mourinho (Porto, 2004 e Inter 2010) y Jupp Heynckes (Real Madrid 1998 y Bayern Múnich 2013).

En tanto, Luka Modric, Toni Kroos, Dani Carvajal y Nacho, igualaron a Paco Gento como los máximos ganadores de la Copa de Europa / Champions League, con seis trofeos.

Por su parte, Florentino Pérez se convirtió en el presidente con más Champions (7), superando a Santiago Bernabéu (6) y Silvio Berlusconi (5).

Dominio alemán

Los primeros 10 minutos tuvieron la posesión dividida. El Dortmund salió con personalidad y sin complejos, ante un Madrid que intentaba tomar el control del mediocampo con Toni Kroos y Federico Valverde.

Los alemanes mandaron el primer aviso a los 14 minutos, pero Julian Brandt remató desviado al segundo palo. El Madrid respondió un minuto después con un remate de Vinicius Jr. pero el disparo del brasileño se fue muy lejos por encima del travesaño.

Los equipos se fueron soltando y consiguiendo más espacios, pasado el primer cuarto de hora. Ambos buscaban aprovechar la velocidad y ganarle la espalda a la defensa y, así, nació una clara oportunidad para el Dortmund.

Karim Adeyemi recibió un balón en profundidad, pero en el mano a mano superó a Thibaut Courtois, pero quedó muy lejos de la portería y su remate fue cortado y enviado al saque de esquina por Dani Carvajal al 21’.

Los alemanes fueron ganando en intensidad y, un minuto más tarde, Niclas Füllkrug volvió a ganarle la espalda a la defensa, pero su remate se fue a la base del palo izquierdo. Temblaba el área del Madrid, que sudaba frío ante un rival que seguía perdonando.

Füllkrug tuvo otra ocasión más en la fracción 27 y volvió a fallar ante una acertada intervención de Courtois. El portero rechazó el balón a quema ropa, respondiendo a la confianza de Ancelotti por darle la titularidad luego de la recuperación de su lesión.

El belga volvió a ser determinante con una gran estirada, luego de un violento remate de Marcel Sabitzer al 42’. Courtois evitó el gol lanzándose a su mano derecha y enviando el balón al córner.

La primera parte terminó con el Dortmund metido en el área del Madrid, pero sin lograr concretar. Fueron superiores en los primeros 45 minutos, pero sin concretar.

El Madrid los sentenció

El Madrid comenzó el segundo tiempo con dos ocasiones claras de gol. La primera al 49’ con un tiro libre de Kroos, que Gregor Kobel mandó al córner con una estirada espectacular. La segunda, en la acción sucesiva por el saque de esquina, el cabezazo de Carvajal se marchó cerca del travesaño.

El Dortmund se sacudió la presión y volvió a manejar los hilos del juego, tanto en posición de balón, como al momento de replegarse. Los alemanes estuvieron, una vez más, cerca de adelantarse en el marcador al 63’. Füllkrug remató de cabeza, dejándose caer, pero Courtois nuevamente volvió a estar impecable al rechazar el esférico.

El Madrid abrió el marcador al minuto 74, gracias a un gol de cabeza de Carvajal. El defensa dio un testarazo impecable, al aprovechar un saque de esquina y dar la ventaja a los españoles.

Jude Bellingham estuvo cerca de aumentar la cuenta al 77’, pero su disparo fue desviado providencialmente por la defensa. Más tarde, Kobel salvó al Dortmund al 81’ con un remate de Camavinga y, luego, con un cabezazo de Nacho al 82’.

Pero, la resistencia se volvió a quebrar a 83’ cuando Vinicius Jr sentenció el partido con un remate cruzado. El Madrid celebraba, ante un Dortmund atónito que hizo un mayor desgaste físico, pero que se vio penalizado por tantas ocasiones falladas. Disputaron un gran partido, pero no sentenciaron.

Ahora el Madrid se prepara para volar desde Londres a la capital española, para celebrar este domingo en Cibeles.

Foto: Prensa UEFA

Champions League: Wembley recibirá la final entre Borussia Dortmund y Real Madrid

Tony Cittadino (Madrid).- El mítico estadio de Wembley volverá a ser la sede de una final de la Liga de Campeones. El recinto londinense recibirá el partido para definir al campeón el próximo sábado 1 de junio, cuando el Borussia Dortmund y el Real Madid se enfrenten en la final 69 de la competición y la número 32, desde que se denomina Champions League.

El conjunto alemán llegó a la final, tras mostrar su fortaleza física al derrotar al PSG a domicilio en el Parque de los Príncipes, gracias a un gol de Mats Hummels. En la ida, también habían ganado por la mínima diferencia.

El equipo dirigido por Edin Terzic estará en su tercera final, tras ser campeón en 1997 (abte la Juventus) y subcampeón en 2013 (contra el  Bayern Múnich), en una cita que también se jugó en Wembley.

Por su parte, el Real Madrid se vuelve a instalar en una final, como de costumbre. El equipo de Carlo Ancelotti derrotó al Bayern Múnich dos goles por uno en el Santiago Bernaéeu, con otra remontada histórica firmada, esta vez, por Joselu.

El equipo español jugará la final 18 de su historia, la segunda en tres años y la sexta de los últimos 10. Será la final 18 de su historia y buscarán su copa número 15.

Desde la campaña 1997-1998 ante la Juventus, ha ganado las ocho finales disputadas (1999-2000, 2001-2002, 2013-2014, 2015-2016, 2016-2017, 2017-2018 y 2021-2022).

El Madrid llega con la historia a favor a la final que se realizará el 1 de junio en Londres. Ha ganado las dos finales ante rivales alemanes. Venció al Eintracht Frankfurt con marcador de 7-3, para ganar la quinta Copa de Europa consecutiva en la temporada 1959-1960 y también derrotaron al Bayer Leverkusen dos goles por uno, en la recordada final de zafra 2001-2002 marcada por el gol de Zinedine Zidane.

El conjunto merengue tiene la ventaja también en los duelos previos ante el Dortmund. Se han enfrentado en 14 ocasiones, con balance a favor del Madrid con seis victorias, cinco empates y tres derrotas. Han anotado 24 goles y recibido 19.

Por su parte, Ancelotti estará en su sexta final de la Champions, siendo el líder del departamento. El italiano buscará su quinto trofeo, tras ganar dos con el Milan (2003 y 2007) y dos con el Real Madrid (2014 y 2022).

