SDC: La Guaira buscará su primera Serie del Caribe y la octava para Venezuela

Nelson Medina Arnías / Juan Aguilarte Rosales (Prensa LVBP).- Luis Torrens había conectado un imparable en los últimos 15 turnos que había consumido. Realizó sesiones extras de bateo antes del encuentro frente a Panamá, pero nada cambió. Se fue en blanco en cuatro turnos. Entonces, recibió un día de descanso que usó para pensar sobre lo que estaba haciendo mal y dedujo que el problema eran los guantines, decidió no usarlos ante Curazao y conectó el imparable que le otorgó el pase a la final de la Serie del Caribe a los Tiburones de La Guaira. Los escualos se llevaron el triunfo 6-2 en el loanDepot park.

“Cuando las cosas no te salen de la mejor manera, buscas descifrar donde está el problema, generalmente culpas al bate, pero me di cuenta que eran los guantines, que no estaban bateando y decidí no usarlos. Gracias a Dios las cosas salieron bien, en la final tampoco los usaré”, comentó entre risas el receptor, que sonó imparable de dos carreras, en el cuarto inning para darle vuelta al marcador 3-2.

Los Tiburones se medirán a los Tigres del Licey (República Dominicana), este viernes a partir de las 9:00 pm. Será la segunda final consecutiva para un equipo venezolano y la tercera en las últimas cinco ediciones. Cardenales de Lara buscó el trofeo en 2020 cuando cayó ante el canaleño Toros del Este, en San Juan, Puerto Rico.

El lanzador Miguel Romero volvió a brillar en el montículo. El derecho se mantuvo durante 5.1 innings en los que aceptó un par de carreras, producto de seis inatrapables.

La Guaira tuvo la capacidad de revertir la pizarra, después que los hermanos Profar (Jurickson y Juremi) remolcaron las dos anotaciones de los curazoleños en el primer y cuarto actos.

Ramón Flores, bajado al sexto puesto en la alineación por el mánager Oswaldo Guillén, nuevamente respondió y con sencillo al centro llevó al plato a Wilson Ramos, quien se embazó por la misma vía, acto seguido, Torrens soltó un trueno por la pradera izquierda para remolcar las dos rayitas que cambiarían la pizarra.

“Siempre que estás abajo en la pizarra y bateando con dos outs, tratas de hacer un buen contacto. Sabía que si llegaba a base Luis (Torrens), iba a tener un gran turno, porque sé la calidad de bateador que es. Trabajamos la impaciencia del rival y se dieron las cosas a nuestro favor”, dijo Flores, quien produjo, también con imparable otra carrera en el sexto tramo. Leonardo Reginatto, con doble al izquierdo le dio cifras definitivas al encuentro, tras coronar el rally.

El bullpen volvió hacer un gran trabajo, Jorgan Cavanerio, Silvino Bracho, Anthony Vizcaya y Arnaldo Hernández (sin opción de salvar) preservaron el score.

La jornada del viernes la abrirán los conjuntos de Federales de Chiriquí (Panamá) y la selección de Curazao (4:00 pm) para definir el tercer lugar del torneo.

Foto: CBPC

SDC: La Guaira doblegó a Licey y comenzó con éxito su camino en Miami

Nelson Medina Arnías / Juan Aguilarte Rosales (Prensa LVBP).- En los planes del mánager Oswaldo Guillén no estaba darle la pelota a Miguel Moreno para el primer encuentro de la Serie del Caribe. Alguna intuición le hizo cambiar de opinión y el cubano no defraudó, dominó durante 5.1 innings a la poderosa artillería de los Tigres del Licey (República Dominicana) y guió a los Tiburones de La Guaira a un triunfo 3-1, para iniciar con el pie derecho el certamen caribeño.

El cubano, victorioso en la jornada inaugural, volvió al montículo un mes después –su última salida había sido el 3 de enero ante Cardenales en el inicio del Round Robin-, tras superar molestias en el brazo de lanzar y lo hizo de la mejor manera, necesitando únicamente 60 lanzamientos para maniatar a los quisqueyanos y minimizarlos a sólo tres imparables y una carrera limpia.

“Miguel (Moreno) no estaba pautado para abrir hoy, le dimos la pelota y nos regaló un excelente juego”, comentó Guillen. “Teníamos un plan de trabajo con él (Moreno), ya que tenía un mes que no lanzaba, además que el bullpen es una de nuestras fortalezas”, continuó.

