Así fueron todas las finales de la Copa del Mundo de la FIFA

Tony Cittadino (Madrid).- Argentina y Francia disputarán este domingo la vigésima segunda final de la Copa del Mundo de la FIFA. Un evento que comenzó en 1930 con el triunfo de Uruguay y nos deja a las puertas de un nuevo tricampeón que será coronado en Qatar: sólo uno podrá bordar la tercera estrella en su camisa para toda la vida.

Aprovechamos para repasar lo más importante de las finales, en una historia que tiene a Brasil como el máximo ganador con cinco títulos y que nos ha hecho vivir momentos históricos que van desde El Maracanazo, pasando por las tres copas ganadas por Pelé, el título logrado por Diego Armando Maradona, la primera final definida en penales entre Brasil e Italia o el tetracampeonato azzurro en 2006, en un juego que quedó marcado por la expulsión de Zinedine Zidane, héroe de los galos en 1998.

Uruguay 1930, Uruguay 4-2 Argentina

La primera final de la Copa del Mundo se disputó el 30 de junio de 1930 en el Estadio Centenario, Montevideo. Uruguay venció a Argentina cuatro goles por dos, gracias a tantos de Pablo Dorado (12′), José Pedro Cea (57′), Victoriano Santos Iriarte (68′) y Héctor Castro (89′).

Así los charrúas fueron la primera selección en ganar el Mundial y también la primera en ganar todos sus partidos.

Por la Albiceleste, descontaron Carlos Desiderio Peucelle (20′) y Guillermo Stábile (37′), quien finalizó como máximo anotador del torneo con ocho dianas.

El árbitro principal fue el belga Jean Langenus y la asistencia fue de 68 mil 346 espectadores.

Italia 1934, Italia 2-1 Checoslovaquia (tiempo extra)

La segunda Copa del Mundo se disputó en Europa. Italia acogió la cita en pleno auge del dictador Benito Mussolini y se llevó, el 10 de junio de 1934, la victoria dos goles por uno en tiempo extra.

Los tantos de la Azzurra fueron anotados por Raiumndo Orsi (81′) Angelo Schiavio (95′), mientras que por los checoslovacos anotó Antonin Puc (71′).

Italia se convirtió en la primera selección europea en ganar el Mundial y fue la primera final definida en tiempo extra.

El duelo fue pitado por el sueco Ivan Eklind y 55 mil personas asistieron al Stadio Nazionale del Partito Nazionale Fascista.

Francia 1938, Italia 4-2 Hungría

Italia repitió el éxito cuatro años más tarde, para convertir a Vittorio Pozzo en el primer y, hasta ahora, único director técnico en ganar dos Mundiales. La Nazionale venció a Hungría cuatro goles por dos en el estadio Olympique de Colombes de París. Fue el 19 de junio de 1938.

Un total de 45 mil personas asistieron al encuentro, que fue pitado por el francés Georges Capdeville.

Los goles italianos fueron anotador por Luigi Colaussi (6′, 35′) y Silvio Piola (16′, 82′). Por los húngaros, marcaron Pal Titkos (8′) y Gyorgi Sárosi (70′).

Brasil 1950, Brasil 1-2 Uruguay

La Segunda Guerra Mundial llenó de sangre a Europa y la Copa del Mundo tuvo que aplazarse durante 12 años, hasta que Brasil la acogió en 1950. Era el cuarto Mundial de la historia, el primero en suelo carioca y, así, la copa regresaba a Suramérica y no fue de manera metafórica sino real, pues Uruguay ganó su segundo torneo de la historia.

Fue una de las finales más icónicas de la historia. El popular Mundial del Maracanazo, en el que la Celeste venció a Brasil dos tantos por uno en el mítico Estadio Maracaná, ante una entrada récord de más de 200 mil personas.

Además, la copa fue renombrada Copa Jules Rimet, en homenaje a los 25 años de presidencia de la FIFA del francés. Juan Alberto Schiaffino (65′) y Alcides Ghiggia (79′) fueron los autores de los tantos que pusieron rodillas a Brasil.

Ghiggia fue el primer jugador en marcar en todos los partidos y terminó con cuatro dianas, cuatro menos que el goleador brasileño Ademir.

La derrota del Maracanazo fue tan fuerte para Brasil, que hasta esa edición utilizaron la camisa blanca y azul como local. El único tanto carioca fue anotado por Friaca (47′).

El árbitro principal fue el inglés George Reader.

Suiza 1954, Alemania Federal 3-2 Hungría

La Copa del Mundo regresó a Europa y fue el primer Mundial en el que Alemania acudió con el nombre de “Alemania Federal” o “Alemania Occidental” y lo hizo con éxito, al superar en la final a Hungría tres goles por dos y ganar su primer campeonato.

Se disputó el 4 de julio de 1954 y fue la final conocida como El Milagro de Berna, en la que hubo la sombra del dopaje por parte de los teutones.

El Wankdorfstadion de Berna acogió este encuentro al que asistieron 60 mil espectadores y fue dirigido por el inglés William Ling.

Los tantos alemanes fueron obra de Maximilian Morlock (10′) y Helmut Rahn (18′, 84′), mientras que por los húngaros marcó el legendario Ferenc Puskás (6′) y Zoltán Czibor (8′).

Suecia 1958, Suecia 2-5 Brasil

Fue el torneo que marcó el nacimiento de unas leyendas de la historia del fútbol mundial: Pelé. El jugador brasileño de apenas 17 años es el más joven en ganar la competición y encaminó a la canariña a ganar la primera de sus tres Copas del Mundo con Brasil. Los suramericanos humillaron a Suecia cinco por dos, siendo la primera goleada en las finales del torneo.

El 29 de junio de 1958 se celebró el encuentro en el Estadio Rasunda de Solna. Los tantos cariocas fueron obra de Vavá (9′, 32′), Pelé (55′, 90′) y Mario Zagallo (68′). Por los anfitriones, anotaron Nils Liedholm (4′) y Agne Simonsson (80′).

La asistencia fue de 49 mil 737 personas y el árbitro principal fue le francés Maurice Guigue.

El triunfo de Brasil le permitió ser la primera y, hasta ahora, única selección no europea en imponerse en el viejo continente. Además es el primer campeón del mundo fuera de su continente, logro que repitió en 2002 en Corea y Japón, pero en Asia.

Chile 1962, Brasil 3-1 Checoslovaquia

Chile acogió su primer y único Mundial, que vio a la Brasil de Pelé ser el tercer bicampeón del mundo, luego de Italia (1934 y 1938) y Uruguay (1930 y 1950).

El 17 de junio de 1962 la canariña logró el doblete, gracias a tantos de Amarildo (17′), Zito (69′) y Vavá (78′), quien se convirtió en el primer jugador en marcar en dos finales. Josef Masopust (15′) mandó el balón a la red por los europeos.

El árbitro Nickolaj Latychev, nacido en la Unión Soviética, fue el encargado de impartir justicia. La asistencia fue de 68 mil 679 personas.

Inglaterra 1966, Inglaterra 4-2 Alemania Federal (tiempo extra)

El máximo torneo de selecciones del mundo regresó a Europa. Inglaterra fue la sede en la que, además, se instauró el partido inaugural oficial y contó por primera vez con una mascota. Fue Willie, un león que lucía con orgullo la bandera del Reino Unido.

El 30 de julio de 1966, Inglaterra superó a Alemania Federal tres por dos en tiempo extra. Geoff Hurst es el único jugador en anotar tres tantos en una final (18′, 101′, 120′), uno de ellos, el más polémico, al rebotar sobre la línea y ser convalidado para subir el marcador y, a la postre, dar la victoria a los ingleses ante su público en Wembley.

Martin Peters (78′) marcó el otro tanto inglés, mientras que Helmut Haller (12′) y Wolfgang Weber (89′) lo hicieron por los alemanes.

Un total de 96 mil 924 personas presenciaron el duelo, que fue pitado por el suizo Gottfried Dienst y que vio a la Reina Isabel II entregar el trofeo de campeón al capitán Bobby Moore.

México 1970, Brasil 4-1 Italia

La consagración de Brasil llegó en una de las finales más icónicas de todos los tiempos. El 21 de junio de 1970 el Estadio Azteca recibió la final entre Brasil e Italia, ganada por la canariña cuatro goles por uno, en una gran exhibición ofensiva y de fútbol champagne.

Los tantos de los cariocas fueron anotados por Pelé (18′), Gerson (66′), Jairzinho 71′) y el capitán Carlos Alberto (86′). Por Italia, acortó distancias Roberto Boninsegna (37′).

La asistencia fue de 107 mil 412 personas y el árbitro principal fue el alemán Rudi Glockner.

De esta forma, Brasil se convirtió en el tercer país en ganar todos los partidos que disputó y en ser el primer tetracampeón.

Por su parte, Pelé se retiró por la puerta grande, al ganar su tercer Mundial siendo hasta ahora el único en lograrlo.

Alemania 1974, Países Bajos 1-2 Alemania Federal

El Mundial de 1974 estrenó trofeo. El escultor italiano Silvio Gazzaniga se encargó de fabricar la nueva joya, que tuvo el honor de ganar por primera vez Alemania Federal. Los teutones, vencieron en la final a Países Bajos dos goles por uno en el Estadio Olímpico de Múnich, para lograr su segunda Copa del Mundo tras el éxito de 1954.

Además fue el cuarto país organizador en quedarse con el título, luego de Uruguay en 1930, Italia en 1934 e Inglaterra en 1966.

La final se celebró el 7 de julio de 1974 ante 78 mil 200 espectadores. Johan Neeskens abrió el marcador apenas a los 2 minutos, con el primer tanto de penal en los Mundiales y siendo, además, el gol más rápido en una Copa del Mundo. Sin embargo, los alemanes empataron también desde los 11 metros, gracias a tanto de Paul Breitner en el minuto 25 y luego «El Torpedo» Gerd Muller anotó el tanto que les dio la victoria en la fracción 43.

El duelo fue pitado por el inglés John Taylor y fue testigo de dos de las selecciones más poderosas de la historia y del enfrentamiento de dos de los mejores jugadores del mundo y capitanes de sus selecciones: Johan Cruyff y Franz Beckenbauer.

La Naranja Mecánica y el fútbol total del director técnico Rinus Michels no pudo ante la fortaleza de los dirigidos por Helmut Schoen.

Argentina 1978, Países Bajos 1-3 Argentina (tiempo extra)

Argentina logró su primera Copa del Mundo de la mano del «Matador» Mario Alberto Kempes. La Albiceleste se impuso a Países Bajos tres goles por uno en tiempo extra, en partido celebrado a reventar en el Estadio Monumental de Buenos Aires.

Kempes, que terminó como máximo anotador de la Copa con seis tantos, abrió el marcador a los 38 minutos. La respuesta holandesa llegó al 82, con tanto de Dirk Nanninga para forzar el tiempo extra.

Ya en el tiempo adicional, Argentina se encargó de sentenciar el duelo con tantos de Kempes al 105 y Ricardo Bertoni al 115.

Así fue el quinto país organizador en quedarse con el título, luego de Uruguay en 1930, Italia en 1934, Inglaterra en 1966 y Alemania en 1974.

Por su parte, Países Bajos se convirtió en la primera selección en perder dos Mundiales consecutivos.

El juego fue pitado por el italiano Sergio Gonella y se disputó el 25 de junio de 1978.

El «Flaco» César Luis Menotti le ganó el duelo táctico a Ernst Happel.

España 1982, Italia 3-1 Alemania Federal

La magia de Paolo Rossi llevó a Italia al tricampeonato en el Mundial España 1982, que estrenó formato con 24 selecciones participantes.

El Bambino de Oro, que en la segunda fase le había marcado un hat-trick a Brasil, lideró a la Azzurra al título el 11 de julio de 1982 en el estadio Santiago Bernabéu. El delantero de la Juventus abrió el marcador a los 57 minutos.

Luego anotaron Marco Tardelli (69′) y Alessandro Altobelli (81′) para encaminar el triunfo italiano, que le permitió al portero y capitán Dino Zoff ser el jugador de mayor edad en ser campeón del mundo.

Paul Breitner descontó por los alemanes en la fracción 83, pero no pudo evitar la derrota alemana en la primera de las tres finales consecutivas que disputó.

El árbitro fue el brasileño Arnaldo Coelho y la asistencia fue de 90 mil personas.

México 1986, Argentina 3-2 Alemania Federal

El Mundial de Diego Armando Maradona no podía terminar sin el título. El astro argentino llevó a la Albiceleste al bicampeonato, al derrotar a Alemania Federal tres golees por dos en el Estadio Azteca ante 144 mil 600 personas.

El 29 de junio de 1986 quedó escrito en letras doradas para lus suramericanos, que se impusieron con tantos de José Luis Brown (23′), Jorge Valdano (55′) y Jorge Burruchaga (83′). Por Alemania, habían anotado Karl Rummenigge (73′) y Rudi Voller Anotado en el minuto (80′), pero no fue suficiente para detener a la Albiceleste.

El encuentro fue pitado por el principal brasileño Romualdo Arppi Filho.

Italia 1990, Argentina 0-1 Alemania Federal

La venganza teutona llegó cuatro años más tarde. Alemania Federal le ganó por la mínima diferencia a Argentina, con tanto de penal de Andreas Brehme en el minuto 85.

El árbitro mexicano Edgardo Codesal fue el encargado de pitar el polémico penal en el estadio Olímpico de Roma ante 73 mil 603 espectadores, que minutos más tarde vio a Alemania convertirse en tricampeón del mundo.

Estados Unidos 1994, Brasil 0-0 Italia (penales 3-2)

El estadio Rose Bowl de Los Ángeles fue testigo de la primera final en la historia en decidirse en penales y primera sin goles en 120 minutos. Brasil e Italia se volvieron a enfrentar 24 años después de la cita en México 70 y la alegría volvió a ser brasileña.

Roberto Baggio falló el último penal, que se convirtió en una imagen icónica en las Copas del Mundo. Así Brasil se convirtió en el primer tetracampeón, en una selección repleta de estrellas con Romario, Bebeto, Dunga y Taffarel.

El duelo fue pitado por el húngaro Sándor Puhl y asistieron 94 mil 194 personas al estadio, en un duelo que se jugó a mediodía, con un sol inclemente y mucha humedad.