El estratega tiene un palmarés envidiable en la Champions: 1998-1999, semifinal (Juventus), 2002-2003, campeón (Milan), 2003-2004, cuartos de final (Milan), 2004-2005, subcampeón (Milan), 2005-2006, semifinal (Milan), 2006-2007, campeón (Milan), 2010-2011, cuartos de final (Chelsea), 2012-2013, cuartos de final (PSG), 2013-2014, campeón (Real Madrid), 2014-2015, semifinal (Real Madrid), 2016-2017, cuartos de final (Bayern Múnich),2021-2022, campeón (Real Madrid), 2022-2023, semifinal (Real Madrid) y 2023-2024, FINAL (Real Madrid).

Ancelotti también es el técnico con más partidos en la competición (204) y más victorias (116), mientras que acompaña a Miguel Muñoz, Giovanni Trapattoni, Johan Cruyff, Frank Rijkaard, Pep Guardiola y Zinédine Zidane, como los únicos en ganar la Copa de Europa/Champions primero como jugador y después como técnico.

También es el quinto entrenador en conquistar el trofeo con dos equipos distintos, luego de Ernst Happel (Feyenoord, 1970 y Hamburgo, 1983), Ottmar Hitzfeld (Borussia Dortmund 1997 y Bayern Múnich 2001), José Mourinho (Porto, 2004 e Inter 2010) y Jupp Heynckes (Real Madrid 1998 y Bayern Múnich 2013).

Así es el mítico estadio de Wembley, sede de la final de la Champions 2024

Tony Cittadino (Madrid).- La final de la Liga de Campeones volverá a jugarse en Wembley. El histórico estadio albergará su octava su octava final de la historia y tercera con el formato de la Champions, entre Borussia Dortmund y Real Madrid, tras la edición de 2011 (Barcelona 3-1 Manchester United) y 2013 (Borussia Dortmund 1-2 Bayern Múnich).

La mítica casa de la selección de Inglaterra, albergará su octava final de la historia y tercera con el formato de la Champions, tras la edición de 2011 (Barcelona 3-1 Manchester United) y 2013 (Borussia Dortmund 1-2 Bayern Múnich).

También fue la sede de la Eurocopa 2020, en la que Italia venció a Inglaterra en penales. Albergó los tres partidos de la fase de grupos de Inglaterra, dos juegos de octavos de final, las dos semifinales y la final.

Wembley es el estadio que más finales de la Copa de Europa y la Champions ha albergado. El estadio fue reconstruido en 2007 y costó 757 millones de libras (1.097 millones de euros), mil veces más que el antiguo escenario que marcó una época entre 1923 y 2000.

El nuevo Wembley está ubicado en las afueras de Londres. El viaje en metro dura unos 30 minutos y, al salir de una de las tres estaciones ubicadas al sur (Wembley Park, Wembley Central y Wembley Stadium), se distingue la imponente obra en la que se accede por ocho bloques de escaleras en la zona central.

Para llegar a la zona del Wembley Park Golf Club, hay que salir de la estación y entrar en un túnel, casi tan ancho como la avenida Bolívar de Caracas. Los fanáticos se sumergen en un mar de historia que es contada con fotos en sus paredes.

Recrea desde la ocasión desde que los ingenieros John Simpson y Maxwell Ayerton, junto con el ingeniero Owen Williams, iniciaron una construcción que duró 300 días y con 1.500 obreros trabajando, pasando por los Juegos Olímpicos de 1948, el Mundial de 1966 y la Eurocopa de 1996, hasta que el 24 de marzo de 2007 los equipos Sub-21 de Inglaterra e Italia lo inauguraron. El juego terminó 3-3, con una tripleta de Giampaolo Pazzini, quien anotó el primer tanto a los 28 segundos.

Y es que en un estadio como Wembley no puede respirarse otra cosa que fútbol puro. Al finalizar el túnel se suben unas escaleras y allí está: ¡Imponente y majestuoso! con un arco de 133 metros de altura y 7.4 metros de diámetro, edificado de extremo a extremo por encima del techo del estadio. Sustituye las dos torres blancas de 38 metros cada una y  da la bienvenida en la entrada de su puerta principal con un logo de la Federación Inglesa de Fútbol y una estatua de Bobby Moore.

El arco se ilumina por las noches y ofrece hasta 255 tonalidades de colores, gracias a sus 228 luces led instaladas en 38 anillos. Se estima que el ahorro en el consumo eléctrico es del 40% y la energía es 100% renovable. Ya en la parte interna, se pueden realizar hasta 100 efectos y animaciones diferentes.

Dentro del estadio, que a un costado tiene el Wembey Arena, creado para los espectáculos, hay un centro comercial de cuatro niveles, que incluye baños, restaurantes, bares, librería, centro de atención al fanático y la tienda oficial de la selección. Además está el museo, en el que reposa el famoso travesaño de la portería que en el Mundial de 1966, les dio el primer título a los ingleses.

Sus tres niveles, que albergan 90 mil espectadores, lucen inmensos y fueron creados también para los Juegos Olímpicos de Londres 2012. El antiguo estadio de Wembley fue derribado en el año 2000 y fue inaugurado el 28 de abril de 1923 con el nombre de Empire Stadium.

La distribución de sillas en los tres anillos tiene 34.303 asientos en la parte superior, 16.532 en el medio y 39.165 sillas más en la zona inferior.

Tenía capacidad para 100 mil personas, 45 mil sentadas, si bien en su partido inaugural de la final de la FA Cup entre el Bolton y el West Ham (2-0), asistieron 250 mil. Luego su capacidad fue reducida a 79.045 puestos. Los 39 peldaños de la tribuna real pasaron a ser 107.

El último encuentro oficial en el viejo estadio se jugó el 7 octubre del 2000, cuando Inglaterra perdió 1-0 con Alemania, por las eliminatorias del Mundial de Corea del Sur y Japón 2002.

Norman Foster, el padre de Wembley

A Norman Foster se le llama el arquitecto del mundo. Ha construido puentes y aeropuertos, rascacielos y museos, hoteles y gasolineras. Sus obras están en los cinco continentes. Como para decir que el planeta fue hecho a su imagen y semejanza.

Aquel inglés que en 1967 creó, junto con su otrora esposa (Wendy Cheesman), la compañía Foster and Partner, hoy tiene a más de mil arquitectos bajo su cargo. Fue esa firma la que se encargó de reconstruir Wembley, un estadio con vida propia.