Los Tiburones abrieron la pizarra en el tercer acto. Ramón Flores y Leonardo Reginatto ligaron sencillos, Ehire Adrianza se sacrificó con un toque de pelota y le dejó la escena servida a Alexi Amarista, que sonó imparable al jardín derecho para estrenar el marcador.

Un viejo conocido en la LVBP, Raúl Valdez fue el encargado de subir al montículo por República Dominicana. El zurdo trabajó 4.1 entradas de una carrera para cargar con la derrota.

Flores, quien comienza a rendir frutos en su condición de refuerzo, con imparable al bosque central colocaría el juego 2-0, en el sexto inning.

“Este es un equipo balanceado que sabe hacer las pequeñas cosas, trabajamos y armamos el mejor lineup posible para buscar el objetivo (de ganar)”, agregó Guillén.

Tras el trabajo de Moreno, Ozzie echó mano de su bullpen, le dio la pelota a Thiago Da Silva, quien, tras titubear, aceptando indiscutibles de Emilio Bonifacio y Gustavo Núñez, dominó a Robinson Canó con elevado al centro, pero no evitaría la primera y única carrera del Licey en el encuentro. Jorgan Cavanerio tomó la pelota y sacó el último out de esa entrada, con rodado de Ramón Hernández por la tercera base, al guante de Hernán Pérez.

El cubano Yasiel Puig, tras el primer lanzamiento de J. C. Mejía, en el turno, devolvió la pelota a 107.6 millas por hora por todo el jardín izquierdo para sumar una más a la causa de la novena venezolana. La esférica recorrió 406 pies de distancia.

“Este muchacho (Puig) tiene un potencial enorme, estoy seguro que al menos superior al 70% de los jugadores de la Liga Americana, que es la que más veo ¿No me creen? Que alguien le dé la oportunidad para que vea que no miento”, soltó Guillén alabando el buen momento del antillano.

Venezuela descansará en la jornada del viernes y se medirá el sábado a Curazao a las 10:30 am.

La ofensiva liceísta no tuvo muchas oportunidades y ligó de 3-1 con corredores en posición de anotar.

“Siempre buscamos la mezcla de bateo, defensa y pitcheo. Esta vez no conseguimos el batazo oportuno”, destacó Gilbert Gómez, estratega dominicano. “Haremos ajustes para el próximo juego (vs Nicaragua, el viernes). Vamos a buscar la mayor cantidad de información de nuestro rival para encontrar la forma de ganar el partido”.

Guillén resto importancia al incidente

Oswaldo Guillén aprovechó la rueda de prensa para restarle importancia a un incidente que vivió junto a su esposa Ibis, cuando trataba de ingresar a las instalaciones del lonDepot park, hogar de los Marlins de Miami en las Grandes Ligas y sede del clásico caribeño.

“Esto es una Serie del Caribe. Es un evento de pelota latina. Hubo una confusión grande. Aún no teníamos credencial. Nos han negado visas, hemos esperado mucho rato por las credenciales. La gente de los Tiburones, ha estado lidiando también con el tema de las entradas”, contó el timonel venezolano.

Previo al debut del campeón venezolano ante los Tigres del Licey, Guillén esperó más de lo normal para acceder a su destino final: El clubhouse del equipo visitante.

“El tema es que aún no tenía una credencial. Pero venía dispuesto a hacer las cosas de la mejor manera y siempre me toca en donde no es», adelantó. “El señor (de seguridad) me dijo que era de Major League Baseball. No sé quién es. Tengo muchos años en el beisbol. Generalmente así pasa en las Series del Caribe, podría pasar en cualquier país en donde se juegue”.

El estratega no le gustó el trato recibido por la seguridad, ya que se encontraba en compañía de su esposa. “Más que todo fue la falta de respeto hacia una dama”, sentenció.

Guillen regresó al parque en la cual dirigió en el 2012. En aquella ocasión fue cesanteado al finalizar la temporada, aunque aún le restaban 2 años de contrato. El detonante fueron unos comentarios relacionados con el desaparecido Fidel Castro, que incomodaron a la enorme comunidad cubana en Miami.

“Agradezco a todas esas personas que me ayudaron (a entrar). Qué mejor credencial que un bolso para jugar beisbol. Realmente, he tenido mala suerte en esta ciudad, increíble”, se despidió.

Foto: Francis Diamond (El Extrabase)

Miami está lista para recibir una Serie del Caribe inédita

David Venn (LasMayores.com).- Por primera vez en su historia, la Serie del Caribe se realizará en un estadio de Grandes Ligas, con el torneo del 1 al 9 de febrero a jugarse en el loanDepot park de Miami, sede de los Marlins.