Francia 1998, Brasil 0-3 Francia

El primer Mundial con 32 selecciones finalizó con celebración en casa. Francia recibió su primer torneo desde 1938 y se unió a Uruguay (1930), Italia (1934), Inglaterra (1966), Alemania (1974) y Argentina (1978) en ganar la Copa del Mundo como anfitriones.

Los galos disputaron una final de ensueño en el Stade de France en Saint-Dennis ante 80 mil personas, al golear a Brasil tres por cero, con un doblete de Zinedine Zidane (27′,45+1′) y otro tanto de Emmanuel Petit (90+2′), ante la mirada incrédula de Ronaldo y compañía.

La final se disputó el 12 de julio de 1998 y fue arbitrada por el marroquí Said Belqola, quien fue el primer africano en dirigir la final de un Mundial.

Corea y Japón 2002, Alemania 0-2 Brasil

La primera final celebrada en el continente asiático y el primer Mundial organizado entre dos países se tiño de amarillo. Ronaldo tuvo su recompensa y con un doblete en los minutos 63 y 79, derrotó a Alemania para ser el primer país en ganar cinco Mundiales y la segunda selección, luego de Alemania (1982, 1986, 1990), en jugar tres finales consecutivas.

El 30 de junio de 2002 se disputó este duelo en el Estadio Internacional de Yokohama y fue pitado por el italiano Pierluigi Collina ante 69 mil 29 espectadores.

El capitán Cafú ha sido el único en jugar tres finales consecutivas (1994, 1998 y 2002) y fue la primera final celebrada por Alemania como nación unificada.

Fue el segundo Mundial ganado por Brasil fuera de su continente, tras el éxito alcanzado en Suecia 1958.

Alemania 2006, Italia 1-1 Francia (penales 5-4)

La segunda final de la Copa del Mundo que se decidió por penales, también tuvo a Italia como protagonista, pero esta vez dejando un buen sabor de boca.

Los dirigidos por Marcello Lippi empataron con Francia a un gol en 120 minutos y luego los vencieron en penales 5-3. Fabio Grosso se encargó de transformar el último penal, con un disparo seco y potente al vertical izquierdo, para desatar la celebración y darle el cuarto título a Italia.

De esta forma, la Azzurra se convirtió en la primera selección europea en ser tetracampeón y lo logró el 9 de junio de 2006 en el estadio Olímpico de Berlín, ante 69 mil personas.

El árbitro argentino Horacio Elizondo pasó a la historia por expulsar del juego al capitán francés Zinedine Zidane, por el cabezazo en el pecho dado al defensa italiano Marco Materazzi.

El colegiado fue el primero en pitar el juego inaugural y la final del Mundial.

Sudáfrica 2010, Países Bajos 0-1 España

El 11 de julio de 2010 quedó marcado para siempre en España. Esa noche la Roja superó a Países Bajos por la mínima diferencia, gracias a un tanto de Andrés Iniesta en la fracción 116 de la prórroga. Así España logró su primera y única Copa del Mundo y ser la primera selección europea en titularse fuera de su continente.

El Estadio Soccer City de Johannesburgo vivió la celebración de la selección dirigida por Vicente del Bosque. Al encuentro asistieron 84 mil 490 personas y fue dirigido por el inglés Howard Webb.

Brasil 2014, Alemania 1-0 Argentina (tiempo extra)

Alemania y Argentina se enfrentaron por tercera vez en la historia, luego de las ediciones de 1986 y 1990. Esta vez, el escenario fue el 13 de julio de 2014 en el mítico Estadio Maracaná en Río de Janeiro y Mario Gotze definió el encuentro con un gol en el minuto 113 de la prórroga, para darle a Alemania su cuarto título mundial.

Así los teutones igualaron a Italia como tetracampeones y fueron los primeros europeos en ganar en el continente americano. Además, frustraron el sueño de Lionel Messi de ganar con Argentina.

El juego fue pitado por el italiano Nicola Rizzoli y tuvo una asistencia de 74.738 personas.

Rusia 2018, Francia 4-2 Croacia

Francia volvió a festejar a lo grande el 15 de julio de 2018. Veinte años después de la hazaña de ganar su primer Mundial, se consagraron en Rusia 2018 para convertirse en bicampeón del mundo, tras doblegar a Croacia en la final cuatro goles por dos.

La final se disputó en el estadio Luzhnikí de Moscú, ante 78 mil 11 espectadores y fue dirigida por el argentino Néstor Pitana.

Los tantos franceses llegaron gracias a un autogol de Mario Mandzukic (18′), quien anotó el primer tanto en propia puerta en una final de la Copa del Mundo. Antoine Griezmann marcó de penal (38′), en una jugada en la que por primera vez se utilizó el VAR en una final, mientras que los otros tantos fueron de Paul Pogba (59′) y Kylian Mbappé (65′).

Por los croatas, descontaron Ivan Perisic (28′) y Mandzukic (69′).

El equipo galo dominó el torneo de principio a fin, sin perder ningún juego. El director técnico Didier Deschamps se convirtió en el tercer estratega que alza el trofeo primero como jugador y luego como seleccionador, tras ser el capitán en la final del 98. Los otros fueron hombre después de Mario Zagallo y Franz Beckenbauer.

Europa además continuó con la hegemonía. Por cuarto Mundial consecutivo el campeón fue de la UEFA, luego de Italia (2006), España (2010) y Alemania (2014).

Qatar 2002, Argentina 3-3 Francia (penales 4-2)

El sueño se cumplió. Argentina venció a Francia en penales, tras empatar a tres goles en 120 minutos en el Luisail Stadium, para consagrarse tricampeón del mundo tras los éxitos logrados en 1978 y 1986. Los goles de la Albiceleste fueron de Lionel Messi, que finalmente levantó la Copa, gracias a un doblete y a otro tanto de Ángel Di María.

Gonzalo Montiel definió la tanda de penales, que quedó 4-2, al marcar el último penal y desatar la locura en el estadio. Emiliano “Dibu” Martínez detuvo un penal a Kingsley Coman, mientras que Aurélien Tchouaméni remató fuera del arco por el vertical derecho.

No bastaron los tres goles anotados por Kylian Mbappé para revalidar el título de Francia, que estuvo cerca de lograrlo.

Fue un partido de emociones, sobre todo al final. Argentina parecía dominar con tranquilidad hasta la fracción 80, cuando apareció Mbappé y empató en dos minutos. El juego se fue a la prórroga, en la que volvieron a marcar Messi y Mbappé.

Los suramericanos le dieron el primer título a Conmebol en 20 años, rompiendo con la hegemonía europea que había ganado cuatro Mundiales en fila: Italia (2006), España (2010), Alemania (2014) y Francia (2018).

Así el director técnico Lionel Scaloni se unió a sus 44 años a las leyendas César Luis Menotti y Carlos Bilardo, como los estrategas campeones del mundo con la selección.

El resultado le permitió también a Italia mantenerse como la única selección europea en ganar dos títulos consecutivos (1934-1938) y a Vittorio Pozzo como el único en ganar dos Mundiales desde el banquillo.

En este encuentro, Lionel Messi sumó dos récords más. El argentino superó al alemán Lothar Matthaus y se convirtió en el jugador con más partidos en los Mundiales con 26. También desplazó al mítico defensor Paolo Maldini en minutos jugados en una Copa del Mundo con 2 mil 314, superando los 2 mil 217 del italiano.

Además, junto al portero francés Hugo Lloris, se convirtió en el quinto capitán en jugar dos finales del Mundial, junto al alemán Karl Rummenigge (1982-1986), el argentino Diego Armando Maradona (1986-1990) y el brasileño Dunga (1994-1998).

Messi abrió el encuentro con tanto de penal al minuto 23 y Di María aumentó la cuenta al 36. Argentina parecía tener el juego controlado, pero Mbappé apareció con un doblete en dos minutos. Primero anotó de penal al 80 y luego con un golazo al 81.

Con el empate se fueron a la prórroga. Messi aprovechó un balón rifado en el área para marcar al 108 y Mbappé volvió a anotar de penal al 118.

El tanto de Mbappé fue el 172 de esta edición de la Copa del Mundo, para implantar un récord y superar los 171 goles de tantos de Francia 1998 y de Brasil 2014.

El duelo se sentenció en la tanda de penales, gracias al último disparo de Montiel para desatar la celebración de Argentina y cumplir el sueño de Messi.

Qatar 2022: Uruguay reacciona tarde y queda fuera del Mundial

Uruguay se queda en el trayecto / Foto: FIFA

Iñaki Dufour, Al Wakrah (EFE).- Al límite, al borde del fracaso, la selección de Uruguay resurgió demasiado tarde, eliminada por un gol a última hora de Corea del Sur para culminar su fracaso en el Mundial de Qatar 2022, víctima de su propia falta de ambición en las dos primeras jornadas, irremediable con su triunfo de este viernes ante Ghana, sin entender que necesitaba más de dos tantos para avanzar a los octavos, sin intuir que el penalti que obvió el árbitro sobre Darwin Núñez sería después definitivo.

En el minuto 91, en el partido entre el conjunto asiático y Portugal, en el 86 en el duelo entre Uruguay y Ghana, cambió todo para el conjunto celeste, entre los gestos de desesperación de Diego Alonso a sus futbolistas, las lágrimas de Darwin Núñez, la desolación de Luis Suárez… La imagen de una victoria que fue realmente una derrota; la previsible resolución del despropósito que ya anunció Uruguay en las dos primeras citas.



No le bastó el triunfo. Ni reencontrarse consigo mismo, con su carácter, con su ambición, superviviente a una pena máxima que cometió y paró Sergio Rochet e incontestable después, con dos zarpazos definitivos de Giorgian de Arrascaeta a los que ya no hubo oposición posible de Ghana. Incontestable en su partido. No en el grupo. A la misma hora, Corea del Sur lo eliminó frente a Portugal. También al conjunto africano.

De nuevo, en los once metros, en una pena máxima, como en 2010, en los cuartos de final de Sudáfrica, estrelló sus expectativas el conjunto africano, sobrepasado desde entonces por la parada del guardameta, por la presión, por las circunstancias y por un equipo que jamás desiste, como ya anunció Luis Suárez en la víspera, y que tiene futbolistas capaces de proponerse lo que quieran cuando están sobre el terreno de juego, como De Arrascaeta.

Datos del partido: Uruguay vs Ghana

El mejor ’10’ del campeonato brasileño, infrautilizado hasta este viernes por Diego Alonso en Qatar 2022, impuso sus goles y su pegada con la naturalidad de un conjunto que, por propio demérito, había surcado las dos primeras jornadas como un colectivo menor, cuando no lo es, como demostró en cuanto se desprendió de la opresión táctica y del miedo, cuando se decidió a jugar mucho más de lo que lo había hecho en tres horas de juego.

Sin margen para la prudencia, sin espacio para el temor, liberado de los complejos, Uruguay transformó su actitud ofensiva. Una instantánea, del primer minuto, ilustró la diferencia, con todo el equipo celeste en el otro campo a la presión sobre la salida de balón de su adversario, con centrocampistas y delanteros más allá del último tercio, con la defensa en la línea de medio campo, con la expresividad de esa foto para demostrar la nítida diferencia.



Nada que ver con lo que fue -ni quiso aparentar ante Portugal- en las dos primeras jornadas del Mundial 2022, el motivo por el que su supervivencia pendía de un hilo. Por una simple cuestión de ambición, tan esencial en sí misma a la selección uruguaya. Y de creer en sí misma, más allá de las palabras de las conferencias de prensa. Un hecho irrebatible. Y una esperanza a la que se agarró Uruguay para pensar de verdad en que tenía una oportunidad.

Lee también: Corea del Sur sorprende a Portugal y pasa a octavos

No fue ninguna garantía. Ni en un Mundial ni en cualquier partido. Pero fue un paso adelante que se merecía a sí misma Uruguay, sometida, de pronto, a su enésima prueba de vida, rebasado el primer cuarto de hora. Está en el debe y en el haber del portero Sergio Rochet. Suyo fue el fallo, primero, al no atajar un balón que debía haber terminado en sus manos desde cualquier perspectiva posible en este nivel, y suyo fue el penalti que determinó el árbitro en la revisión televisiva. Suya, también, fue la parada con la que revivió su equipo.

No ha olvidado Ghana, jamás quizá lo hará, el penalti que falló Asamoah Gyan en los cuartos de final de 2010 contra Uruguay en el último instante de la prórroga, aquella pena máxima que aún desvela, entristece y enrabieta al país. La tensión latente sobre el terreno es una evidencia. También los abucheos a Luis Suárez, por aquella mano para la eternidad. En parte, este viernes rememoró ese momento, divisó el abismo y cayó sin remedio a él.

La secuencia de acontecimientos lo apabulló. Del penalti, fallado en el minuto 20 por Andre Ayew, a la descomposición hubo minutos. Un renacimiento para el primer campeón del mundo, que percibió la catástrofe en sí mismo, pero después en su adversario. Y reaccionó con una determinación incontenible, pero también con el fútbol y con el desborde que le había faltado, conectados en los dos goles con los que De Arrascaeta fulminó a Ghana.

El 0-1, en el minuto 26, fue un contragolpe promovido por Valverde, continuado por Darwin Núñez, permitido por la combinación de errores en el despeje de dos defensas dentro del área, controlado y rematado por Luis Suárez, no del todo parado por Zigi y remachado en última instancia, a centímetros de la línea, con la cabeza, realmente con el alma, por el ’10’ celeste, que liberó expresivamente toda la rabia contenida en los jugadores y en el técnico.



El 0-2, unos momentos por encima de la media hora, fue otra combinación coral, que definió de nuevo De Arrascaeta con una bonita volea con la derecha. También surgió todo de Valverde, que conectó entre líneas con Pellistri, éste a su vez con Darwin Núñez al borde del área, que a su vez, a su lado, enlazó con Luis Suárez, que más a izquierda, encontró al rematador. Un golazo. No fue suficiente.

Porque, siempre estuvo en el filo en el otro duelo que también le afectaba. Necesitaba un gol más Uruguay para no mirar de reojo al otro duelo. Un tanto de la selección asiática, en el 1-1 que lucía en el otro partido del grupo contra Portugal, la mantenía en vilo, mientras el árbitro obvió un penalti que pareció muy claro a Darwin Núñez, con revisión incluida en el monitor, Pellistri perdonó el 3-0, Valverde lanzó una potente volea… Y Corea la eliminó.