Ganador del premio Pritzker (el llamado Nobel de arquitectura) y del Príncipe de Asturias, Foster nació en la pobreza de un barrio de Manchester. “Decir allá que querías ir la universidad era como afirmar que ibas a ser el próximo Papa”, dijo alguna vez el arquitecto, que pagó su carrera con trabajos: fue panadero, vendedor de muebles y portero de discoteca.

Hoy tiene el título de Lord. “Él no es un arquitecto deportivo, pero por su calidad, lo buscaron porque es uno de los íconos de la arquitectura de hoy”, indicó Omar Carnevalli, que diseñó el Centro de Alto Rendimiento de la FVF y el estadio Brígido Iriarte.

Lujos y comodidades

Wembley tiene una circunferencia de un kilómetro y cuenta con 34 bares, ocho restaurantes, 688 puntos de comida y bebida y 98 puestos más de comida. Tiene 164 tornos de acceso, 26 ascensores, 30 escaleras mecánicas y dos pantallas gigantes.

El nuevo Wembley tiene 2.618 baños y 310 espacios para personas discapacitadas.

El sistema del campo de juego fue reconstruido entre noviembre de 2019 y febrero de 2020. Se trabajó 24 horas al día durante 10 semanas. La grama es 97% natural, 3% artificial y tiene 34 aspersores.

Para reducir el consumo de agua y bajar la cantidad de plástico, tienen 16 estadios de recargas.

Ofrecen 160 palcos, con capacidad entre 8 y 20 personas y un gran salón para eventos de 2.080 metros cuadrados, que puede tener una capacidad entre 1.800 y 2.000 personas, dependiendo del uso.

Pero, lo mejor de todo, es la Sala Bobby Moore. Este lujoso espacio puede albergar banquetes de hasta 1.900 personas, cócteles para 3.250 o una conferencia para 1.000 en un espacio de 3.480 metros cuadrados.

Se puede realizar un tour personalizado, que dura 90 minutos y los precios van desde los 18 hasta las 25 libras (21 a 29 euros).

Wembley es uno de los estadios que busca la manera de que se llegue en transporte público. Pero, para usarlos, primero se debe reservar y está prohibido estacionar en la calle, pues está reservado para los residentes locales.

La ubicación del estadio forma parte de la Ampliación de la Zona de Emisiones Ultra Bajas, algo parecido a lo que se usa en Madrid en la almendra central, para incentivar el uso de coches híbridos o eléctricos y mejorar la calidad del aire por disposición de la Unión Europea.

El coste diario es de 12,50 libras al día, equivalente a 16 euros y tiene capacidad para 3.345 carros.

Palco de primera

Esta joya arquitectónica cuenta con un amplio palco de prensa en el primer nivel, con capacidad para la prensa escrita de 186 asientos. La zona mixta tiene capacidad para 120 personas más y la zona de las ruedas de prensa, puede recibir hasta 180 personas.

Tambén tiene siete cabinas de readio. Dos tienen capacidad para 10 personas y, las otras cinco, sólo permiten a dos. Los fotógrafos están situados a pie de campo y en la sala de trabajo, pueden estar 120 personas.

El estadio también cuenta con dos estudios de televisión de 60  metros cuadrados, que están ubicados en el tecer nivel, mientras que un piso más arriba están los comentaristas, que disponen de 38 mesas para trabajar.

Los periodistas de televisión, también tienen un área a pie de campo de mil 882 metros cuadrados y otra en el anillo exterior, de 663,8 metros cuadrados.

La historia, en seis momentos

Queen, en concierto

El viejo Wembley fue testigo de uno de los mejores conciertos de todos los tiempos. Queen, la banda del ya fallecido Freddy Mercury, realizó el 11 y 12 de julio de 1985 dos memorables presentaciones, ante 76 mil espectadores. Ahí, en el recinto de Londres, también han tocado Metallica, Elton John, Bon Jovi y Michael Jackson, entre otros.

El gol fantasma

Inglaterra fue campeón mundial en 1966. Lo hizo en Wembley, sede de una polémica final ante Alemania. El partido iba 2-2, en tiempo extra, cuando Geoffrey Hurst sacó un remate que se estrelló en el palo y rebotó sobre la línea. El árbitro lo dio como gol. Al final, los ingleses ganaron 4-2. Desde entonces, el título les ha sido esquivo.

Esto no es soccer

Wembley es un estadio multiusos. Además de los conciertos, fue sede de los Juegos Olímpicos de 1948. Incluso,  acogió, en octubre de 2007, el primer partido de fútbol americano que se jugó fuera de Estados Unidos. Ese día, Gigantes de Nueva York venció 13-10 a Delfines de Miami. 81.176 aficionados fueron testigos de ese encuentro.

Higuita, el escorpión

A René Higuita le gustaba divertirse en el campo. Y fue el neogranadino el que divirtió a los espectadores una tarde en la que Colombia e Inglaterra empataban 0-0 en un aburrido partido. El 6 de septiembre de 1995, el portero realizó una acrobática acción: puso las manos sobre el césped y elevó los pies para despejar el balón con los talones.

Cuarta corona azulgrana

El Barcelona ganó cuarta Champions, al vencer al Manchester United tres goles por uno. Los tantos del equipo de Pep Guardiola, fueron anotados por Pedro (27′), Lionel Messi (54′) y David Villa (70′). Por los ingleses, descontó Wayne Rooney (34′).

Esta final también se recuerda porque el capitán, Carles Puyol, tuvo un bonito gesto con Éric Abidal. El francés había sido operad de un tumor en el hígado y le cedió el honor de levantar la “orejona”.

Italia besa a gloria

Italia se tituló campeón de Europa por segunda vez en su historia, tras imponerse en los penales a Inglaterra (3-2). La Azzurra empató a un gol en los 120 minutos y, para entonces, extendió a 34 los partidos invictos. La cifra quedaría luego en 37.

El portero Gianluigi Donnarumma se alzó como la gran estrella, al detener el último penal a Bukayo Saka y acabar con 53 años de sequía en Europa. Italia sumó a sus vitrinas un trofeo que había ganado en 1968, en un torneo en el que dominó de principio a fin y finalizó invicto.