Los campeones de los circuitos invernales de la República Dominicana, Puerto Rico, México (Pacífico), Nicaragua, Panamá Venezuela y Curazao se verán las caras en un formato de “todos contra todos”, seguido por semifinales, un partido por el tercer lugar y la gran final el día 9.

Además de hacer historia también con el debut de Nicaragua en el torneo como país invitado, vuelve el Clásico Caribeño a la ciudad de Miami por primera vez en más de 30 años. En 1990, el evento se celebró en el Orange Bowl – justo donde se construyó el loanDepot park en la Pequeña Habana. Y en 1991, se jugó en el Estadio Bobby Maduro.

Dos nombres bien conocidos en los duguots serán Yadier Molina y Oswaldo “Ozzie” Guillén. Molina, quien hace apenas tres años fue parte del Equipo Todos Estrellas de la Serie del Caribe en Mazatlán, guió a los Criollos de Caguas al campeonato en Puerto Rico como piloto este invierno y tratará de conquistar su primer Clásico Caribeño en dicho papel.

De su parte, Guillén, quien volvió a los Tiburones de La Guaira a mediados del 2023-24 para una segunda estadía como capataz de su equipo de siempre, acaba de llevar al club a su primera corona desde 1985-86 – cuando él mismo fue jugador activo del equipo y unos meses después de ser elegido Novato del Año de la Liga Americana como torpedero de los Medias Blancas. Además, con su triunfo ahora en Venezuela, Guillén se ha unido a Earl Weaver, Tommy Lasorda y Terry Francona como managers que han ganado en circuitos invernales y también han conquistado al menos una Serie Mundial.

Estabilidad en Miami

La Confederación de Béisbol Profesional del Caribe había visualizado durante un tiempo realizar una Serie del Caribe en una sede de Grandes Ligas, según su presidente, el Dr. Juan Francisco Puello Herrera.

“Acariciamos la idea siempre de celebrar esto ya con un acuerdo específicamente con algún equipo perteneciente a las Ligas Mayores”, dijo Puello Herrera. “Se dieron las circunstancias para que se pudiera hacer ahora en el 2024 en Miami, específicamente con los Marlins”.

El máximo ejecutivo de la entidad también afirmó que en un futuro, la Confederación podría intentar montar otras ediciones del evento en sedes de MLB.

“Estamos abiertos a cualquier otro estadio. Hay una gran fanaticada en algunos lugares en California, donde hay una gran cantidad de fanáticos latinos”, expresó Puello Herrera. “Estamos pensando en eso. Pero vamos a hacer esto ya, como una especie de proyecto modelo, para poder replicarlo ya, si es posible, en otro estadio de las Grandes Ligas”.

Este año, no participarán Cuba y Colombia, dos países “invitados” al evento en años recientes sin ser miembros permanentes de la Confederación. Según Puello Herrera, dichos países podrían volver tan pronto como el 2025 en Mexicali. Pero ahora, el enfoque es esta novedosa serie en Miami, también con miras a un futuro en sedes parecidas.

“Se va a relanzar ya la Serie del Caribe, como un espectáculo que debe ir desarrollándose todos los años, de acuerdo a los planes en que hemos trabajado por mucho tiempo”, dijo Puello Herrera.

Para el loanDepot park, esta Serie del Caribe es el último en una serie de eventos de alto perfil. En el 2017 y el 2023, se realizaron gran parte del Clásico Mundial de Béisbol – con las emociones de las semifinales y la final en dicho estadio el año pasado – ante grandes y entusiastas públicos. Con este Clásico Caribeño, habrá múltiples atracciones especiales en el estadio, incluyendo la exhibición Roberto Clemente 3,000.

Foto: Lasmayores.com

La Guaira llevará 10 refuerzos a la Serie del Caribe en Miami

Prensa Tiburones/LVBP.- El alto mando de Tiburones de La Guaira, flamante campeón de la temporada 2023-2024 de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, anunció el martes por la noche los 10 refuerzos que acompañarán al equipo en la Serie del Caribe Miami 2024, que se realizará en el loanDepot Park desde el 1 hasta el 9 de febrero.