Ficha técnica:

0 – Ghana: Zigi; Alidu, Amartey, Salisu, Rahman; Thomas, Abdul Samed (Kyereh, m. 72); Kudus, Andre Ayew (Bukari, m. 46), Jordan Ayew (Sulemana, m. 46); e Iñaki Williams (Semenyo, m. 72).

2 – Uruguay: Rochet; Varela, Giménez, Coates, Olivera; Pellistri (De la Cruz, m. 65), Bentancur (Vecino, m. 35), Valverde, De Arrascaeta; Darwin Núñez y Luis Suárez (Cavani, m. 65).

Goles: 0-1, m. 26: De Arrascaeta. 0-2, m. 32: De Arrascaeta.

Árbitro: Daniel Siebert (Alemania). Amonestó a los uruguayos Darwin Núñez (m. 20) y Luis Suárez (m. 60).

Incidencias: partido correspondiente a la tercera y última jornada del grupo H del Mundial Qatar 2022, disputado en el estadio Al Janoub ante 43.443 espectadores.

Foto: FIFA

Qatar 2022: Un doblete de Bruno Fernandes instaló a Portugal en los octavos de final

(EFE).- Uruguay se jugará todo en la última fecha en el Mundial 2022, ni siquiera le vale el empate en la última jornada contra Ghana, nada más una victoria difícil hoy por hoy para la selección celeste, víctima de sus propios miedos durante una hora de partido, doblegado por dos goles de Bruno Fernandes, Diogo Costa y su ineficacia cuando perdió sus complejos (1-0), demasiado tarde para impedir la clasificación de Portugal.

Dos Uruguay para una derrota. Una, hasta el gol en contra, tan insustancial, tan conformista, tan falta de ambición, tan imprecisa, que siempre jugó al filo de la caída, de cualquier detalle.

Otra, desde el 1-0 en adelante, que se acercó a todo lo que debe ser, con presión, con atrevimiento, con intensidad y con una ofensiva que no alcanzó el éxito, pero que pone en evidencia y cuestiona las razones de la puesta en escena de Diego Alonso.

Lee también: Un derechazo de Casemiro metió a Brasil en octavos de final

No fue una casualidad el empate a cero contra Corea del Sur. Ni lo es su comprometida posición en el grupo. No está aún -y ya no queda margen- a la altura Uruguay de lo que pretende.



Entre tanta expectativa, entre tanta convicción en sus palabras, entre tanta atracción en algunos de sus futbolistas, en una hora fue un equipo sin identidad, con un plan conservador e ineficaz, que transmite expresivamente el temor al fracaso en el Mundial Qatar 2022. No aparecía Valverde. Ni Cavani. Ni Darwin Núñez. Faltaba juego. Y carácter.

Ni la agitación del sistema, de dos a tres centrales, de laterales a carrileros; ni la apariencia de la presión en campo contrario, más visual que práctica; ni la irrupción de Cavani, quizá por aquello de que fue él quien marcó los dos goles que eliminaron a Portugal en el último recuerdo mundialista en Rusia 2018; ni el arrebato de orgullo de Bentancur, el único este lunes por encima de la media; ni alguna carrera de Darwin Núñez, tan inexpresivo como el resto. Nada remediaba la intrascendencia. Un problema de Uruguay.

Lee también: Ghana venció a Corea del Sur y se acerca a los octavos

Necesitaba más el grupo de Diego Alonso, contenido por su propia prudencia, resistente por la contundencia de sus centrales, con la que soportó los ratos en los que le dio toda la iniciativa a Portugal, y sólo aligerado del peso de la presión, de la responsabilidad táctica, cuando surge una individualidad que tira hacia adelante sin atender a otros rigores, como ocurrió cuando Bentancur dejó por el camino a tres rivales, pero Diogo Costa le tapó el mano a mano.

Lo mejor en el primer tiempo (lo único, también) del ataque de Uruguay, tan poco con tanto en juego, encomendado a un contragolpe, a una inspiración, a un giro de guión inesperado, a una segunda jugada que promovió unas cuantas veces, en cuanto sintió el apuro de la presión sobre su área del rival, con unos pelotazos de lado a lado del campo que siempre ganaron Ruben Dias o Pepe, el reemplazo del lesionado Danilo Pereira en el once.

Lee también: Camerún y Serbia empatan en festín de goles

A las bajas del central del París Saint Germain, un titular indiscutible en el esquema de Fernando Santos, y Otavio, ausente este lunes por una dolencia muscular, Portugal sumó otra más. Ya la tuvo en la primera jornada y recayó en la segunda: Nuno Mendes, el lateral del PSG, cuya reaparición en el once, descartada en la víspera por el técnico, duró 42 minutos, cuando se resintió, se tiró al suelo, se levantó y tomó el camino del vestuario, quizá hasta el de la despedida de Qatar 2022, dependiendo de lo que dicten las pruebas.

Portugal, mucho mejor

No daba entonces más de dos pases seguidos Uruguay de medio campo hacia adelante. Sí lo hizo Portugal, al que tanto le dio doblar y hasta triplicar la posesión de su rival a lo largo de varios tramos del partido, porque, entre tanto control, entre tanto pase, le faltó desborde ante la defensa contraria, hasta el segundo tiempo, hasta que Joao Félix remató al lateral de la red y hasta que Bruno Fernandes y Cristiano Ronaldo lo pusieron todo patas arriba.

A Bruno, con demasiado espacio para perfilarse y proponer el centro desde una esquina del área, con Godín a la expectativa, le corresponde un porcentaje altísimo del gol, porque su centro fue al sitio concreto, entre el descuido de Varela para validar la posición de Cristiano Ronaldo y el fuera de juego que reclamó el resto de la defensa celeste, pero también al mejor goleador de la historia de Portugal, que, como poco, despistó (pareció que la peinó en un primer momento) a Rochet. La FIFA le otorgó a Bruno el 1-0, en el minuto 55.

A nadie le extrañó el gol. No por una cuestión de ocasiones, ni siquiera por un dominio abrumador de Portugal, que nunca fue tal, sino porque Uruguay apareció como un oponente menor hasta entonces, incomprensible cuando la clasificación para las octavos está tan en juego, inapropiado con toda la capacidad que tiene, como demostró en cuanto percibió con absoluta nitidez que la única manera de sobrevivir es lanzándose al ataque.

Entonces sí, Uruguay se elevó a una altura más reconocible, recompuso su ambición (inexistente ante Corea del Sur, inexpresiva durante una hora contra Portugal), alteró el discutible plan que Diego Alonso diseñó para ganar el encuentro y se liberó de toda la opresión táctica por la que circuló desde el principio, tan preparado para el error ajeno, tan obsesionado con el error propio, que el ataque, tan crucial, pasó a un lugar secundario.



Cuando fue una prioridad, cuando de verdad fue a por lo que había venido, era ya demasiado tarde. Ni con Cavani ni con Darwin Núñez. Ni después con Luis Suárez, a punto del 1-1, ni Maxi Gómez, con un derechazo al palo. Ni tampoco con De Arrascaeta, frustrado por Diogo Costa, los ejemplos irrebatibles de que si hubiera querido ganar antes todo habría sido posible para Uruguay, que bordea el fiasco en Qatar 2022.

Si no vence a Ghana en la última jornada, se despedirá. Bruno sentenció de penal. Él mismo provocó una polémica y discutible mano de Giménez, y él la sentenció.

Foto: Getty Images

Uruguay se atascó con un empate contra Corea del Sur en su debut en el Mundial

EFE.- Aplacada 80 minutos por Corea del Sur, atrevida, constante y sin complejos, la selección de Uruguay entró en juego en Qatar 2022 con un empate decepcionante, ajeno a la condición de alternativa que ella misma siente frente a los favoritos, sin méritos para ganar hasta el tramo final, sin una proposición acorde a su nivel, sin ambición hasta que comprobó que el 0-0 era un destino inminente y con Fede Valverde reducido casi a la intrascendencia hasta un trallazo a última hora al larguero.

Al equipo celeste le pesó el debut. Llamado a ser un actor principal, la entrada en escena nunca es fácil en un Mundial. La presión lo apocó. Advertido estaba: un triunfo en sus últimos siete estrenos en la competición que lo desvela desde hace 72 años, desde la segunda y última vez que conquistó el planeta, desde que persigue una cima que lo esquiva una y otra vez, cuya dimensión ha sido demasiado lejana para él, quizá hasta ahora… O quizá tampoco ahora.



No hay duda por futbolistas. Ni por el proyecto de Diego Alonso, el entrenador que recompuso al equipo el pasado enero, cuando el fracaso acechaba al conjunto celeste, mucho más fuera que dentro de Qatar 2022, donde se presenta entre unas expectativas hoy por hoy desbordadas, a juzgar por cómo encaró y desarrolló su primer duelo contra Corea del Sur, sin fútbol y con un par de ocasiones: un cabezazo al poste de Godín o de un tiro a última hora de Fede Valverde a la escuadra. Lo único. Demasiado poco.

Lee también: Suiza superó por la mínima a Camerún

Porque Corea del Sur puso en evidencia un buen rato a Uruguay, desnortada, sin solución ni recursos al partido que le sobrevino de repente, a un adversario sin complejos, que entiende que todo lo que sea ir más allá de la fase de grupos será superar cualquier límite imaginable para él, que dispuso de Son Heung Min, enmascarado y un fenomenal futbolista, y de un grupo entusiasmado y dinámico de jugadores en torno a una idea clara.

Determinado a no ser una comparsa en este Mundial, le gritó directamente a la cara a Uruguay que estaba preparado para contrarrestarlo, llevarlo al límite y comprometerlo en su propio territorio, del que tardó un mundo en salir el equipo celeste, agobiado por el plan diseñado por Paulo Bento, presionando sin el balón, y reducido a poca cosa cuando el partido ya había consumido sus primeros 20 minutos. Ni siquiera presionó, tan esencial.

Lee también: Portugal tuvo que sufrir y venció con oficio a Ghana

Sólo el fútbol directo alivió a Uruguay. Los dos pelotazos cruzados de Giménez desde su campo, combinados con la velocidad de Pellistri, el veloz chico de 20 años en el que la convicción de Diego Alonso es absoluta (no ha jugado en toda la actual temporada con su club, el Manchester United, pero es un fijo en la selección nacional), fueron la mejor -la única- opción entonces para el equipo uruguayo. Su única manera. Su única respuesta.

No funcionó el medio campo con la posesión. Lo delató la secuencia repetitiva de pases horizontales que intercambiaron Godín y Giménez. Ni Vecino ni Bentancur ni Valverde, cuya demarcación en el campo, bastante más retrasado en sus primeros pasos en el mundial que en sus momentos más deslumbrantes en el Real Madrid, contrasta con sus cualidades más visibles, con la fuerza, el recorrido, el tremendo tiro y la extraordinaria llegada del ‘Halcón’, un portento cuya influencia se rebajó este jueves, demasiado lejos para volar de verdad, hasta la ofensiva final, cuando sí se acercó al área, al hábitat que desata sus cualidades.

Lee también: Richarlison marcó un doblete y Brasil sacó la chapa de candidata ante Serbia

Cierto es que, por sorpresa, irrumpió en la primera ocasión realmente visible de su conjunto, allá por el minuto 20 ya, con un control y un tiro demasiado alto, tanto como que fue una aparición puntual, más circunstancial que expresiva, en la sombra por la que transitó Uruguay casi todo el duelo. También tuvo un centro al que no llegó Darwin. Incluso un cabezazo de Diego Godín al poste, en un córner. Nada fruto de una superioridad.

Es más, entre lo uno y lo otro, Hwang Uijo demostró que no es ni Luis Suárez ni Darwin Núñez, el ataque del que sí dispone Diego Alonso, ni tampoco Edinso Cavani o Maxi Gómez, los recambios en el banquillo, cuando remató la mejor ocasión de todo el primer acto a las nubes, cuando Sergio Rochet intuía el daño en su portería. Si la hubiera agarrado Son Heung Min, probablemente, Uruguay habría lamentado mucho más su insustancial primer tiempo, igual que si Giménez no se hubiera cruzado ante él como lo hizo a la vuelta del descanso.

Del vestuario salió la misma Uruguay. Desdibujada, ya sin coartada. No la tiene que en los primeros siete minutos del segundo periodo no fuera capaz ni siquiera de ir más allá de su medio campo. O que viviera todo ese tiempo refugiado en torno a su valor más preciado de todo el encuentro, su propia portería, a la espera de acontecimientos, con los futbolistas que tiene y con la ambición que ha publicitado en sus horas previas al Mundial en Catar.



No la demostró este jueves en el estadio Ciudad de la Educación, hasta el tramo final. Por lo menos, con la suficiente nitidez que exige un torneo como el Mundial, sea cual sea la fase y el adversario. Es una competición que no espera ni tampoco perdona la indecisión ni la indefinición que delató el partido del equipo celeste hasta la ofensiva final, a años luz de lo que pretende ser y de lo que debe para presentarse de verdad como un aspirante a un éxito sólo para los mejores.

Rebasada la hora del partido, apenas había reaparecido en un contragolpe de Darwin Núñez. Lo hizo todo él. Una individualidad entre el ocaso colectivo. Fue un impulso para ir más allá. También el primer cambio de Diego Alonso (Cavani por Luis Suárez, goleador por goleador). Aún quedaba la ofensiva final, cuando de verdad sí se reconoció a sí mismo, muy tarde, con la presión del crono, y con un tiro al larguero. El final de un 0-0 decepcionante.

Foto: EFE

Qatar recibe el primer Mundial en Oriente Medio y el último con 32 selecciones

Tony Cittadino (Madrid).- Llegó la hora de que ruede el balón. Este domingo comienza la Copa del Mundo Qatar 2022, con el partido inaugural entre Qatar y Ecuador en el Estadio Al Bayt. Será el primer Mundial que se jugará en el Medio Oriente y el último que se disputará con el actual formato de 32 selecciones, pues en 2026 se extenderá a 48 participantes.

La Copa 22 de la historia será diferente, no sólo por realizarse en noviembre y diciembre, fuera de los tradicionales meses de junio y julio, sino también por realizarse por primera vez en un país árabe y de mayoría musulmana.