Finales europeas

22-05-1963, AC Milan 2-1 Benfica

29-05-1968, Manchester United 4-1 Benfica

02-06-1971, Ajax 2-0 Panathinaikos FC

10-05-1978, Liverpool 1-0 Brujas

20-05-1992, Barcelona 1-0 Sampdoria

28-05-2011, Barcelona 3-1 Manchester United

22-05-2013, Borussia Dortmund 1-2 Bayern Múnich

01-06-2024, Borussia Dortmund vs Real Madrid

Foto: www.wembleystadium.com

Un triplete de Lookmam le dio a la Atalanta su primera Europa League  

Tony Cittadino (Madrid).- Se acabó la sequía para el fútbol italiano en la Europa League. Ademola Lookman se encargó de regalarle a la Atalanta su primer título internacional y, el primero en este siglo para el calcio en esta competición, gracias a un triplete anotado en la gran final ante el Bayern Leverkusen, disputada en el Aviva Stadium de Dublín.

El equipo de Gian Piero Gasperini firmó una victoria contundente de tres goles por cero, para sumar su primer trofeo en Europa a su palmarés y romper el espectacular invicto del equipo alemán, que recientemente ganó su primera Bundesliga.

«Hemos hecho un partido magnífico y lo necesitábamos, contra un equipo de tanta calidad. Nunca he creído que un trofeo pudiera cambiar la racha que llevamos; hemos jugado tantos partidos como éste a lo largo de los años y no solo en esta temporada. Por supuesto que este trofeo lo destacará, pero a la Atalanta hay que juzgarla no sólo por esta temporada y sino por todo lo que hemos hecho», dijo Gasp en declaraciones reseñadas por el portal de la UEFA.

La histórica racha de juegos sin perder quedó en 51 partidos: 34 por Bundesliga, 12 por Europa League y cinco por la Copa de Alemania. En total, ganó 42 juegos y empató 9, antes de caer esta noche en Dublín.

«Seguro que duele. Pero tenemos que utilizar este dolor de forma positiva. Es excepcional lo que hemos conseguido y tenemos que estar orgullosos. Aprenderemos. Teníamos una gran oportunidad y pusimos todo de nuestra parte hoy, pero no salió como habíamos planeado. No estuvimos a nuestro mejor nivel: todos, yo incluido. Así que aprenderemos de hoy. Va a ser un reto cómo respondamos a la derrota y lidiemos con el dolor», dijo Alonso a la UEFA.

Todo fue justo mérito de un grupo consolidado y con el sello de Gasp, que también logró el primer título en 20 años de carrera. Antes de esta histórica noche, la Atalanta sólo había ganado la Coppa Italia en 1963.

El estratega llegó al club en 2016 y en ocho temporadas puso al club a soñar con cuartos de final en la Champions League, tres terceros lugares en el campeonato local y par de finales perdidas en la Coppa Italia, la más reciente la semana pasada ante la Juventus.

De acuerdo al estadista OptaPaolo, Gasperini (66 años y 177 días), es el entrenador de mayor edad en ganar una final en su primera oportunidad y el segundo italiano, luego de que Maurizio Sarri lo hiciera con el Chelsea en el 2019.

 

También fue el décimo trofeo para Italia, contando el torneo cuando se llamaba Copa UEFA. Los títulos anteriores fueron ganados en tres ocasiones por la Juventus (1977, 1990 y 1993), tres por el Inter (1991, 1994 y 1998), dos por el Parma (1995 y 1999) y uno por el Napoli (1989).

De esta forma, Italia quedó en el segundo lugar en títulos, escoltando a España, que tiene 14: Sevilla (7), Atlético de Madrid (3), Real Madrid (2), Valencia (1) y Villarreal (1).

El país de la bota tuvo un representante en la final por tercera vez en las últimas cinco campañas, luego de la derrota del Inter ante el Sevilla en 2020 (2-3) y de la Roma, también el año pasado contra el Sevilla (1-1, penales 1-4).

Fue el primer título de Italia en este siglo en la competición y el primero desde 1999, cuando el Parma venció al Marsella (3-0).

Con la magia de Lookman

La Atalanta jugó un primer tiempo casi perfecto. Dominó la posesión, presionó, creó ocasiones y anotó goles. El equipo de Gasp ya dominaba el marcador con claridad antes de la media hora de juego y con justo merecimiento.

El primer tanto llegó antes del primer cuarto de hora. Davide Zappacosta sirvió un centro desde la derecha y Lookman remató de zurda en el medio del área, para adelantar a la Dea a los 12 minutos. El atacante, que venía de ejecutar un tiro de esquina, se metió en el área para rematar libre de marca.

El segundo gol, llegó en la fracción 26. El nigeriano, que fue electo como el Jugador del Partido, volvió a ser determinante con un golazo. Encaró a la defensa desde la frontal del área y justo desde la medialuna, soltó un derechazo rastrero, con efecto y bien colocado, que terminó al fondo de la red.Según OptaPaolo, Lookman se convirtió en el primer jugador africano en anotar un doblete en una final europea en la máxima categoría. También es el segundo jugador en marcar un triplete con un equipo italiano, luego de Pierino Prati, quien anotó un hat-trick en el triunfo del Milan contra el Ajax de 4-1 en 1969.

La oncena de Gasp era superior y cortaba cualquier acción de juego del equipo de Xabi Alonso, que no conseguía los espacios, le costaba salir y perdía balones, por la presión del conjunto italiano.

El Leverkusen pudo descontar en el minuto 35, pero Álex Grimaldo falló en un mano a mano. Intentó picar el balón, pero no tuvo la suficiente potencia y el arquero Juan Musso atrapó el balón sin problemas.

La tónica no cambió en el segundo tiempo y Lookman sentenció el partido con un zurdazo cruzado al minuto 75, para firmar un triplete en una noche histórica en Dublín.

«Es una de las mejores noches de mi vida. Ha sido una actuación increíble del equipo. Lo hemos conseguido, es fantástico. Estoy feliz de haber ganado. Esta noche hemos hecho historia», dijo el delantero de 26 años.

El resultado, además, le permitirá a la Atalanta jugar la próxima edición de la Champions League y el calcio tendrá seis representantes: Inter (campeón), Milan, Bologna, Juventus, Atalanta y Roma. El quinto equipo de la tabla accede por el ranking de rendimiento Europeo y el sexto, la Roma, por el triunfo de la Atalanta.