El grupo de peloteros de amplia experiencia en la LVBP y la mayoría con pasado en las Grandes Ligas está conformado por:

Anthony Vizcaya (LD)

Silvino Bracho (LD)

Jorgan Cavanerio (LD)

Jhoulys Chacin (LD)

Hernán Pérez (Utility)

Alexi Amarista (INF)

Wilfredo Tovar (INF)

Odúbel Herrera (OF)

Ramón Flores (OF)

Wilson Ramos (C)

“Mañana a horas del mediodía, se hará público el roster oficial, a través de un vocero de la organización”, reza el comunicado oficial de Tiburones, publicado en la red social X. “Fueron contactados otros jugadores que por problemas de visado no podrán acompañar al equipo”.

En Miami estarán presentes representantes de Nicaragua, Curazao, México, Venezuela, República Dominicana, Panamá y Puerto Rico. Los combinados nicaragüenses y curazoleños serán selecciones de esos países, el resto, como es tradicional, son los campeones de las respectivas ligas invernales.

Gran Final LVBP: La Guaira blanqueó a Lara y picó adelante en el Universitario

Tony Cittadino (Madrid).- Los Tiburones de La Guaira ganaron su primer juego de la Gran Final de la temporada 2023-2024 de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP), combinando el bateo oportuno y un pitcheo hermético. Los salados vencieron a los Cardenales de Lara seis carreras por cero, para picar adelante en la serie decisiva ante 20.049 personas que coparon el recinto capitalino.

Ricardo Pinto se lució desde la lomita, al lanzar siete innings completos en los que apenas permitió dos hits, dio tres boletos y ponchó a siete, con una soberbia actuación.

La Guaira fue anotando a cuenta gotas y haciendo las pequeñas cosas. Llevó a la perfección las jugadas de rutina y picó adelante en el segundo inning, gracias a un elevado de sacrificio de Luis Torrens que llevó al plato a Wilson García anota.

En la tercera entrada sumaron una más con un hit de Harold Ramírez, que impulsó a Brayan Rocchio, mientras que en la cuarta entrada Leonardo Reginatto conectó jonrón con Danry Vásquez en circulación, para aumentar la ventaja a cuatro por cero.

Los dirigidos por Oswaldo Guillén, que dirige su primera final en la LVBP, sentenciaron el triunfo con una rayita en el sexto por otro elevado de sacrificio de Torrens, que fletó a Yasiel Puig y luego, en el octavo tramo, el receptor dio otro elevado a los jardines, para que anotara García y dejar la pizarra seis por cero.

Torrens se fue de 1-0, con tres impulsadas y Reginatto de 3-2, con un cuadrangular, dos remolcadas y una anotada.

La derrota fue para Jhoulys Chacín, quien lanzó cinco innings y dos tercios, en los que le dieron cuatro hits y le anotaron cinco carreras, tres de ellas limpias. Dio dos boletos y ponchó a cuatro.

De acuerdo con el estadista Raúl De La Cruz Veliz, Tiburones ahora tiene marca de 9-7 de por vida en el primer juego de la final, mientras que Cardenales quedó en 7-12.

Esta noche continúa la Gran Final en el Universitario. La Guaira buscará dejar la final 2-0, mientras que Cardenales quiere viajar mañana a Barquisimeto con la serie igualada.

Foto: Prensa Tiburones

LVBP: La Guaira comenzó el mini camp con 30 jugadores en el Universitario

Prensa Tiburones.- Con más de 30 jugadores comenzó el Mini Camp de los Tiburones de La Guaira en el parque de la Ciudad Universitaria, todos bajo la orden del cuerpo técnico liderado por el manager Edgardo Alfonzo, quien llegó ayer al país y de inmediato comenzó con sus labores.

Luego de la primera charla del staff de coach, en los que se encontraban Dernier Orozco (pitcheo), Ender Chávez (bateo), Endy Chávez (primera), Felipe Lira (bullpen), Enrique “Fresita” González (bullpen), Ángel Bravo (coach de banca); saltaron a hacer los ejercicios de precalentamiento los jugadores, tanto pitchers como de posición.

Fue un primer día de entrenamiento no oficial, que contó con la presencia de importantes peloteros como Franklin Barreto, Junior Guerra, Arnaldo Hernández Víctor Díaz, Gregory Infante y Junior Sosa. De igual forma, hubo jugadores que recién llegaron como lo son Mayckol Guaipe y Will Changarotty.

“Contento porque se está haciendo realidad este mini camp, que ya venimos trabajando desde hace meses. Muy importante para los jugadores que terminaron sus labores hace días y que buscan llegar a tono al comienzo de la temporada”, declaró Alfonzo.