El único país debutante es Qatar, clasificado de oficio por ser sede, mientras que la ausencia más notable volverá a ser Italia. Los actuales campeones de Europa se volvieron a perder la cita, siendo la primera vez que un campeón del mundo falta a dos Mundiales en fila tras fallar en Rusia 2018.

El formato de juego será el mismo que se ha aplicado desde Francia 1998. El calendario consta de 62 partidos, 46 de ellos en la fase de grupos. Ocho grupos de cuatro selecciones, con tres partidos para cada una. Avanzan a la siguiente ronda los dos mejores clasificados. De octavos de final en adelante, los partidos son de eliminación directa.

Lee también: Línea de tiempo del Mundial: así evolucionó el mayor torneo de selecciones del mundo 

Los ganadores de la semifinal, avanzan a la final y los perdedores tendrán que disputar el partido por el tercer lugar. La final se celebrará el domingo 18 de diciembre en el Estadio de Lusail.

Ocho serán los estadios y cinco las ciudades elegidas como sedes: Rayán, Jor, Lusail, Doha y Al Wakrah.

La inversión total fue cercana a los 200 mil millones de dólares, una cifra dantesca si se compara con los 15 mil millones de dólares gastados en Brasil 2014 o los 12 mil millones de dólares invertidos en Rusia 2018.

La Copa del Mundo también permitirá que Cristiano Ronaldo, Lionel Messi, Guillermo “Memo” Ochoa y Andrés Guardado, se unirán a Antonio Carbajal, Rafael Márquez, Lothar Mattahüs y Gianluigi Buffon, como los únicos jugadores en estar presentes en cinco torneos.

Los estadios

Ocho serán los estadios que recibirán la competición, seis son de los cuales son de construcción reciente y uno del siglo pasado, pero que fue remodelado para la justa mundialista.

Lee también: Este es el club de los jugadores que han estado presentes en cinco Mundiales  

Los recintos son Al Bayt Stadium, Ahmad Bin Ali Stadium, Stadium 974, Lusail Stadium, Khalifa International Stadium, Al Thumama Stadium, Education City Stadium y Al Janoub Stadium.

El balón

Al Rihla es el balón 14 Adidas en la Copa del Mundo, que estrenó el primer esférico oficial  de la firma alemana en 1970. El nombre Al Rihla significa el viaje y su diseño y colores están inspirados en las velas de un dhow. Los paneles Speedshell sin costuras, combinan texturas y grabados en forma de diamante que añaden efecto y precisión a tus disparos. Sus coloridos estampados lucen un acabado brillante.

Lee también: Los balones Adidas del Mundial: una exitosa alianza que data desde 1970

La cubierta es fabricada de 70% poliuretano, 20% poliéster reciclado y 10% viscosa. Tiene cámara de caucho y un diseño sin costuras térmicamente sellado. Lleva el sello FIFA Quality Pro y el  logotipo de la Copa Mundial de la FIFA estampado.



La base es de color blanco, con triángulos de colores fusionados entre el azul, rojo y amarillo.

La mascota

La’eeb será la mascota número 15 en los Mundiales que datan desde 1966, cuando Willie se estrenó en Inglaterra 1966. Su nombre significa en árabe “jugador habilidoso”. Procedente del metaverso de las mascotas, un universo paralelo que no se puede describir con palabras y cada uno puedo imaginar como quiera. La’eeb anima a todos a creer en sí mismos.

Lee también: Conoce a las 15 mascotas que le han dado color al Mundial



La’eeb posee un carácter juvenil y divertido, que contagia seguridad por donde pasa. Proviene de un universo paralelo de donde vienen todas las mascotas de los torneos, y donde residen las ideas que dan vida a los personajes que habitan en la imaginación de todo el mundo.

La fiesta del fútbol está por comenzar y promete hacer vivir un fin de año totalmente diferente.

Foto: Prensa FIFA

Así son todos los logos de las 22 Copas del Mundo de la FIFA

Tony Cittadino (Madrid).- Los amantes del fútbol dicen que la vida se calcula en función de cada cuatro años, que es el tiempo que transcurre entre un Mundial y otro. Estos son todos los logos de las 22 Copas del Mundo, que van desde Uruguay 1930 hasta Qatar 2022.

Uruguay 1930

Fecha: 13-30 de julio

Selecciones participantes: 13, Argentina, Bélgica, Bolivia, Brasil, Chile, Estados Unidos, Francia,  México, Paraguay, Perú, Rumania, Uruguay y Yugoslavia.

Partidos: 18

Sede: Montevideo

Estadios: Estadio Centenario, Estadio Gran Parque Central y Estadio Pocitos

Juego inaugural: Francia 4-1 México

Primer gol: Lucien Laurent (Francia)

Final: Uruguay 4-2 Argentina

Campeón: Uruguay

Subcampeón: Argentina

Tercer lugar: Estados Unidos

Goles: 70

Goleador: Guillermo Stábile (Argentina) 8

Italia 1934

Fecha: 27 de mayo- 10 de junio

Selecciones participantes: 16, Alemania, Argentina, Austria Bélgica, Brasil, Checoslovaquia, Egipto, España, Estados Unidos, Francia, Hungría, Italia, Países Bajos, Rumania, Suecia y Suiza.

Partidos: 17

Sedes: Bologna, Firenze, Génova, Milano, Napoli, Roma, Torino y Trieste.​

Estadios: Estadio Nacional del Partido Nacional Fascista, Estadio de San Siro, Estadio Littoriale de Bologna, Estadio Giovanni Berta de Firenze, Estadio Nacional de Roma, Estadio Luigi Ferraris, Estadio Benito Mussolini de Torino, Estadio Littorio de Trieste, Estadio Giorgio Ascarelli de Napoli.

Juego inaugural: se jugaron ocho partido a la vez

Primer gol: Pal Teleki (Hungría)

Final: Italia 2-1 Checoslovaquia (tiempo extra)

Campeón: Italia

Subcampeón: Checoslovaquia

Tercer lugar: Alemania

Goles: 70

Goleador: Oldrich Nejedly (Checoslovaquia), 5

Francia 1938

Fecha: 4-19 de junio

Selecciones participantes: 16, Alemania, Austria Bélgica, Brasil, Cuba, Checoslovaquia, Francia, Hungría, Indias Orientales Neerlandesas (actual Indonesia), Italia, Noruega, Países Bajos, Polonia, Rumania, Suecia, Suiza.

Partidos: 18

Sedes: Antibes, Burdeos, El Havre, Estrasburgo, Lille, Marsella, París, Reims y Toulouse.

Estadios:  Estadio Fort Carré, Parc Lescure, Stade de la Cavée, Estadio de la Meinau, Estadio Victor Boucquey, Estadio Velódromo de Marsella, Parque de los Príncipes, Stade Olympique de Colombes, Estadio Vélodrome Municipal y Estadio Chapou.

Juego inaugural: Suiza 1-1 Alemania

Primer gol: Josef Gauchel (Alemania)

Final: Italia 4-2 Hungría

Campeón: Italia

Subcampeón: Hungría

Tercer lugar: Brasil

Goles: 84

Goleador: Leonidas da Silva (Brasil), 7

Brasil 1950

Fecha: 24 de junio-16 de julio

Selecciones participantes: 13, Bolivia, Brasil, Chie, España, Estados Unidos, Inglaterra, Italia, México, Paraguay, Suecia, Suiza, Uruguay y Yugoslavia.

Partidos: 22

Sedes: Río de Janeiro, Recife, Sao Paulo, Belo Horizonte, Curitiba y Porto Alegre.

Estadios: Estadio Maracaná, Estadio Ilha do Retiro, Estadio Pacaembú, Estadio Independencia, Estadio Durival de Britto e Silva y  Estadio Eucaliptos.

Juego inaugural: Brasil 4-0 México

Primer gol: Ademir (Brasil)

Final: Brasil 1-2 Uruguay (fue el último partido del torneo, pero no final)

Campeón: Uruguay

Subcampeón: Brasil

Tercer lugar: Suecia

Goles: 88

Goleador: Ademir (Brasil), 8

Suiza 1954

Fecha: 16 de junio-4 de julio

Selecciones participantes: 16, Alemania Federal, Austria, Bélgica, Brasil, Checoslovaquia, Corea del Sur, Escocia, Francia, Hungría, Inglaterra, Italia, México, Suiza, Turquía, Uruguay y Yugoslavia.

Partidos: 26

Sedes: Berna, Basilea, Lausanne, Ginebra, Lugano y Zúrich.

Estadios: Wankdorf Stadium, St. Jakob Stadium, Stade Olympique de la Pontaise, Stade des Charmilles, Stadio di Cornaredo y Hardturm-Stadion.

Juego inaugural: la copa arrancó con Yugoslavia-Francia y Austria-Escocia en simultáneo.

Primer gol: Milos Milutinovic (Yugoslavia)

Final: Alemania Federal 3-2 Hungría

Campeón: Alemania Federal

Subcampeón: Hungría

Tercer lugar: Austria

Goles: 140

Goleador: Sandor Kocsis (Hungría), 11

Suecia 1958

Fecha: 8-28 de junio.

Selecciones participantes: 16, Alemania Federal, Argentina, Austria, Brasil, Checoslovaquia, Escocia, Francia, Gales, Hungría, Inglaterra, Irlanda del Norte, México, Paraguay, Suecia, Unión Soviética y Yugoslavia.

Partidos: 35

Sedes: Boras, Eskilstuna, Solna, Halmstad, Helsingborg, Malmo, Orebro, Sandviken y Vasteras.

Estadios: Ryavallen, Tunavallen, Estadio Rasunda, Nya Ullevi, Orjans Vall, Olympiastadion, Malmo Stadion, Iddrotsparken, Eyravallen, Estadio Jarnvallen, Rimnersvallen y Arosvallen

Juego inaugural: Argentina 1-3 Alemania Federal

Primer gol: Agne Simonsson (Suecia)

Final: Suecia 2-5 Brasil

Campeón: Brasil

Subcampeón: Suecia

Tercer lugar: Francia

Goles: 126

Goleador: Just Fontaine (Francia), 13

Chile 1962

Fecha: 30 de mayo-17 de junio

Selecciones participantes: 16, Alemania Federal, Argentina, Brasil, Bulgaria, Chile, Colombia, Checoslovaquia, España, Hungría, Inglaterra, Italia, México, Suiza, Unión Soviética, Uruguay y Yugoslavia.

Partidos: 32

Sedes: Arica, Santiago, Viña del Mar y Rancagua.

Estadios: Estadio Carlos Dittborn, Estadio Nacional de Chile, Estadio Sausalito y Estadio de la Braden Copper Co.

Juego inaugural: Chile 3-1 Suiza

Primer gol: Rolf Wuethrich (Suiza)

Final: Brasil 3-1 Checoslovaquia

Campeón: Brasil

Subcampeón: Checoslovaquia

Tercer lugar: Chile

Goles: 89

Goleador: Flórián Albert (Hungría) 4, Garrincha (Brasil) 4, Vavá (Brasil) 4, Leonel Sánchez (Chile) 4, Valentín Ivanov (URSS) 4 y Drazan Jerkovic (Yugoslavia) 4

Inglaterra 1966

Fecha: 11-30 de julio

Selecciones participantes: 16, Alemania Federal, Argentina, Brasil, Bulgaria, Chile, Corea del Norte, España, Francia, Hungría, Inglaterra, Italia, México, Portugal, Suiza, Unión Soviética y Uruguay.

Partidos: 32

Sedes: Birmingham, Liverpool, Londres, Manchester, Middlesbrough, Sheffield y Sunderland.

Estadios: Villa Park, Goodison Park, Wembley, White City, Old Trafford, Ayresome Park, Hillsborough, Roker Park.

Juego inaugural: Inglaterra 0-0 Uruguay

Primer gol: Pelé (Brasil)

Final: Inglaterra 4-2 Alemania Federal (tiempo extra)

Campeón: Inglaterra

Subcampeón: Alemania Federal

Tercer lugar: Portugal

Goles: 89

Goleador: Eusebio (Portugal), 9

México 1970

Fecha: 31 de mayo-21 de junio

Selecciones participantes: 16, Alemania Federal, Bélgica, Brasil, Bulgaria, Checoslovaquia, El Salvador, Inglaterra, Israel, Italia, Marruecos, México, Perú, Rumania, Suecia, Unión Soviética y Uruguay.

Partidos: 32

Sedes: Ciudad de México, Guadalajara, Puebla, León y Toluca

Estadios: Estadio Azteca, Estadio Jalisco, Estadio Cuauhtémoc, Estadio Nou Camp y Estadio Luis Gutiérrez Dosal.

Juego inaugural: México 0-0 Unión Soviética

Primer gol: Dinko Dermendzhiev (Bulgaria)

Final: Brasil 4-1 Italia

Campeón: Brasil

Subcampeón: Italia

Tercer lugar: Alemania Federal

Goles: 95

Goleador: Gerd Müller (Alemania Federal), 10

Alemania 1974

Fecha: 13 de junio-7 de julio

Selecciones participantes: 16, Alemania Democrática, Alemania Federal, Argentina, Australia, Brasil, Bulgaria, Chile, Escocia, Haití, Italia, Países Bajos, Polonia, Suecia, Uruguay, Yugoslavia y Zaire.

Partidos: 38

Sedes: Múnich, Berlín Occidental, Hamburgo, Dortmund, Dusseldorf, Gelsenkirchen, Fráncfort, Hanover y Stuttgart.

Estadios: Olímpico de Múnich, Olímpico de Berlín, Volksparkstadion, Westfalenstadion, Rheinstadion, Parkstadion, Waldstadion, Niedersachsenstadion y Neckarstadion.

Juego inaugural: Alemania Federal 1-0 Chile

Primer gol: Paul Breitner (Alemania)

Final: Países Bajos 1-2 Alemania Federal

Campeón: Alemania Federal

Subcampeón: Países Bajos

Tercer lugar: Polonia

Goles: 97

Goleador: Grzegorz Lato (Polonia), 7

Argentina 1978

Fecha: 1-25 de junio

Selecciones participantes: 16, Alemania Federal, Argentina, Austria, Brasil, Escocia, España, Francia, Hungría, Irán, Italia, México, Países Bajos, Perú, Polonia, Suecia y Túnez.

Partidos: 38

Sedes: Buenos Aires, Rosario, Mar del Plata, Córdoba y Mendoza.