¡Bérgamo e Italia están de fiesta! Ahora, es tiempo de celebrar. Luego, habrá tiempo para pensar en el rival de la Supercopa de Europa, que se jugará el miércoles 14 de agosto en el Estadio Nacional de Varsovia, en Polonia. La Dea espera por Borussia Dortmund o Real Madrid, que lucharán por la Liga de Campeones.

Foto: Prensa UEFA

Champions League: Un doblete de Joselu firmó otra remontada épica del Madrid y jugará la final  

Tony Cittadino (Madrid).- El idilio del Real Madrid con la Champions League, no tiene fin. Este miércoles volvió a hacer lo imposible y remontó en los minutos finales, para meterse en la final de Wembley gracias a un doblete de Joselu para derrotar al Bayern Múnich dos goles por uno (y un global de 4-3) en el mítico estadio Santiago Bernabéu.

El equipo español jugará la final 18 de su historia, la segunda en tres años y la sexta de los últimos 10. Será la final 18 de su historia y buscarán su copa número 15.

Desde la campaña 1997-1998 ante la Juventus, ha ganado las ocho finales disputadas (1999-2000, 2001-2002, 2013-2014, 2015-2016, 2016-2017, 2017-2018 y 2021-2022).

“Ha pasado otra vez. Lo que ha pasado muchas veces, que es algo inexplicable, ha pasado otra vez. Una afición que empuja y unos jugadores que creen. Hemos jugado bien, creo que ha sido un partido difícil, pero hemos tenido buen control del partido, no hemos perdido la cabeza cuando nos han marcado y hemos recuperado el partido”, dijo Ancelotti en la rueda de prensa.

El estratega italiano, que estará en su sexta final, agradeció el apoyo del público y de su equipo. “Agradezco a la afición, al club y, sobre todo a los jugadores, que han hecho una temporada que nadie esperaba. Yo tampoco. No esperaba que fuera capaz esta plantilla de hacer lo que ha hecho. Llegar a la final. Lo vamos a pasar muy bien con la afición estos días, celebramos la Liga. Pido la hora para celebrar, para ir a Cibeles. Hay una felicidad que contagia a los jugadores».

En Wembley, le espera el Borussia Dortmund, que disputará la tercera final de su historia y buscará su segundo trofeo.

El Madrid llega con la historia a favor a la final que se realizará el 1 de junio en Londres. Ha ganado las dos finales ante rivales alemanes. Venció al Eintracht Frankfurt con marcador de 7-3, para ganar la quinta Copa de Europa consecutiva en la temporada 1959-1960 y también derrotaron al Bayer Leverkusen dos goles por uno, en la recordada final de zafra 2001-2002 marcada por el gol de Zinedine Zidane.

“Duele. Tardaremos en recuperarnos, pero por un lado es una derrota en la que lo dejamos todo en el campo. Por supuesto, es difícil de aceptar. Forma parte de la realidad. No hay nada que lamentar. Pero por otro, hubo demasiadas lesiones, demasiadas sustituciones, demasiados calambres. Empezamos con cuatro delanteros y al final estaban todos fuera del campo. Y entonces Manu, que había estado excepcional salvándonos toda la noche, cometió un error que no cometería en otros 100 años”, dijo el entrenador del Bayern, Thomas Tuchel, en declaraciones a DAZN.

Milagro blanco

La atmósfera en las afueras del Bernabéu durante la tarde, presagiaba otra noche épica y el pálpito no falló. Luego de una primera parte en la que las cargas estaban niveladas y el partido estaba para cualquiera, a pesar de un balón al palo de Vinicius al 12′, llegó la locura en la etapa complementaria.

El Madrid empezó la segunda parte apretando, con un Vinicius Jr. como el jugador más peligroso por la creación de juego. Rodrygo tuvo una oportunidad clarísima al 65’, pero su remate cruzado se marchó ligeramente alejando del vertical izquierdo. Pero, cuando mejor jugaba el equipo de Carlo Ancelotti, llegó el gol del Bayern apenas tres minutos más tarde.

Harry Kane realizó un cambio de banda espectacular, que fue dominado por Alphonso Davies por la izquierda. El canadiense encaró a la defensa del Madrid, entró al área y con un disparo cruzado fusiló al portero Andriy Lunin.

El Madrid estuvo cerca de empatar al 71’, pero el gol fue anulado por falta previa de Nacho a Joshua Kimmich.

Ancelotti mandó al campo a Joselu por Federico Valverde al minuto 81 y el delantero respondió a la confianza con doblete. Primero, empató las acciones al 88’, desatando la locura en el Bernabéu. Luego, logró el empate en el primer minuto de descuento, en un tanto que fue convalidado por el VAR.

“Esto es el Real Madrid, siempre creemos en nosotros y ha pasado una vez más. Vamos a por la 15. Cuando jugamos en casa sentimos la unión de nuestro equipo y que siempre va a hacer la diferencia”, dijo Vinicius al final del partido a Movistar Liga de Campeones.

Así el Madrid se metió en la final y Ancelotti buscará su quinta Champions, tras ganar dos con el Milan (2003 y 2007) y dos con el Real Madrid (2014 y 2022).

El espectáculo estará garantizado en Wembley, que tendrá una final inédita.

Foto: Prensa UEFA

Champions League: El Borussia Dortmund tumbó al PSG y jugará la tercera final de su historia

Tony Cittadino (Madrid).- El Borussia Dortmund es el primer finalista de la temporada 2023-2024 de la Champions League. El conjunto alemán volvió a mostrar su fortaleza física, para derrotar al PSG a domicilio en el Parque de los Príncipes, gracias a un gol de Mats Hummels.

El equipo dirigido por Edin Terzic, que tuvo el 33% de la posesión, volvió a jugar con inteligencia, para imponerse en la eliminatoria con par de triunfos por la mínima diferencia. Dominaron a un PSG, que estrelló hasta seis balones en el palo. Dos es Dortmund y cuatro esta noche en París.

El Dortmund tuvo pocas ocasiones para abrir el marcador, pero volvió a ser efectivo gracias a una jugada a balón parado al minuto 50. Hummels, que fue electo como Jugador del Partido, se impuso en el área y con un potente cabezazo, batió a Gianluigi Donnarumma, que poco pudo hacer al verse superado cerca del vertical izquierdo.