Así como estuvieron jugadores consolidados, la mayor parte del grupo fueron esos jugadores que serán el futuro de la organización y que ya comienzan a foguearse con el resto.

“Para los muchachos jóvenes es muy importante esto, para aprender de los mayores, para mostrar su talento y que nosotros sepamos que podemos contar con ellos”, atizó el manager.

Lee también:  La temporada 2023-2024 comenzará el sábado 21 de octubre

Alfonzo comentó que el pitcheo será el punto en el que más trabajará con su cuerpo técnico en esta preparación, sabiendo que ahí es donde debe hacerse fuerte el cuadro del litoral.

La vieja guardia presente

Otros coaches de lujo que tuvo esta tarde La Guaira y que se mantendrán durante los próximos días, son los ex jugadores Luis Lunar, Argenis Salazar y Norman Carrasco.

Los tres estuvieron de acuerdo en que una de las cosas más importantes es jugar con pasión y defender con el alma el uniforme que llevan puesto, además de jugar pelota agresiva e inteligente.

Lista de jugadores presentes el primer día de Mini Camp:

Pitchers:

Ilmerson Colón (LZ)

Will Changarotty (LD)

Víctor Díaz (LD)

Carlos Suniaga (LD)

Jhonaiker Osorio (LD)

Eugenio Palma (LZ)

Nelson Hernández (LD)

William Casique (LD)

Simón Rodríguez (LD)

Bradgley Rodríguez (LD)

Édgar Castro (LD)

Edgardo Castro (LD)

Jesús Palacios (LD)

Óscar Guzmán (LD)

Junior Guerra (LD)

Arnaldo Hernández (LD)

Jesús Valles (LD)

Gregory Infante (LD)

Anderson Amarsita (LD)

Edmundo Rodríguez (LZ)

Jesús Anton (LD)

Receptores:

Josué González

Neljuk Castellano

Miguel Fabrizio

Miguel Rodríguez

Luis García

Infielders:

Diosfran Cabeza

Kelvin Meleán

Antonio Dominguez

Pedro Ibarguen

Jardineros

Franklin Barreto

Junior Sosa

Jhoswuill Rondón

José Reina

Anthony Jiménez

 

 

LVBP: Caribes y Tiburones pactaron otro cambio de jugadores

LVBP: ¿Que necesita cada equipo encara al Round Robin 22-23?

Prensa Caribes-Tiburones.- Caribes de Anzoátegui adquirió desde Tiburones de La Guaira al cátcher Ricardo Genovés, a cambio de los pitchers Mayckol Guaipe y Oddanier Mosqueda. La transacción fue oficializada el lunes por la tarde ante las oficinas de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional.

Genovés suma siete campañas en Ligas Menores con la organización Gigantes de San Francisco, en los que acumula 460 juegos, 105 de ellos con el Sacramento River Cats, sucursal Triple A. En total suma 398 indiscutibles y 215 remolcadas, para promedio de .251. Las estadísticas defendiendo la receptoría indican su solidez detrás del plato, con .980 porcentaje de fildeo y un 45% de corredores puestos out en intentos de robos.

“Nos complace poder contar a partir de la venidera campaña con el talento de Ricardo Genovés. Conocemos su trayectoria desde sus inicios e igualmente su entorno familiar y siempre aspirábamos que se uniera a nuestra organización. Con él, constituimos un grupo solido de receptores que no sólo guiarán nuestro pitcheo, sino que igualmente aportaran tanto en defensa como en ofensiva”, expresó Samuel Moscatel, gerente general de los aborígenes.

El careta, de 24 años de edad, acumula tres zafras de experiencia en la LVBP con La Guaira, reflejando promedio de .275 (138-38), con 19 anotadas, 29 remolcadas y 11 extrabases. En la pasada campaña con los litoralenses disputó 22 desafíos, dejando average de .273 con par de cuadrangulares, 14 remolcadas y 8 anotadas.

La Guaira se mueve

El movimiento se produce en medio de la gira de César Collins, gerente general de los escualos, por Estados Unidos, con el objetivo de seguir firmando peloteros para la temporada 2023-2024 de la LVBP.

El derecho Guaipe, de 33 años de edad, ostenta 10 campañas de servicio en la LVBP por lo que es la pieza de mayor experiencia en el canje. Es un lanzador con liderazgo, establecido en el circuito local y con la capacidad de trabajar bajo presión en cualquier situación. Puede ser utilizado como abridor y relevista.