Estadios: Monumental de Buenos Aires, José Amalfitani, Ciudad de Mendoza, Chateau Carreras, Mundialista y Gigante de Arroyito.

Juego inaugural: Italia 2-1 Francia

Primer gol: Bernard Lacombe (Francia)

Final: Países Bajos 1-3 Argentina (tiempo extra)

Campeón: Argentina

Subcampeón: Países Bajos

Tercer lugar: Brasil

Goles: 102

Goleador: Mario Kempes (Argentina), 6

España 1982

Fecha: 13 de junio-11 de julio

Selecciones participantes: 24, Alemania Federal, Argentina, Argelia, Austria, Bélgica, Brasil, Camerún, Checoslovaquia, Chile, El Salvador, Escocia, España, Francia, Honduras, Hungría, Inglaterra, Irlanda del Norte, Italia, Kuwait, Nueva Zelanda, Perú, Polonia, Unión Soviética y Yugoslavia.

Partidos: 52

Sedes: Alicante, Barcelona, Bilbao, Elche, Gijón, La Coruña, Málaga, Madrid, Oviedo, Valencia, Valladolid, Sevilla, Vigo y Zaragoza.

Estadios: Estadio José Rico Pérez,  Camp Nou, Estadio Sarriá, San Mamés, Estadio Carlos Tartiere, Estadio Luis Casanova, Estadio Vicente  Calderón, Estadio Santiago Bernabéu, Nuevo José Zorrilla, Estadio Ramón Sánchez Pizjuán, Estadio Benito Villamarín, Balaídos, Estados La Romareda.

Juego inaugural: Italia 0-0 Polonia

Primer gol: Erwin Vandenbergh (Bélgica)

Final: Italia 3-1 Alemania Federal

Campeón: Italia

Subcampeón: Alemania Federal

Tercer lugar: Polonia

Goles: 146

Goleador: Paolo Rossi (Italia), 6

México 1986

Fecha: 31 de mayo-29 de junio

Selecciones participantes: 24,

Partidos: 52

Sedes: Ciudad de México, Guadalajara, Zapopan, Querétaro, León, Puebla, Irapuato, San Nicolás, Monterrey, Nezahualcóyotl y Toluca.

Estadios: Estadio Azteca, Olímpico Universitario, Estadio Jalisco, Estadio Tres de Marzo, Querétaro, Guanajuato, Puebla, Estadio Universitario, Estadio Tecnológico, Estadio Neza 86 y Estadio La Bombonera.

Juego inaugural: Bulgaria 1-1 Italia

Primer gol: Alessandro Altobelli (Italia)

Final: Argentina 3-2 Alemania Federal

Campeón: Argentina

Subcampeón: Alemania Federal

Tercer lugar: Francia

Goles: 132

Goleador: Gary Lineker (Inglaterra), 6

Italia 1990

Fecha: 8 de junio-8 de julio

Selecciones participantes: 24, Alemania Federal, Argentina, Austria, Bélgica, Brasil, Camerún, Checoslovaquia, Colombia, Corea del Sur, Costa Rica, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Escocia, España, Estados Unidos, Inglaterra, Irlanda, Italia, Países Bajos, Rumania, Suecia, Unión Soviética, Uruguay y Yugoslavia.

Partidos: 52

Sedes: Roma, Milano, Napoli, Torino, Bari, Verona, Firenze, Cagliari, Bologna, Udine, Palermo y Genova.

Estadios: Estadio Olímpico, San Siro, Delle Alpi, San Paolo, San Nicola, Estadio Marcantonio Bentegodi, Artemio Franchi, Sant’Elia, Estadio Renato Dall’Ara, Estadio Friuli, Estadio La Favorita y Estadio Luigi Ferraris.

Juego inaugural: Argentina 0-1 Camerún

Primer gol: Oman Biyik (Camerún)

Final: Argentina 0-1 Alemania

Campeón: Alemania Federal

Subcampeón: Argentina

Tercer lugar: Italia

Goles: 115

Goleador: Salvatore Schillaci (Italia), 6

Estados Unidos 1994

Fecha: 17 de junio-17 de julio

Selecciones participantes: 24, Alemania, Arabia Saudita, Argentina, Bélgica, Bolivia, Brasil, Bulgaria, Camerún, Colombia, Corea del Sur, España, Estados Unidos, Grecia, Irlanda, Italia, Marruecos, México, Nigeria, Noruega, Países Bajos, Rumania, Rusia, Suecia y Suiza.

Partidos: 52

Sedes: Chicago, Texas, California, Michigan, Nueva Jersey, Massachusetts, California, Florida y Washington.

Estadios: Soldier Field, Cotton Bowl, Rose Bowl, Pontiac Silverdome, Giants Stadium, Foxboro Stadium, Stanford Stadium, Citrus Bowl y Robert F. Kennedy Memorial.

Juego inaugural: Alemania 1-0 Bolivia

Primer gol: Jürgen Klinsmann (Alemania)

Final: Brasil 0-0 Italia (3-2 en penales)

Campeón: Brasil

Subcampeón: Italia

Tercer lugar: Suecia

Goles: 141

Goleador: Oleg Salenko (Rusia) y Hristo Stoitchkov (Bulgaria), 6

Francia 1998

Fecha: 10 de junio-12 de julio

Selecciones participantes: 32, Alemania, Arabia Saudita, Argentina, Austria, Bélgica, Brasil, Bulgaria, Camerún, Chile, Colombia, Corea del Sur, Croacia, Dinamarca, Escocia, España, Estados Unidos, Francia, Inglaterra, Irán, Italia, Jamaica, Japón, Marruecos, México, Nigeria, Noruega, Países Bajos, Paraguay, Yugoslavia, Rumania, Sudáfrica y Túnez.

Partidos: 64

Sedes: Burdeos, Lens, Lyon, Marsella, Montpellier, Nantes, París, Saint-Denis, Tolouse y Saint-Éttiene

Estadios: Parc Lescure, Estadio Félix Bollaert, Stade Gerland, Velódromo de Marsella, Stade de la Mosson, Estadio de la Beaujoire, Parque de los Príncipes, Estadio de Francia, Estadio de Touluse y Estadio Geoffroy-Guichard.

Juego inaugural: Brasil 2-1 Escocia

Primer gol: César Sampaio (Brasil)

Final: Brasil 0-3 Francia

Campeón: Francia

Subcampeón: Brasil

Tercer lugar: Croacia

Goles: 171

Goleador: Davor Suker (Croacia), 6

Corea y Japón 2002

Fecha: 31 de mayo-30 de junio

Selecciones participantes: 32, Alemania, Arabia Saudita, Argentina, Bélgica, Brasil, Camerún, China, Corea del Sur, Costa Rica, Croacia, Dinamarca, Ecuador, Eslovenia, España, Estados Unidos, Francia, Inglaterra, Irlanda, Italia, Japón, México, Nigeria, Paraguay, Polonia, Portugal, Rusia, Senegal, Sudáfrica, Suecia, Túnez, Turquía y Uruguay.

Partidos: 64

Sedes: Corea (Seúl, Daegu, Busan, Incheon, Ulsan, Suwon, Gwangju, Jeonju, Daejeon y Seogwipo). Japón (Yokohama, Saitama, Shizuoka, Osaka, Miyagi, Oita, Niigata, Kashima, Kobe y Sapporo).

Estadios: Corea (Mundialista de Seúl, Estadio de Daegu, Estadio Asiad, Estadio Munhak, Mundialista de Ulsan, Mundialista de Suwon, Mundialista de Gwangju, Mundialista de Jeonju, Mundialista de Daejeon y Mundialista de Jeju). Japón (Estadio Internacional, Estadio de Saitama, Estadio Ecopa, Estadio Nagai, Estadio de Miyagi, Oita Bank Dome, Estadio de Niigata, Estadio de Kashima, Estadio de las Alas y Sapporo Dome).

Juego inaugural: Francia 0-1 Senegal

Primer gol: Bouba Diop (Senegal)

Final: Alemania 0-2 Brasil

Campeón: Brasil

Subcampeón: Alemania

Tercer lugar: Turquía

Goles: 161

Goleador: Ronaldo (Brasil), 8

Alemania 2006

Fecha: 9 de junio-9 de julio

Selecciones participantes: 32, Alemania, Angola, Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, Corea del Sur, Costa de Marfil, Costa Rica, Croacia, Ecuador, España, Estados Unidos, Francia, Ghana, Inglaterra, Irán, Italia, Japón, México, Países Bajos, Paraguay, Polonia, Portugal, República Checa, Serbia y Montenegro, Suecia, Suiza, Togo, Trinidad y Tobago,  Túnez, y Ucrania.

Partidos: 64

Sedes: Berlín, Dortmund, Múnich, Stturgart, Hamburgo, Gelsenkirchen, Francfort del Meno, Colonia, Hannover, Leipzig, Kaiserslautern y Núremberg.

Estadios: Estadio Olímpico, Signal Iduna Park, Allianz Arena, Gottieb Daimler Stadion, Veltins Arena, AOL Arena, Commerzbank Arena, Estadio Rhein Energie, AWD Arena, Zentralstadion, Fritz Walter Stadion y Frankenstadion.

Juego inaugural: Alemania 4-2 Costa Rica

Primer gol: Philipp Lahm (Alemania)

Final: Italia 1-1 Francia (penales 5-3)

Campeón: Italia

Subcampeón: Francia

Tercer lugar: Alemania

Goles: 147

Goleador: Miroslav Klose (Alemania), 5

Sudáfrica 2010

Fecha: 11 de junio-11 de julio

Selecciones participantes: 32, Alemania, Argelia, Argentina, Australia, Brasil, Camerún, Chile, Corea del Norte, Corea del Sur, Costa de Marfil, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia,  Ecuador, España, Estados Unidos, Francia, Ghana, Grecia, Honduras, Inglaterra, Italia, Japón, México, Nigeria, Nueva Zelanda, Países Bajos, Paraguay, Portugal, Serbia, Sudáfrica, Suiza y Uruguay.

Partidos: 64

Sedes: Ciudad del Cabo, Polokwane, Bloemfontein, Puerto Elizabeth, Durban, Nelspruit, Pretoria, Rustemburgo y Johannesburgo.

Estadios: Estadio Green Point, Estadio Peter Mokaba, Estadio Free State, Estadio Nelson Mandela Bay, Estadio Moses Mabhida, Estadio Mbombela, Estadio Loftus Versfeld, Estadio Royal Bafokeng, Estadio Soccer City y Estadio Ellis Park.

Juego inaugural: Sudáfrica 1-1 México

Primer gol: Lawrence Tshabalala (Sudáfrica)

Final: Países Bajos 0-1 España (tiempo extra)

Campeón: España

Subcampeón: Holanda

Tercer lugar: Alemania

Goles: 145

Goleador: Thomas Müller (Alemania), David Villa (España), Wesley Sneijder (Países Bajos) y Diego Forlán (Uruguay), 5

Brasil 2014

Fecha: 12 de junio-13 de julio

Selecciones participantes: 32, Alemania, Argelia, Argentina, Australia, Brasil, Bélgica, Bosnia y Herzegovina, Camerún, Chile, Colombia, Corea del Sur, Costa de Marfil, Costa Rica, Croacia, Ecuador, España, Estados Unidos, Francia, Ghana, Grecia, Honduras, Inglaterra, Irán, Italia, Japón, México, Nigeria, Países Bajos, Portugal, Rusia, Suiza y Uruguay.

Partidos: 64

Sedes: Belo Horizonte, Brasilia, Cuiabá, Curitiba, Fortaleza, Manaos, Natal, Porto Alegre, Recife, Río de Janeiro, Salvador de Bahía y Sao Paulo

Estadios: Estadio Mineirao, Estadio Nacional, Arena Pantanal, Arena da Baixada, Estadio Castela, Arena da Amazonia, Estadio das Dunas,  Estadio Beira-Rio, Arena Pernambuco, Estadio Maracaná, Arena Fonte Nova y Arena Corinthians.

Juego inaugural: Brasil 3-1 Croacia

Primer gol: Marcelo (Brasil), el primer autogol en juego inaugural

Final: Alemania 1-0 Argentina (tiempo extra)

Campeón: Alemania

Subcampeón: Argentina

Tercer lugar: Países Bajos

Goles: 171

Goleador: James Rodríguez (Colombia), 6

Rusia 2018

Fecha: 14 junio-15 de julio

Selecciones participantes: 32, Alemania, Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, Bélgica, Colombia, Corea del Sur, Costa Rica, Croacia, Dinamarca, Egipto, España, Francia, Inglaterra, Irán, Islandia, Japón, Marruecos, México, Nigeria, Panamá, Perú, Polonia, Portugal, Rusia, Senegal, Serbia, Suecia, Suiza, Túnez y Uruguay.

Partidos: 64

Sedes: Ekaterimburgo, Kaliningrado, Kazán, Moscú, Nizhni Nóvgorod, Rostov del Don, San Petersburgo, Samara, Saransk, Sochi y Volgogrado.

Estadios: Estadio Luzhniki, Otkrytie Arena, Estadio de San Petersburgo, Estadio de Kaliningrado, Kazán Arena, Estadio de Nizhni Nóvgorod, Samara Arena, Volgogrado Arena, Mordovia Arena, Rostov Arena, Estadio Fisht y Ekaterimburgo Arena.

Juego inaugural: Rusia 5-0 Arabia Saudita

Primer gol: Yuri Aleksándrovich Gazinski (Rusia)

Final: Francia 4-2 Croacia

Campeón: Francia

Subcampeón: Croacia

Tercer lugar: Bélgica

Goles: 169

Goleador: Harry Kane (Inglaterra), 6

Qatar 2022 

Fecha: 20 de noviembre-18 de diciembre

Selecciones participantes: 32, Alemania, Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, Bélgica, Camerún, Canadá, Corea del Sur, Costa Rica, Croacia, Dinamarca, Ecuador, España, Estados Unidos, Francia, Gales, Ghana, Inglaterra, Irán, Japón, Marruecos, México, Países Bajos, Polonia, Portugal, Senegal, Serbia, Suiza, Túnez, Uruguay y Qatar.

Partidos: 64

Sedes: Al Wakrah, Doha, Jor, Lusail y Rayán.