“Estoy muy feliz y hoy más que hace seis días. Es un sueño para mí y para el equipo. Estamos trabajando cada día. No tengo preferencia para la final. Va a ser muy difícil la final y creemos que podemos ganar una vez más”, dijo Hummels en español para Movistar Liga de Campeones.

Esta será la tercera final de su historia, tras ser campeón en 1997 (vs Juventus) y subcampeón en 2013 (Bayern Múnich), que también se jugó en Wembley.

«Me siento muy contento y orgulloso. Creo que si le ganas dos partidos al PSG, mereces estar en la final. Soy de Alemania y esta noche somos los favoritos, pero no nos importa el rival de la final. Vamos a competir y esto lo vamos a ver después. Es genial llegar a una final 11 años después. Es difícil explicarlo con palabras, especialmente después de la temporada pasada que fue difícil», dijo Terzic, el técnico del conjunto alemán, en declaraciones a Movistar Liga de Campeones.

“No fue el mejor resultado en casa y sabíamos que lo podíamos hacer. El Borussia fue un equipo muy eficaz y defendieron muy bien. Anotaron en el córner y ésta es la Champions. Sabemos que tenemos que mejorar, porque muchas cosas han cambiado en esta temporada en el PSG y van a seguir cambiando. Al comienzo de la temporada pocos pensaban que podíamos llegar hasta acá, pero llegamos”, agregó el defensa del PSG, Marquinhos, en declaraciones a Movistar Liga de Campeones.

Por su parte, el estratega del PSG, Luis Enrique, dijo que no tuvieron suerte. “En primer lugar felicitar al Dortmund, han hecho una Champions destacada. Nosotros hemos jugado bien, seis disparos al palo y 31 a puerta y no hemos hecho un gol, pero esto es fútbol y lo aceptamos. Nadie había infravalorado al Dortmund y no hemos sido inferiores, pero les felicito”, comentó en Movistar Liga de Campeones.

El rival del Dortmund saldrá del juego de este miércoles entre Real Madrid y Bayern Múnich en el Santiago Bernabéu. En la ida, empataron a dos goles en Alemania. Ahora hay posibilidad de una final inédita o de repetir una alemana.

La celebración en París fue del Dortmund, en una noche que, quizás, vio la última actuación europea de Kylian Mbappé con el PSG.

Foto: Prensa UEFA

Champions: El Real Madrid salió vivo en su visita a Múnich y el pase a la final se decidirá en el Bernabéu  

Tony Cittadino (Madrid).- La Champions League regaló otra noche de emociones y el partido de ida de la primera semifinal no defraudó. Este martes, el Real Madrid salió con vida en su visita a Múnich, tras empatar a dos goles y el pase a la final se decidirá el próximo miércoles 8 en el estadio Santiago Bernabéu.

Un doblete de Vinicius Jr. dejó la eliminatoria abierta, en una noche en la que Leroy Sané y Harry Kane anotaron por el conjunto alemán.

El Allianz Arena de Múnich se vistió de gala para este encuentro, con una fanaticada alemana que tiñó las tribunas de rojo y metió presión desde el primer minuto, destacando un tifo de la curva para el mítico ex capitán del club y campeón del mundo como jugador y técnico de la selección teutona, Franz Beckenbauer.

El Bayern salió a proponer y a atacar, mientras que el Real Madrid repitió el planteamiento de la vuelta de los cuartos de final ante el Manchester City: jugando con calma y paciencia, bien replegados y buscando espacios. Manejando muy bien los tiempos y luchando los balones.

Los dirigidos por Thomas Tuchel gozaron de las mejores oportunidades en los primeros 20 minutos, pero no lograron concretar. El primer aviso llegó apenas a los 6 minutos, cuando el portero ucraniano Andriy Lunin detuvo un remate seco de Kane.

Los teutones tuvieron otras ocasiones con Sané y Jamal Musiala, pero no estuvieron finos de cara al arco.

Sin embargo, el Madrid sí tuvo puntería y su primera oportunidad de peligro la transformó en gol. Toni Kroos sirvió un balón exquisito y en profundidad desde el mediocampo a Vinicius Jr., para que el brasileño le ganara la espalda a los defensas y a la altura del punto penal, rematara con un derechazo sutil en el mano a mano para batir a Manuel Neuer.

El conjunto de Carlo Ancelotti sacaba el máximo provecho, con lo mínimo. Un golazo del brasileño, gracias a una asistencia puesta con como la mano por parte del alemán, quien se llevó medio gol en la jugada y que silenció al fortín del Bayern.

El gol no desencajó a los locales, pero tampoco envalentonó a los visitantes. El guión se mantuvo hasta el pitazo que decretó el fin de la primera parte, con un Bayern que seguía insistiendo ante un Madrid que seguía jugando a la vieja usanza italiana.

Goles y emociones

La segunda parte comenzó con un cambio de parte del Bayern: salió el mediocampista Leon Goretzka y entró el defensa Raphaël Guerreiro, buscando mayor solidez defensiva y desborde por la banda.

El empate del Bayern llegó justo cuando el Madrid comenzaba a verse más cómodo en esta etapa complementaria. Sané se encargó de fusilar a Lunin al minuto 53, para igualar el partido a un gol. El centrocampista se internó en el área por la derecha y con un zurdazo imparable metió en el partido a su equipo.

El Bayern no bajó la intensidad frente al arco del Madrid y Lucas Vázquez cometió penal sobre Musiala. La pena máxima fue transformada por Kane al 57’, con un remate sutil a la derecha de Lunin, que se lanzó al otro lado.

Fue el octavo gol de esta Champions para el atacante inglés, que también suma 43 goles en 43 partidos con el Bayern.

Así el conjunto alemán remontó en cuatro minutos ante los españoles, desatando la locura en el Allianz Arena de Múnich.

El Madrid intentó reaccionar, pero sufría el golpe por los dos goles recibidos. Ancelotti movió el banquillo y en la fracción 75 realizó dos cambios, intentando controlar el mediocampo y generar más juego. El técnico italiano sacó a Jude Bellingham por Luka Modric y a Kroos por Brahim Díaz.

Los españoles comenzaron a generar más presión y al 82’ Kim derribó en el área a Rodrygo, para que el árbitro principal, el francés Clément Turpin, decretara penal. Un minuto más tarde, Vinicius no falló y con un remate a media altura y al medio, empataba el encuentro y le daba vida al Madrid en la eliminatoria.

El encuentro finalizó con la promesa de dejarnos una vuelta vibrante dentro de una semana en Madrid.