Su récord vitalicio es de 16-13 con 4.73 de efectividad en 170 encuentros (27 aperturas). En la 2023-2024 fue utilizado únicamente como relevista, liderando el bullpen de la Tribu con un promedio 2.33 anotaciones limpias en 18 compromisos.

En el verano estuvo con los Senadores de Caracas en la Liga Mayor de Beisbol Profesional. Fue su tercera temporada como líder de la rotación de los capitalinos y dejó foja de 2-2 en siete salidas.

Mosqueda es un pitcher zurdo, de 24 años de edad, que actualmente actúa en la filial Triple A de los Medias Rojas de Boston. En 36 juegos como relevista, exhibe efectividad de 4.20 con tres victorias y dos derrotas. Suma 55 ponches en 45.0 entradas y sus oponentes le batean para .207.

Aunque sus registros apuntan cuatro campañas de experiencia con Caribes en la LVBP, su actuación vitalicia es de apenas 22.1 innings trabajados.

“Estamos recibiendo dos pitchers que nos van a dar profundidad en el bullpen. Guaipe viene de una de sus mejores temporadas en la LVBP y Mosqueda es un zurdo que está en Triple A. Ambos reforzaran a nuestro cuerpo de lanzadores desde el inicio de las prácticas”, declaró Collins.

Ambos gerentes agradecieron a los peloteros que se marcharon de sus equipos para iniciar una nueva etapa en sus trayectorias.

LVBP: Tres jugadores importados volverán a uniformarse con La Guaira

La Guaira

Diego Romario González (Prensa Tiburones).- Los Tiburones de La Guaira anunciaron este domingo la contratación del brasilero Leonardo Reginatto (IF) y de los norteamericanos Sam Bordner (LD) y Nate Antone (LD), como jugadores importados para la venidera temporada 2023-2024 de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP).

El trío de extranjeros regresa a la tropa litoralense, luego de Reginatto haber vestido la camiseta de Tiburones en la temporada 2019-2020 y Antone y Bordner en la zafra pasada.

El anuncio se dio en México en medio de una reunión de los jugadores y el gerente general escualo César Collins en su primera parada de la gira por las diferentes ligas del mundo.

Reginatto dejó promedio ofensivo de .338 con 22 carreras remolcadas en 41 juegos en la 19-20 y bateó .335 con cinco jonrones y 44 fletadas en sus siguientes dos campañas en el circuito local con los Navegantes del Magallanes.

Como ya ha demostrado en los diamantes naciones e internacionales, es un jugador de contacto que también ofrece profundidad con el guante al tener la versatilidad de cubrir casi todas las posiciones del cuadro.

En el 2023 está jugando en México con los Rieleros de Aguascalientes. En 82 juegos batea .330 con 5 cuadrangulares, 21 dobles, 59 impulsadas y 50 anotadas.

Bordner y Antone, repiten luego de que ambos se convirtieran en una base sólida del bullpen de Tiburones en la primera mitad del torneo pasado.

El “Tio Sam” fue el cerrador de La Guaira en el primer tercio de la contienda pasada y luego fue figura importante del bullpen en el resto de la ronda regular. Antes de irse a pasar navidades y fin de año con su familia el 20 de diciembre, dejó registro de 4-3 con cinco juegos salvados y 3.60 de efectividad en 25.0 IP con 24 ponches. Luego volvió en enero para disputar la final ante Leones del Caracas y trabajó 2.1 entradas en blanco.

En México, con los Tecolotes De Los Dos Laredos tiene récord de 3-0 con porcentaje de carreras limpias de 1.69 en 17 juegos.

Antone también fue clave en la buena campaña que vivió Tiburones el año pasado. Tuvo registro de 3-0 con 3.86 de efectividad en 21 juegos como relevista.

Su rendimiento continuó en México, también con los Tecos, y en 25 compromisos ha ganado 6 juegos contra 3 perdidos, su efectividad está en 3.22 y ha sido utilizado como abridor en 11 de sus 25 presentaciones.

Cerrados Danry y Arcia

Collins, en la misma reunión con los importados, tuvo la oportunidad de conversar también con los jugadores criollos Danry Vásquez y Francisco Arcia para cerrar sus acuerdos en sus participaciones en la 2023-2024. Ambos se unen al lanzador Ricardo Pinto, quien también se sumó al compromiso de uniformarse desde el primer día en la próxima temporada.