Estadios: Estadio Al Janoub, Estadio 974, Estadio Internacional Khalifa, Estadio Al Thumama, Estadio Al Bayt, Estadio de Lusail, Estadio Áhmad bin Ali y Estadio Ciudad de la Educación.

Juego inaugural: Qatar – Ecuador

Línea de tiempo del Mundial: así evolucionó el mayor torneo de selecciones del mundo

Tony Cittadino (Madrid).- Con el Mundial de Qatar, serán 22 las ediciones realizadas de la Copa del Mundo. Un torneo que comenzó con 13 selecciones en 1930 y que se acerca a su centenario, como el mayor evento de selecciones del mundo. La actual edición será la última con 32 oncenas y realizada fuera de los tradicionales meses de junio y julio.

Diversos han sido los cambios sufridos a lo largo del tiempo, pero siempre evolucionando. Pudo sobrevivir a la Segunda Guerra Mundial y también a una pandemia. La Copa ha sido recibida por presidentes, reyes y dictadores y cautivado a millones de personas.

Lee también: Conoce a las 15 mascotas que le han dado color al Mundial

Desde la Copa Jules Rimet, que se entregó por última vez en 1970, hasta el actual trofeo, ha pasado por 12 capitanes diferentes: Franz Beckenbauer (1974), Daniel Passarella (1978), Dino Zoff (1982), Diego Armando Maradona (1986), Lothar Matthäus (1990), Dunga (1994), Didier Deschamps (1998), Cafú (2002), Fabio Cannavaro (2006), Iker Casillas (2010), Philipp Lahm (2014) y Hugo Lloris (2018).

Brasil es la única selección que se puede dar el lujo de decir que ha estado en todos los torneos y también la escuadra más ganadora, mientras que Italia se ausentó por primera vez en dos ediciones consecutivas (Rusia 2018 y Qatar 2022).

Por cierto, ambas selecciones son las protagonistas de la primera final que se definió desde los penales en 1994 y, además, de la primera que se transmitió en vivo por televisión en 1970.

Ocho selecciones han tenido el lujo de ser campeonas: Brasil (1958, 1962, 1970, 1994, 2002), Italia (1934, 1938, 1982, 2006), Alemania (1954, 1974, 1990, 2014), Uruguay (1930, 1950), Argentina (1978, 1986), Francia 1998, 2018), Inglaterra (1966) y España (2010). Sólo Brasil, Italia y Alemania tienen en sus vitrinas las dos ediciones del trofeo.

Es un torneo que ha consagrado a grandes estrellas, desde el primer gol fue anotado por el francés Lucien Laurent, pasando por Just Fontaine, Alcides Ghiggia, Giuseppe Meazza, Pelé, Gerd Müller, Franz Beckenbauer, Johan Cruyff, Eusebio, Bobby Moore, Carlos Alberto, Diego Armando Maradona, Paolo Rossi, Romario, Roberto Baggio, Ronaldo, Zinedine Zidane, Fabio Cannavaro, Miroslav Klose, Andrés Iniesta, Cristiano Ronaldo, Messi, Kylian Mbappé y un largo listado que sería imposible enumerar.

Mário Zagallo (1958, 1962, 1970), Franz Beckenbauer (1974, 1990) y Didier Deschamps (1998, 2018),  son los únicos en haber ganado el Mundial primero como jugador y luego como técnico, mientras que el italiano Vittorio Pozzo (1934, 1938) es el único técnico en ganarla en par de ocasiones.

Por su parte, el alemán Miroslav Klose es el máximo anotador en la historia con 16 tantos, el francés Just Fontaine el único en marcar 13 en un solo Mundial, el italiano Walter Zenga tiene el récord de imbatibilidad con 517 minutos y su compatriota, Dino Zoff, es el capitán de mayor edad en alzar el trofeo con 40 años, 4 meses y 11 días.

Además, México (1970 y 1986), Italia (1934 y 1990), Francia (1938 y 1998), Alemana (1974 y 2006) y Brasil (1950 y 2014), son los únicos que han repetido como sede, mientras que Corea y Japón en 2002, son las únicas naciones en albergar un mismo torneo.

Lee también: Así son todos los logos de las 22 Copas del Mundo de la FIFA

Tan sólo cinco jugadores han disputado la mayor cantidad de tornos con cinco: el mexicano Antonio Carbajal (1950, 1954, 1958, 1962, 1966), el alemán Lothar Matthaus (1982, 1986, 1990, 1994, 1998), el mexicano Rafael Márquez (2002, 2006, 2010, 2014, 2018) y el italiano Gianluigi Buffon (1998, 2002, 2006, 2010, 2014).

A esta lista, se le sumarán en esta edición de 2002 el portugués Cristiano Ronaldo (2006, 2010, 2014, 2018, 2022), el argentino Lionel Messi (2006, 2010, 2014, 2018, 2022) y los mexicanos Guillermo Ochoa (2006, 2010, 2014, 2018, 2022) y Andrés Guardado (2006, 2010, 2014, 2018, 2022).

El Maracanazo, el Milagro de Berna, la Batalla de Santiago, el Partido del Siglo, la Mano de Dios y el Gol del Siglo, son sólo algunos de los momentos icónicos que nos ha dejado el evento organizado por la FIFA y, que, además ha sabido evolucionar adaptándose a los nuevos tiempos.

Sólo basta con repasar una evolución que va desde la ampliación de los participantes en el torneo, las transmisiones de televisión, la diversidad de balones y premios individuales, hasta la inclusión de las mascotas en su paquete gráfico, la aplicación de tarjetas amarilla y roja, las sustituciones, los dorsales, el Gol de Oro y la aplicación del VAR para evitar el gol fantasma.

En este recorrido, recordamos algunos de los momentos claves y cómo se fue transformando el Mundial de Fútbol, el mayor torneo de selecciones de la historia que ha pasado por América, Europa, África y Asia.


Uruguay 1930

Uruguay fue la sede del primer Mundial de la historia, celebrado entre el 13 y el 30 de julio y  participaron 13 selecciones: Argentina, Bélgica, Bolivia, Brasil, Chile, Estados Unidos, Francia,  México, Paraguay, Perú, Rumania, Uruguay y Yugoslavia.

Las oncenas fueron divididas en cuatro grupos: tres fueron de tres selecciones y un grupo tuvo cuatro. Las que finalizaron en el primer lugar, avanzaron la semifinal a partido único. La final también se disputó a partido único.

La única sede fue la ciudad de Montevideo y se jugó en tres estadios: Estadio Centenario, Estadio Gran Parque Central y Estadio Pocitos. El juego inaugural fue ganado por Francia, que venció a México cuatro por uno y el primer gol fue anotado por el francés Lucien Laurent. La final se disputó en el Estadio Centenario y Uruguay derrotó a Argentina cuatro por dos.

Italia 1934

Bajo la sombra del dictador Benito Mussolini, fue el primer Mundial realizado en Europa e incrementó en tres cupos la participación, pasando de 13 a 16 las selecciones. Uruguay se negó a participar en represalia, pues Italia no había asistido cuatro años antes. Así se convirtió en la única selección en la historia en no asistir y defender el título.

Además de Italia, por estar clasificada de oficio, debutaron Alemania, Austria, Checoslovaquia, Egipto, España, Hungría, Países Bajos, Suecia y Suiza.

Inicialmente se tuvo que jugar una fase preliminar con 32 selecciones para determinar las 16 finalistas, que comenzaron jugando en octavos de final. El juego inaugural fue ganado por Italia a Estados Unidos con marcador de siete por uno.

Italia venció a Checoslovaquia dos goles por uno en el Estadio Nacional del Partido Nacional Fascista. Fue la primera final definida en la prórroga y Egipto se estrenó como el primer país africano en un Mundial.


Francia 1938

Marcada por aires de guerra, Francia recibió su primer Mundial, el segundo en suelo europeo y el tercero de la historia. Italia se convirtió en la primera selección en revalidad el título, tras vencer a Hungría cuatro por dos y permitir a Vittorio Pozzo revalidad el título azzurro y ser el primer y único director técnico en ganar dos Mundiales.

Fue la primera vez en la que el país organizador y el campeón defensor tenían su presencia asegurada. Se jugó un partido más en el calendario y asistieron tres selecciones menos con respecto a la edición anterior. Brasil fue el único representante suramericano, pues Argentina y Uruguay se negaron a participar en modo de protesta por repetir el evento en suelo europeo.

De las 16 selecciones participantes, 12 eran del viejo continente. Debutaron Cuba, Indias Orientales Neerlandesas (actual Indonesia), Noruega y Polonia.

El formato de juego fue el mismo que el utilizado en la pasada edición, con una fase de eliminación directa a partido único entre los 16 participantes. Esta fue la última vez que se utilizó. El partido por el tercer lugar entre Brasil y Suecia, ganado por la canariña 4-2, se jugó el mismo día y a la misma hora que la final.

Brasil 1950

La Segunda Guerra Mundial llenó de sangre a Europa y la Copa del Mundo tuvo que aplazarse durante 12 años, hasta que Brasil la acogió en 1950. Era el cuarto Mundial de la historia, el primero en suelo carioca y, así, la copa regresaba a Suramérica y no fue de manera metafórica sino real, pues Uruguay ganó su segundo torneo de la historia.

Fue el popular Mundial del Maracanazo, en el que la Celeste venció a Brasil dos tantos por uno en el mítico Estadio Maracaná y en el que, además, la copa fue renombrada Copa Jules Rimet, en homenaje a los 25 años de presidencia de la FIFA del francés. Juan Alberto Schiaffino y Alcides Ghiggia fueron los autores de los tantos que pusieron rodillas a Brasil.

Participaron 13 países, de los cuales seis eran europeos y siete americanos y debutó Inglaterra. Fue el primer Mundial en el que se utilizaron los dorsales y, en esta ocasión, era del 1 al 11, iniciando con el portero.

El formato de juego cambió con respecto a las ediciones anteriores. No hubo fase eliminatoria y los participantes, tomando en cuenta que se retiraron selecciones, quedaron en dos grupos de cuatro, uno de tres y el último sólo con dos selecciones. La fase final determinó una liga de todos contra todos en tres jornadas y, por primera vez, no se disputaba la final.

La derrota del Maracanazo fue tan fuerte para Brasil, que hasta esa edición utilizaron la camisa blanca y azul como local.


Suiza 1954

La Copa del Mundo regresó a Europa y contó con 16 selecciones. Fue el primer Mundial en el que Brasil lució la tradicional camisa verdeamarelha y en el que Alemania acudió con el nombre de “Alemania Federal” o “Alemania Occidental” lo hizo con éxito, al superar en la final a Hungría tres goles por dos y ganar su primer campeonato.

Fue la final conocida como El Milagro de Berna y en la que hubo la sombra del dopaje por parte de los teutones. Se estrenaron Corea del Sur, Escocia y Turquía.

En esta edición, volvió a cambiar el formato de clasificación y se estableció el sistema de puntos. Las selecciones se dividieron en cuatro grupos de cuatro, con las cabezas de serie Brasil, Uruguay, Hungría, Inglaterra, Italia, Austria, Francia y Turquía.

Por cada grupo quedaron dos cabezas de serie y se disputaron sólo dos por oncena en el grupo, pero enfrentando a un cabeza de serie contra un equipo que no lo era. La victoria fue premiada con dos puntos y el empate con uno.

Lee también: Los balones Adidas del Mundial: una exitosa alianza que data desde 1970

Las dos escuadras con más puntos, avanzaban a la siguiente fase, que inició en cuartos de final a partido único.

Fue el primer Mundial y la primera final que fueron transmitidas por televisión, mientras que Fritz Walter y Ottmar Walter de Alemania Occidental, fueron los primeros hermanos en ganar una Copa del Mundo.

Suecia 1958

Fue el torneo que marcó el nacimiento de unas leyendas de la historia del fútbol mundial: Pelé. El jugador brasileño de apenas 17 años es el más joven en ganar la competición y encaminó a la canariña a ganar la primera de sus tres Copas del Mundo con Brasil. Los suramericanos humillaron a Suecia cinco por dos, siendo la primera goleada en las finales del torneo.

También fue la primera copa de la Unión Soviética y por primera vez las cuatro selecciones del Reino Unido compitieron en la fase final: Inglaterra, Escocia, Irlanda del Norte y Gales, las últimas dos en su primer torneo. También fue el primer Mundial sin Italia y Uruguay como campeones del mundo en conjunto.

Suecia también se convirtió en el país que más sedes tuvo para albergar el evento, con nueve ciudades en total: Boras, Eskilstuna, Solna, Halmstad, Helsingborg, Malmo, Orebro, Sandviken y Vasteras. Además el francés Just Fontaine, implantó un récord que se mantiene hasta nuestros días, con 13 tantos en el torneo.

El triunfo de Brasil le permitió ser la primera y, hasta ahora, única selección no europea en imponerse en el viejo continente. Además es el primer campeón del mundo fuera de su continente, logro que repitió en 2002 en Corea y Japón, pero en Asia.


Chile 1962

Chile acogió su primer y único Mundial, que vio a la Brasil de Pelé ser el tercer bicampeón del mundo, luego de Italia y Uruguay. Fue la Copa del Mundo de la llamada Batalla de Santiago, el partido violento protagonizado por chilenos e italianos y que terminó con dos jugadores de la Azzurra expulsados.

El terremoto de Valdivia, ocurrido dos años antes, obligó a la reorganización de las sedes. Inicialmente serían ocho, pero terminaron siendo cuatro (Arica, Santiago, Viña del Mar y Rancagua).

Colombia se estrenaba en una Copa del Mundo y se mantuvo el formato de juego de la pasada edición, con cuatro grupos de cuatro en los que avanzaban los dos primeros a los cuartos de final.

Inglaterra 1966

El máximo torneo de selecciones del mundo regresó a Europa. Inglaterra fue la sede en la que, además, se instauró el partido inaugural oficial. Fue entre un empate sin goles entre Inglaterra y Uruguay y contó con la presencia de la Reina Isabel II.

Otra de las innovaciones fue que se trató del primer Mundial con una mascota. Fue Willie, un león que lucía con orgullo la bandera del Reino Unido.

En este certamen debutaron la Portugal del goleador Eusebio y Corea del Norte. El formato de juego volvió a ser el mismo, con 16 selecciones participantes y 32 juegos en total.