El camino a Wembley, continúa.

Foto: Prensa UEFA

Champions League: El Real Madrid volvió a sacar la casta ante el City y jugará la semifinal

Tony Cittadino (Madrid).- El Real Madrid lo volvió a hacer. El equipo de Carlo Ancelotti supo sufrir y venció al Manchester City en penales 4-3, tras igualar a un gol en 120 minutos en el Etihad Stadium. Antonio Rüdiger definió el pase a la semifinal, la número 12 de las últimas 14, y se enfrentará al Bayern Múnich.

El duelo de técnicos entre Ancelotti y Pep Guardiola volvió a ser de altura. Intensidad, ritmo, resistencia y posesión, en una eliminatoria en la que no defraudaron tras el empate a tres en la ida en el Bernabéu.

El portero Andriy Lunin vivió una noche pletórica en Inglaterra, respondiendo una vez más a la confianza del técnico italiano. Y pensar que al comienzo de la temporada, el Madrid veía todo negro por la lesión de Thibaut Courtois.

«En estos casos digo que hay partidos que hay que sufrir, que hay que superarlos, que no siempre se puede jugar con la pelota y ser el mejor equipo en el campo. Para mí sobre todo ha sido una gran experiencia. Yo no puedo correr como ha corrido el equipo hoy  ni cinco minutos y han corrido 120», dijo Lunin a Movistar Plus.

Los primeros minutos fueron parejos, con los equipos rotando el balón y buscando espacios. Se estudiaban mucho y cada movimiento era preciso. El City fue presionando y ya al minuto 8 llegó la primera acción de peligro de parte de Kevin De Bruyne, pero el centro del belga fue atrapado con carácter por Lunin.

El Madrid, que jugó de negro, respondió al minuto 10 con un remate de media distancia de Eduardo Camavinga fue atrapado por Ederson. No pasó mucho tiempo para otra llegada de peligro, que sí capitalizaron los merengues.

Vinicius se internó por el área desde la derecha y sirvió un centro al medio, donde apareció Rodrygo para rematar de primera, pero el disparo fue parado por Ederson. El rebote le volvió a quedar al brasileño y no perdonó, para adelantar al Madrid un gol por cero y llegar a 20 goles de por vida en la Champions y cinco en los cuartos de final.

Al igual que en la ida, el gol no cambió los planes del City que mantuvo la concentración y al 16’ mandaron el primer aviso, con un cabezazo de Erling Haaland que se fue por encima del travesaño.

El noruego tuvo otra oportunidad en la fracción 19, pero su remate se estrelló en el travesaño y luego el rebote no fue aprovechado por Bernardo Silva, quien no pudo controlar el balón y se le fue por la línea de fondo.

Los locales fueron aumentando la intensidad y De Bruyne estuvo cerca de empatar al 27’, pero Lunin se lo impidió con una estirada espectacular. Al 28’ otro cabezazo de Haaland fue atrapado sin problemas por el arquero ucraniano.

Llegada la media hora de juego, el Madrid seguía bien parado y sabiendo sufrir, esperando el momento para atacar de contragolpe y aprovechar la velocidad de Rodrygo, Vinicius y Valverde. Del otro lado, el City lo seguían intentando, pero no conseguía los espacios porque el equipo español llegó a defender con dos líneas de cuatro.

Jack Grealish lo intentó las 31’ con una bonita jugada personal al límite del área, pero su remate se fue al córner al ser desviado por un defensa. De Bruyne volvió a probar al 33’ y no tuvo suerte, porque el balón se marcó por encima de los tres palos.

El asedio de los ingleses no paró y casi llega el empate al 36’, gracias a otra jugada de Grealish. El mediocampista remató al arco, pero el balón fue desviado por una acción providencial de Rüdiger y el esférico se estrelló en la red, cerca del primer palo. Respiraba el Madrid.

De Buyne, de una primera parte notable por visión e intensidad, acarició el gol olímpico con un saque de esquina al 45’. Sin embargo, Lunin se lo impidió con un manotazo espectacular que cerró cualquier posibilidad de empate en la primera parte.

De acuerdo al estadista Mr. Chip, el Madrid nunca ha perdido un juego en 22 partidos fuera de casa de la Champions al llegar con ventaja al descanso, al sumar 21 victorias y un empate. En suelo inglés también están invictos, con cuatro triunfos y un empate.

De Bruyne rompió el muro

La segunda parte comenzó con un City volcado al ataque y Lunin volvió a estar a la altura frente a un remate espectacular de volea de Grealish, que rechazó con frialdad en la fracción 47.

El City volvió a oler el empate al 51’, cuando Haaland presionó a Nacho, pero el defensa y capitán del Madrid despejó in extremis casi debajo del arco. Al 53’, el portero ucraniano volvió a ser determinante al atrapar un remate violento de Phil Foden.

Los ingleses continuaron presionando y buscando espacios de todas las formas posibles, ante un Madrid que seguía concentrado, cerrando espacios y apostando al contragolpe. Ancelotti aplicaba un catenaccio, para contrarrestar el juego de ataque y posesión de Guardiola.

Grealish insistió por la izquierda y soltó un derechazo a ras de suelo, que Lunin le volvió a parar en dos tiempos al 70’. El portero ucraniano jugaba el partido de su vida y el mediocampista fue cambiado al 72’ por Jérémy Doku.

La constancia del City, pero en especial de De Bruyne tuvo premio al 76’, pues por fin logró anotar. El belga aprovechó un balón mal despejado de Rüdiger que quedó rifado en el área y no perdonó, para igualar el partido a uno y la eliminatoria a cuatro.

El Madrid se salvó al 81’, cuando De Bruyne remató por encima del arco un balón que tenía toda la pinta de gol. Increíble falló defensivo del Madrid, que estaba encerrado en su campo resistiendo y forzando la prórroga.

Definición por penales

El partido se alargó 30 minutos más con una prórroga que se jugó con la misma intensidad y nivel que los 90 minutos anteriores. El marcador no se movió y el partido se tuvo que decidir desde el punto penal.

La tanda la comenzó pateando el City con Julian Álvarez y el argentino marcó con remate a media altura a la izquierda. El turno fue para Luka Modric, quien falló. El portero Ederson le detuvo el disparo raso a su mano derecha.

El segundo penal de los ingleses fue de Bernardo Silva y Lunin le paró el remate al centro, mientras que Jude Bellingham igualó la tanda a uno con una ejecución elegante a la derecha.