Opinión: Ronald Acuña Jr. y el «beisbol moderno»

Tony Cittadino (Madrid).- El tema del momento en Venezuela y las redes sociales tiene a Ronald Acuña Jr. como protagonista. El grandeliga de los Bravos de Atlanta celebró su primer jonrón en finales de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP) con los Tiburones de La Guaira, pero lo hizo a su manera: con un «perreo» que luego desató problemas en las tribunas con la familia. Todo mal.

El tema de Acuña con las celebraciones, no es nuevo. Es parte del «beisbol moderno», ese al que todavía no nos acostumbramos con celebraciones exageradas, irrespetuosas con el juego y subidas de tono. Siempre he pensado que hay códigos no escritos y más en el beisbol. Pero, así son las cosas ahora en el mundo moderno, en el que todo se viraliza en busca de vender más y generar contenido en las redes sociales.

Lejos de tener un freno, van en aumento en la pelota y, todo indica, que se va a mantener también porque  hay que tomar en cuenta la brecha generacional. A los chamos de ahora, les gusta y les interesa. Momentos, épocas, referencias, jugadores y reglas diferentes.

Pareciera como una competencia a ver quién es más fanfarrón y demostrar «poder» en el terreno. El jonrón, como tal, dejó ser el show y el centro de atención y, ahora, el protagonista absoluto es el jugador. Eso puede gustar mucho en las Grandes Ligas, pero todavía no se digiere bien en Venezuela. No porque el fanático sea atrasado a la época o «tercermundista», porque el venezolano no tiene término medio: o todo es muy bueno o todo es muy malo, sino porque pienso que es más pasional y emocional. Menos racional. El equipo y sus colores son sagrados y, más, en una afición como la del Caracas, por citar un ejemplo.

Muchos me llamarán anticuado, pero yo sigo siendo de la vieja escuela y así moriré. Esa con la que crecí y en la que había clase, respeto y elegancia, por muy consagrado que fuera el jugador, tanto en Venezuela, como en Estados Unidos. También hubo peloteros con problemas de conducta, siempre será así. ¿Qué todos no eran unos santos?, es verdad ¿Qué hubo celebraciones subidas de tono?, también ¿Qué hubo tánganas y momentos tensos?, es innegable. Es parte del juego y siempre ha existido, pero lo que sucede, al menos, de un lustro para acá en la industria, va mucho más allá.

Es imposible ver el jonrón de Acuña y pensar cómo hubieran reaccionado los peloteros de la vieja escuela que jugaron finales y no quiero citar nombres, para no herir susceptibilidades. Mínimo, un pelotazo a las costillas en el siguiente turno. Menos mal que no pasó, tanto por lo peligroso de un envío al cuerpo con esa velocidad, como porque ahora, los jugadores, dicho por el propio Gleyber Torres, aceptan ese tipo de acciones porque es el «beisbol moderno». Y pensar que vimos grandes batazos en finales, desde José Francisco Malavé, pasando por Robert Pérez, Bob Abreu, Miguel Cabrera e, incluso, el de Grégor Blanco al «Kid» Rodríguez, sólo por citar algunos.

Creo que no me equivoco al decir, que ni siquiera Miguel Cabrera, tuvo una actitud similar a la de Acuña Jr en su mejor momento en Venezuela o Estados Unidos. Hubo episodios polémicos, pero jamás a estos niveles. Y cito a Cabrera como referencia, por ser el más completo y mediático en la época dorada de los Tigres de Aragua. Para tener la situación en contexto.

Una de las cosas que más me ha llamado la atención, es lo normal que ahora se ven la celebraciones con patadas y gritos. Esto no es un tema sólo de Acuña Jr, porque no hay que hacer leña del árbol caído, ni mucho menos. Tengo años viendo celebraciones, hasta en las Grandes Ligas, que dejan mucho que desear. A mí, no me gustan. Las respeto, pero no las comparto y, también, respeto al que le guste. De eso, se trata la democracia.

La celebración de Acuña Jr, era de esperarse. A mí, no me sorprende. Era «lógico» que ante los abucheos de la fanaticada del Caracas, no iba a desaprovechar la oportunidad para gozarse su batazo y que ello, más adelante, también provocara reacciones airadas de parte de los jugadores melenudos, que terminaron ganando el juego ocho por seis y pasaron a liderar la final dos juegos por cero.

El bateador derecho inmortalizó el momento, nada más y nada menos, que en una final. Difícilmente se olvidará, pero creo que no tendrá el impacto emblemático deseado, sino más bien, a la inversa.