El evento fue boicoteado por la Confederación Africana de Fútbol, al estar en contra de que las selecciones africanas no tuvieran una plaza directa. Mediante un comunicado, fijaron su posición y las 15 selecciones decidieron no participar.

También será recordado por la polémica fina ganada por Inglaterra a Alemania Federal tres por dos en tiempo extra. Geoff Hurst es el único jugador en anotar tres tantos en una final, uno de ellos el más polémico al rebotar sobre la línea y ser convalidado para subir el marcador y, a la postre, darle la victoria a los ingleses ante su público en Wembley.


México 1970

Fue el Mundial de los grandes avances en torneo. Se iniciaron las transmisiones por televisión a color y repeticiones en cámara lenta, se introdujo el formato de sustitución de jugadores y las tarjetas amarilla y roja, para sancionar a los futbolistas y se mantuvo el formato de 16 selecciones y cuatro grupos de cuatro.

El  primer jugador que recibió una amarilla fue el soviético Kaji Asatiani, en el juego entre México y la Unión Soviética. Fue una Copa del Mundo que se recordará por el juego limpio, pues no hubo ningún jugador expulsado, mientras que África y Asia finalmente ganaron el derecho de un cupo fijo. En este torneo debutaron El Salvador, Israel y Marruecos.

Fue la primera Copa del Mundo con cuatro semifinalistas campeones: Alemania Federal, Italia, Brasil y Uruguay. También el Mundial del Partido del Siglo, la mítica semifinal entre Italia y Alemania Federal ganada por los italianos cuatro por tres en el tiempo extra.

Además quedó para la historia la consagración de Pelé con su tercer Mundial ganado y de un Brasil considerado como una de las mejores oncenas de todos los tiempos, al vencer a Italia cuatro por uno en la final.

Lee también: Este es el club de los jugadores que han estado presentes en cinco Mundiales

El triunfo le permitió a Brasil quedarse con la Copa Jules Rimet, al ser el ganador de tres ediciones y a Mário Zagallo ser el primer director técnico en ganar el torneo desde el banquillo y también como jugador (1958 y 1962).

México 1970 fue el inicio de los balones patrocinados por la marca alemana Adidas. Fue el mítico Telstar Durlast, un balón compuesto por 20 hexágonos blancos y 12 pentágonos negros, marcando para siempre el modelo básico de los esféricos.

Juanito fue la mascota encargada de animar el evento. Fue la segunda figura animada de la Copa del Mundo y el primer humano, pues era un niño vestido con la ropa típica mexicana, un sombrero y un balón al pie.

Alemania 1974

Continuaron los avances en la organización por parte de la FIFA. Aumentaron los partidos de 32 a 38 y cambió el sistema de la competición: se mantuvieron las 16 selecciones clasificadas, pero ahora en la segunda ronda se eliminaron los juegos directos y se establecieron dos grupos de cuatro selecciones. Los ganadores, pasaron a la final. Los perdedores, disputaron el duelo por el tercer lugar.

Fue un torneo en el que se midieron por primera vez la Alemania Democrática y la Alemania Federal. Australia, Haití y Zaire fueron las oncenas debutantes, mientras que el mundo conoció a “La Naranja Mecánica”, la oncena holandesa dirigida por el mítico Johan Cruyff y su Fútbol Total, un sistema que revolucionó el fútbol en el que todos atacaban y defendían.

Por su parte, el temple y la elegancia de Franz Beckenbauer llevaron a los teutones a la gloria.

Alemania 1974 también sirvió para el estreno del nuevo trofeo, que se mantiene hasta nuestros días. Fue desarrollado por el italiano Silvio Gazzaniga y consiste en una copa de oro macizo, con un peso de cinco kilos y una base de malaquita.

La historia se siguió escribiendo con la primera tarjeta roja, que fue para el chileno Carlos Caszely, quien tuvo que abandonar el encuentro entre su selección y la Alemania Federal. Además el árbitro español nacionalizado venezolano Vicente Llobregat, pitó el partido entre Italia y Haití. Fue el 15 de junio de 1974 y los transalpinos ganaron tres por uno.

El segundo jugador en ser expulsado y el primero por dopaje fue el haitiano Ernst Jean-Joseph en el partido contra Italia.


Argentina 1978

La Copa del Mundo regresó a Suramérica por primera vez desde 1962. Se jugó con el mismo formato del Mundial pasado y las selecciones debutantes fueron Irán y Túnez. Fue un torneo criticado por algunos especialistas, pues consideraban que la FIFA legitimaba al dictador Jorge Rafael Videla y se sumó la polémica de la victoria de la Albiceleste ante Perú de 6-0, para avanzar a la semifinal.

Brasil finalizó en el tercer lugar al vencer a Italia 2-1 y fue la primera selección en hacerlo sin perder un encuentro. Por su parte, “El Matador” Mario Kempes, se encargó de encaminar el triunfo argentino, al marcar el gol de la ventaja en el tiempo extra. Argentina venció a Países Bajos tres por uno y los holandeses fueron el primer país con dos finales perdidas en fila.

España 1982

España representó la gran oportunidad de la FIFA para ampliar la participación de las selecciones y lo hicieron, aumentando en seis los países participantes. Eso permitió que cinco selecciones debutaran en la Copa: Argelia, Camerún, Honduras, Kuwait y Nueva Zelanda.

Tuvo representación por primera vez de selecciones de las cinco confederaciones. Se jugó en 14 sedes y cambió el formato de competición, que sólo se disputó en esta edición. La fase de grupos constaba de seis grupos de cuatro equipos y tres partidos por selección.

Avanzaron a la siguiente ronda los dos primeros de cada grupo, que pasaron a la segunda ronda. Allí se emparejaron en cuatro grupos de tres selecciones, avanzando a la semifinal los ubicados en el primer lugar. Los ganadores, pasaron a la final que se disputó a partido único.

Fue el Mundial en el que Diego Armando Maradona debutó con Argentina y en el que Paolo Rossi se erigió como el máximo anotador para ganar el premio Bota de Oro, que se entregó por primera vez, y llevó a Italia al tricampeonato, un triunfo que le permitió al portero y capitán Dino Zoff ser el jugador de mayor edad en ganar la Copa con 40 años.

Destacó nuevamente el encuentro entre Italia y la Brasil de Zico, Tele Santana, Sócrates y Falcao, pero que tuvo enfrente a un Rossi que los derrotó con tres tantos. Además se definió por primera vez un partido por penales, cuando Alemania Federal superó a la Francia de Michel Platini.

También se registró la mayor goleada en el triunfo de Hungría a El Salvador de 10-1, mientras que el empate entre Alemania y Austria pactado para avanzar a segunda ronda, obligó a la FIFA a que la última jornada de la fase de grupos se disputara con horarios unificados a partir del Mundial México 1986.

España 82 también será recordado por la simpática mascota Naranjito, siendo la primera y única fruta en animar la competición luego de un animal o personas.


México 1986

México 86 representó el Mundial de la consagración de Diego Armando Maradona, con sus dos goles icónicos ante Inglaterra en los cuartos de final: La Mano de Dios y el Gol del Siglo. También la Copa del Mundo en la que los mexicanos mostraron al mundo la popular «ola» en las tribunas.

Se mantuvieron las 24 selecciones y los 52 partidos, pero se estrenó un nuevo formato de competición. La fase de grupos siguió con los seis grupos de cuatro equipos y tres partidos por selección, pero avanzaban a la siguiente ronda los dos primeros y los cuatro mejores terceros, lo que permitió incluir la ronda de los octavos de final en la segunda fase.

Argentina se impuso en la final ante Alemania Federal 3-2, para ganar su segundo Mundial. Por su parte, los teutones se unieron a Países Bajos (1974-1978) como las oncenas en perder dos finales consecutivas.

En este torneo, se estrenaron Canadá, Dinamarca e Irak y México fue el primer país en repetir como sede, luego del a edición de 1970.

Italia 1990

talia 90 será recordado como el Mundial de las Noches Mágicas, gracias a la canción Un’estate italiana interpretado por Gianna Nannini y Edoardo Bennato, considerado uno de los himnos del fútbol.

El país de la bota se preparó a lo grande para recibir el segundo Mundial de su historia, uniéndose a México como los únicos al repetir la sede. El evento se desarrolló en 12 estadios, dos de los cuales fueron construidos para la ocasión: Estadio San Nicola de Bari y el Delle Alpi de Torino.

No hubo cambios en el formato de la competición y debutaron Costa Rica, Emiratos Árabes Unidos e Irlanda. Así se unió a México (1970 y 1986) como los únicos países en repetir como sedes.

Roger Milla y su peculiar celebración bailando cerca de un banderín del saque de esquina, pasaron a la historia con un Camerún que avanzó por primera vez a los cuartos de final y que dieron la sorpresa al vencer a Argentina en el juego inaugural. En tanto, el portero italiano Walter Zenga, implantó el récord de imbatibilidad con 517 minutos.

También fue icónica la semifinal entre Italia y Argentina celebrada en Napoli, ciudad que se dividió entre la Azzurra y su amor por Diego Armando Maradona. La Albiceleste avanzó a la final en una sufrida tanda de penales, pero perdió por la mínima diferencia ante Alemania.

Así Franz Beckenbauer se convirtió en el segundo director técnico en ganar la copa desde el banquillo y como jugador (1974), uniéndose a Mário Zagallo (1958 y 1962 como jugador y en 1970 como técnico).

Fue un Mundial que marcó época en las transmisiones de televisión con los efectos 3D y el paquete gráfico, avanzados para la época, además de la mascota Ciao. Era una figura tridimensional con la bandera italiana y en la cabeza tenía un balón de fútbol.


Estados Unidos 1994

La edición 15 de la Copa del Mundo se celebró por primera vez en Estados Unidos y lo hizo con cambios en el formato de juego. Ahora se otorgarán tres puntos por victoria en lugar de dos, además de la decisión de prohibir al portero agarrar el balón con las manos tras un pase de un compañero de equipo.

Se estrenaron los nombres de los jugadores en los dorsales, para una mejor identificación. Fue la primera final en la historia que se decidió desde el punto penal y la segunda de la historia entre Brasil e Italia. La canariña ganó en la penales 3-2, en la recordada tanda en la que el Balón de Oro vigente, Roberto Baggio, falló al mandar el esférico por encima del travesaño.

El Mundial americano fue el último como jugador para Diego Armando Maradona, quien fue expulsado del torneo tras detectarle efedrina en un control antidopaje tras el partido ante Nigeria.

Además desde este torneo se instauró el Himno de la FIFA en la ceremonia previa a los encuentros. Roger Milla se convirtió en el jugador de mayor edad en disputar una Copa del Mundo con 42 años, mientras que el evento quedó manchado por el asesinato del defensor colombiano Andrés Escobar.

Fue el primer Mundial tras la caída del Muro de Berlín y la disolución de la Unión Soviética, razón por la que Rusia fue uno de los cuatro países en debutar, junto a Arabia Saudita, Nigeria y Nigeria. También fue el primer evento de Alemania como nación unificada y el primero desde 1938, en el que ninguna de las naciones del Reino Unido se clasificó: Inglaterra, Gales, Irlanda del Norte o Escocia.

Francia 1998

El Mundial volvió a cambiar su formato de juego, con la inclusión de 12 selecciones más lo que permitió una fase de grupos de ocho grupos con cuatro selecciones. Avanzaron a los octavos de final las dos mejores clasificadas y en la segunda fase del torneo se mantuvieron los juegos de eliminación directa.

Francia fue la sede de un torneo por primera vez en 60 años y se convirtió en el tercer país en albergar un Mundial en par de ocasiones, luego de México (1970 y 1986) e Italia (1934 y 1090). Destacó el tercer lugar alcanzado por Croacia, en lo que fue su primera participación luego de la separación de Yugoslavia.  A los croatas se le sumaron tres naciones debutantes: Jamaica, Japón y Sudáfrica.

Entró en vigencia la regla del Gol de Oro y se estrenó el 28 de junio, cuando Laurent Blanc anotó en el minuto 114 para que Francia derrotara a Paraguay en los octavos de final.

Fue la final en la que los galos ganaron su primer título de la mano de Zinedine Zidane, goleando al poderoso Brasil de Ronaldo tres por cero.


Corea y Japón 2002

Fue el primer Mundial del siglo XXI, el primero en el continente asiático, el primero que se organizó entre dos países y el que contó con la mayor cantidad de sedes: 20 ciudades albergaron el evento, a razón de 10 por cada país.

Corea y Japón fue el primer Mundial en el Francia como campeón defensor quedó eliminado en la fase de grupos y con la peor actuación, al obtener tan sólo un punto, al tiempo que Argentina también se quedó en la primera fase del torneo. Los galos perdieron el partido inaugural ante el debutante Senegal, que contaba con 21 de los 23 jugadores con experiencia en la liga francesa.

También en el que se anotaron tres Gol de Oro. Dos fueron en octavos de final (Senegal 2-1 Suecia  y Corea del Sur 2-1 Italia) y otro en cuartos de final (Turquía 1-0 Senegal). Fue el último torneo en el que se utilizó esta definición.

Además es recordado por las polémicas arbitrales en los duelos de Italia (octavos de final) y España (cuartos de final), ambos frente a Corea del Sur. También debutaron China, Ecuador y Eslovenia.

Ronaldo se redimió y con un doblete le dio a Brasil su quinta Copa del Mundo. La canariña es la única selección en ganar en el continente asiático.

La mascota rompió esquemas al tratarse de tres extraterrestres conocidos como Ato, Kaz y Nik, Los Spheriks.

Alemania 2006

Alemania volvió a recibir un Mundial, luego de la experiencia de 1974. Se unió a México (1970 y 1986), Italia (1934 y 1990) y Francia (1938 y 1998) en repetir como sede. Fue la segunda final en la historia en decidirse desde el punto penal y en ambas estuvo Italia y también la del recordado cabezazo de Zinedine Zidane a Marco Materazzi, que acabó con la expulsión del astro francés.

Debutaron Angola, Costa de Marfil, Ghana, Trinidad y Tobago, Ucrania, República Checa, Serbia y Montenegro, estas dos últimas luego de las separaciones de Checoslovaquia y Yugoslavia.

Fue el primer Mundial para Lionel Messi con Argentina y Cristiano Ronaldo con Portugal y la Copa del Mundo en la que Italia disputó ante Alemania otra semifinal de ensueño, que finalizó nuevamente con victoria italiana con tantos sobre el final de la prórroga de Fabio Grosso y Alessandro Del Piero.