El tercer penal del City fue fallado por Mateo Kovacic pues Lunin lo atrapó con otra estirada a la derecha y el Madrid tomó ventaja 2-1 con tanto de Lucas Vázquez, también a la derecha.

La cuarta oportunidad de penales fueron anotadas por Foden y Nacho, para dejar las cosas 3-2 a favor del Madrid.

El quinto disparo del City fue gol de Ederson, pero el Madrid sentención el juego con gol de Rüdiger a la derecha de Ederson, para dejar las cosas 4-3 y darle la clasificación al Madrid a la semifinal.

«Al Real Madrid le hemos visto muchas veces este ejercicio, que saca algo que nadie pensaba que lo íbamos a tener. En la tanda estábamos muy convencidos de que nos clasificábamos. Obviamente a mí me gusta mucho cuando veo un equipo que se sacrifica y que lucha, además de la calidad… Ganar aquí se podía hacer sólo de esta manera», dijo Ancelotti a  Movistar Plus.

Ahora el conjunto merengue se medirá al Bayern Múnich, que venció al Arsenal y el City cederá su corona de campeón.

El 1 de junio en Wembley tendremos un nuevo monarca de la Liga de Campeones.

Foto: Prensa UEFA

Champions League: Un gol de Joshua Kimmich metió al Bayern Múnich en su primera semifinal desde 2020

Prensa UEFA.- El Bayern logró clasificarse para las semifinales de la UEFA Champions League 2023/24 al superar al Arsenal en una eliminatoria de cuartos de final muy disputada. Después del 2-2 de la ida en Londres, los alemanes sellaron su presencia entre los cuatro mejores equipos de la competición al ganar 1-0 en la vuelta en Múnich.

La igualdad fue la tónica dominante en los primeros compases de partido, el gozó de dos buenas llegadas al área, ambas finalizadas con remates de Harry Kane desviados. Sin embargo, el Arsenal fue quien llevó la iniciativa con el balón, aunque le costó generar ocasiones claras de gol.

Cumplidos los primeros 20 minutos de juego, un centro de Mazraoui estuvo a punto de convertirse en el primer tanto del encuentro, pero un defensor ‘Gunner’ desvió el balón a saque de esquina. Poco después, fue Musiala quien probó fortuna desde la frontal del área, sin éxito tras una buena intervención de David Raya.

Lee también: El Real Madrid volvió a sacar la casta ante el City y jugará la semifinal

Los de Arteta dieron un paso adelante y pusieron a prueba a Neuer, pero el arquero alemán se mostró seguro ante los disparos de Ødegaard y Martinelli. De tal forma, con el empate a cero se llegó al descanso tras una primera parte cerrada en la que ningún equipo cometió errores que desnivelasen la balanza.

El guión cambió después del paso por vestuarios, cuando llegó la mejor ocasión del Bayern en lo que iba de encuentro. Fue una combinación y un posterior remate de cabeza de Goretzka que parecía gol cantado, pero la madera salvó a David Raya. El balón le cayó a Guerreiro en una posición escorada dentro del área, desde donde disparó sin pensarlo y su intento también chocó con el poste tras el desvío de Saliba.

No fue hasta pasada la hora de juego cuando llegó el primer gol del partido. Una larga jugada del Bayern terminó con el balón en los pies de Guerreiro, quien envió un preciso centro al interior del área donde apareció Kimmich para cabecear y hacer el primero. El centrocampista alemán entró con fuerza y su potente remate hacía al tanto que metía al Bayern en semifinales.

La entrada de Gabriel Jesus aportó frescura y movilidad en el ataque del cuadro londinense que, pese a que adelantó sus líneas buscando el gol del empate, no generó claras oportunidades de peligro. De tal forma, el Bayern se llevó una trabajada victoria que coloca a los alemanes en las semifinales.

Foto: Prensa UEFA

Champions League: El Manchester City y el Real Madrid trasladan su batalla al Etihad Stadium

Prensa UEFA.- El Manchester City y el Real Madrid se enfrentarán este miércoles 17 de abril en el partido de vuelta de cuartos de final de la UEFA Champions League, en el Etihad Stadium.

El partido de ida en Madrid fue todo un clásico, con el City adelantándose dos veces en el marcador antes de que el gol de Federico Valverde en el minuto 79 le privara de la victoria. Sin embargo, la situación es familiar para el equipo de Pep Guardiola que, en las semifinales de la temporada pasada, dejó Madrid con un empate (1-1 en lugar de 3-3) y luego alcanzó la final con un 4-0 en casa.

El Real Madrid ha ganado esta competición en 14 ocasiones y está ansioso por enderezar el rumbo tras el ligero tropiezo de la ida. “Un empate se siente como el año pasado, es como una derrota”, explicó Valverde. “Tenemos que tener ganas de revancha e ir a Mánchester llenos de hambre para clasificarnos para semifinales”.

Lee también: El Borussia Dortmund remontó en casa ante el Atlético y voló a la semifinal

“Tenemos que ganar el partido, pero contamos con nuestra afición. Los necesitamos a todos y a su energía para intentar vencer a los reyes de esta competición. Con nuestra gente en Mánchester, iremos a por todas. Pero el Madrid marcará un gol, eso es seguro”, dijo el entrenador del Manchester City, Pep Guardiola.

En tanto, el técnico del Madrid, Carlo Ancelotti, confía en que el equipo volverá a sacar el carácter ante los ingleses.

Lee también: Mbappé liquidó al Barcelona y el PSG jugará la semifinal

“Obviamente queríamos llegar con ventaja al partido de vuelta, pero creo que tenemos que estar satisfechos [con el 3-3 de la ida]. Competimos muy bien, y si volvemos a hacerlo [en Mánchester], podremos pasar”.

El ganador de este juego, disputará la semifinal ante el ganador de la llave entre Bayern Múnich y Arsenal. En la ida empataron a dos goles en Londres.

Alineaciones probables

Manchestet City: Edserson; Walker, Stones, Rúben Dias, Gvardiol; Rodri, De Bruyne, Bernardo Silva, Foden, Grealish; Haaland.

Real Madrid: Lunin; Carvajal, Nacho, Rüdiger, Mendy; Valverde, Kroos, Camavinga, Bellingham; Vinícius Júnior, Rodrygo.

Foto: AFP