El tema de fondo, creo que va más allá y es que la fanaticada, no sólo del Caracas, está molesta por el hecho de que el grandeliga venezolano jugara la final de la LVBP con La Guaira y no consiguiera el permiso, de momento, para hacerlo con Venezuela en el Clásico Mundial de Beisbol.

Eso, al menos, es lo que se conoce extraoficialmente, aunque el jugador ha dicho que la aprobación de los Bravos no depende de él. Sin embargo, el entorno está convulsionado y comentarios como los hechos por Cabrera en las redes sociales, dan a entender que las cosas no están bien con el jugador de La Sabana. Eso sí, no existe priorizar a un equipo por encima de una selección. En cualquier deporte. Esa, no existe, por muy regionalista que sea.

Por otro lado, creo que todo estuvo mal luego del jonrón de Acuña Jr. Tanto lo sucedido en las tribunas del Universitario con la familia, que no tiene por qué aceptar insultos, pero también saber reaccionar y entender que es figura pública y le afecta, pasando por los comentarios en las redes soociales del padre y, luego, el anuncio de retirarse de la LVBP en Instagram. Al cierre de esta columna, la cuenta de Acuña Jr. en no aparecía en esa red social.

El respeto, hay que ganárselo y dar el ejemplo. No debe ser negociable. Tanto de los fanáticos, como de los jugadores. Es una relación mutua. El fanático tiene que aprender a respetar, porque comprar una entrada no da derecho a insultar, mientras que el jugador se debe al público y a ser profesional. Es una línea delgada, que muchos han sabido llevar, por más acérrimo que sea el rival. Si das, vas a recibir. Para bien o para mal. Todo parte desde la educación.

Acuña tiene apenas 25 años y, ahora, es que le queda carrera, que ha sido brillante hasta el momento. De hecho, fue un lujo y agradezco que debutara en la LVBP. Ahora todo está muy reciente, pero debe quedarse con lo bueno, centrarse, enfocarse, escuchar consejos, tener humildad y aceptar las críticas constructivas. Desechar lo malo, porque siempre va a existir. No ponerse la altura del fanático y demostrar por qué es uno de los jugadores más cotizados y está en la élite.

En las próximas horas quedará por ver si Acuña decide abandonar, definitivamente, a Tiburones en la final y no jugar más, que sería peor. Además, conocer las reacciones del cuerpo técnico, que ya contaba con él y saber y entender que en este lamentable episodio, pierden todos: Acuña Jr y el espectáculo.

Foto: Fernando Oduber (Prensa Tiburones)

José Alguacil: «Todas las victorias son claves y más en una serie tan corta»

José Alguacil: "Todas las victorias son claves y más en una serie tan corta"

Victor Briceño (Caracas). – Tras finalizar el segundo encuentro de la Gran Final 2022-2023 de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP), el manager de los Leones, José Alguacil, brinda sus impresiones a la prensa tras la victoria y respecto a algunas situaciones de juego. Incluso realza la labor de sus lanzadores y de la ofensiva mostrada por el equipo.

«Todas las victorias son primordiales y más en una serie tan corta. Picar adelante con dos juegos es un buen comienzo» apuntó el mandamás 

En tal sentido, el piloto de los melenudos acotó respecto a la situación suscitada en el tercer episodio con el relevista David Ramos.

«Hubo un malentendido al llegar su inscripción en el roster, se presentó un problema y el otro equipo trató de apelar algo a lo que estábamos atentos. Sabíamos que David estaba en el roster, y sabíamos que iban a apelar. Teníamos la certeza de que todo había sido aclarado al momento», mencionó Alguacil

Adicionalmente, recalcó respecto a la salud y rendimiento del toletero Oswaldo Arcia. Puesto que el jugador saldría con algunas molestias en la parte final del careo.

«Estará bien, no fue algo grave como llegué a pensar. Se empezará a realizar tratamiento aprovechando el día libre. Se ha ganado mi respeto y por eso es que estamos aquí», agregó

Así el Caracas pasó a dominar no sólo la final 2-0, sino también el careo histórico en la serie decisiva con marca de 15-14. En tanto, fue la cuarta victoria en un segundo juego de la final ante los salados. Las otras fueron el 28 de enero de 1965 (14-2), el 24 de enero de 1986 (5-6) y el 21 de enero de 1987 (1-2).

También fue un encuentro historia para Alí Castillo, pues con su hit en el sexto inning, llegó a 31 imparables en la postemporada con los melenudos e igualó Bob Abreu (1998-1999). Ahora quedó a uno de la marca de Rafael Álvarez (32 en la 2005-2006).