Sudáfrica 2010

La FIFA volvió a romper paradigmas con el primer Mundial celebrado en Sudáfrica y que tuvo a Nelson Mandela como principal promotor y como mascota a un leopardo de pelo verde y con los colores de la bandera de Sudáfrica. Fue el primer Mundial en el que el campeón defensor no clasificó de oficio, razón por la que Italia tuvo que jugar la eliminatoria y sudar el billete. Sin embargo, los tetracampeones mundiales quedaron eliminados en la fase de grupos, uniéndose a Francia (2002) como los campeones que se han marchado en la primera fase del torneo.

Fue el único Mundial de Diego Armando Maradona como director técnico de Argentina y en el que España finalmente besó la gloria, gracias al gol en tiempo extra de Andrés Iniesta que le dio el título a los dirigidos por Vicente Del Bosque. También se recuerda como el torneo de las ensordecedoras vuvuzelas y del Pulpo Paul.

Sólo hubo dos selecciones debutantes como Eslovaquia y Serbia, luego de las separaciones de Checoslovaquia y Yugoslavia primero y Serbia y Montenegro, posteriormente. Además regresaron selecciones que no participaban desde larga data: Corea del Norte (1966), Honduras (1982), Nueva Zelanda (1982), Argelia (1986), Grecia (1994) y Chile (1998).

Brasil 2014

La vigésima edición de la Copa del Mundo se jugó en Brasil, por primera vez desde 1950. El torneo volvió a Suramérica, luego de la edición de Argentina 1978 y ocho ediciones. El país carioca se unió a México (1970 y 1986), Italia (1934 y 1990), Francia (1938 y 1998) y Alemana (1974 y 2006) en repetir como sede.

Fue el Mundial del famoso 7-1 de Alemania a Brasil y del mordisco de Luis Suárez a Giorgio Chiellini. La única selección en debutar fue Bosnia y Herzegovina y se introdujo la tecnología para detectar los goles fantasmas como la gran novedad.

Se trató del sistema de detección automática de goles (DAG), conocido también como el balón inteligente, para determinar si el balón había cruzado o no la línea de gol. La señal era transmitida por un sistema que contaba con 12 antenas en el campo y enviaba la señal de gol válido a una pulsera que utilizaba el árbitro principal.

El primer gol convalidado por el sistema fue para Karim Benzema, en el juego del grupo E de la fase de grupos entre Francia y Honduras. Fue el 15 de junio y en la jugada, el portero Noel Valladares no pudo controlar el rebote del balón y terminó dentro de la arquería.

Otro aspecto relevante fue que se transmitió por televisión por primera vez en alta resolución 4K y no se puede quedar por fuera el récord de goles de Miroslav Klose. El alemán marcó en el 7-1 ante Brasil y con Ronaldo en las tribunas, para destronarlo y pasar a ser el máximo goleador en la historia del Mundial con 16 tantos.

Alemania se volvió a enfrentar a Argentina en una final, siendo la más repetida en la historia (México 1986, Italia 1990) junto a Brasil e Italia (México 1970 y Estados Unidos 1994). El triunfo de los teutones, le dio el cuarto título y se convirtió en la primera selección europea en ganar un Mundial en América.


Rusia 2018

La edición 21 de los Mundiales se celebró por primera vez en Rusia, torneo que celebró en Europa por undécima ocasión y la primera en Europa Oriental y Asia, por la ubicación de la sede de Ekaterimburgo.

El formato mantuvo con 32 selecciones y en este torneo se estrenó el VAR, un sistema más avanzado y actualizado que en Brasil 2014, para detectar los goles fantasmas y se convalidaron dos: uno del colombiano Juan Fernando Quintero y un autogol del australiano Aziz Behich en favor de Francia.

Fue el primer Mundial sin Italia desde 1958, además de las ausencias de Países Bajos, Chile y Estados Unidos. Por su parte, regresaron al Mundial las selecciones de Perú (1982), Egipto (1990), Marruecos (1998) y Senegal (2002). Las debutantes fueron Islandia y Panamá.

Francia venció a Croacia cuatro por dos y ganó el Mundial 20 años después del primero. El director técnico Didier Deschamps se convirtió en el tercer estratega que alza el trofeo primero como jugador y luego como seleccionador, tras ser el capitán en la final del 1998. Los otros fueron Mário Zagallo (1958 y 1962 como jugador y en 1970 como técnico) y Franz Beckenbauer (1974 como jugador y 1990 como técnico).

Qatar 2022

La vigésima segunda edición del Mundial es la última con el formato de 32 selecciones, pues se extenderá a 48 a partir de la edición de 2026, que será la primera en jugarse en tres países: Estados Unidos, México y Canadá.

Será un torneo novedoso, pues es la tercera ocasión en la que se jugará en el continente asiático, luego de la edición de Corea y Japón 2002 y la de Rusia 2018, a pesar de que sólo tenía la sede de Ekaterimburgo. De igual forma, es la primera vez que se juega en Oriente Medio y en una nación árabe y de mayoría musulmana.

También es el primer Mundial que se jugará fuera de su fecha habitual (junio-julio), debido a las altas temperaturas en esos meses, razón por la que será entre noviembre y diciembre.

El único país debutante es Qatar, clasificado de oficio por ser sede, mientras que Italia volvió a ausentarse, siendo la primera vez que un campeón del mundo falta a dos citas consecutivas.

La mascota es La’eeb, que en árabe “jugador habilidoso”. Procedente del metaverso de las mascotas, un universo paralelo que no se puede describir con palabras y cada uno puedo imaginar como quiera. La’eeb anima a todos a creer en sí mismos.

Por primera vez la mascota va asociada a la vestimenta, pues es un turbante de color blanco animado en forma infantil.

El Mundial Qatar 2022 vivirá una fase de grupos pareja

Tony Cittadino (Mallorca).- La cartas están echadas. Este viernes se realizó el sorteo de la fase de grupos del Mundial Qatar 2022, que dejó grupos parejos y enfrentamientos interesantes como España ante Alemania, Argentina contra Polonia y Portugal frente a Uruguay.

El evento se realizó en el Centro de Exposiciones y Congresos de Doha y contó con dos mil espectadores. La presentación estuvo a cargo del actor Idris Elba y la presentadora deportiva Reshmin Chowdhury.

Lee también: La’eeb fue presentada como la mascota oficial del Mundial

Los encargados de sacar las bolas de los bombos fueron ex jugadores y técnicos de la talla de Cafu (Brasil), Lothar Matthäus (Alemania), Adel Ahmed MalAllah (Catar), Ali Daei (RI de Irán), Bora Milutinović (Serbia/México), Jay-Jay Okocha (Nigeria), Rabah Madjer (Argelia) y Tim Cahill (Australia).


El grupo A quedó integrado por el anfitrión Qatar, además de  Ecuador, Senegal y Países Bajos, que regresa a la Copa del Mundo tras su ausencia en 2018. El grupo B quedó conformado por Inglaterra, Irán, Estados Unidos y el ganador de la repesca entre Gales y Ucrania o Escocia, que se disputará en junio.

El grupo C es uno de los más parejos y quedó liderado por Argentina, que se volverá a medir a México. El grupo de Lionel Messi y compañía también retará a Arabia Saudita y a la Polonia de Robert Lewandowski.

Por su parte, el campeón defensor, Francia, jugará en el grupo D ante el ganador de la repesca entre Perú y Australia o Emiratos Árabes, además Dinamarca, al que enfrentó en 2018, y Túnez.

Otro de los grupos parejos que ofrecerá un duelo interesante es el E. Allí quedaron juntos España y Alemania, que reeditarán la semifinal de Sudáfrica 2010 en la que la Roja terminó siendo campeón. También se encuentra la selección de Japón de Take Kubo y el ganador de la repesca entre Nueva Zelanda y Costa Rica.

El grupo F será peleado por Bélgica y Croacia, quienes chocarán con Canadá y Marruecos, mientras que Brasil, Suiza y Serbia se vuelven a medir luego de la edición de Rusia 2018. El grupo lo completa Camerún.


El último grupo es el H, liderado por Portugal. Cristiano Ronaldo y compañía jugarán contra Uruguay, reeditando los octavos de final de 2018 en la que los charrúas ganaron 2-1. Ghana y Corea del Sur también dirán presente.

La FIFA informó que el calendario definitivo sólo se conocerá una vez que se haya asignado un estadio y un horario a los encuentros de cada una de las jornadas. El Mundial se disputará entre el 21 de noviembre y el 18 de diciembre de 2022. La fase de grupos durará 12 días, en los que se jugarán 4 encuentros por jornada.

La Vinotinto cayó derrotada frente a una gran Uruguay

Kike Dos Santos (Caracas).- Este martes la selección nacional de fútbol de Uruguay venció 4-1 a la Vinotinto, la selección venezolana. En el Estadio Centenario de Montevideo, Venezuela completó la primera derrota en la era Pekerman. Mientras, Diego Alonso debutó con victoria en suelo charrúa luego de la victoria de visita frente a Paraguay.

La Vinotinto mostró una cara totalmente distinta a la vista el día viernes frente a Bolivia en Barinas, desde el inicio se demostró con el gol antes del primer minuto del encuentro marcado por Rodrigo Bentancur, el volante del Tottenham Hotspur. El mediocampista uruguayo mandó a guardar una volea desde el borde del área después de que la pelota quedara muerta frente a la portería de Wuilker Fariñez.

La selección uruguaya mostró una entrega física muy superior a Venezuela que provino desde la intención de llevarse la victoria y los tres puntos tan deseados para la clasificación al Mundial por parte de la selección oriental. El segundo gol llegó  por el sector derecho del ataque charrúa, con un jugadón del joven del Alavés, Facundo Pellistri. El extremo ficha del Manchester United se infiltró por el lado de Óscar González y dejó un pase atrás para que Giorgian De Arrascaeta solo tuviera que empujar el balón para el segundo uruguayo al minuto 23.

Y para finalizar un primer tiempo para el olvido, Edinson Cavani marcó el tercero justo antes de irse al entretiempo con una chilena luego de que el balón dejara batido a Fariñez por una serie de rebotes y malos posicionamientos defensivos.

Lee también: Magallanes clasificó a la semifinal gracias a Ángel Reyes. 

En el segundo tiempo, ingresaron Jhon Murillo y Josef Martínez, y gracias a la entrada del delantero del Atlanta United, Venezuela pudo demostrar mejor fútbol. Debido a esto, Salomón Rondón se notó con mayor libertad en el frente de ataque por la presencia de Jose con los centrales celestes. A pesar de ello, al minuto 48 Facundo Pellistri se metió hasta el final del área criolla y le cometieron penal. El principal brasileño, Bruno Arleu, decretó penalti después de revisarlo en el VAR.

El penalti que efectuó Luis Suárez, lo detuvo el portero Fariñez, sin embargo este se repitió por una supuesta invasión en el área por parte de los defensas venezolanos al momento de patear el delantero del Atlético de Madrid. Al repetirse el tiro desde el manchón penal, Luis Suárez marcó el cuarto para Uruguay.

Al 65, Josef Martínez marcó el descuento para la Vinotinto frente al portero Rochet, luego de un rechace con la cabeza de Salomón Rondón y que Martínez  supo aprovechar en velocidad frente a José María Giménez.

 

En este momento, Venezuela sigue último con 10 puntos, y enfrentará en las últimas dos fechas a Argentina y Colombia. Por su parte, el combinado charrúa completó seis puntos en esta fecha y enfrentará a Perú y a Chile.

 

Foto: SeleVinotinto

Colombia avanzó a semis por la vía de los penales

Colombia

CONMEBOL.- Colombia venció a Uruguay en definición por penales 4-2, tras empate 0-0, y se convirtió en semifinalista de la Copa América 2021 este sábado en el estadio Mané Garrincha, en Brasilia.

Duvan Zapata, Davinson Sánchez, Yerry Mina y Miguel Borja acertaron para Colombia desde los 12 pasos.

Su portero, David Ospina, les atajó los disparon a los charrúas José María Giménez y a Matías Viña, sellando la victoria. Edinson Cavani y Luis Suárez anotaron para Uruguay sus remates.

La Celeste deja nuevamente en cuartos de final y eliminado en penales la Copa América, al igual que hace dos años cuando perdió en la tanda desde los doce pasos con Perú.

Colombia se cruzará el martes con el vencedor del encuentro entre Argentina y Ecuador, que cerraban a continuación en Goiania los cuartos de final del torneo.

La otra semifinal la jugarán Perú y Brasil, que derrotaron a Paraguay y Chile, respectivamente.

Lee también: Argentina goleó a Ecuador y pasó a semis

Números que dejó el partido

  • Segunda vez que Uruguay y Colombia se cruzan en los cuartos de final de la CONMEBOL Copa América y segunda vez que el partido termina igualado en el tiempo regular. El anterior fue la edición de 1993 y también fue Colombia el equipo que avanzó de ronda por penales.
  • Al frente de la selección uruguaya, Óscar Washington Tabárez enfrentó 13 veces a Colombia y solo perdió en dos ocasiones (7V 4E): por eliminatorias en 2012 (0-4) y en los octavos de final de la FIFA Copa del Mundo 2014 (0-2).
  • El de esta noche fue el partido número 12 entre Uruguay y Colombia por la CONMEBOL Copa América, en los once anteriores no se registraron empates cero a cero.
  • Uruguay remató seis veces en el segundo tiempo ante Colombia y solo una en la primera etapa. El equipo de Tabárez promedia 8.8 remates en los segundos tiempos y es el equipo que más patea en la parte complementaria de la CONMEBOL Copa América 2021 junto a Paraguay.
  • Yerry Mina realizó seis despejes de cabeza ante Uruguay, el segundo máximo para un futbolista en la actual CONMEBOL Copa América (F. Sierralta, de Chile, hizo 9 ante Uruguay). Además, Mina es el futbolista que el más pelotas de cabeza despejó en total en la actual edición de la Copa (14).
  • David Ospina llegó a los 112 partidos y se convirtió en el futbolista con más partidos en la selección colombiana superando a Carlos “El Pibe” Valderrama (111). El arquero debutó en la Mayor en 2007 frente a, curiosamente, Uruguay, mismo rival con el que alcanza el récord.

Foto: CONMEBOL